Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 19 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 19 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

La educación del ego: El inicio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La educación del ego: El inicio

Mensaje  Don Sapo el Mar Mayo 11, 2010 3:19 pm

La educación del ego: El inicio


Educar al propio ego de modo adecuado, para que no nos incline a conductas o actitudes contraproducentes y, por el contrario, sea el verdadero potenciador de nuestras habilidades colaborando a que podamos alcanzar rápida y eficazmente a nuestros objetivos de vida, es toda una hazaña interior, comparable a la Odisea, que también fue alegorizada o metaforizada en las 12 tareas de Hércules. ¡No cualquiera se atreve! Y menos los que lo logran.

Claro que, si lo consideramos desde este punto de vista, no tiene ningún sentido esmerarse o siquiera intentarlo ¿Para qué? Si seguramente quedaré por el camino.

Y esta clase de pensamiento es precisamente la primera de todas las trampas que nos pone el ego: Desalentar el esfuerzo que le molesta y resulta difícil de alcanzar.

La mejor estrategia educativa es la que utilizan naturalmente los niños: El auto desafío de ¿hasta dónde soy capaz o puedo? No tanto para compararme con los demás, que me sirven de referencia en varias cuestiones, sino más bien para EJERCITARME.

Si una persona completamente fofa y obesa se propone tener un cuerpo atlético, obviamente que le costará horrores comenzar y es seguro que el ego simulará estar de acuerdo parcialmente, pero le sugerirá “lograrlo ya y pronto”, con sobre exigencias excesivas, que le producirán el efecto contraproducente de demasiada fatiga, dolores y frustración, aún mayores que cuando no se había propuesto nada.

Este es el primer paso y más común en toda persona: Tomarle mucho tiempo lograr el ánimo y coraje para INTENTARLO y, luego, pretender demasiado de golpe. Hay que saber proponerse metas pequeñas, pero muy firmes. No se puede escalar una alta montaña de un tirón. Menos aún los que no tienen práctica ni estado físico óptimo.

Si continuamos con el ejemplo del obeso fofo. Lo óptimo no es la privación en dietas, sino habituar al organismo a prescindir gradualmente de lo más graso, a la vez que comenzar a tener “algo más” de actividad física, para ir tonificando a los músculos, además de crear el hábito.

No es cuestión de salir a trotar o correr al menos un kilómetro. Tan sólo de caminar y airear los pulmones. Cada vez un tramo algo mayor y, cuando ya esté el hábito, animarse a trotar una parte del trayecto, pero como pruebas de corroboración de que “si quiero podría”, pero apenas con amagues de unos metros, más que con objetivos puntuales de una vuelta completa a toda la plaza.

Después de varios días, cuando la caminata ya se hizo hábito familiar, con alguno que otro tramo muy breve de trote, es cuando recién se debe pensar en una meta algo mayor, siempre y cuando se esté seguro que se puede, como mínimo, el doble “si se lo propusiera”.

Esto es así, porque el ego siempre está “dividido” entre el “quiero más” pero “me desmoralizo muy fácilmente”. Sobre todo lo segundo suele ser mucho más fuerte después de intentos fallidos. De allí que es importantísimo y crucial saber imponerse metas fáciles de alcanzar, con holgada capacidad o sin mayores esfuerzos.

La obtención de pequeños resultados que, con el tiempo, se van haciendo cada vez mayores, permiten una autoestima mucho más elevada. Verdadera confianza en que se pueden lograr las metas más grandes con la constancia. Porque al rememorar cuánto costó el primer día y qué imposible parecía alcanzar lo que se pudo después de un par de meses… la satisfacción y confianza suben muchísimo, pero tentando a la siguiente trampa del ego: La de volver a caer en exceso de confianza que nos lleva a esfuerzos exagerados que nos desmoralizarán haciendo que sintamos que “perdimos el tiempo” esos meses, en algo que “nunca lograremos” o es “meta equivocada” o “esto no es para mí”.

