Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

La propiedad privada y las posesiones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  pepe2982 el Miér Abr 21, 2010 4:26 pm



Curiosamente, una de las cuestiones de las que menos se habla en psicología es de la propiedad privada. Se han estudiado prácticamente todos los fenómenos mentales que tienen que ver con los seres humanos pocas veces hablamos de la posesión de objetos. Parece como si el tema fuera un tabú.
Y el caso es que el asunto de las pertenencias está muy arraigado en los seres humanos y es muy importante para explicar sus actos. Un suceso que acabo de conocer aunque aconteció en China hace cosa de 6 años, me ha hecho pensar sobre esto.
La noticia decía que el ciudadano chino Qiu Chengwei había sido condenado a muerte por apuñalar al ciudadano Zhu Caoyuan.
En principio, la razón que Qiu esgrimió para cometer tal barbaridad era habitual: la víctima le había robado algo que era suyo.
Lo que hacía diferente esta querella y la convertía en noticia es que el objeto de la disputa no existía.
O, por lo menos, no existía en el mundo real.
Lo que Zhu le robó a Qiu fue una espada virtual. El ciberobjeto en cuestión se utiliza en un videojuego muy popular a través de Internet llamado “Leyenda de Mir III. Qui lo ganó y se lo prestó a la víctima, quien lo vendió por 7.200 yuanes (unos 670 euros).
Indignado, Qui intentó denunciar el robo a la policía. Las fuerzas de seguridad le dijeron que la ley no podía perseguir a alguien que había robado algo que no existe y el asesino, lleno de ira, fue a la casa de la víctima y le apuñaló hasta causarle la muerte. Real, no cibernética.
Para completar la historia, añado un par de datos.
El primero, que la ciberespada en cuestión no tiene ni forma. Es un objeto virtual y poseerla significa, solamente, tener un certificado de que la tienes gracias al cual los demás te consideran poseedor de la esa espada ficticia en cuestión.
Y el segundo dato a tener en cuenta: quizás, mientras lean la historia, se estarán imaginado un enredo de adolescentes. Pero no: los protagonistas de esta noticia tenían cuarenta y tantos años cada uno.
El sentido de la propiedad parece ser una constante en el ser humano. Si hacemos caso a los antropólogos, parece ser que todas las sociedades que han habitado el planeta han permitido que sus miembros tuvieran algún tipo de propiedad. Las sociedades individualistas llevan esto al extremo, pero siempre ha existido alguna clase de bienes privados. En las tribus paleolíticas, se poseía una flecha o una cueva. En las sociedades comunitarias, cada cual tiene sus propios objetos íntimos. Incluso en las familias que lo comparten todo, hay cosas que son de cada uno.
¿Hasta dónde llega la propiedad privada? ¿Qué es público y qué es individual?¿Por qué los seres humanos necesitamos poseer ciertas cosas?
Las reglas sobre este asunto son implícitas. Nuestra cultura nos las enseña de forma encubierta y pocas veces las hace explícitas. De hecho, las normas sobre la propiedad son difusas y bastante hipócritas: basta ver a unos adinerados padres enseñando a sus hijos a “compartir" en los parques sus juguetes con otros niños para comprobar que una cosa es lo que decimos y otra lo que hacemos. No hay reglas claras sobre este tema y, de hecho, muchas relaciones quedan enturbiadas por la forma en que cada uno interpretamos nuestra propiedad privada.
La espada cibernética es uno de estos objetos para los que la norma tiene un vacío. Nadie le supo decir a Qiu si era o no suya, porque del tema de la propiedad virtual no se ha hablado mucho todavía.
Con el dinero pasa exactamente lo mismo. Desde los años 30-40 en que se abandonó el patrón oro, la moneda vale únicamente lo que entre todos decidimos que valga mediante un mecanismo de oferta, demanda y trueque unas veces por una espada virtual, otras por otra moneda con un valor no menos virtual.
Hace tiempo me dejaron en el contestador (digital) del teléfono de casa unos mensajes. Borré los que consideré oportuno, pero hubo dos que dejé sin borrar por algún motivo. Al cabo de unas semanas mi mujer los borró sin avisarme. No llegamos al punto de estos dos chinos, pero me enojé seriamente con ella. Mi argumento fue que los mensajes “eran míos”.
Por supuesto que no me dio ni cinco de bola, pero sigue siendo un ejemplo de las posesiones virtuales.
Vos te has esmerado. Te sientes eufórico. Lo has conseguido. De repente injustamente pierdes lo que creías tuyo (por suerte=lotería, o por trabajo). Eso te produce algo dentro. Algo que es muy fuerte. Se te revuelven las tripas. Pides a los que en teoría tienen el poder de restituírtelo que se haga justicia. Quizás ese juego era lo único que tenía Qui (que tiene toda la pinta de que fuera así). Quizás”el honor” fuera lo más importante para él o lo único que sentía que le quedaba. Quizás tenía ya todo un historial de abusos. Quizás sí rebasó el límite. A mí no me dice mucho que el objeto fuera real o no, para tratar de comprender cómo pudo sentirse. Se trata de sentimientos y sobre todo de falta de profundidad al juzgar tan livianamente.
No sé si tengo derecho o no a sentir que mi PC es mía. Pero me molesta un montón cuando alguien me la toca. Me pone muy nervioso. Cualquier cosa que yo sienta como personal.
Ni hablemos de las posesiones que ciertas personas se adjudican sobre otras, caso de las parejas.
Todo este cuento para definir que es una posesión, la propiedad privada. Jahhh!!!
Las cosas, todas las cosas, es mejor hablarlas. Así nos ahorramos apuñalarnos por ellas.
No les parece?

