Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Energía ambiente ¿La alteras o te altera?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Energía ambiente ¿La alteras o te altera?

Mensaje  Don Sapo el Miér Mar 18, 2009 4:44 pm



Sé que casi toda persona coincidirá conmigo si afirmo que el ánimo predominante a nuestro alrededor es como contagioso, ya que cuanto más fuerte sea, es más fácil que lo sintamos nosotros igual que los demás, o muy similar.

En lo que es difícil llegar a un acuerdo es en el proceso. En qué es lo que nos altera el ánimo, ya que los psicólogos dan por obvio que es una cuestión puramente psicológica más bien inconsciente del instinto social que nos obliga a ser “parte de la manada”.

El punto de discrepancia reside en un detalle que no suele tenerse en cuenta: La energía, las ondas de vibración que emiten tanto la mente como las emociones y que dan lugar al fenómeno que se denomina telepatía.

El fenómeno de psicosis colectiva, por ejemplo cuando se grita “¡fuego!” en un edificio lleno de gente, que produce una estampida a la que muy pocas personas logran mantener la serenidad y lucidez, también se produce con otras emociones y pensamientos en espectáculos masivos, sean artísticos, deportivos e incluso religiosos.

Uno puede toparse con una multitud pletórica o radiante de un ánimo (mentalidad y emociones) determinado y no contagiarse. Pero la pregunta es ¿eres consciente de cuánto te predispone al mismo ánimo, por más que los sentidos físicos no la hayan percibido o la mente se resista?



El factor mental

Si bien en esto la mente juega un rol muy preponderante en el proceso de identificación o rechazo, lo importante es notar qué sucede cuando el tema nos resulta por completo ajeno, no lo percibimos con los sentidos, pero “algo” nos cambia el ánimo haciendo que busquemos con los sentidos físicos al origen de lo que nos produce la sensación que está emanando alguien, más bien un grupo. Por ejemplo cuando estamos en un transporte público y hay en el mismo varios miembros o hinchas de un equipo deportivo que acaba de ganar un partido importante para ellos, pero no para nosotros. No le damos mayor importancia, pero “algo” nos lleva a sentir cierta emoción similar a “compartir la alegría”, especialmente si no están haciendo bulla y pareen calmados. O cuando percibimos la felicidad de un niño al recibir algo que ansía mucho, como una simple golosina.

Por cuestiones de esquemas mentales impuestos, casi siempre damos por obvio que, si sucedió a espaldas nuestras o lejos de nuestra vista, debemos haber oído algo que nos permitió percibir y detonar el ánimo. Lo cual no siempre es así. Lo que hemos percibido es a la energía que irradian telepáticamente y del mismo modo captado para prestarle atención y, recién entonces, decidir si nos identificamos, dejándonos embargar por lo que emiten y reforzándolo con la nuestra, o activar las defensas de rechazo con ánimo contrapuesto.

Claro que todo esto no acontece a todas las personas, ya que la sensibilidad a la percepción de energía es muy variable de uno a otro individuo, como el tono de voz de las cuerdas vocales. Sin embargo, a pesar de que es un proceso casi siempre inconsciente, la inmensa mayoría de las personas no es inmune a percibirlas, sobre todo cuando es parte interesada o le detona asociaciones psicológicas o emocionales de vivencias propias.

Más bien diría que en este caso la pregunta debiera ser: Lo que nuestra mente percibe del entorno ¿es lo que nos hace buscar asociaciones que permitan la identificación o a la inversa? Es decir que por percibir una emoción determinada, nuestro inconsciente busca la razón para JUSTIFICAR la energía que percibió y está comenzando a irradiar.

En este punto pondré ejemplos que para mí son muy claros u obvios. Nunca me gustaron las grandes concentraciones de personas, me incomodan y alteran el sistema nervioso agotándome; razón por la cual trato de escapar y ni acercarme siquiera donde haya multitudes o aglomeraciones. Sin embargo, con frecuencia me ha pasado de percibir en mi ánimo cambios repentinos y, al poco tiempo después, poder corroborar que relativamente cerca hay un grupo de personas que están irradiando una energía de las mismas características, sea un grupo que protesta en manifestación de repudio, o que emana alegría.

Habrá quienes aseveren que mi inconsciente pudo percibir y reconocer detalles para determinar si eran de alegría o enojo. A esas personas les diré que lo analicé en muchas ocasiones, al trabajar en oficinas donde no se podía ver la calle ni oír más que sonidos muy fuertes como bocinazos y similares. El parecido que existe en el ruido que llega de manifestaciones de protestas, con el de los hinchas que están muy alegres pero congestionan al tránsito, suele ser tan parecido que sólo por el ánimo que me embargaba (y también lo que notaba en el resto del personal como ánimo) podía terminar de darme cuenta si la bulla era por alegría o disconformidad de un grupo social determinado.

