Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Obama: el primer año

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Obama: el primer año

Mensaje  pepe2982 el Lun Feb 08, 2010 11:38 pm



La revista norteamericana The Nation, emblema del progresismo crítico del país, pidió su opinión a diversos activistas, profesores universitarios, escritores y periodistas sobre lo mejor y lo peor del primer año de Barack Obama en Washington. De las veinticinco personas consultadas, hemos entresacado algunas de las voces más conocidas, lúcidas y críticas a la hora de juzgar este año.


Howard Zinn - Historiador -
Me he esforzado mucho en buscar lo mejor y más destacado. Lo único que se le acerca es algo de la retórica de Obama; no veo nada que me llame la atención en sus acciones y medidas políticas.
Por lo que toca a los desengaños, no he quedado terriblemente decepcionado porque no era mucho lo que yo esperaba. Esperaba que fuera un presidente demócrata tradicional. En política exterior, eso apenas supone diferencia en comparación con uno republicano: igual de nacionalista, expansionista, imperial y belicista. Así que, en ese terreno, ni tenía expectativas ni hubo decepción. En política interior, los presidentes tradicionalmente demócratas son más reformistas, más cercanos al movimiento sindical, más dispuestos a aprobar una legislación destinada a la gente del común, y así ha sido en el caso de Obama. Pero las reformas demócratas también han sido limitadas, precavidas. Obama no es ninguna excepción. En la atención sanitaria, comenzó con un arreglo de compromiso, y cuando comienzas con un compromiso, acabas en un compromiso de un compromiso, que es donde hoy nos encontramos.
Creía que en el terreno de los derechos constitucionales sería mejor de lo que ha sido. Esa es la mayor decepción, porque Obama asistió a la Facultad de Derecho de Harvard y se supone que se dedica a los derechos constitucionales. Pero una vez convertido en presidente, no se ve que tome ninguna medida de importancia que le separe de las políticas de Bush. Desde luego, sigue hablando de cerrar Guantánamo, pero todavía trata a los presos allí encerrados como "sospechosos de terrorismo". Ni los han juzgado ni los han declarado culpables. De modo que cuando Obama propone sacar a la gente de Guantánamo y meterla en otras cárceles, no es que esté llevando muy lejos la causa de los derechos constitucionales. Y luego va a los tribunales argumentando en favor de la detención preventiva, y ha continuado la política de enviar sospechosos a otros países en los que bien puede ser que se vean sometidos a torturas.
Creo que la gente está deslumbrada por la retórica de Obama, y que deberían empezar a comprender que Obama va ser un presidente mediocre -- lo que en nuestra época quiere decir un presidente peligroso --, a menos que un movimiento a escala nacional le impulse a seguir otro rumbo mejor.

Eduardo Galeano - Escritor
Lo mejor ha sido su encarnación de la lucha contra el racismo, todavía vivo tras la prolongada batalla por los derechos civiles, y su plan de reforma de la atención sanitaria.

Las decepciones más hondas:

- Guantánamo, una desgracia universal.

- Afganistán, un cáliz envenenado, aceptado y celebrado. 

- Su aumento del presupuesto de guerra, todavía llamado, quién sabe por qué, - presupuesto de defensa.

- Su falta de respuesta ante el cambio climático y su respuesta de "sí, señor" a Wall Street, una contradicción perfectamente captada en un cartel colgado fuera de la Conferencia de Copenhague: "Si el clima fuera un banco, ya lo habrían salvado".

- Dar luz verde a los autores del golpe militar en Honduras, traicionando las esperanzas de los latinos después de un siglo y medio de golpes de factura norteamericana contra la democracia en nombre de la democracia.

- Sus últimos discursos loando la guerra, sus himnos a las carnicerías aún en curso por el petróleo o por la sagrada causa de gobiernos chantajistas, tan absolutamente divorciados de las vivas palabras que le llevaron al lugar en el que ahora está.

