Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Instrucciones a mis hijos (por: Magdalena Sánchez Blesa)
por Gwendoline Welden Dom Ene 14, 2018 5:11 pm

» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 17 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 17 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

La búsqueda del sapo

Ir abajo

La búsqueda del sapo

Mensaje  Sawedal el Sáb Abr 11, 2009 11:05 am

Este es un cuento que acabo de escribir (está en bruto, sin correcciones) pero que me parece que permite continuarlo a toda una novela si gustan sumarse a darle una continuación o sugerir acontecimientos que le puedan pasar

¿La continuamos entre varios? (Abierto a quien quiera aportar detalles, no importa quién)





Un sapo salió a recorrer mundo buscando a sus congéneres, hallaba muchas charcas, con ranas, escuerzos y varias formas de vida, pero ninguna como él.


Un día llegó hasta un aljibe y notó que de dentro se sacaba agua en cubos, por lo que decidió saltar bien alto para asomarse a ver por habían rodeado a una charca con muro de piedra.

Al llegar a la parte superior pudo ver ¡qué profunda era! Tan absorto quedó escudriñando la profundidad, para ver si había congéneres como él allí, que no se dio cuenta que unos niños traviesos lo empujaron con un palo y, por el susto, en lugar de saltar fuera, lo hizo dentro del aljibe.

Afortunadamente, Don Sapo sabía nadar bastante bien y además las paredes eran tan viejas que tenían suficientes huecos para que pudiera aferrarse y tomar descansos de tanto nadar. Sólo muy pocos insectos llegaban hasta allí y, además de darle mucho trabajo alcanzarlos para comerlos, ya eran una dieta muy aburrida y él estaba cada vez más delgado y débil.

No quería terminar allí sus días. Mucho menos sin completar su principal objetivo de hallar otros de su propia especie. Así ideó el siguiente plan: Cuando cayera el cubo para recoger agua, estaría atento a esa oportunidad para meterse dentro y ser sacado con el mismo.

Paciente y atento aguardó el momento. Al fin, lo hizo cómodo y fue izado mientras nadaba tratando de aferrarse al borde. Pero ni bien llegó hasta la ahora deslumbrante superficie donde estaba como ciego, oyó un grito y se sintió caer de nuevo al fondo, tan abruptamente e incómodo, que quedó atontado por el golpe.

Cuando pudo reaccionar. El cubo estaba nuevamente en lo más alto y él dolorido en el agua.

Para poder descubrir qué fallaba, tuvo que pasárselo acostumbrando la vista a la luz fuerte, mirando todo el tiempo hacia lo alto, en espera de que cayera el cubo y, medio ciego por el deslumbramiento, acertar a quedar dentro.

Así logró ver que una mujer joven, al verlo dentro del cubo, lo soltaba precipitadamente, volviéndolo a cargar con agua e izarlo antes de que él pudiera recuperarse del atontamiento por el golpe.


Decidió una nueva estrategia: Se mantendría oculto en el fondo del cubo, tratando de no ser notado. Pero los intentos le fallaban, ya que no podía contener la respiración tanto tiempo como demoraban en izarlo y, cuando al fin logró mejorar sus pulmones, la persona que recogía agua, ya se había vuelto desconfiada descubriendo su treta y dejándolo caer, antes de poder salir fuera.

Pasó el tiempo y aparentaba ser ya una rutina cotidiana que él se subiera al cubo para ser arrojado dentro del pozo desde lo alto. El sapo estaba ya desesperado por hacer comprender que él no jugaba y sólo quería salir de allí, en lugar de asustar o dar asco a quien arrojaba el cubo.

Finalmente, un día otra persona fue la ue izó el cubo y, esta vez, en lugar de vaciar el agua dentro del pozo, lo hizo fuera, a un costado del aljibe y ¡por fin! El sapo pudo hallarse libre en la superficie.

¿Libre? Estaba muy flaco y deslumbrado para notar qué peligros le rodeaban.

Pero ésa ya es otra historia.


(¿Cómo la continuarías después de "ésa ya es otra historia"?)
avatar
Sawedal
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: La búsqueda del sapo

Mensaje  Gwendoline Welden el Sáb Abr 11, 2009 2:54 pm

Una idea para continuar la historia (idea general, sin redactar) podría ser:

Mientras Don Sapo busca comida y algo para sustentarse encuentra un paraje con fauna muy diversa;- Acá podrías añadir una pequeña descripición del carácter de los animales más significativos o también diálogos divertidos que demuestren la personalidad de la fauna (intentando que el lector relacione dichas descripciones con el caracter o forma de actuar de las personas humanas) por ejemplo, el león, "proclamado rey o gobernante" del lugar, es el animal más vago y holgazán del paraje y se las pasa durmiendo mientras otros trabajan; los monos se la dan de simpáticos pero en el fondo son unos hipócritas; los loros hablan mucho, pero no comprenden la mitad de lo que dicen; las tortugas guardan una gran sabiduría, pero parecen tan lentas que nadie las toma en cuenta... etc-

Don sapo decide quedarse en este paraje durante algunos días para descansar de su constante búsqueda. Hace migas con diferentes especies, con alguna de ellas llega a llevarse verdaderamente bien. -Podría pasar a forma parte de un grupo, cuyos miembros fueran todos un animal diferente, allí compartiría sus problemas y anhelos, también se podría meter alguna rana femenina, con las que se llevaría bastante bien-

Pero Don sapo estará tan concentrado en encontrar seres como él, que terminará abandonando el lugar. -Acá podrías meter diversos monólogos melodramáticos de un sapo triste y maltratado por la vida- La historia puede terminar dialogando con una lechuza, que se encuentre por el camino. Se pasarán largo tiempo hablando sobre la vida y sus problemas y a medida que la conversación vaya avanzando, la lechuza le hace comprender a Don Sapo que todo lo que el busca lo tuvo delante de sus ojos al vivir entre esa diversidad de especies. Le dice que buscar es bueno, cuando se sabe exactamente lo que se quiere encontrar y donde hallarlo; pero que el mundo es tan inmensamente grande que sería imposible buscar en todas partes (el dialogo debiera ser de tipo filosófico)

Finalmente Don Sapo decide regresar al lugar donde había tanta diversidad -a partir de ahí podés escoger el final que gustes; O bien que Don sapo se enamore de una de las ranas o que se de cuenta de lo bello de la diversidad de especies o cualquier otra cosa...-


Pdt: Si se incluyen otros animales podrían tener diferentes acentos (mexicanos, argentinos, italianos, rusos... o incluir el sonido que hace entre las frases)

avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.