Otro ejemplo, es el de comenzar a sentir la emoción de que me está por suceder algo que me importa mucho mientras estoy desplazándome por el tránsito y, a las pocas cuadras, notar que se está concentrando gente para ingresar a una cancha de fútbol para un espectáculo de relativa importancia, a veces musical. Nadie mencionó nada y yo no era consciente de que estaba cerca del estadio (ni siquiera que pasaría cerca) donde habría un evento en horario próximo. Pero PERCIBÍ la energía que irradiaban los demás y comencé a sentirla como propia, lo cual me hizo prestar atención al POR QUÉ había comenzado a sentir eso que no tenía relación con mi momento y expectativas de circunstancias.




El problema de la esquematización

Obviamente: La mayoría de las personas ha aprendido a no estar atenta a su propio interior, como también a no prestar atención a las circunstancias que le rodean, salvo que sean alevosas. Puede haber un principio de incendio a pocos centímetros de una persona sentada que, si huele el humo, lo atribuirá a otras posibilidades y no reaccionará hasta que la situación se vuelva muy evidente. Lo mismo acontece con las energías telepáticas, la inmensa mayoría de las personas aprendió a negarlas o no prestarles atención, hasta que las mismas sean tan potentes que parecen tener una reacción exagerada de “contagio” o “rechazo”, según circunstancias.

Sin embargo, en el extremo opuesto, estamos las personas que tenemos la costumbre de “saludar” a cualquier edificio o ambiente antes de ingresar al mismo, para percibir qué clase de energía irradia y prepararnos para estar en la misma.

¿Nunca te ha pasado de detenerte un instante a observar el edificio al que estás por ingresar y percibir un “algo” que te anticipa cómo es el ánimo predominante en su interior?

Si bien por lo general se atribuye a que siempre hay señales perceptibles a los sentidos físicos, como prolijidad o desprolijidad, sonidos que llegan desde el interior, etc. con frecuencia podemos ingresar a una mansión impecable donde se percibe claramente una “densidad” en el aire como si pudiera ser cortado con un cuchillo ¡A pesar de no haber ninguna señal perceptible en tal sentido!

Estas sensaciones que no siempre son claramente perceptibles, ni por todos, son precisamente los residuos de emanaciones telepáticas de los seres que predominan en el lugar e impregnan con su energía hasta a las paredes y demás objetos, creando un aura específica que algunos la pueden percibir como una nube de humo densa si es negativa; o como una luminosidad o fosforescencia si es positiva.
(Sigue abajo)

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Energía ambiente ¿La alteras o te altera?

Mensaje  Don Sapo el Miér Mar 18, 2009 4:59 pm



La constante interacción energética

Ahora bien, cuando titulé con la pregunta de si tú alteras a la energía ambiente o ésta te altera a ti, tengo que reconocer que fue una pregunta capciosa, ya que la interrelación es constante entre lo que percibimos y lo que emanamos. Somos nosotros quienes, casi siempre de modo inconsciente, decidimos hasta qué punto intentaremos contrarrestarla o reforzarla por afinidad o rechazo.

Pero… Si hice la pregunta de ese modo, más que nada es para ayudar a que éste sea un proceso más consciente de que nuestros ánimos no dependen siempre o en exclusiva de nuestra propia actitud ante la vida o circunstancias, sino que suelen estar influidos por el entorno como, también, nosotros influimos en la energía del entorno (de los demás); por lo cual una actitud positiva y altruista puede ser más fuerte, o colaborar mucho, a que cambie un ambiente negativo o denso.

En esto, el factor psicológico de los individuos es muy fuerte; pero si no se tiene claro cuánto influye la energía, puede resultar imposible cambiar el ánimo de los demás puramente basados en lo psicológico. Sobre todo, si lo que irradia el ambiente y demás también es negativo o contraproducente. De allí la importancia de “sacar a tomar aire” a alguien que está en un ámbito ya muy cargado de energía densa.


Factores que influyen

Fíjense hasta qué punto influye la energía de un ámbito, que las prisiones y hospitales por lo general resultan nefastos para lograr recuperaciones, ya que las paredes y objetos están saturados de energías contrarias a un cambio positivo. Detalle en el cual, la ventilación, luz solar como también la personalidad y conducta del personal responsable son factores claves para poder contrarrestar a esta energía que irradian los recién llegados y se retroalimenta con los demás internos.

Todo esto, no es más que la punta del témpano de la influencia energética de la sociedad en los demás individuos.



Analicemos la crisis económica y el ánimo generalizado en lo social.

El batir de alas de una mariposa, puede ocasionar un tornado en el otro extremo del planeta.

