Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 12 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Cuando sobran los jóvenes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando sobran los jóvenes

Mensaje  Don Sapo el Jue Feb 25, 2010 1:24 pm

Urge retomar las Humanidades para redimensionar la dinámica global del conocimiento y delinear nuestro bien más escaso: el porvenir.

Decidió un día no crecer, y no le importó. O más bien decidió no crecer porque comenzó a importarle. A veces, ante la contundencia de la realidad sólo queda convertirse en escarabajo o aferrarse a un tambor de hojalata. Fueron las ficciones de Kafka y Grass en su momento; ahora nos toca construir las propias.

La provocación la lanzó el periodista Salvador Camarena en una columna de la semana pasada. Al revisar la situación de los millones de jóvenes que hoy en día ni estudian ni trabajan (la ya famosa generación de los ni-ni, como fue calificada hace años en España y otros países que reconocen el limbo simbólico y productivo en que están atorados estos muchachos), Camarena afirma que lo que parece estar sucediendo es que sobran jóvenes (todos esos que no encuentran ubicación productiva) o "sobramos los adultos que no hemos sido capaces de construir nuevas escaleras"; escaleras, sí, para que los que nos sucedan, avancen y transformen positivamente su entorno, su sociedad, sus perspectivas y, en el fondo, sus vidas. La pregunta que lanza Camarena no es inútil; porque si reconocemos que "nos sobran jóvenes", debemos asumir el fracaso rotundo del proyecto social al que hemos apostado.

La manifestación más evidente de esta problemática es, sin duda, la de los millones de jóvenes, en México y allende, que no encuentran lugar en la educación formal (en sus diferentes niveles) y que tampoco tienen opciones laborales en un mercado retraído y transformado. Pero no se trata sólo de la falta de oportunidades, ésas tendrían solución. Lo más grave es la falta de sentido: cuando estudiar no tiene sentido, cuando esforzarse por un empleo formal no tiene sentido, y cuando el horizonte mismo dejó de tener sentido.

Agreguemos un ni a los dos ya mencionados: la generación ni-ni-ni, o ni3, la que ni trabaja, ni estudia, ni le encuentra sentido. Esa pareciera ser la verdadera tragedia en que nos estamos sumiendo, porque cuando los que tradicionalmente han sido los encargados de refrescar y transformar su entorno -los jóvenes, los que vienen, los que toman la estafeta- no encuentran sentido más allá de la supervivencia, algo pudimos haber perdido de manera irremediable.

Unas palabras de Carlos Fuentes de hace unos días acompañan esta reflexión. En una conferencia, en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, en la que compartió apuntes sobre el futuro de la educación superior, Fuentes reparó en la necesidad de revisar el camino que va a tomar la Humanidad en el Siglo XXI, de reconsiderar la ruta que emprendemos. Y fue categórico, como lo ha sido siempre, al insistir en que nuestra Historia no ha terminado. Las dinámicas de la época en que vivimos y de las que se perfilan, nos obligarían a insistir, decía Fuentes y coincido, en la necesidad del continuo educativo, de reconocer que la educación nunca concluye. Habríamos, en este tenor, de retomar las Humanidades para redimensionar la dinámica global del conocimiento, para ser capaces de educarnos en la diversidad y para delinear nuestro bien más escaso: el porvenir. Pero, ¡alerta!, cuando hemos orillado a los reales y deseables sujetos de la educación y los hemos colocado frente a un mundo que no sienten suyo, resulta ocioso insistir siquiera en la pertinencia de este continuo educativo.

Oskar Matzerath decide no crecer. Punto. Consciente de lo que pasa, lo que fue, lo que podría llegar, se aferra a su cuerpo de niño y a un tambor de hojalata, rojo y blanco. Ruido, ruido, ruido. Le provoca hacer ruido, o su particular música metálica, para evadir, entender, recordar y narrar. Desde las dimensiones inferiores de la escala humana lo ve todo, el autoritarismo que se infiltra en esa Europa, la descomposición de individuos, familias y sociedades. En fin, lo que ya sabemos. Günter Grass en su novela, Volker Schlöndorff en su película: ese Oskar, eterno niño-adulto por decisión propia. Porque hay veces que el sinsentido termina siendo sólo absurdo.



