Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Sawedal el Sáb Mayo 22, 2010 3:56 pm

Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones


El ego rige sobre

· Todo lo inconsciente

Lo cual incluye:

· Principios vitales

· Procesos biológicos

· Instintos

· Memoria completa

· Percepciones de toda clase. No sólo sentidos físicos.

· Emociones

· Todo lo automatizado. Tanto movimientos como pensamientos y emociones.

Su misión:

Ser asistente perfecto de la obra y objetivos del espíritu.

Sus objetivos principales:

1.- Proteger y mantener en óptimas condiciones al conjunto del ser. (cuerpo y alma).

2.- Perfeccionarse y progresar al máximo posible en conocimientos y habilidades (automatizar respuestas y reacciones cada vez más complejas o de diferentes áreas. Ampliar horizontes). Pero centrándose más que nada en los intereses de su ámbito o especialidad (vocación y talentos), generalmente consensuados con el espíritu y aprobados por el consciente. No desviarse en abarcar lo que no interesa de aquello que interpreta como objetivos.

Por lo cual sus tareas principales son:

a) Proteger constantemente a todos y cada uno de los aspectos del ser, comenzando por sí mismo en prioridad. (En lo cual se basa la conducta egocéntrica, al desvirtuar este concepto).

b) Sustentar al ser (alimentarlo, nutrirlo, mantenerlo abastecido), no sólo en lo físico o biológico, sino también en lo energético que incluye ánimos o humor. (refuerza la conducta egoísta).

c) Verificar constantemente el camino de vida y obra realizada (necesita aplauso, reconocimiento como “aprobación”).

d) Tomar nota de toda información con la que entra en contacto y llevar registro detallado de todas las actividades y acontecimientos (memoria completa).

e) Clasificar, ordenar y archivar a todo lo percibido y conocido. Teniendo más a mano a lo más relevante o utilizado y menos o “al fondo” a lo que no; en orden de importancia, rigiéndose por la carga emocional que conlleva.

f) Complementar ayudando y desligando de tareas al consciente; avisándole de necesidades y peligros; con autoridad para interferirle el mando del ser, en todo lo que considere peligroso o nocivo para la integridad o salud del conjunto o alguna de sus partes. (Desde su concepción o interpretación de las cosas, obviamente).

Para poder cumplir eficazmente con su labor, se le ha provisto con:

  • Programación básica inicial en los instintos, más vocación y talentos.
  • Capacidad de ampliar su programación natural básica y reprogramarse constantemente basado en necesidades comprendidas por él. (O interpretadas por él como tales).
  • Manejo y control absoluto de las funciones más básicas y elementales (vegetativas y biológicas, incluye las emociones e impulsos).
  • Memoria completa de todo.
  • Alta velocidad de procesamiento de datos
  • Mentalidad simple, casi binaria, a fin de clasificar datos y manejarlos con mayor rapidez basado en asociaciones y comparaciones, no siempre acertadas. (Graduaciones entre extremos, como “blanco o negro” y “a cuál se aproxima más”, pudiendo apartar por “no encaja con nada” (de lo que conoce y clasificó)). En este tema es de hacer notar que naturalmente es incapaz de proyecciones complejas, en especial a largo plazo. Por lo cual NO PREVÉ correctamente (por omisión, en su incapacidad) las connotaciones e implicancias indirectas o colaterales, especialmente en largo plazo, que corresponden al consciente, orientado por el espíritu, e informados y asistidos por el ego. El pensamiento complejo, contemplando múltiples variables, es algo que debe aprender e ir practicando desde la imposición y hábito que imponga el consciente o entorno.
  • Gran capacidad de adaptación y versatilidad, basada en la comprensión de la necesidad de hacerlo. Pero la va perdiendo con los años. (Analogía con cartílago que se va osificando; especialmente en estructuraciones mentales, emocionales y de conductas).
  • Gran sentido de la responsabilidad en lo que es su competencia directa (Que es lo que le hace tan difícil reconocer errores o confusiones, pareciendo demasiado orgulloso y soberbio).
  • Honestidad a ultranza, que puede aprender a trampearla y hasta pervertir su consideración de “lo que es honesto” (Los que mienten o engañan siempre se delatan inconscientemente; o tienen un ego confundido en ese aspecto y atrincherado en argumentos falaces, que se resisten a cambiar por variadas razones que, básicamente, es porque saben que le afectarán muy mal, interiormente a todo el ser y, por eso, se atrincheran en las falacias conceptuales. Lo que más le cuesta al ego es asumir errores y desviaciones. Cuanto más fuertes sean en consecuencias, por tamaño de desvío o en tiempo de cometerlas, peor. Esto es así porque el ego “elige” desde su limitado criterio al menor entre dos males, para cumplir con el mandamiento interno y básico de mantener en el más óptimo estado posible al conjunto del ser).
  • Tesón y fortaleza descomunales en aquello que le importa por considerarlo básico. Lo cual le convierte en intransigente mientras no comprenda razones contrarias a su actitud. (Aunque esto tiene aspectos que están moderados y emparentados con el carácter que, a su vez, está ligado o matizado por la clase de espíritu y su nivel de evolución).