La energía que irradian los que padecen, poco a poco es como una nube tóxica que, cuanto más masivo el fenómeno, más rápidamente crece y se expande por el planeta entero, reforzado en lo psicológico de los TEMORES a ser también víctima de las circunstancias generales, con prevenciones excesivas que, si bien en apariencia son actitudes “inteligentes” para quienes intentan ser previsores, en realidad están acentuando el temor masivo con tal conducta y acelerando el proceso en los demás que, también, hará que la situación se vuelva más álgida para ellos.

Actualmente percibo de modo nítido cómo en el planeta entero hay una especie de grito social reclamando coherencia que permita llevar formas de vida dignas.

Demasiadas personas se sienten, porque lo están, en callejones sin salida. Sin expectativas de una posible vida razonable a futuro.

Demasiadas personas están obligadas a trabajar sólo para sobrevivir, dejando de lado sus legítimas necesidades interiores.

Demasiadas personas están avasalladas por sentimientos de impotencia y frustración tales que las empujan a situaciones límites y aberrantes.

El conjunto de lo que estas personas emanan en energía telepática es APABULLANTE. Es lo que está creando una psicosis planetaria cada vez más fuerte.

La humanidad entera, como una olla a presión con la válvula cerrada casi por completo, está a punto de estallar.

¿Todo por qué? Por las consecuencias de la ambición desmedida de unos pocos que han impuesto sus normas en la sociedad planetaria y se resisten a encauzar las cosas del modo debido y natural.

Donde cada quien reciba lo que merece sin explotación alevosa, ni pueda enriquecerse absurdamente por pura especulación.

Donde cada quien tenga dignidad y perspectivas de un futuro digno dentro de su vocación y capacidades.

Donde las instituciones puedan cumplir su rol adecuadamente y, por ello, no haya más inseguridad social, ni padecimientos excesivos injustificados.



Estamos a las puertas de un estallido planetario.

Hay una psicosis masiva que abarca a demasiados millones de personas repartidas a lo largo y ancho del mundo. Psicosis que no es solamente humana, las demás especies y formas de vida también están padeciendo y gritando por su justo derecho a una vida lógica.

Los más sensibles lo estamos percibiendo nítidamente.

Lo más grave, es que esta energía que se irradia telepáticamente, es también una fuerza que influye en muchas más cosas que el ánimo de los demás. Por ejemplo, en cambios climáticos y desastres naturales como terremotos, tornados, etc.

¡Hagamos algo por el cambio que resulta imprescindible!

Comuniquemos esto, difundámoslo al extremo que no haya político ni empresario o científico que pueda desentenderse o relativizar a esta situación atribuyéndola a otras cosas.

La actitud personal de querer emitir buena onda o positiva, no es válida si no está enfocada de modo preciso a lograr un cambio de consciencia planetaria, de re encauzamiento social. La energía de los demás, nos influye y altera, desgastándonos más allá de lo lógico en “resistencia”. Enfoquémosla a “cambiar” la mentalidad de los aberrantes. Polaricemos el miedo a un pedido de justicia social para todos. ¡ES POSIBLE! Sólo hay que esmerarse en recordar que cuantos más seamos solicitando telepáticamente (desde mente y emociones, o desde el alma si se lo prefiere) a un cambio social profundo, más fácil y rápidamente se producirá por “contagiarlos” con la fuerza de la masividad, que no necesitará de violencias para lograrlo.

La era de acuario es como una puerta de ingreso a la que estamos llegando, pero sólo podremos transponerla con vida, como especie, si hemos logrado reencauzar la mentalidad y costumbres sociales. De lo contrario, lo vaticinado en el Apocalipsis nos golpeará con toda su fuerza extinguiendo a la especie en su conjunto y, quizás, a toda forma de vida en este planeta.

Del conjunto de nosotros depende la gravedad de los cambios o catástrofes que se avecinan, más allá de las intenciones personales de los que detentan poder excesivo. Ya que nuestras emisiones pueden influirlos y cambiarlos.

Porque es como la cantidad de tintura de lo que emanamos, en el agua del éter o aire del planeta que todos compartimos. Cuanto más fuerza tenga la blancura de lo que emitimos, menor efecto tendrá la negrura que imponen los poderosos egoístas, modificando sus deseos hacia el contagio con el blanco.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Energías..............................

Mensaje  Invitado el Miér Mar 18, 2009 9:20 pm

:sonne023: Si, Don Sapo, tenéis razón en todo lo que tiene que ver con el aporte de energía.

Vos habéis dejado claro y muy claro tal como andamos en el mundo que entre unos y otros nos atraemos malas y buenas energías, pero haré mi aportación al post.

