Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 15 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 15 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Subestimar al enemigo por exceso de confianza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Subestimar al enemigo por exceso de confianza

Mensaje  Don Sapo el Lun Ago 24, 2009 4:51 pm



¿Cuántas anécdotas históricas hay que sirven de ejemplo de grandes desastres por la excesiva confianza de subestimar al enemigo o a la situación?

Rusia es uno de los más claros ejemplos ante Napoleón primero y luego contra Hitler.

En la vida cotidiana de cualquier ser humano, fácilmente se puede trazar la analogía de la vida como una lucha (más bien competencia deportiva y desafíos personales) donde la cotidianeidad de la rutina, nos produce confianza que puede ser excesiva y, así, perder con frecuencia en cosas que nos importan y, de acumularse, hasta arruinarnos la vida.

A veces subestimamos las consecuencias posibles, o a los factores que se pueden concatenar. La rutina nos tienta a dar por obvio lo que no lo es.

¿Mejor ejemplo que los que están acostumbrados a la puntualidad del transporte y tiempo de viaje que pueden perder el premio mensual de puntualidad o una entrevista importante, sólo por confiar en que no habrá atascos de tránsito por diversas razones imponderables o inesperadas como un accidente que bloquea el camino?

En películas y series ¿no muestran con harta frecuencia que el luchador que parece vencido e incapaz de más nada, de pronto da un golpe preciso y logra ganar?

En lo cotidiano, el grueso de lo que hacemos, por más rutinario que sea o parezca, pueden implicar repentinas sorpresas como el golpe certero de un boxeador que logra un knockout.

Cuando afrontamos situaciones que para nosotros son nuevas o diferentes, estamos alertas con todos los sentidos y la mente lo más afilada posible, a fin de evitar sorpresas y “perder” o tener contrariedades serias. Pero ¿por qué no acostumbramos a tener actitud similar en la rutina? ¿Lo has pensado?

¿Te has dado cuenta que el 999 por mil de los accidentes de toda clase, son precisamente por exceso de confianza de alguien en alguna o varias cosas? ¡Y a veces implican a varias vidas! Como un chofer de camiones que choca de frente contra un transporte de pasajeros a más de 80 Kmts por hora ambos (que equivale a 160 Kmts de impacto como mínimo). Sólo porque subestimó cuánto le afecta a los reflejos y capacidad de reacción, el sueño, alcohol o haberse fumado un porro. O simplemente confiar demasiado en su capacidad de cálculo o suerte.


El “yo puedo” es un arma de doble filo muy peligrosa. Sirve mucho para superarse a sí mismo, pero resulta fatal cuando no todo depende de uno y hasta puede haber otras vidas en riesgo.

Con esto me refiero a perder de vista, a subestimar, las verdaderas limitaciones del cuerpo o capacidades (por más entrenamiento que se tenga) porque siempre hay que dejarse una especie de margen de reserva “por si acaso” de que justamente sea esta ocasión específica donde surja un imponderable que es raro que ocurra o aparentemente imposible.

Otro factor que juega muy en contra, es el acelerado ritmo de vida que se nos impone socialmente, sobre todo en las grandes ciudades. Resulta absurdo y paradójico que donde “está todo a mano” sea donde menos alcanza el tiempo para vivir de modo pausado, como suele ser el estilo de ancianos o campesinos que acostumbran “tomarse su tiempo” para todo y a veces con una lentitud de lo más exasperante.

¿Alguna vez te has preguntado cómo ellos pueden tomarse tanto tiempo cuando no tienen “todo a mano” como en las grandes ciudades? ¿Qué marca la diferencia real?

Que los “lentos” han aprendido a no abarcar más de lo realmente necesario, mientras que los “rápidos” por querer abarcar mucho, pocas veces sujetan algo que realmente disfruten o les importe para la vida.

Los viejos ya no pueden mucho, los campesinos no tienen mucho y, los de ciudades, no saben bien a qué dar prioridad de tan turbias y rápidas que son las aguas, asi que manotean a tratar de sacar “lo que puedan” “como puedan”.

De este modo, los que viven en grandes urbes, creen vivir mejor, porque sus vidas tienen más intensidad, pero con una calidad tan mala que ¿se justifica? Si ni siquiera tienen tiempo para detenerse a pensar realmente tranquilos a realizar auto introspección profunda, porque “siempre hay algo por hacer” que no conviene dejarlo de lado. Sea limpieza, compras, pagos de impuestos o servicios, visitas de compromiso, actividades convenientes (como deportes o relaciones sociales) y un largo etc. Que, al final de cada día y hasta fin de semana, se dan cuenta que la vida se les escapa de las manos “volando” o “como agua entre los dedos” pero ¡prefieren no pensarlo mucho! Más bien auto engañarse con que “la vida es así” y “vivo bastante bien” porque “me doy varios gustos”. ¡Como si eso fuera “vivir bien”!


Es en ese agotador ritmo de vida, donde más fácilmente se incurre en la automatización mental y de rutinas subestimando situaciones y ocasionando accidentes o creándose perjuicios por “no poder dar abasto” a PREVER en todo lo que importa de verdad como factores que pueden arruinar a nuestras vidas en breves momentos de descuido o ignorancia. ¡Y así estamos planetariamente! El grueso de la humanidad está concentrada en grandes urbes y decidiendo inconsciente e involuntariamente, con su conducta apurada e ignorante, a infinidad de detalles del resto del planeta.

¿No es notorio en la cantidad de fallas que cometen profesionales universitarios en lo suyo? Incluso infinidad de técnicos y obreros especializados, con frecuencia se les pasan por alto cosas obvias. ¿Por qué? Porque viven saturados e inconscientemente pasan a “piloto automático” sus mentes y cuerpos ¡hasta en cosas que no deberían! Incurriendo en exceso de confianza que termina arruinándoles la vida como un sorpresivo golpe de Knockout por parte del adversario que parecía incapaz de alzar un brazo.

En definitiva: La vida es un constante desafío aún en lo rutinario y, para poder tener un resto de reserva en tiempo y capacidades, más vale que aprendamos a establecer prioridades legítimas de qué es lo que realmente importa, como si fuéramos viejos lentos y muy limitados, para ser nosotros quienes podamos sorprender a los seres o situaciones que nos toman como presa a cazar.

No olvides que el que mucho abarca poco aprieta y que el exceso de confianza, es subestimar al rival o situaciones.

Si no me crees ¡Averigua bien a las causas del 999 por mil de los accidentes de toda clase y qué arruina la vida de la mayoría de las personas INFELICES y desgraciadas! Precisamente el exceso de confianza de ALGUIEN que subestimó la situación.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.