- No sé. Quizás Barack Obama esté prisionero. El prisionero más poderoso del mundo. Y quizás no pueda darse cuenta. Hay tanta gente que está en la cárcel.

Ariel Dorfman - Escritor chileno-norteamericano
Seguramente, aunque no hubiera condiciones para transformaciones profundas y radicales, podíamos haberlo hecho mejor. Estoy absolutamente decepcionado en política exterior, no por Afganistán (ya me esperaba un refuerzo de alguna clase, por desastroso que fuera) sino por la penosa gestión del golpe de Honduras, una oportunidad perdida de haber garantizado que esas aventuras eran cosa del pasado. Lo mejor en el plano internacional: Irán no ha sido bombardeado (todavía), se canceló el escudo antimisiles en Polonia y no se desplegó el radar de la República Checa. Y el discurso de Obama en El Cairo fue inspirador. ¡Todavía importan las palabras!
En el plano nacional, puede que lo mejor haya estado en el rechazo del bombardero F-22, sus iniciativas energéticas y toda la gente (insuficiente, pero cada uno de ellos tiene su importancia) que está trabajando gracias a sus medidas de estímulo [de la economía]. Me sentí consternado por la facilidad con la que se sacrificó a Van Jones,[1] no sólo porque nos hace falta gente estupenda como él en la Casa Blanca sino porque resulta sintomático de la falta de liderazgo y espíritu de lucha en asuntos que ya son demasiados, y de los que el más destacado es la atención sanitaria.

Y por último: le envié una carta abierta a Obama (por intermedio de Amnistía Internacional) pidiéndole que llevara ante la justicia a los que ordenaron torturar en nombre de Norteamérica, y hasta ahora no he tenido respuesta. ¡La ausencia de palabras también tiene su importancia!

Chris Bowers - Bloguero, OpenLeft.com
La principal esperanza depositada en cualquier gobierno es que se ponga del lado del pueblo norteamericano en la lucha contra los corporativistas que nos roban los bolsillos. Durante 2009, Obama pasó de un bando a otro según los momentos, lo que vino a ser lo peor y lo mejor de su primer año.
El ejemplo más negativo se produjo a mediados de diciembre, cuando los demócratas del Senado acordaron aceptar Medicare para los norteamericanos con edades entre 55 y 64 años, como compromiso de un compromiso en la gran contienda sobre la opción de un seguro de salud pública.
Joe Lieberman, que había propuesto él mismo la idea sólo tres meses antes, cambió de bando y actuó de modo obstruccionista. Luego, ese mismo día, la Casa Blanca presionó al Senado para que se pusiera del lado de Lieberman y el sector de seguros sanitarios, consiguiendo que la parte relativa a Medicare desapareciera del proyecto de ley.
En octubre, sin embargo, las personas designadas por Obama para la FCC [lComisión Federal de Comunicaciones] comenzaron a elaborar regulaciones tendentes a garantizar la neutralidad en la red, después de que el Congreso se negara a frenar a las compañías de comunicaciones en su intento de controlar la libertad de palabra en Internet. Además, en diciembre, la EPA [Agencia de Protección Ambiental] de Obama comenzó a elaborar una reglamentación para reducir las emisiones de los seis gases de invernadero más peligrosos frente a la inacción del Senado. Esta nueva reglamentación sorteará al Congreso y a sus cabilderos empresariales.
Tal vez no sean más que atisbos de esperanza, pero al menos en dos ocasiones la administración de Obama utilizó su autoridad para rebasar a un Congreso favorable a la plutocracia. Esos momentos fueron lo mejor, políticamente hablando, de 2009.