Interactuamos los humanos a través de campos electromagneticos, es decir el aura humana, responsable de nuestro estado físico, (sin entrar a tocar el tema astral, mental.., ya que estos campos áuricos están a un nivel más elevado).

Hay un libro importante para mi especialmente y seguro que mucho de ustedes lo conocen que es:
LAS NUEVE REVELACIONES de James Redfield, que describe muy bien la interacción de la energía en el poder mental de las personas.


Si que también hay un refrán típico en mi trabajo de enfermera y dice:

“ Por cada día que estés en un hospital, necesitarás una semana por recuperarte” y acá queda claro que las personas ingresadas y enfermos que requieren de ingresos hospitalarios, merman de su parte energetica y les cuesta mucho en recuperarse más que la persona que puede pasar una convalecencia en su casa y con sus personas amadas, COSA IMPORTANTE, sentirse querido para curarse........a estas personas se les puede llamar LOS CHUPADORES DE ENERGIA mala palabra pero es un hecho de verdad, porqué te chupan la energía sin que te des cuenta.....como un día hecho noche de golpe, como la luz se ha vuelto oscuridad.....


También existen y perdón porque suena mal los VAMPIROS de energía, estos se diferencian porque provocan situaciones en que te dejan aturdidos, exhaustos por discusiones y siempre acabas mal hasta el agotamiento, ellos te chupan la energía para si mismos, porque tiene su propia auto estima por los suelos y necesitan de ti para sentirse fuertes y arriba para salir adelante.....

Luego existe la persona, DADORA de energía, que por su forma de ser, tiene tendencia de dar energía de si misma para los demás, suele ser aquella persona que estás un rato a su lado y sales nuevo, como un día sin nubes y con un sol radiante.....

Maneras de poder acabar con estas descargas o fugas de energía, aparte de todo lo comentado por Don Sapo, yo añadiría:
hacerse un escudo de "protección energético", la energía Universal es infinita, acariciemos la del Universo y rociemonos de Ella para protegerse, levantemonos cada mañana con ánimos para poder ver el día con positivismo y pensar que tenemos un BUEN día para todo el día, si fomentamos estos pensamientos Positivos, ayudamos a que nuestra energía no sea usurpada por depredadores de Ella.

Un abrazo a todos flores Mamenca......................

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Energía ambiente ¿La alteras o te altera?

Mensaje  Elficsoul el Miér Mar 18, 2009 11:48 pm

Lo mismo cuando entre un grupo grande de gente, miramos a una persona de espaldas y ésta se da vuelta y nos mira a los ojos...
¿A quién no le ha pasado alguna vez?

¿Alteramos la energía o nos altera? Sin duda que ambas.

Si cada vez que recordamos pensar por el bien de todos, lo hacemos... esto va a ayudar, por más que sea un muy pequeño grano de arena.
Si tiramos los papeles en el cesto de basura y vemos que mientras muchos otros tiran sus desechos en la calle, no nos debería desanimar. Daremos el ejemplo aunque sea, y si es necesario, comenzar a juntar esos papeles y de a poco la gente se contagiará a hacerlo también, aunque sea poco a poco.
Lo mismo con los pensamientos, sólo que es algo más sutil.
Y ese pensamiento es el principio de la acción que hagamos.

No hay acción sin idea o pensamiento previo. Así que si tenemos buenos pensamientos, se notará en lo demás que hagamos y esto repercutirá.
avatar
Elficsoul
Entusiasta
Entusiasta


Volver arriba Ir abajo

Re: Energía ambiente ¿La alteras o te altera?

Mensaje  Pagano el Jue Mar 19, 2009 1:19 am

Conversando con unos amigos, y explayándonos en los temas de la depresión, un amigo muy querido y que había estado callado, dijo en un momento de silencio:

LA DEPRESIÓN ES INVERSAMENTE PROPORCIONAL A PLATÓN.

Captó mi atención de una, más rápido que de inmediato, esbozando yo una carcajada de asombro y de luz ante un tema escabroso en nuestros día.

Pienso la frase se aplica a lo que se está posteando, ya que a mayor comprensión (no sólo conocimiento) de tu realidad, mayores serán tus mecanismos de defensa de los vampiros y ladrones de energía que menciona mamenca, y mayor será tu capacidad de donar energía.
En ese sentido, no ser veletas que se las lleva de un lado para otro el viento del lago, sino aprender a navegar hasta en contra del viento por lograr tus meta epirituales y vitales.
Suena bonito, filisófico, profundo, suena hasta que yo lo he logrado: nada más lejos de la realidad; pero, al igual que muchos, yo también estoy en el camino.

Quise solamente aportar con esa frase al tema.
avatar
Pagano
Fogón
Fogón


Volver arriba Ir abajo

Re: Energía ambiente ¿La alteras o te altera?

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.