En estos casos, no es tanto la cuestión de mirar hacia adelante (proyectar posibilidades futuras) de “cuánto tardaré en lograr lo óptimo”. Porque ahí sí que nos parece ridículo y estúpido esforzarnos. Se trata de “mirar atrás”. Cómo era mi vida antes y CÓMO ME SIENTO AHORA, con lo que he logrado mejorar en relación al “antes”.

El ego se desmoraliza al mirar “lo que falta”. Más vale mirar “lo que tengo logrado” con tan sólo un poco de esfuerzo moderado. Porque la cuestión es AVANZAR HACIA, sin fijarnos un final de muy largo plazo o difícil obtención. Paralelamente, el mejor argumento es “lo estoy intentando de veras”, con mi mejor esfuerzo en constancia de no darme permisos contraproducentes, salvo de modo muy ocasional. (Las prohibiciones excesivas, también son un sobreesfuerzo desmoralizador).

Hay que tener en cuenta que el ego es un animal de costumbres. Le cuesta horrores romper con la rutina de hábitos. Es por esta razón que hay que cambiarla DE A POCO y cada vez un poco más. Crearle el hábito no traumático, de hoy un poco más de lo nuevo (irrisorio), y un poco menos de lo viejo (también casi irrisorio en cantidad).

Así, pasados un par de meses de ir cambiando la rutina, la nueva resultará casi placentera y hasta sentiremos que “el cuerpo la pide” y que hasta sentimos placer con los nuevos hábitos o cosas rutinarias. Aunque a veces lleva años sentir “gusto” por lo nuevo y rechazo por lo “viejo”. Pongo por ejemplo una experiencia personal que hasta a mí me sorprendió. Decidí hacerme lacto-ovo-vegetariano por convicción de varias cuestiones. Pero el hábito de ciertas hamburguesas o de algunas carnes asadas a la parrilla, era algo que me martirizó durante largo tiempo. Pues sólo sentir el aroma se me hacía agua la boca. Pasados unos diez años, cierto día corroboré que percibía un aroma que me resultaba tan hediondo como carne podrida que es quemada. Salí al patio a ver de qué se trataba y ¡sorpresa! Tan sólo era que alguien preparaba a la misma clase de carne asada a la parrilla que antes me hacía agua a la boca.

¿Cómo era posible que “repentinamente” después de algunos años, mi sensación olfativa y reacción corporal fuera tan diferente y contrapuesta? Simple: El ego asume como “delicioso” a lo que le es muy familiar y acostumbrado, a la vez que “repulsivo” a lo que “olvidó” o con frecuencia se mentalizó reiterando frases contrapuestas (En mi caso puntual: “es cadáver en proceso de descomposición”). Terminé percibiendo al aroma muy similar al de carne en estado de putrefacción que estaba siendo quemada.

Es básico, fundamental, recordar y tener muy presente que el ego es animal de costumbres que resiste denodadamente a cualquier clase de cambios de conductas o hábitos, sobre todo si son muy notorios. Siempre hay que hacerlo como con vaselina y lentitud gradual, para evitar el trauma de que “extrañe” demasiado, a la vez que logre familiarizarse y QUERER a la nueva. Pero con la firmeza de voluntad necesaria para no darse permisos extras con viejas rutinas, salvo casos excepcionales que lo justifiquen y teniendo en claro que es por esa razón puntual que lo amerita.

Lograr la firmeza de voluntad necesaria, pasa por tener muy claros a los beneficios de estar intentándolo (no tanto por los objetivos del largo plazo, sino más bien de los pequeños logros) contrapuestos con lo “desmoralizante” que resulta saber que NI SIQUIERA SE LO INTENTA adecuadamente.

Al ego hay que tratarlo y educarlo tal cual como a un niñito (o monito) de unos cuatro años. NO se le pueden imponer varias cosas simultáneas como logros o esfuerzos, porque sólo se conseguirá que se frustre y les tome aversión, empacándose como mula en rechazarlos a todos.

