Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 15 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 15 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

La importancia de envejecer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La importancia de envejecer

Mensaje  Don Sapo el Miér Ene 28, 2009 3:21 pm


Nacemos ignorantes de dónde estamos, por qué y para qué. Por lo cual ni siquiera sabemos cómo orientar nuestras vidas o en qué abocar nuestros esfuerzos.

Así, junto con las inseguridades lógicas que surgen por el desconocimiento o ignorancia, comprendemos que debemos ejercitarnos en descubrir y explorar al máximo a nuestras capacidades y habilidades, para poder lograr lo más rápida y fácilmente a aquellas cosas que debamos afrontar en el futuro.


Poco a poco, a medida que crecemos, vamos tomando más seguridad en nosotros mismos, sobre todo de nuestras experiencias vivenciales. Sentimos que podemos muchísimo cuando nos comparamos con la falta de agilidad o lentitud de los mayores, como con la impericia e ignorancia de los más pequeños. Así, es como si tuviéramos de estímulo y acicate a la pregunta ¿Qué no podremos lograr de grandes, cuando ya sepamos como los adultos, sin perder la agilidad y velocidad de la juventud?

¡Gran trampa psicológica! que nos inclina a soberbia, menospreciando (por no comprender) a las limitaciones de los demás.




Así, en la adolescencia comienza la exagerada autosuficiencia que sólo irá menguando ante la frustración vivencial de ir corroborando cuán limitados estamos, a pesar de estar (o sentir que lo estamos) al máximo de nuestras capacidades, pues ¡siempre falta algo más! para poder lograr lo que anhelamos.

Solemos decirnos: Obviamente, debe de haber alguna clave que casi nadie descubre y, por eso, suelen tener vidas tan mediocres. A mí no me pasará, la descubriré.

O también, creernos lo que se nos vende masivamente como medios para ser felices (tener cosas, fama o poder socio político), orientando entonces el grueso de nuestros esfuerzos tras metas erróneas.

Así pasamos los años más productivos de nuestras vidas buscando obtener lo que “nos parece” que es la clave de una vida plena o, mejor aún: Feliz. No somos del todo conscientes de las necesidades espirituales que, en muy pocas personas, llegan a ser imperiosos mandatos. Las menospreciamos como si la vida fuese sólo el “aquí y ahora”, como que también “siempre habrá un mañana”.

Pero cuando comenzamos a perder energía, agilidad, vitalidad y aparecen los primeros achaques corporales (sobre todo la pérdida de la apariencia física impecable), comenzamos a darnos cuenta de que es como si tuviéramos baterías que se están desgastando y que el tiempo de vida no es todo de “plenitud”. Surge la alarma de ¿Qué me espera “mañana”? o ¿Qué será de mí?
Al principio de esta etapa, la mayoría busca negar la realidad, esforzándose por recuperar la plenitud y juventud. Muchos se quedan anclados por años en demorar el proceso, en lugar de comprenderlo y sacar provecho del mismo.

Y aquí sí, entro de lleno en el tema de la importancia de envejecer.

El primer síntoma o señal de envejecimiento, es la pérdida en intensidad de alguna capacidad, sea memoria, agilidad, velocidad, dolores de alguna clase, o simplemente detalles estéticos del cuerpo, como la típica panza o sobrepeso, cuando no se trata de algunas arrugas o canas.

Cuando estos síntomas comienzan a ser constantes indisimulables, hay quienes prefieren auto engañarse “como hacen todos” para continuar ignorándolos, pero hay otros que toman conciencia cabal de que es una especie de advertencia de que “el tiempo pasa”, que nos queda menos hasta la inevitable muerte y, pocos, se preguntan: ¿con qué sentido viví? ¿Para cumplir con la razón de mi ser en este plano? ¿O sólo para continuar tratando de pasarlo lo mejor posible?

Ciertamente que la vida en sí misma es un camino que transitamos desde el útero hasta la tumba. La pregunta es ¿Por qué nacimos? ¿Cuál es el sentido de vivir? Si es un viaje a la tumba ¿Qué sentido tiene que “viajemos”? ¿Por qué no abreviarlo matándonos y ya?


Es muy difícil hallar respuestas sensatas y coherentes a estos profundos y conocidísimos planteos filosófico-religiosos existenciales. La inmensa mayoría de las personas prefiere darse por satisfecha con las respuestas más cómodas que pudo hallar, en lugar de insistir hasta quedar plenamente satisfechas. Por esta razón hay tanta confusión y parece imposible hallar una verdaderamente completa y satisfactoria. Demasiadas personas lucran con las necesidades de los demás, sobre todo teniendo claro que son CÓMODAS para ahondar hasta la verdad real y, sobre todo, COBARDES para cambiar muchos hábitos y costumbres.

Pero el deterioro físico, cada vez mayor, nos obliga a vivir replanteándonos cada vez más las cosas a las cuales dar prioridad, a la vez que tener paciencia y un mayor grado de comprensión, no sólo para con nosotros mismos, sino también para con los demás, ya que pasan por lo que hemos pasado o lo que dentro de cierto tiempo también nos puede tocar a nosotros mismos.

Claro que, para muchos, ya es bastante tarde como para redireccionar a sus propias vidas de un modo más ético y altruista. La fuerza de los hábitos, costumbres, estructuras y prejuicios, se han anquilosado y osificado como de cartílagos a huesos sólidos. ¿Cómo romper con eso sin sufrir demasiado? Mejor continuar tolerando la incomodidad de la conciencia y espíritu, antes que padecer todo lo que implica “comenzar de nuevo” desde lo psicológico y emocional, ya que implica demoler para construir un edificio nuevo. Casi todos prefieren parchar, enmendar detalles estilo “provisoriamente definitivo”; la chapucería psicológica e interior.

La verdadera clave de saber envejecer, está en darse cuenta del “aviso” que significa: “Atento, que queda menos tiempo para tus objetivos internos, para tu verdadera razón de ser en esta vida”.

Si no tuviéramos esta clase de aviso por envejecer, todos menospreciaríamos al tiempo de vida que nos queda. Actuaríamos postergando para “otro día” lo más importante de nuestras vidas, por la certeza de que “en cualquier momento” podré ponerme de lleno a eso.


Al saber que envejecemos, gracias al temor de que en cualquier momento podemos quedar muchísimo más limitados y teniendo claro que cada vez es más notorio el deterioro o limitaciones físicas y mentales, es que muchos (pocos en porcentaje total de la humanidad) deciden realizar un análisis interno más profundo con balance retrospectivo de qué se ha logrado y cuánto falta, o qué, para poder llegar a la tumba con la satisfacción de, al menos, haber sido conscientes de sus posibilidades y haberlo intentado. No con el temor o angustia de dejar asuntos pendientes, inconclusos o, peor aún, de una vida desperdiciada en la autocomplacencia. Sino la de haber sido un eficiente engranaje en el conjunto de la bio maquinaria del universo, del planeta, o de la especie humana.

En conclusión, gracias a los síntomas de la vejez, no vivimos de modo desenfrenado y despótico. Porque nos recuerda que tenemos límites físicos y de tiempo, para intentar aprovecharlos al máximo que nos resulte posible, en lugar de despilfarrarlos estúpidamente.


Última edición por Don Sapo el Vie Ene 30, 2009 12:20 am, editado 1 vez
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La importancia de envejecer

Mensaje  Gwendoline Welden el Jue Ene 29, 2009 6:17 pm

Qué bien que te quedó!!Aplauso

Yo también caí en esa trampa psicológica...
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.