La noticia la saqué de aquí: http://www.absurddiari.com/s/llegir.php?llegir=llegir&ref=7568

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  Don Sapo el Miér Abr 21, 2010 5:27 pm

¡Uy!... ¡Pepe!.... ¡Qué buen tema!

Exponés acá a una cuestión importantísima, que prácticamente nadie tiene clara en la cotidianeidad de sus vidas y para con terceros. La de saber VALUAR (propiedad) cuánto “importa” algo para cada persona y por qué.

La clave: Nuestro ego tiende a identificar a cosas exógenas del propio cuerpo o ser (físicas; virtuales o impalpables; como imaginarias también) cual PARTES DE SÍ MISMO o que le son básicas para la vida. De allí la diferencia de reacciones al margen de valores reales o convencionales.

Fijate que una conducta normal y natural de los bebés, es la de sentir como “parte de sí mismos” a los objetos y seres que les rodean. Les molesta y mucho que les “toquen” o “manoseen” a SUS cosas, porque es como manosearlos a ellos o llevárselas. Los hacen sentirse “incompletos”, faltos de partes de sí mismos. (A las que a ellos les importan porque las incorporaron como tales, caso de alguna prenda que ya no les va pero aprecian mucho y no permiten que “desaparezca” o se la regalen a otros).

Detalle que en la vida adulta se prolonga incluso con lo que guardamos como “recuerdos preciados” o “medallas de la vida”, caso de las cosas que nos costaron mucho conseguirlas… ¡así sea la espada “especial” de un juego de rol en internet! Que no existe fuera de ese juego puntual, pero que se invirtieron infinidad de horas de vida y esfuerzos para obtenerla.

Porque tiene connotaciones psicológicas y emocionales importantísimas para el bienestar de nuestro ego y psiquis. La “satisfacción” de “logro” que permite paliar y compensa parcial pero grandemente a las frustraciones de la vida cotidiana de “me hacen sentir que soy “NADA” o “inútil”. (Justo yo que soy apasionado de los muy buenos juegos de rol en PC. Aunque no menosprecio algunos otras categorías muy bien logradas, sea estrategia, aventura gráfica o simuladores de vehículos más bien “de combate épico fantástico”. No comunes cotidianos para jugar carreras, por más alocadas que sean o “realistas”).

En el caso de la noticia en la que te basaste, no justifico en absoluto al crimen, porque el autor del mismo cometió la terrible imprudencia de confiar en quien no lo merecía. Lo entiendo, pero no lo justifico. Aunque tampoco creo que merezca la muerte por un arrebato de mente enferma en saturación psíquica; ya que “tiene arreglo” su conducta errónea, para que no vuelva a reincidir nunca más en semejantes, si la sociedad entera le facilita las condiciones.

Acá se conjugó que la policía (más bien la sociedad y legislaciones) NO CONTEMPLAN adecuadamente a los daños psicológicos por “exceso de confianza” (daño moral) para solicitar reparaciones más o menos lógicas a quienes ocasionan tales daños.

Pero el tema principal que surge a raíz de la noticia y tus observaciones o comentarios, es:

¿Por qué el ego se identifica e incorpora como propias a cosas externas al propio yo, que hasta pueden ser intangibles como una espada de juego de internet, un mensaje grabado como también hasta seres vivos como pareja, hijos, mascotas, etc.?

¿Alguien se anima a tratar de dar con la respuesta y sumarla aquí como mensaje?

Sobrte todo ¿Por qué parámetros inconscientes nos regimos para dar importancia (valor) a cada cosa que nos importa sin formar parte real de nuestro ser? (No me refiero a lo parámetros de valor económico convencional y sus variables de pérdida de valor o encarecimeinto por rareza, sino a las íntimas que surgen del inconsciente).