Más bien hay que ponerle trozos de bananas al niño monito interior (ni siquiera bananas completas, salvo en las metas de corto plazo), para que decida avanzar sólo un poco para comer el bocado inmediato o más cercano. Sobre todo sabiéndole explicar las cosas de tal modo que pueda comprender POR QUÉ “conviene” aquello que uno le propone al “niño interior”.

Para dar un ejemplo grosero, podría decir que es como fabricar un sendero de bombones o dulces que, de a poco, se convierte en una búsqueda del tesoro en lugares repletos de obstáculos que obligan a cierta agilidad y esfuerzos, para que un obeso pueda comerse más bombones o golosinas pequeñas.

La premisa es: Eres libre de hacer, o no, un esfuerzo no muy grande. Pero si quieres de lo que te agrada, deberás intentarlo. Con lo cual tendrás doble satisfacción: La de obtener lo que te gusta (pequeñas cantidades como para decir “pude probarlo”), como también la de haber avanzado y tener un logro más en tu haber. (Ejercitación física no exagerada, pero que justifica o compensa al desgaste energético, aunque en principio dicha compensación sólo sea en lo psicológico).

Un ejemplo simple: No me permitiré un detalle del “hábito o rutina vieja” si primero no hago uno de la nueva. (Un bocadillo versus unas diez flexiones bien hechas, sin trampearme, o caminar unos mil metros trotando de a ratos un total de cien metros). Ya que no debo comer sin antes quemar calorías y que mi cuerpo NECESITE reponer energías.

La conducta de “premio versus esfuerzos” en nuevas rutinas o conductas, con el tiempo hace tan familiar a la nueva rutina, que los premios ya no son tan necesarios ni importantes. Al menos, los premios habituales de la vieja rutina, pudiéndose reemplazar el estímulo por otros que no dejen de ser interesantes para quien se esfuerza. Sobre todo, si lo enfocamos desde el aspecto lúdico de juego o desafío para con nosotros mismos. No en competencia con otros, porque es frustrante. Las competencias sólo suelen ser un buen indicador de cuánto podemos superarnos o lograr, de persistir en esfuerzos; como en qué promedio estamos en calidad o avance, en relación a los demás competidores.

Siempre el mayor rival a superar es a uno mismo, al anterior éxito o logro propio. NUNCA debería ser el de terceros que, con frecuencia, tienen complexión y características puntuales que no siempre podemos tener o lograr. Porque corremos el riesgo de pretender logros absurdos, como ganar competencias de básquetbol con una altura de no más de 1,50 metros, enfrentándonos a jugadores profesionales de los cuales, el más bajo, mide 1,90 mts. (O al revés, enfrentarnos a rivales demasiado fáciles).

Las competencias siempre son excelentes estímulos para “dar lo mejor de sí”, esmerarse al máximo. Pero jamás deben tomárselas como “vencer”, ya que la frustración posterior es mucho peor que ignorar si lo lograríamos por no haber participado. Sino la de ¡A ver cómo estoy o rindo en relación a los demás!” ¿Los premios? Sólo son algo secundario, de reconocimiento al excelente esfuerzo, de aquellos que tienen a todas las condiciones para estar entre los mejores de esa actividad y no bajaron los esfuerzos.

Si uno no lo logra “naturalmente”, caben dos opciones a tener claras: O aún no hemos entrenado y logrado lo suficiente: o hay quienes tienen características que no podremos superar (caso de los muy bajos en el básquet).

Cada quien debe tener claras a las propias posibilidades psico físicas, sondeándolas cada vez más y tratando de lograr corroborar hasta qué punto no se equivoca en que “puede más”, pero SIN EXAGERAR en pretender esfuerzos o logros rápidos y desmedidos, porque todo avance o mejora de resultados siempre será gradual. Es como querer subir una larga escalera de a diez o veinte escalones. No se llega lejos, si no es paso a paso y peldaño por peldaño, con los descansos adecuados cuando hacen falta.