Los instintos

Los instintos es algo que tenemos en común con los animales. Cuatro son los principales:

  • Supervivencia
  • Conservación
  • Reproducción
  • Evolución (desarrollo; mejora, progreso).


Supervivencia:

En principio, todo el mundo asume tener claro a este instinto. Pera casi nadie comprende al verdadero por qué, sus alcances e implicancias.

El instinto de supervivencia no es el mero capricho de vivir por vivir, sino en función de un objetivo. El mismo, no es otro que cumplir al máximo y mejor posible a los tareas de vida por las que se ha nacido. Mientras el individuo no esté realmente satisfecho con lo que ha logrado y hecho en la vida, este instinto es el más fuerte de todos. Sin embargo, cuando tales objetivos son tomados como “imposibles de lograr o alcanzar”; o ya alcanzados en lo posible, dicho instinto merma proporcionalmente hasta tener menos de la mitad de intensidad o tan sólo una décima parte de su fuerza original.

Esto es más que comprensible y clara evidencia de que se nace con objetivos de vida que el inconsciente (ego y espíritu), los tienen claros. Como también marca la relevancia de no desperdiciar la vida en cosas mundanas o subjetivas, sino en tratar de hallar el propio rol social y cumplirlo lo mejor posible.

Quienes tienen vidas tan limitadas o bloqueadas que carece de sentido esforzarse con dignidad, fácilmente pierden fuerza en este instinto y casi que les da lo mismo vivir que morir. Desprecian la vida, tanto propia como ajena, ya que “los demás no colaboraron” ni hicieron nada válido para ayudarle a tener una vida coherente, satisfactoria para su interioridad. Cae la autoestima, la propia valoración, arrastrando consigo al respeto por la vida, tanto propia como ajena y al sentido mismo de la vida en sí, que inconsciente y naturalmente se lo sabe y asume orgánico.

Claro que en este asunto, el ego puede pervertirse a interpretar la vida por el lado material y de la gratificación inescrupulosa, donde la ética pierde validez, salvo en lo que sea evitar sanciones o consecuencias desagradables por parte de los demás humanos. (¡Si abundarán ejemplos actuales de esta clase de personas pervertidas de este modo!).

Conservación

El de conservación se basa más que nada en mantener al ser en el estado más óptimo posible. No sólo en lo físico o biológico, sino también en lo anímico y demás aspectos interiores. Esto es así, para que pueda RENDIR y alcanzar los objetivos de vida con holgura y, de ser posible, hasta hacer más. O en su defecto: Para que no queden truncados por limitaciones severas, o no desperdiciar oportunidades que son difíciles de lograr y que se repitan.

Para dar un ejemplo algo exagerado: Una persona que ha perdido las piernas en un accidente, por más que logre ortopédicas, difícilmente pueda obtener logros como ascender montañas o explorar zonas inhóspitas. Pierde la posibilidad de alcanzar ciertos objetivos o aprovechar algunas oportunidades de vida que, quizá, sean fundamentales en su razón de estar en este plano.

Reproducción:

En principio, también este instinto parece más que obvio. Se le denomina como una ley natural de la conservación y continuidad de la especie.

Esto es muy cierto y válido en los animales y nosotros, como parte del reino animal, no estamos exentos. Hasta aquí, de acuerdo con el rigor etológico (conductas animales) y científico en general.

Sin embargo, hay una faceta de este instinto que es poco conocida: La del placer sensual que está sobredimensionado en relación a los otros ¿Por qué tal sobre dimensionamiento que, incluso, es lo que más genera y consume energías físicas y psíquicas; desestabilizándolas o, por el contrario, armonizándolas? ¿Por qué no es igual de gratificante que el otro apetito, el de alimentos, si son muy análogos en objetivos aparentes?