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  pepe2982 el Miér Abr 21, 2010 8:32 pm

Yo creo, viendo lo que vos siempre escribiste del ego, que el ego los toma como propios, ya que ha sentido placer al tenerlos consigo. Es decir, hay algo que lo interpreta como propio, debido a que ha experimentado con ese objeto o persona una sensación de plenitud y satisfacción. Como bien vos decís básicamente, el ego, que es quien maneja todo lo que está en nuestro "inconsciente" es el asistente perfecto. Al menos en intención y potencialmente. Ya que se desdobla en "obedecer lo que aprendió" o se le impuso como "conveniente" o "mejor", pero sin dejar de tratar de ser lo más natural posible. Pero no siempre sabe cómo solucionar excesos o canalizarlos, ni tampoco es fácil que se subordine al espíritu.
Es un “monito” que no sabe discernir entre que es propio y que es externo al “yo”, espíritu.
Mas o menos, o algo así muy sintético.

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  Don Sapo el Miér Abr 21, 2010 9:04 pm

....

Si, Pepe. Describis muy bien a detalles del ego pero no al quid de este asunto puntual.

A Gwendy, en forma privada, por lo general le insisto mucho con un detalle que es común en lo masivo: la de considerar respuesta final o razón concluyente a alguno de los eslabones de una cadena que puede parecer interminable de "por qué".

En este caso ¿por qué el ego tiende a identificarse y tomar como propio a cosas o seres que no forman parte de sí mismo o nuestro ser?

En algunos casos, porque lo siente cómodo, placentero, etc. Pero hay más razones subyacentes que originan o motivan a eso. Una raíz principal que permite al ego tal conducta de "identificación" con lo que no forma parte del ser propio.

Y mi pregunta se dirige precisamente a ésa raíz. ¿Que le permite en su naturaleza o primera programación básica asumir como parte de sí a lo que para los demás no lo es?

Detalle que con frecuencia se puede observar en los bebés con sus madres y con su entorno habitual.

A cada respuesta que se halla, uno puede replantearse ¿por qué?

Por ejemplo: "porque lo siento como mío"
¿Por qué "lo siento como mío"?

Porque me hace hace sentir bien, satisfecho.
¿Por qué "me hace sentir bien, satisfecho"?

Porque cumple una función que necesito.
¿Por qué "cumple una función que necesito", o... necesito que la cumpla?

Así, se va profundizando en el proceso mayéutico de saber preguntar, para que la respuesta surja por sí misma. Es ir de eslabón en eslabón de la cadena de razones que nos llevan a la raíz o meollo que permite comprender a las VERDADERAS y muy profundas razones que activan nuestros mecanismos internos.

Pero en esto el ego es MUY HÁBIL para llevarnos por senderos erróneos, ya que le MOLESTA que lo veamos "desnudo"; que descubramos al "monito" tal cual es, porque se siente demasiado vulnerable o indefenso (porque asume y teme que lo castiguemos, en lugar de darle una caricia o abrazo comprensivo).

Es lo mismo que cuando tenemos que desnudarnos o mostrar nuestra intimidad ante otros: INCOMODA dejar de lado prejuicios y DEFENSAS aprendidas, pero en este caso es en otra cuestión, ante uno mismo. El hábito de "estar a la defensiva" sin bajar la guardia, es MUY FUERTE.

Rápidamente lanza toda una metralla de excusas o justificaciones para que nos distraigamos de la tarea; avancemos por senderos erróneos; o prefiramos hacer otra cosa dejando a esto de lado. Sin ir más lejos, suscitar incomodidades físicas (ganas de ir al baño, hambre, frío o calor, sed), acordarse de que hay otra cosa para hacer que es "muy importante"; RECORDARNOS y hacerlo notar en el cuerpo y mente que "estamos muy cansados" como para ahondar; etc.

¡Que suelen ser excusas ciertas! Pero las agiganta en cuanto a querer y necesitarlas "ya".