En esto es clave tener muy presente que todos nuestros resultados dependen del ego, que no es más que un animal muy potente con mente de niño y memoria infalible. Que pone lo mejor, pero hipersensible, con sus lógicas necesidades de compensaciones o estímulos positivos. Necesita de tiempo con descansos lógicos y se frustra y resiente muy fácilmente. Hay que usar mucho a la psicología infantil con harta paciencia y constancia amable. Sobre todo evitar que nos pierda confianza, porque él es siempre honesto a ultranza, a pesar de sus jugarretas de distracción y excusas como temores.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  pepe2982 el Mar Mayo 11, 2010 7:00 pm

Está muy bueno Don Sapo , es de tu próximo libro?.
Ya lo tenés más o menos armado?.
Me alegra que lo hayas posteado en primicia para nosotros.

Aunque para los amigos habrá rebaja, digo, viste lo caro que están los libros en estos días.

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Don Sapo el Mar Mayo 11, 2010 11:26 pm

¡Gracias Pepe!

Sí, es uno de los tantos borradores sueltos que estoy escribiendo estos días y que no tengo ni la más p... idea de cómo compaginar a todo lo que tengo en la cabeza porque no me satisface ninguna estructuración posible. Sea porque son incompletas, aburridas, o porque me pongo a detallar demasiado algunas cosas, perdiendo la "objetividad técnica". (Que por eso estoy como "desaparecido" de acá. Necsito ordenar mis ideas, además de continuar intentándolo).

Creo que tengo ya bastante más de cien páginas con escritos de pedazos como éste (entre cuatro y seis carillas cada uno, en promedio) en los cuales muchos detalles se reiteran, pero en general se complementan o encaro a temas similares desde diverso enfoque. ¡Un lío! Para peor ¡sigo escribiendo cada día un tramo más!

¡Qué contrapuestas que son la seriedad técnica objetiva, respecto de la amenidad didáctica! Dilema que, para mí, es casi existencial. Porque me voy de una a otra en cada escrito sin ser ni chicha ni limonada.

Mas, como dije en este escrito que inicia al tema: Hay que ir de a poco proponiéndose "avanzar algo más" cada día, al margen de qué resultará al final o hasta dónde se podrá llegar.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  luna el Miér Mayo 12, 2010 2:48 pm

Bueno ....... decirte que bien....pero creo que ha quedado muy claro,como cambiar algo de nosotros que en este caso incluso nos hace daño como puede ser la obesidad. Ya con haber empezado es mucho ,creo que el ego tiene varias fases y muchas posibilidades cuales son y como desaroyarlas no es facil,pero cual puede ser el resultado de una persona que tiene educado el ego pero siempre desde el punto de vista de la persona que pasa cuando lo educamos mal por ejemplo para destruirnos suena un poco fuerte pero si no se educa correctamente puede hacer mucho daño o el es sufieciente para controlar todo y solo deja hacer lo que el quiere o hasta donde el lo ve necesario ,no se si me he explicado bien, otra cosa seria para mi como afecta en el caracte,en la personalidad, en las frustraciones en los objetivos como puede ser queel qiera salirse siempre con la suya aun herrando,parece que es mas notorios en los exitos pero y en los fracasos como actua ....bueno perdona sabes que este tema tiene mucho que decir ,¿como influye en el ego en el ser cuantas clases de ego puede haber se puede dar varias clases en el mismo individuo ? bueno creo que el que lo escribas aqui me parece un placer , en definitiva que nos conozcamos mas nosotros mismo nos hace saber como los demas actua con nosotros y darnos a los demas es lo que tiene sque ser el resultado ,darnos sin ningun merecimiento un saludo
avatar
luna
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Don Sapo el Jue Mayo 13, 2010 1:59 pm

Luna: Muchas gracias por tus aportes y sugerencias. Algunas me resultan muy valiosas y las tendré presentes. A otras ya las tenía claras.