A todos nos toca nuestra parte en esta tragedia de los "jóvenes que sobran". Ya reconocimos que la educación, por muy continua que la hagamos, dejó hace mucho de ser un mecanismo de ascenso social. Por lo tanto, no se trata sólo de tener más espacio para que todos puedan estudiar, sino de revisar lo que estamos estudiando y cómo. Ya reconocimos la transformación esencial de instituciones, como la familia, que ha modificado también el sentido de futuro, de esperanza, hasta de nación. Vaya, que tenemos bastante diagnosticado el embrollo. Lo que nos toca insistir es en que la solución no es sólo técnica. Lo que más hace falta es que seamos capaces de inventarnos una historia para que incluso estas soluciones técnicas tengan sentido. De diseñar nuestras ficciones, de construir otras escaleras. En palabras de Fuentes, urge que revisemos el camino que la Humanidad va a tomar en este Siglo XXI que se nos está acortando. Porque como bien nos recordaba Camarena, esos jóvenes que sobran son presa obvia y fácil para las historias que sí están ganando: las del crimen organizado, las de la informalidad inmediata, las de...

¿Será que un día nos daremos cuenta que otra vez permitimos que los que nacen decidan no crecer, y que ya no les importe? Ahí estarán, pedirán su propio tambor de hojalata y a golpe de un ratatatatata continuo y penetrante evidenciarán lo que dejamos de hacer, ratatatatatata. En fin. Son imágenes que llegan desde el XX e interpelan al XXI, siglo que debemos forzarnos a revisar antes de que decida terminar.

Autora: Gabriela Warketin
Directora del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México; Defensora del Televidente de Canal 22; conductora de radio y TV; articulista

Fuente: Diario EL PAIS COM


Nota mía: Ya son MUCHÍSIMAS las voces de alerta respecto a este tema, que es planetario. ¿Qué pasa que no parece haber una reacción para solucionarlo?

¿O será que casi todos estamos sobrando en este planeta y vida?

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando sobran los jóvenes

Mensaje  LADY el Jue Feb 25, 2010 2:12 pm

Vergonzosa la situación que se nos presenta para el futuro..

..inclusive ya han producido un realty:
http://www.lasexta.com/programa/ver/generacion__ni_ni/3072


..sin comentarios.
avatar
LADY
Luminaria
Luminaria


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando sobran los jóvenes

Mensaje  luna el Jue Feb 25, 2010 2:38 pm

SALUDOS ATODOS/AS INTERESANTE TEMA Y DESEPERANTE PORQUE INTUYO QUE SE VA HACER POCO AL RESPECTO POR LOS QUE NOS GOBIERNA, PERO PODEMOS REFLEXIONAR Y ALMENOS INTENTAR EDUCAR ANUESTROS HIJOS DE OTRA MANERA,DENTRO DE NUESTRAS LIMITACIONES SALUDO
avatar
luna
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando sobran los jóvenes

Mensaje  pepe2982 el Vie Feb 26, 2010 12:23 am

El tambor de hojalata (Die Blechtrommel) es una película de cine de Alemania escrita y dirigida por Volker Schlöndorff.
Basada en la clásica novela del premio Nobel Günter Grass, este es el drama de un joven que toca el tambor para combatir su desesperación y cólera durante el ascenso del tercer Reich. Ganadora de la Palma de Oro del Festival de Cannes y del Óscar a la mejor película de habla no inglesa el año 1979.

Puse un poco la introducción de la película para entrar en el contexto que escribió la autora Gabriela Warketin.
Es penoso, pero es así, la mayoría de los jóvenes no les importa ni trabajar ni estudiar como dice el link de LADY.
La idea sería que tuvieran ejemplos a seguir, gente que esté en un nivel de Gobierno, o lideres que sepan inspirar a los jóvenes a buscar su superación personal.
Pero si solo ven que estos sujetos que son tomados como parámetros del éxito, donde se gana fácil el dinero con poco esfuerzo o robando, y claro, quien va a tener la voluntad de mejorar.
Hay muchos ejemplos, tanto locales como en el mundo, algunos de ellos:
Premio Nobel a Obama.
Diputados y Senadores que no dan quórum en el congreso y ganan fortunas.
Mediáticas televisivas que con mostrar el culo ganan fortunas. O mediáticos que dicen dos o tres pavadas y también ganan fortunas.
Futbolistas que no saben hacer la O con el culo de un vaso y cobran fortunas por pegarle a una pelota.
Y sigue interminable la lista de poderosos que con poco cerebro y trampeando, hacen incalculables diferencias de dinero.