La respuesta que hallé (a lo mejor me equivoco) es de factores múltiples concatenados. En esencia, es para anclar al ser en la materialidad. El espíritu tiende a “extrañar” el plano que le es propio y, lo material, como buzo que está en profundidades oceánicas, le resulta extraño, incómodo e innatural.

Al sentir un placer intenso y único en la interrelación sexual, cuando es como verdadera expresión de afecto mutuo, en lugar de desgastar gran cantidad de energía en forma puramente animal, se logra una armonización general de todo el ser que colabora a la expansión momentánea del espíritu y a que pueda revivir lo que es “sentirse uno” con otra persona y, a esto, proyectarlo consciente o inconscientemente al entorno que, también, es “parte de Dios y de uno mismo”. En otras palabras: Dejar de sentirse tan solo y aislado en este plano material. Lo cual también le ayuda a tener más ganas de vivir obteniendo más logros dentro de su vocación o especialidad por talento.

Pero también le hace prestar atención a los demás como posibles afines con los cuales trabajar en equipo. Es decir, que incentiva a tener en cuenta la importancia de la colaboración inter recíproca, que es fundamental en la vida. A que necesite compartir y no ser un individuo que viva aislado en su mundillo egótico interior.

Por esta razón es que dudo mucho que la gente común pueda reprimir y hasta sublimar a sus energías sexuales sin serias consecuencias para la salud psíquica en el mediano y largo plazo. No niego que pueda haber personas que lo logren. Pero tales personas ya desde muy pequeñas deben tener una capacitación y modos de vida especiales para poder lograrlo. Interrelacionándose con la vida mundana de otras personas, o por simple voluntad, así sea aislándose en monasterios o similares, es del todo imposible. Sólo se la reprime y, como vapor de olla a presión con su válvula cerrada, en algún momento explotará.

Más adelante me extenderé en otros aspectos de la sexualidad.

Evolución (desarrollo; mejora; progreso)

Este es casi el primer instinto secundario. Sin embargo es de los principales. Así como los machos buscan conseguir y hasta ampliar su territorio, o las hembras en ser más hábiles y precisas sustentando y acrecentando la manada, en los seres humanos pasa por varios aspectos frecuentemente mal interpretados o asumidos.

Básicamente se trata de “obtener o lograr progresos”, avances legítimos en la propia vida. No existe ser humano que se conforme con lo que tiene “porque si”. Este instinto (apoyado por los secundarios de la curiosidad y ambición, junto con el de trascendencia) es lo que se lo impide.

La razón original de este instinto, que es exclusivo de las almas evolutivas, es la de no quedarse “vegetando” por la vida de modo intrascendente, ya que deben EVOLUCIONAR; aprender y conocer más cosas, a la par que mejorar sus capacidades y habilidades al máximo posible. Quedarse en la pura gratificación sedentaria, sólo produce sebo y no es tal el sentido de la vida.

Este instinto es muy fuerte en los primeros años de vida. Lo que le va menguando fortaleza es el decaimiento mental y físico de la edad madura, concatenado con la falta de nuevas oportunidades que considere validas o interesantes, porque “ya probó todo” (de lo lógico o interesante para sí y que estaba a su alcance o podía intentar).

Un detalle dramático de la sociedad contemporánea, es cómo se incentiva la aparición del desaliento en los jóvenes, por falta de oportunidades legítimas que les permitan tener auténticas expectativas de vida para sí mismos en cuanto a objetivos interiores. Socialmente tienen tantos obstáculos “insalvables” para ellos, desde su situación, que su autoestima y sentido de la vida decae abruptamente aún siendo adolescentes, con el consecuente menosprecio por la vida propia y ajena. Con lo cual la sociedad misma está fomentando la ola de inseguridad autodestructiva.

Es también este mismo instinto el que promueve la necesidad de lo que denomino “aplauso social”, que es el reconocimiento de lo que se logró o tiene, por parte de terceros, así sea en la pervertida forma de: Envidia; o de lograr respeto por imponer temor; o de sumisión por interés en obtener prebendas. Cuando lo que en realidad se busca y necesita, reitero, es la “aprobación de los demás”, respecto a cómo vivió su vida y logros obtenidos en la misma hasta el momento.