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  pepe2982 el Miér Abr 21, 2010 11:45 pm

No, no se explicarlo exactamente, por eso puse el tema con observaciones muy de entre casa.
A ver:
Hay una necesidad de posesión por algo, eso está claro.
El ego no interpreta si es propia o externa, está claro.
El ego se identifica con lo que se tiene, pero la satisfacción que se obtiene es relativamente efímera y de corta duración. Oculto dentro de él permanece un sentimiento profundo de insatisfacción, de "no tener suficiente", de estar incompleto. "Todavía no tengo suficiente", dice el ego queriendo decir realmente, "Todavía no soy suficiente".
Como hemos visto, tener (el concepto de la propiedad) es una ficción creada por el ego para dotarse a sí mismo de solidez y permanencia y poder sobresalir y ser especial. Sin embargo, puesto que es imposible encontrarnos a nosotros mismos a través de la tenencia, hay otro ímpetu más fuerte y profundo relacionado con la estructura del ego: la necesidad de poseer más, a la cual denominamos "deseo" ("enfoque en la necesidad o escasez"). No hay ego que pueda durar mucho tiempo sin la necesidad de poseer más. Por consiguiente, el deseo (la necesidad) mantiene al ego vivo durante más tiempo que la propiedad. El ego desea desear (quiere necesitar) más que lo que desea (quiere) tener. Así, la satisfacción somera de poseer siempre se reemplaza por más deseo (necesidad). Se trata de la necesidad psicológica de tener más, es decir, más cosas con las cuales identificarse. Es una necesidad adictiva y no es auténtica.

Si no me la llevo a marzo . Eso si, bochalas a LADY y a Gwendy que no pusieron nada, así estudiamos juntos.

(no puedo dejar de meter un chiste).

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  Don Sapo el Jue Abr 22, 2010 1:18 am

¡Bravo Pepe! Sos el mejor de todos mis "alumnos" en esto del ego. Por lo bien que entendés a muchas de sus características (aunque parezca que sos el único, por la participación que hay hasta ahora en este tema. Pero hay que tener en cuenta que ni les dimos tiempo a Lady y, Gwendy, está hasta la coronilla preparándose para los exámenes finales. De los demás... no sé).

Pero OJO, que no por eso voy a dejar de "bocharte" (aplazarte) si es necesario, por no acertar del todo con la raíz más profunda en este aspecto que, en cierto modo, es gran parte del motor o motivaciones principales del ego.

Lo que esta vez pasó, es que caiste en una de sus muy hábiles trampitas: La de que te enredó en términos/conceptos (esa es trampa típica del ego) llevándote a entremezclar a la ambición ya distorsionada con motivación profunda.

Te das cuenta que la ambición está distorsionada por el lado material o posesivo, pero creíste que ése era el eslabón último y no es así. Ya que ¿Por qué se distorsiona de ese modo?

Sobre todo ¿qué impulsa o motiva al ego a siempre "querer más"? (A tener tan desmedida ambición, aparentemente no importando en qué) ¿Porque eso es parte de su naturaleza o programa elemental? (el querer "abarcarlo a todo ilimitadamente")

¿Qué sentido puede tener tal "necesidad" egótica de siempre "más" ¡hasta el final! Hasta donde no haya más y ¿seguir insatisfecho habiendo obtenido lo máximo posible de lo que se había propuesto?

Imaginá a un deportista. Se propone batir a todos los récords de su especialidad. Le lleva años y horrores de esfuerzos. Finalmente lo logra. Tiene a todas las copas y medallas habidas y por haber. Desde las olímpicas hasta las profesionales. Se siente muy orgulloso y satisfecho de "ser el mejor", Pero su ego, en el fondo, lo tiene inquieto porque le dice y hace notar que "le falta más" que aún hay algo que "no consiguió" y el deportista no puede entender cómo, ni por qué, esa sensación le molesta o incomoda tanto, ya que NO HAY MÁS para conseguir. No en lo deportivo. (lo mismo en cada área que se te ocurra).

¿No será que él interpretó mal que era por el lado deportivo a lo que el ego le pedía "hasta el finall"? ¿Final de qué? ¿En qué cosas o rubros podrá ser que, ya sabemos o tenemos claro, no son "materiales" como ser el más adinerado, poderoso, campeón, etc?

¿Qué cosas pueden realmente satisfacer por completo al ego en su programación de necesidad primaria profunda, que lo motiva al aparente siempre "querer más" o más bien "eterna insatisfacción"? (Que está muy emparentado o ligado con la "curiosidad natural", para darte otro dato o ayudita).

"ALGO" (razón y objetivo) debe de haber que no sabemos reconocerlo. (Que casi nadie logra descubrirlo de verdad, a este último eslabón y raíz). Así que no te desesperes si te parece que no das pie con bola, porque ni C G Jung, con todo lo que sabía y pensó, logró darse cuenta del todo. Tampoco los demás "maestros" o "grandes" de la psicología y autoconocimiento. Al menos no con la claridad necesaria para saber explicarlo y que los demás lo entiendan. Ellos estaban "cerca". Como decimos aludiendo al fútbol "pegaban en el palo o travesaño" pero sin embocarla del todo. Muy probablemente, porque estaban demasiado influidos o prejuiciados respecto a conceptos religiosos y filosóficos que, a mi, me resultaron de excelentes aportadores de piezas para "armar el rompecabezas". (Las excepciones que lo tuvieron claro, son algunos auténticos sabios esoteristas, como el caso del filósofo Sócrates).