Adolph Reed Jr. - Profesor de Ciencia Política, University of Pennsylvania
En enero de 1996 escribí lo siguiente sobre Barack Obama en mi columna del Village Voice: "En Chicago hemos tenido ocasión de probar un anticipo de la nueva hornada de voces comunitarias negras criadas en las fundaciones; una de ellas, un suave abogado de Harvard, con impecables credenciales de hacer el bien y políticas neoliberales entre lo vacuo y lo represivo, ha conseguido un escaño en el Senado [del estado de Illinois] apoyándose principalmente en el mundo de las fundaciones liberales y del desarrollo. Su línea fundamentalmente autosuficiente está suavizada por una pátina de retórica sobre la auténtica comunidad, charlas sobre reuniones en la cocina, soluciones a pequeña escala a los problemas sociales, y la previsible elevación del proceso por encima del programa: el punto en el que la política identitaria converge con la reforma de clase media al viejo estilo para favorecer la forma sobre el contenido. Tengo la sospecha de que los de su índole son la ola del futuro en la política negra norteamericana”.
En el año 2007, Matt Taibbi le describió como "un misterio humano ingeniosamente confeccionado, un hombre sin raza, sin ideología ni lealtades geográficas, sin bordes afilados de ninguna clase. No puedes enfrentarte a él en cuestiones clave, porque no sabes siquiera dónde ubicarlo en el espectro ideológico".
En el año 2006, Ken Silverstein hizo notar las sólidas conexiones de Obama con la industria financiera. Glen Ford, Paul Street y muchos otros han puesto de relieve éstas y otras perturbadoras conexiones, sin olvidar su inclinación a apoyar a candidatos demócratas más conservadores en contra de otros más liberales.
Obama indicó ya en el verano de 2007 que tenía intención, caso de ser elegido, de extender la guerra de Afganistán a Pakistán.
La única sorpresa respecto a su presidencia es cuantos izquierdistas de pega se aferran a la ficción de que es otra cosa distinta de un demócrata neoliberal superficialmente elocuente del género de Clinton y que su administración va a actuar de alguna otra manera.

Dra. Marcia Angell - Profesora, Harvard Medical School
El mayor éxito del presidente Obama ha consistido en mostrar al resto del mundo un nuevo rostro de entendimiento y cooperación. Con todo, me cuento entre las decepcionadas en su primer año. Parece que le falta valor para impulsar las reformas fundamentales necesarias para enfrentarse a los enormes problemas que tenemos, y en cambio tranquiliza a las mismas fuerzas que nos llevaron a ese desaguisado. Al nombrar a Geithner y Summers [responsables de la gestión económica], por ejemplo, aseguró el rescate de Wall Street, no el de la Calle Mayor (Main Street) de todos. Para mayor disgusto, amplió la política de Bush de detener por periodo indefinido a ciertos sospechosos de terrorismo y va camino de ampliar la autodestructiva guerra de Afganistán.
Por lo que respecta a la atención sanitaria, que es mi especialidad, el proyecto de ley de reforma que Obama está improvisando sigue dando equivocadamente un papel central a las compañías de seguros privadas y exige que millones de personas compren sus productos al precio que fijen. Cierto es que algunas de las prácticas más discriminatorias quedarían fuera de la ley, pero si eso se suma a sus costes, pueden recurrir sencillamente a subir las primas. La industria farmacéutica también puede seguir cobrando lo que quiera. Si el proyecto se aplica íntegramente (lo que dudo), puede frenar el aumento del gasto sanitario gubernamental, que es lo único que le preocupa a la Oficina Presupuestaria del Congreso, pero seguramente hará que se incremente la inflación en el resto del sistema. Obama sabe que un sistema de un solo pagador es la única forma de proporcionar atención sanitaria universal controlando los costes, pero se mostró remiso a prestarle todo su apoyo. Tal parece que todo lo que quiere ahora es el triunfo de conseguir aprobar una ley sanitaria: cualquiera, por insostenible que sea.
Mi momento de decepción más profundo se produjo cuando la administración dio su apoyo a la prohibición de comprar medicamentos a menor precio en Canadá y Europa. Durante su campaña, Obama prometió poner fin a esta absurda restricción, pero se está poniendo del lado de la industria farmacéutica.
No basta con entender lo que hay que hacer; el presidente ha de estar dispuesto a luchar por ello y, sí, también, a correr riesgos.