Si se te ocurren más ¡bienvenidas! porque nunca se sabe qué detalle se me puede estar escapando de tener en cuenta y parecer muy obvio a ojos de otros.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  pepe2982 el Lun Mayo 17, 2010 11:20 pm

Lee esto: http://www.ciudad.com.ar/2009/08/21/actualidad/01982941.html

www.claudiomdominguez.com.ar

jajaja, este te está saboteando el libro.


Como dice el tango, "la biblia junto al calefón".

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Don Sapo el Mar Mayo 18, 2010 1:19 am

¡DIOS! ¡QUe desastre de sitio! (El personal de él)

Como bien dijiste: La biblia junto al calefón, pero encima ¡herida por un sable sin remaches!

Lo más triste: Mientras que en este momento acá, el único usuario registrado soy yo acompañado de unos 47 "Visitantes" ¡Allá tiene 159 registrados en línea y casi 4.000 "visitantes"!

¡Además COBRA 35 pesos (Unos 7 euros) por persona que quiera asistir a sus "charlas" que no duran ni dos horas!

Un auténtico mercachifle (oportunista) de la "moda" de la nueva era y lo espiritualista.

Lo triste y que DUELE es lo que reitero:

Mientras que en este momento acá, el único usuario registrado soy yo acompañado de unos 47 "Visitantes" ¡Allá tiene 159 registrados en línea y casi 4.000 "visitantes"!
(Lo que evidencia cuan mal está la mentalidad del grueso de la población, que prefiere los vidrios de colores y oropel, por sobre aprender cosas buenas).

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  pepe2982 el Mar Mayo 18, 2010 7:12 am

Ehhh!!! y yo?????.

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Don Sapo el Mar Mayo 18, 2010 11:23 am

Pepe: ¿No te dije que no postearas cuando aún no despabilaste del todo? ¡Dejá la almohada, hermano!

"En este momento acá" (A esa hora de la noche, casi madrugada). NO me olvido que hay más personas registradas y con constancia de participar.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  pepe2982 el Mar Mayo 18, 2010 2:58 pm

jajaja, si ya se Don Sapo, , se de tu aprecio. solo que estaba medio....

En cuanto a la página mencionada, lo malo es que este pibe se hizo famoso en un programa de preguntas y respuestas de los años 60 y pico y después se mandó a hablar de lo espiritual y demás. Eso no sería malo si no hubiera acompañado su "vocación", con una serie de programas en la tele, o en todo medio que se le pusiera adelante para promocionar y lucrar con esto.
Encima toca de oído, ya que yo sepa, no tiene ninguna preparación para hacerlo y completa su repertorio con entrevistas a personas como Sai Baba, Madre Teresa de Calcuta cuando estaba viva, y da espacio a los que manipulan a las personas con terapias alternativas milagrosas que andan por ahí dando vueltas y engañando gente.
O sea y resumiendo, hizo un negocio de lo espiritual, y vive de eso. Es más se hace mucho dinero con esto, cuando los interesados en resolver algún problema están desesperados.
En fin, muchas veces me resisto a juzgar a la gente así porque si, pero esto es como el "Manosanta" que interpretaba Alberto Olmedo en un programa cómico.

No se si reírme o llorar.