En fin, que dejaré que te rompas el coco paseando a las neuronas por senderos desacostumbrados del cerebro (como para que descubran nuevos paisajes interiores ) y de paso ver si alguien más se suma o anima a tratar de asomarse con un poco de luz a las profundidades de su propio ser (que meten miedo, por cómo "ruge" haciendo retemblar a todo, el simpático y tierno "monito" que está en el fondo, manipulando los botones de la consola de casi todo lo que es nuestro ser, mejor que un DJ de primera de los de antes, con discos de vinilo y micrófono más efectos especiales, estilo Rosko; el de Roscko Show ¿Lo recordás?).

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  pepe2982 el Jue Abr 22, 2010 2:36 pm

Esto es algo que fui deduciendo a medida que pensaba en el eslabón final:

"Bienaventurados los pobres de espíritu", dijo Jesús, "porque de ellos es el reino de los cielos". ¿Qué significa "pobres de espíritu"? Es la ausencia de equipaje interior, de identificaciones.
Nada de identificación con las cosas, ni con los conceptos mentales que contengan un sentido de ser. ¿Y qué es el reino de los cielos? La dicha simple pero profunda de Ser, la cual aparece cuando nos desprendemos de las identificaciones y nos volvemos "pobres de espíritu".
Es por eso que la renuncia a todas las posesiones ha sido una práctica espiritual antigua tanto en Oriente como en Occidente. Sin embargo, el hecho de renunciar a las posesiones no lleva automáticamente a la liberación del ego. Este tratará de asegurar su supervivencia encontrando otra cosa con la cual identificarse, por ejemplo, una imagen mental de nuestra persona como alguien que ha superado todo interés por los bienes materiales y, por tanto, superior y más espiritual que los demás. Hay personas que han renunciado a todos sus bienes pero tienen un ego más grande que el de algunos millonarios. Cuando se suprime un tipo de identificación, el ego no tarda en encontrar otro. En últimas no le interesa aquello con lo cual se identifica, siempre y cuando tenga identidad.
¿Qué significa realmente ser "dueños" de algo? ¿Qué significa el que algo sea "mío". Si parados en la mitad de una calle señalamos un rascacielos y decimos, "Ese edificio es mío, me pertenece", o bien es porque somos muy ricos o mentirosos o locos. En todo caso, contamos una historia en la que la forma mental "yo" y la forma mental "edificio" se confunden en una sola. Es así como funciona el concepto mental de la propiedad. Si todo el mundo coincide con nuestra historia, se producirán unos documentos para certificar ese acuerdo. Entonces somos ricos. Si nadie está de acuerdo con la historia, terminaremos en el psiquiatra. Entonces somos locos o mitómanos.
Es importante reconocer aquí que la historia y las formas de pensamiento que la componen, bien sea que los demás estén o no de acuerdo, no tienen absolutamente nada que ver con lo que somos. Aunque los demás coincidan con nosotros, la historia no es más que ficción. Son muchas las personas que es apenas en su lecho de muerte, cuando todo lo externo se desvanece, cuando se dan cuenta de que ninguna cosa tuvo nunca que ver con lo que son. Ante la cercanía de la muerte, todo el concepto de la propiedad se manifiesta totalmente carente de significado. En los últimos momentos de la vida también se dan cuenta de que mientras pasaron toda la vida buscando un sentido más completo del ser, lo que buscaban realmente, el Ser, siempre había estado allí pero parcialmente oculto por la identificación con las cosas, es decir, la identificación con la mente.
Todo esto me lleva a resumir que, el ego (monito) interpreta al espíritu (capitán), teniendo en este caso especifico de las posesiones, una serie deseos que son inmensurables, quiere más y más, y lo obtiene y sigue queriendo más.
Pero el espíritu lo que realmente quiere, es encontrarse con el Ser Creador, el que le dio origen, el llamado Dios y unirse a él en uno solo.