Antonio González - Presidente, William C. Velasquez Institute [2]
Nombrar a la primera latina/o para el Tribunal Supremo fue definitivamente lo mejor del primer año de Barack Obama en su cargo. Tan importante en lo simbólico como en lo substancial, el nombramiento de Sonia Sotomayor resonará en años venideros en la conciencia de latinas y latinos, que durante tanto tiempo anhelaron ese bien tan raro de encontrar en la sociedad norteamericana: el respeto. Además, y lo que es quizás más importante, la juez Sotomayor añadira una perspectiva de sentido común, étnicamente consciente, al más alto tribunal "desconectado" del país.
El momento más bajo del primer año de Obama, también evidente, es la continuada demora en el impulso necesario para hacer justicia a doce millones de "criados con contrato de esclavo" que viven entre nosotros. Habiéndose comprometido a una reforma de la inmigración que "incluya la legalización" en los primeros cien días de Obama, la administración relegó esa promesa al "primer año" y ahora a la primavera de 2010. Sólo que, por repetir el conocido lema de la época de los derechos civiles: "justicia demorada, justicia denegada".
Hasta los dirigentes demócratas latinos más leales saben que encararse con las manos vacías a los votantes latinos en esta cuestión prioritaria en noviembre [fecha de las próximas legislativas] supone una propuesta arriesgada.

Glenn. C. Loury - Profesor de Ciencias Sociales, Brown University
Desde donde yo estoy, lo mejor de la joven administración del presidente Obama fue su jornada inaugural. Muchas cosas parecieron posibles ese día glorioso, pero han ido cuesta abajo desde entonces. Daría la impresión de que es más fácil inspirar esperanza que justificarla. Y esos discursos tan elocuentes sobre el cambio durante la histórica y eufórica campaña parece que eran precisamente lo que los detractores del candidato decían: nada más que palabras.
En concreto, mis esperanzas se cifraban en que elevar a un demócrata progresista afroamericano al mayor cargo de la nación lograría dos cosas: contribuir a alcanzar un compromiso efectivo con los problemas por resolver de la desigualdad racial, y empezar a dar la vuelta en nuestra larga marcha de cabeza a una Guerra de los Cien Años con el Islam radical. No esperaba que sucediera de la noche a la mañana, pero sí ver algún movimiento en esa dirección. Esta administración ha mostrado escasa inclinación a hacer cualquiera de ambas cosas, lo que es bastante decepcionante. Pero peor --bastante peor-- es la probabilidad de que el fracaso de Obama incluso a la hora de intentar estos cambios desacredite la idea de que son objetivos dignos de cualquier demócrata.
Obama ha dicho poco de substancia sobre la desigualdad racial desde que se mudó al Despacho Oval, y lo que ha dicho deja mucho que desear. Su discurso ante la convención del NAACP fue un refrito de su homilia ya familiar sobre los "valores familiares". Sus comentarios sobre la detención de un profesor negro de Harvard [Cornel West] fueron horriblemente torpes. Nuestro presidente negro parece dispuesto a dirigirse con pasión a la opinión pública norteamericana sobre la cuestión racial cuando su "amigo" es maltratado por la policía, pero no si eso quiere decir poner el acento en reformas políticas que podrían sacar de la cárcel a decenas de miles de atribulados hombres negros.
Por lo que respecta al nuevo militarismo norteamericano, Obama no ha cambiado realmente nada del rumbo que seguimos. Desde luego, y ya es irónico, su discurso de aceptación del Premio Nobel de la Paz en Oslo trató de justificar la hegemonía militar norteamericana como condición previa necesaria de la seguridad y prosperidad globales de la segunda mitad del siglo XX. Su comportamiento en la "guerra contra el terror" y, lo que es más preocupante, su recrudecimiento de nuestra implicación en la guerra civil de Afganistán recuerda de modo inquietante el enfoque de su inmediato predecesor.
Esto no supone cambio de ninguna clase, y no digamos ya una clase de cambio en el que podamos creer.