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  LADY el Miér Mayo 19, 2010 8:56 am

me encanta q reflejes ejemplos en los niños,...
una vez mas felicidades...ire leyendo a ratitos!!
avatar
LADY
Luminaria
Luminaria


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  littlelulupis el Vie Oct 07, 2011 12:14 am

Algún día la gente valorará lo que tú nos compartes y de manera gratuita, en lugar de pagar por sandeces, puro de otros.

gracias sapito Aplauso

Te mando un beso2 y abrazo
avatar
littlelulupis
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  LADY el Vie Oct 07, 2011 8:03 am

Estoy totalmente de acuerdo...un tema tan importante como es el Ego..algo q nos condiciona y cuestiona nuestras vidas día a día!!
GRACIAS DE NUEVO POR COMPARTIRLO CON NOSOTROS..LO GUARDO COMO UN TESORO flores abrazo
avatar
LADY
Luminaria
Luminaria


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Pedro Saez el Vie Oct 07, 2011 4:04 pm

Hombre, algo mas, que de dieta y de ejerció físico habrá que hacer digo yo.
Este tema es mucho más complejo de lo que parece como para hablar de ello sin conocer de qué se está hablando.
No exotéricamente, sino esotéricamente se entiende que cuando la biblia dice que Jesús nació de una mujer siendo virgen se refiere a que nació sin ego.
Si el ego es el diferencial de nuestra animalidad existencial y la tara evolutiva a destruir, no creo que se pueda suprimir dejando de comer chocolate y haciendo ejercicio al aire libre.

Agrego esto que he leído hoy mismo:

Por otra parte, la sociedad humana, la amistad, el amor, el afecto y la simpatía se fundan en la mayoría de los casos (no en todos los casos ni enteramente), sobre bases vitales y, en su parte central, están bajo el dominio del ego. Si los hombres aman, es generalmente por el placer de ser amados, por el placer de desarrollar el propio ego mediante el contacto con los demás y la reciproca penetración de un espíritu con otro, por la alegría de los intercambios vitales que alimentan su personalidad, y por otros motivos, todavía más egoístas, que se mezclan con este movimiento esencial. Hay naturalmente elementos superiores espirituales, psíquicos, mentales y vitales, que intervienen o que pueden intervenir; pero todo está muy mezclado, incluso en el mejor de los casos. Esta es la razón por la cual en una determinada etapa, con o sin motivo aparente, el mundo, la vida, la sociedad, las relaciones humanas y la filantropía (que como todo lo demás está dominada por el ego) comienzan a perder su atractivo. Algunas veces hay una razón ostensible: una decepción del vital de superficie, la perdida de afecto de los demás, el descubrimiento de que los seres queridos, o los seres humanos en general, no son lo que uno creía, y mucha otras causas; pero muchas veces la causa es una frustración secreta de alguna parte del ser interior, no reflejada o no reflejada del todo en la mente, porque se esperaba de estas cosas algo que no puede dar. Tal es el caso de muchos que se dirigen o se sienten impulsados hacia la vida espiritual.

Sri Aurobindo

Extracto de una carta del libro Guía del Yoga Integral


Yo personalmente creo que una fuente exitosa para vencerlo está en el perdón.

avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Don Sapo el Vie Oct 07, 2011 5:39 pm

Pedro: Me parece que no has leido con suficiente atención a mi escrito inicial, como tampoco a los demás que posteé sobre el ego.

Pues nunca afirmé ni lo comparé con algo parecido a una "tara evolutiva a destruir". Por el contrario, a diferencia de lo que suelen afirmar las doctrinas orientales, afirmo que es imposible prescindir del ego, sobre todo quitárselo o matarlo.

Lo del chocolate y el ejercicio físico, fue tan sólo un ejemplo de algo muy común en lo cotidiano de cómo nos tienta a error y ser permisivos con lo que no nos conviene, a la vez de cómo ir creando un nuevo hábito sano. MÉTODO que es aplicable a muchas otras cosas de la vida cotidiana, no sólo para adelgazar o en lo físico.