Cuando estamos en un estado mental lo suficientemente elevado, ya el ego, se calma, la conciencia despierta toma entonces las riendas y se encarga de dirigir la vida, desplazando al ego. Entonces descubrimos que aquello que veníamos haciendo desde tiempo atrás comienza a expandirse de manera natural para convertirse en algo mucho mayor, al impregnarse del poder de la conciencia.
En el Sermón de la Montaña, Jesús hizo una profecía que pocas personas han comprendido hasta la fecha. Dijo, "Bienaventurados los humildes, porque ellos heredarán la tierra". ¿Quiénes son los humildes y qué quiere decir eso de que heredarán la tierra?
Los humildes son quienes carecen de ego. Son las personas que han despertado a su naturaleza esencial verdadera y reconocen esa esencia en todos "los demás" y en todas las formas de vida. Viven en el estado de entrega y sienten su unicidad con el todo y con la Fuente, Dios, encarnan la conciencia despierta que está cambiando todos los aspectos de la vida en nuestro planeta, incluida la naturaleza, porque la vida en la tierra es inseparable de la conciencia humana que la percibe y se relaciona con ella. Es así como los humildes heredarán la tierra.

Tomá mate.

Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, la pegué, seguro que la pegué, ya me devané los sesos pensando.

Che me dejaron solo los otros, pero bue, algo saqué en claro, y creo que esta vez di en la tecla.

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  Don Sapo el Jue Abr 22, 2010 3:40 pm



¡Cómo me has hecho reír hasta las lágrimas!

Más que nada por cómo te imaginaba mientras leía tus expresiones. (Que hasta caricaturizaba al estilo Quino con los personajes de Mafalda a tus esfuerzos y elucubraciones).

¿La verdad?...

Te paseaste por un montón de "senderos erróneos". A veces aproximados, otras contrarios, para después de varias vueltas, como mareado, llegar a un claro del "bosque de ideas" donde ¡Oh suerte! ¡Acá estaba! ¿Vieron que yo tenía razón en que era "por acá"



Con esto, lo que quiero decir, es que lograste darte cuenta de cuál es el "último eslabón" pero sin tener del todo claro cuáles son los intermedios para llegar al mismo. Sí, tenés, una idea más o menos vaga del camino o dirección.

Te merecés un aplauso con todas las de ley, porque NO CUALQUIERA llega tan rápidamente como vos al "último eslabón" así, de modo consciente, por más que haya dado unas cuantas vueltas medio perdido en el proceso (donde casi todos se quedan definitivamente perdidos).

Lo que ahora no sé si explicar, o dar tiempo a que otro lo intenten, es al resto de la cadena. El cómo se empalman unas cosas con otras o cada eslabón.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  pepe2982 el Jue Abr 22, 2010 4:02 pm

Ahhhhhh!!!!!!, buenoooooooooo, yo hice un resumen, ya aprobé!!!!.
Lo del proceso entero tengo un libro, pero no da, ya basta, jajajaja.

No, que se rompan las neuronas los demás, lo mío ya está, fue, caput, terminé, finiquité, como quieras llamarlo........

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  Don Sapo el Jue Abr 22, 2010 7:45 pm

Pero ¡no te duermas sobre los laureles Pepe! Que haber logrado subir un escalón no significa haber llegado a la cima.

Al final, me puede la impaciencia por dejar clara la forma en que logré "descifrar" a estos aspectos del ego. Aquí va:


La identificación del ego con lo ajeno a sí mismo, como la necesidad de “siempre más y más” tienen una doble raíz original.

Por un lado, el ego sabe que tiene que progresar para alcanzar el grado máximo de perfección a lo largo de todo el recorrido de vida, porque el objetivo es “llegar a Dios”, por haberlo recorrido; conocido y comprendido por vivenciar o experimentar a todos sus detalles. (Lo cual se logra y es posible sólo a lo largo de muchas, infinidad de vidas escalonadas con tal propósito. Porque una sola no alcanza, por más longeva que sea, para conocer tan bien y a fondo a Dios o el universo entero en todos sus detalles).

Por esta razón es que el ego es, en apariencia, un eterno insatisfecho en logros que siempre “quiere más” de “algo”. Porque sabe que tiene que lograr abarcar y conocer a la totalidad del universo-Dios. El problema radica en que se enfoca (mal) en lo que atañe al plano en el que estamos: lo material. Con lo cual “olvida” o "confunde" que si bien debe experimentar en lo material, no es para acumularlo y poseerlo (ya que es de todos y Dios mismo, como nosotros), sino para conocer sus posibilidades y características; obtener experiencias formando parte del sistema esencial, en lugar de alterarlo a tontas y locas.

A esto se suma el otro aspecto o eslabón raíz: De reconocer que “todo” es y forma parte de “Dios-padre/madre”, como análogamente cada órgano o sistema (y células) al cuerpo humano. Que discrimine y se sienta más cómodo con algunas cosas o personas que con otras, es análogo a una célula que le tocó ser “del hígado”, que prefiere y “siente como propias” a las que “reconoce” como “del hígado”, pudiendo hasta menospreciar (por tomar distancia de no sumarse o formar parte de lo que “le es inconveniente” como a las comunidades celulares del riñón, estómago, etc.). Pero incorpora y aprecia a lo que le trae la sangre y jugos del proceso digestivo, descartando a lo “molesto” o “tóxico”.