En cambio, ven que los que estudian y trabajan, llegan a fin de mes con lo justo para más o menos sobrevivir, haciendo malabares para lograr el menos una modesta vida y cubrir sus necesidades más básicas. Solo apenas alcanzan a sacar la cabeza del agua.

Entonces el que observa esta situación, que le queda para pensar en su porvenir?, solo tratar de prenderse en esa onda de la vida fácil, ya que lo otro, solo les muestra un futuro negro y sin posibilidades de realizarse como personas.

Claro, lo que no ven o si lo intuyen miran a un costado, es que la vida luego te devuelve esas actitudes, y al final, el poderoso (que no lo es tal) se encuentra con el de "arriba", "el que todo lo ve" y deberá rendir cuentas de su pasado.
Quizás se deban golpear en la vida, para darse cuenta que no todo lo que reluce es oro, o pensar en sus antepasados, que se rompieron el alma para lograr que ellos hoy estén en este mundo.
No se, da para mucho más, pero ya lo discutimos en varios post, hay excepciones como todo. Ojala se den cuenta a tiempo.
O que hagan sonar el tambor, como lo hace el pibe de la película, para expresar su descontento con el rumbo que va tomando el mundo.
Y nosotros demos al menos un mínimo ejemplo, si somos capaces. abrazo

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando sobran los jóvenes

Mensaje  Don Sapo el Vie Feb 26, 2010 1:38 am

Pepe: Muy bueno tu comentario. Te has tomado tiempo para extenderte e incluos aportar datos de la película

Lady: Tu aporte también es interesante. Eso del realitý no sé qué tal será. Pero por lo que describen en el sitio web citado (que pongo a continuación) parece mucho más intersante y realmente provechoso para todos, que un "Gran Hermano". Al menos en cuanto a intención y objetivo enunciado.

El texto descriptivo de dicho programa de TV (la Generación ni-ni) que se lee allí es:


Aquella frase manida que se utilizaba para ligar de ¿estudias o trabajas?, ha caído en desuso para muchos de los jóvenes de las sociedades industrializadas, porque muchos de ellos ni estudian, ni trabajan; es más, no tienen ninguna intención de hacerlo, por lo menos de momento; son lo que los sociólogos ya están empezando a denominar, "La Generación ni- ni". El 15% de los jóvenes españoles entre 16 y 24 años ni-estudia, ni-trabaja, y este porcentaje se encuentra en proceso de crecimiento.

Por ello las propuesta del programa Generación ni-ni es que pasen alrededor de dos meses en una casa especialmente diseñada para un grupo de estos jóvenes (en torno a ocho), viviendo un proceso de acompañamiento y monitorización terapéutica con un equipo de educadores en la que valores, principios básicos, herramientas y habilidades sociales, puedan arraigar en ellos y descubrir posibilidades de establecer proyectos que les ilusionen y les motiven en su vida futura. Serán, por tanto, alrededor de dos meses para vivir un proceso de reeducación terapéutica, lejos de las circunstancias que han hecho que su proceso de socialización no sea el óptimo para que se puedan desenvolver de una manera normal.

En la casa de Generación ni-ni los jóvenes tendrán normas, responsabilidades, tareas, etc., y, lo más importante, tendrán que ganarse el pan con el sudor de su frente; es decir, tendrán que trabajar. Todo ello para producir un cambio en ellos que les haga tomar de una manera consciente y responsable las riendas de su inmediato futuro.

Este comentario, sin menospreciar a Luna, por supuesto, que también expresó algo muy cierto: Que ya es poco creíble pensar que los responsables de poner manos a la obra y tomar iniciativas, vayan a hacer algo, Pero también recordando que NOSOTROS somos quienes debemos primero DAR EL EJEMPLO CLARO y no sólo a nuestros hijos, sino en general y todo el tiempo, como hombres y mujeres de bien intransigentes con la verdadera ética que es altruista al dar prioridad al bienestar masivo, por sobre el individual.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando sobran los jóvenes

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.