NOTAS T.: [1] Van Jones, abogado y activista, fue nombrado por Obama en marzo de 2009 Consejero de la Casa Blanca para la Calidad Medioambiental. En septiembre de 2009 dimitió tras una campaña de acoso por parte de los republicanos debido a unas declaraciones aparentemente polémicas. [2] El William C. Velásquez Institute (WCVI) es un organismo independiente sin ánimo de lucro que desde 1985 se ocupa de investigar y promover la participación económica y política de los latinos y otras comunidades infrarrepresentadas en los Estados Unidos.

Fuente: http://www.sinpermiso.info/#

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: Obama: el primer año

Mensaje  Don Sapo el Mar Feb 09, 2010 1:00 am

Si bien el tema de las políticas de gobierno de los USAdores es algo que ya me tiene harto, debo reconocer que no por eso carece de importancia y que el artículo que Pepe ha sumado contiene opiniones en general bastante objetivas.

Si yo debiera sumar mi punto de vista sobre este primer año de su gestión...

1.- Desilusionó por completo, al estilo de los demás presidentes anteriores, ya que por ser de orígenes de los "marginados" y hasta menospreciados por la élite de "blancos" (más bien de anglosajones con tendencias nazis), parecía que por fin los USAdores habían dado señales de cambio de mentalidad. Para peor, reforzado en sus discursos pletóricos de promesas incumplidas.

2.- En amparar a los más desprotegidos, a la clase trabajadora... INCUMPLIDO (tanto en generar fuentes de empleo, viviendas accesibles incluso para los sin techo (homeless); o sistema sanitario o de salud, para que nadie quede sin atención médica adecuada.

3.- Poner coto a los buitres económicos del sistema financiero... INCUMPLIDO (ya que hasta realizó un "rescate financiero" indiscriminado que benefició al peor de todos: la Reserva Federal.

4.- Delimitar los abusos de las industrias que abusan con sus patentes y precios... INCUMPLIDO. Ya que la población sigue siendo "cautiva" de las farmacéuticas, entre otras gigantescas corporaciones abusivas.

5.- Fomentar la creación de empresas ecológicas, especialmente a las que creen energías alternativas... INCUMPLIDO. (hasta rescató incondicionalmente a una automotriz para que continúe fabricando vehículos por completo contaminantes, sin tomar ninguna medida para se vuelvan a fabricar vehículos eléctricos o no contaminantes). ¡Ni siquiera tuvo dignidad de DAR EJEMPLO en la cumbre de Copenhague para que otros le imiten!

6.- Frenar y disminuir a la industria bélica retirando gradualmente las tropas de otros países... INCUMPLIDO. (Para peor agigantó los gastos, especialmente en Afganistán donde cada día las cosas les van peor a los "entrometidos"). ¡Y eso que le dieron el Nóbel de la Paz!

7.- En medidas de seguridad y comunicación... REPROBADO. Ya que la seguridad continúa siendo una mafia que avasalla caprichosa e histéricamente los derechos de cualquiera, especialmente en internet, privilegiando (como siempre) a las grandes y despóticas corporaciones, estilo Microsoft, Yahoo, Facebook, del cine, la música, etc.

8.- En política exterior, no sólo Guantánamo es como una papa caliente que "no toca" más que para revolearla hacia otro lado, sino que también sigue entrometiéndose MAL en otros países sólo para beneficiar a grandes corporaciones asentadas en USAdores. Lo cual le está enemistando con casi todo el planeta. Sudamérica en su mayor parte, por lo que hace con Cuba; México; Venezuela; Colombia y Honduras entre los temas más obvios. Pero sin ignorar que caldea a propósito los páises árabes y orientales, provocando a Irán Corea del Norte y China. (apoyado por sus eternos aliados de la Ingle de la Terra y Galos en primera línea, que arrastran al grueso de los demás europeos mediante la OTAN).