En otras palabras, el ego es como un niñito que cuando logra dar una vuelta carnero, pide y ruega “mirá (mamá; papá o quien fuere) lo que puedo hacer o lograr”, esperando que el adulto o “familia-autoridad” (entorno social) le felicite, aplauda y estimule positivamente.

Esta misma razón es la que motiva e impulsa al ego a la necesidad de reconocimiento público y admiración (o hasta envidia) de los demás: Porque “Los demás” (u otros) son la “parte de Dios” que sabe que pueden expresarse en representación de Dios (por ser parte intrínseca del mismo) y de la que necesita “aprobación” o “aplauso”.

Y así es como entiendo y explico a la necesidad egótica de destacarse, sobresalir y sobre todo de trascendencia, que realmente suele implicar reconocimiento masivo y profundo a una labor bien hecha a lo largo de la vida. Porque para el ego, el conjunto de la sociedad, es “la voz de Dios”. Sobre todo el sector o facción social en la cual está inserto el individuo, porque es como el órgano al que pertenece y “mejor lo entiende”. Ya que ¿qué pueden saber los riñones o pulmones de cuán bien o mal realiza su labor una célula del hígado? (¿No les suena “conocida” esta forma de expresión, pero cambiada la alusión/profesión de individuos?)

Al ego en sí no le interesan las personas puntuales, sino lo que ellas inconscientemente implican como “autoridad” (representantes parte de Dios) que “aprueben y estimulen” a “continuar por más”. Las personas puntuales que sí, le interesan, son aquellas que siente como “afines” o “iguales” (como otras células del hígado) con las cuales se siente potenciada en su capacidad de acción. Ya que necesita integrarse al conjunto del “Todo-Dios”, pero en su lugar y función afín, por lo cual segrega qué sí, de qué no, según lo interpreta desde las subjetividades mentales de cada uno, con los condicionamientos socio culturales que puedan haber intervenido a favor o en contra de la forma de reconocer a lo “afín” a su función y naturaleza.

El ego puede entender perfectamente que el conjunto del hígado depende e interactúa con los riñones, estómago, pulmones, y demás. Sabe que son imprescindibles aún para la propia continuidad del “todo-Dios”. Sólo que no le importa (en principio) lo que haga o pase a células de otro órgano/comunidad, porque es “problema de ellos” y que ellos mismos tienen la capacidad (o deberían tenerla) de poder resolver sus propios problemas internos con sus individuos.

Todo el universo-Dios se escalona en sectorizaciones orgánicas y familias, clanes, sindicatos, rubros, etc. análogo a las sociedades y humanidad en conjunto, como su interacción en el ecosistema. Es una organización dentro de otra más grande y otra más hasta el infinito. Todas interactúan y se complementan armónicamente (al menos en principio, ya que la especie humana está teniendo conducta de células cancerígenas, en lugar de la que realmente le corresponde como grupo o especie).

El ego lo “sabe” pero no logra tenerlo claro y así es como tan fácilmente se desvirtúa. La función original de las religiones era enseñar estas cosas, o los parámetros básicos para no desvirtuarse-La filosofía auténtica, ayudar a descubrirlas y comprenderlas en más detalles, del sentido que tiene todo. Mientras que la misión de la ciencia, es la de corroborar en lo material a los mecanismos, poder demostrarlos y enseñar cómo usarlos o aplicarlos armónicamente, respaldados por la filosofía desde los preceptos básicos que enseñan las religiones. Por eso, en el símbolo del triángulo sagrado, se suelen denominar a las líneas laterales como religión y filosofía, mientras que a la de base como ciencia. Entre las tres conforman la estructura más firme y resistente del universo.

Bueno. Si esto no ha sido suficientemente claro, pregunten con confianza.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  pepe2982 el Jue Abr 22, 2010 11:26 pm

No, no me duermo en los laureles, si me costó un huev... sacarlo.
Lo que explicaste es lo que yo deduje sin poner los pasos como se van concatenando una cosa con otra. Yo puse un resumen tirado de los pelos, es como si estuviera pensando en voz alta y donde se me mezclaban cosas incoherentes y coherentes . A veces muy mal, otras más o menos bien, pero al final encontrando lo que buscaba.
Lo interpreté como vos lo describís con precisiones (es decir lo sentía en mi interior de esa manera), pero no tengo el vocabulario "técnico", si se puede llamar así de lo que vos expresas con conocimientos.
Si me preguntás de ingeniería , informática o de algo que tenga que ver con eso, si te puedo describir paso a paso un proceso, pero esto ni idea, es nuevo para mi.
En fin, muy bueno el post, y te digo que me sirvió mucho esto que yo comencé con una definición de posesión o propiedad, y que luego vos le metiste el toque este:

Don Sapo escribió:¡
¿Por qué el ego se identifica e incorpora como propias a cosas externas al propio yo, que hasta pueden ser intangibles como una espada de juego de internet, un mensaje grabado como también hasta seres vivos como pareja, hijos, mascotas, etc.?