Respecto del escrito de Aurobindo, si le tengo que juzgar por esas expresiones, diría que no tenia del todo claros a los procesos y mecanismos del ego.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Gwendoline Welden el Sáb Oct 08, 2011 9:22 am

Pues cuando la biblia dice que Jesús nació de una mujer siendo virgen, yo no entiendo, ni interpreto, en absoluto, que Jesús naciera sin ego. No considero que tenga mucho que ver una cosa con la otra. Además, el ego es necesario, incluso para los seres más evolucionados. La diferencia, es que un ser evolucionado sabe controlar a su ego, manejarlo, actuar por el bien de todos y hacer cosas y que a los poco evolucionados les resulta sorprendente. El ego es necesario para manejar nuestras funciones vitales (hambre, sed, necesidad de descanso, dolores, etc.). No hay que confundir al ego con el orgullo o la soberbia, como se suele interpretar, porque aunque un ego mal manejado sea egoísta, soberbio y orgulloso, no es ésa la función del mismo. Además, si Jesús no hubiese tenido ego, no se hubiese enfadado como lo hizo en el mercado, por hacer del templo de su padre un negocio u otra tantas cosas.

_________________

La vida es muy peligrosa, no por los que hacen el mal, si no por los que se sientan a ver lo que pasa (Einstein)

Se amable, cada persona que encuentras está librando su propia batalla (Platón)
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Pedro Saez el Sáb Oct 08, 2011 10:59 am

El término yo desde una aproximación académica se relacionaría con términos como conciencia y cognición.
El concepto yo (y su etimo latino ego) es un término difícil de definir de buenas a primeras dadas sus diferentes acepciones. A lo largo de la historia su definición se ha relacionado con otros términos como psique, ser, alma, conciencia o inclusive demonio.
Wikipedia

Yo entiendo como ego, aquella fuerza vital que está en nuestro ser, que impulsa o es atrayente hacia las facetas menos desarrolladas en nuestra evolución; Digamos que sería como algo que induce al conservacionismo y que se hincha a través de conductos placidos sin ser capaz de comprender la totalidad de nuestro organismo y por lo tanto no siendo veraz en sus aceptaciones instintivas; Es nuestra parte más animal.
No entiendo ego como yo ni como conciencia ni como nada relacionado con la psique, sino como un impulso vital, solido y carente de interpretación global para beneficio de nuestro ser.
Yo lo interpretaría, supersticiones a parte como el mismo demonio (¿recordáis con rabo y cuernos haciendo alusión a lo animal?), como el freno atávico a la divinidad el cual debe ser vencido al igual que la ninfa vence el capullo por el cual está envuelta para su liberación y poder volar.
Digamos que Jesús nació sin capullo.
Las palabras para definir las distintas cosas a las que nos referimos a veces causan confusión, por ello con frecuencia hay que recurrir a otras lenguas para definir según qué cosas, por ser estas más concretas, por haber sido estudiadas con mas profundidad, por ejemplo:

Antarâtman: El yo interior o alma
Antaryâmin: El que vigila interiormente.
Anumantâ: El que da la aprobación
Aparâ prakriti: La naturaleza interior
Brahmica: Conciencia absoluta

Y hay muchas más que definen en sanscrito el yo, cambiando estas según los diferentes estados de conciencia.
avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Pedro Saez el Sáb Oct 08, 2011 11:14 am

affraid
Embarassed

Perdón en vez de ninfa he querido escribir crisálida.
avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Don Sapo el Sáb Oct 08, 2011 2:18 pm

Pedro: ¿Qué tal si intentas compenetrarte de cómo concibo y expliqué al ego, diferenciándolo del "yo"?

En el foro (o sección) de Auto conocimiento hay varios posteos que, me parece, dejan bien claro al por qué y cómo diferencio nítidamente al conjunto de lo que es el "yo", del "ego" o la parte básica o animal, pero gigantesca, de nosotros. Detalle que las enseñanzas orientales no se molestaron en diferenciarlas. Al menos, no como para hacerla entendible a la mentalidad occidental. Ya que se habla del "no yo" o "no ser" y hasta de anular y aniquilar al "yo" o "ego" ¡como si eso fuera posible tal como lo describen! (o tal como lo entendemos, por las palabras que usan).

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La educación del ego: El inicio

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.