9.- En educación... ¡un desastre! No hubo medidas sustanciales ni de fondo.

10.- En legislación... continúan siendo regidos por leyes que amparan a los ricos desamparando a los pobres y no hubo ni una evidencia en contrario, por más que hayan nombrado como jueza a alguien de origen latino, ya que ese detalle NO GARANTIZA NADA, como no lo grantizó el color de su piel ni a sus semejantes de raza.

En conclusión: Como acostumbramos a decir en Argentina "es la misma MIER... con diferente color". Un renegado de sus propias raíces y de la humanidad en conjunto, que lame botas de las grandes corporaciones que manipulan al país y, desde el mismo gobierno, casi que al mundo entero sometiendo "como sea" a quien se oponga a lo que tengan en la mira. No tiene CORAJE para SER GENTE y "morir con las botas puestas" (como un héroe) si fuera necesario.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Obama: el primer año

Mensaje  pepe2982 el Mar Feb 09, 2010 7:08 am

Yo casi que coincido con la de Eduardo Galeano:

Eduardo Galeano - Escritor
Lo mejor ha sido su encarnación de la lucha contra el racismo, todavía vivo tras la prolongada batalla por los derechos civiles, y su plan de reforma de la atención sanitaria.

Las decepciones más hondas:

- Guantánamo, una desgracia universal.

- Afganistán, un cáliz envenenado, aceptado y celebrado. 

- Su aumento del presupuesto de guerra, todavía llamado, quién sabe por qué, - presupuesto de defensa.

- Su falta de respuesta ante el cambio climático y su respuesta de "sí, señor" a Wall Street, una contradicción perfectamente captada en un cartel colgado fuera de la Conferencia de Copenhague: "Si el clima fuera un banco, ya lo habrían salvado".

- Dar luz verde a los autores del golpe militar en Honduras, traicionando las esperanzas de los latinos después de un siglo y medio de golpes de factura norteamericana contra la democracia en nombre de la democracia.

- Sus últimos discursos loando la guerra, sus himnos a las carnicerías aún en curso por el petróleo o por la sagrada causa de gobiernos chantajistas, tan absolutamente divorciados de las vivas palabras que le llevaron al lugar en el que ahora está.

- No sé. Quizás Barack Obama esté prisionero. El prisionero más poderoso del mundo. Y quizás no pueda darse cuenta. Hay tanta gente que está en la cárcel.

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: Obama: el primer año

Mensaje  escen el Mar Feb 09, 2010 1:02 pm

pepe2982 escribió:.- No sé. Quizás Barack Obama esté prisionero. El prisionero más poderoso del mundo. Y quizás no pueda darse cuenta. Hay tanta gente que está en la cárcel.

Hace tiempo que perdí la esperanza que la clase política plante cara a las grandes corporaciones económicas que trafican con la muerte, que dejan en la subsistencia a millones de personas para lucrarse y en el mejor de los casos en nuestro llamado primer mundo nos convierten en meros esclavos de su maquinaria a cambio de una vivienda, un coche y cientos de objetos consumistas a cambio de hipotecar toda tu vida. También e perdido la esperanza en la capacidad de reacción del "pueblo" acomodados en el "virgencita que me quede como estoy".

No se de donde saque esta frase pero resume bastante bien como estamos.
escen escribió:Hemos dejado de ser ciudadanos para pasar a ser a ojos de nuestros gobiernos meros consumidores
Que lejos queda...
escen escribió:liberte,egalite et fraternite
avatar
escen
Entusiasta
Entusiasta


Volver arriba Ir abajo

Re: Obama: el primer año

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.