¿Alguien se anima a tratar de dar con la respuesta y sumarla aquí como mensaje?

Sobre todo ¿Por qué parámetros inconscientes nos regimos para dar importancia (valor) a cada cosa que nos importa sin formar parte real de nuestro ser? (No me refiero a lo parámetros de valor económico convencional y sus variables de pérdida de valor o encarecimeinto por rareza, sino a las íntimas que surgen del inconsciente).

Esto me llevó a pensar y reflexionar mucho, lo cual no es poco, y no me produce satisfacción haber descubierto esto para ponerlo aquí solamente, sino la posibilidad de haberme extendido más de lo que normalmente estoy acostumbrado a hacer sobre un tema aparentemente sin importancia pero que tenía escondido miles de preguntas y respuestas, y que me provocó una gran movida interna.
Fue para mi un excelente ejercicio, te lo puedo asegurar.

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  Don Sapo el Vie Abr 23, 2010 1:08 am



Es que con esta clase de cosas, es como con el mate o el cigarrillo. Al principo resulta asqueroso para el paladar que no está acostumrado, pero después de algunas veces, como por compromiso... se le toma el gustito y, cuando te querés acordar, es como un vicio el analizar tratando de darse cuenta de las raíces de cada cuestión más o menos importante de la vida. Como el desafío de ¿podré llegar a develarlo? ¿Qué me lo impide?

¿Lo mejor de todo? Que de a poco el ego se va acostumbrando a que esto "no lo daña", sino que le ayuda mejor a cumplir su objetivo y entender las cosas, mejorando la comunicación interior con el espíritu, además de a los demás y las cosas de la vida.

¿Lo peor de todo? Que las personas están tan mal acostumbradas a no pensar más allá de simples elecciones "entre" (lo memorizado), por lo cual el ego fácilmente les dice "es demasiado trabajoso, mejor en otro moimento" (que nunca llega o siempre continuará siendo "otro"), La segunda gran traba de este proceso, es pasar de lo intelectual a lo práctico. ¡Ahí sí que "arrugan" casi todos! Porque intelectualizar observando a los demás y como mucho decir "sí, debo intentar corregir tal hábito o conducta" es fácil.
Lograrlo...

¿O no está lleno de intelectuales que mucho ven a la pajita en el ojo ajeno ¡ignorando al árbol que tienen en el propio!?

Si me habrán "desertado" "alumnos" cuando comencé a hacerles notar que NO EJERCITABAN lo que tenían claro y aprendido! La inmensa mayoría, termina hablando mal de mi y mis ideas, para justificar (y justificarse interiormente) que "cambiaron de idea" porque soy yo el equivocado ¡hasta inventándome defectos o cosas de lo más insólitas! (¡Cobardes! Que sólo ladran de lejos, como chuchos callejeros).

¡Es toda una hazaña de verdaderos paladines adentrarse en uno mismo y auto corregirse! La historia de Hércules y sus doce tareas es una alegoría de eso (no muy clara, pero reconocible en gran parte). O las historias como la de San Jorge y el dragón, cuando el dragón no es otra cosa que el propio ego (solo que no hay que matarlo, sino domesticarlo, como lo hizo Perseo, el que terminó jineteando a Pegaso, el caballo alado, que lo obedecía como un perrito entrenado y era el único que podía montarlo. Caballo que "casualmente" salió de "dentro del monstruo "medusa" (ego)). También la del Minotauro, cuyo laberinto no es otra coas que la forma en que el ego intenta "perdernos" por los vericuetos de las ideas desvirtuadas. Sólo si posee el "hilo de Ariadna" de la mayéutica ayudada por el propio espíritu, es que se puede lograr "salir del laberinto de ideas" como lo logró Teseo.

Casi todos los mitos griegos de héroes (no de los dioses y su genealogía), son lecciones alegóricas de cómo son los procesos internos para convertise en héroe y semidiós o, mejor dicho: en auténticos centauros que se ganaron un lugar en el Olimpo para ser bien recordados por muchas generaciones.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La propiedad privada y las posesiones

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.