(Continúa abajo, en el mensaje siguiente)

_________________

Hola Invitado te doy la bienvenida y de paso te sugiero que te sumes a participar.
Si tienes dudas de cómo colocar mensajes o comentarios haz click aquí
avatar
Sawedal
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Sawedal el Sáb Mayo 22, 2010 4:01 pm

Instintos secundarios y complementarios

Curiosidad

Gratificación

Ambición (acumulación de logros)

Comodidad

Identificación

Reciprocidad-colaboración

Sociabilidad

Trascendencia

Estos instintos secundario o complementarios, no solo varían y hasta mucho en intensidad de un individuo a otro, sino que además se interrelacionan tanto que, según situaciones y circunstancias, parecen superponerse y hasta anularse mutuamente con frecuencia. Todo depende de cómo haya ido ajustándose la auto programación del ego y detalles del entorno que colaboraron a favor de agigantar algunos inhibiendo a otros.



Curiosidad:

Es el principal impulsor para conocer y aprender. Es complementario de la evolución. Sin curiosidad no hay motivación para salir de las posibles situaciones de nimbos confortables. Es el mejor complemento contrarrestante de la comodidad, para tratar de evitar que se desvirtúe a indolencia y pereza absoluta.

Gratificación (Placer y satisfacción)

Es muy amplio y polifuncional.

En primer y principal lugar tiene la función de anclar al ser en lo material, en el plano físico (sobre todo al espíritu, pero involucra a toda el alma); ya que el espíritu extraña a la libertad y sensaciones de su propio plano sutil.

En segundo lugar, es estimulador del rumbo correcto, por generar a la necesidad de la aprobación de los demás en la propia obra o logros; pero pervirtiéndose fácilmente (junto con la ambición) a necesidad de fama; poder o ambos juntos. Cuando no es al mero placer sensual (sensorial, de los sentidos físico) de modo enfermizo, pervertido.

Sin embargo, en tercer lugar, complementa a los de conservación (comodidad placentera, más desahogos) y también al de reproducción (desahogo y placer), con lo cual también complementa al de identificación (mediante placeres compartidos) y sociabilidad como reciprocidad.

Este instinto de la gratificación (búsqueda de placer y satisfacciones) es tan importante y fuerte como el de la curiosidad y fácilmente algunos lo incluirían entre los principales o básicos por la fuerza e importancia que tiene, el cuánto se destaca.

Ambición:

Es uno de los motores principales del ser; mediante la necesidad de logros que permitan sentirse satisfecho (gratificación y trascendencia), para satisfacer al principal de evolución, que es motivado por el de la curiosidad del “hasta dónde” o “cuánto puedo/logro”. Con el detalle de que no reconoce límites, salvo alarmas o claras señales en contrario.

Comodidad

Es el más complementario del de conservación. El ego asume que si se siente comodidad, es porque nada puede afectar a la salud y longevidad. Lo deforma a pereza fácilmente.

Identificación:

La identificación es clave para poder clasificar a las cosas, catalogarlas y, sobre todo, poder hallar el propio lugar en la vida junto con sus pares, para potenciarse conjunta y recíprocamente. Este instinto es el que promueve a la segregación y marginación de los que “no son sus iguales o pares” (Como célula del hígado que sabe que no tiene nada que hacer entre las de los pulmones u óseas).

Reciprocidad-colaboración

Así como todo el ser tiene claro que es imposible cumplir objetivos sin ocasionales ayudas o aprobaciones (sociabilidad) también sabe que así como el ser y ámbitos en general son orgánicos; análogamente es también su función en el conjunto social y universal. Por esto es natural el instinto de ser recíproco y colaborador con quienes nos interesan o sentimos, (identifica el ego y cataloga) como pares o por funciones y roles.

Dar y recibir es completamente natural e instintivo. El problema principal pasa por el detalle de que el ego debe lograr identificar y catalogar adecuadamente a qué dar a quiénes en su noble y original función; al igual que con el pedir o reclamar.

Sociabilidad

De la sociabilidad depende la armónica intercomunicación con otros para verificar el propio camino y logros. También las posibles soluciones o ayudas para superar trabas y escollos. El ego tiene claro que nunca se puede vivir prescindiendo por completo de ayuda o colaboración ocasional, porque todo se interrelaciona con todo.

Trascendencia:

Es éste el instinto al que menos se suele comprender y tener en cuenta, ya que va tomando fuerza con los años y se aprende a reprimirlo y menospreciarlo. Es como el volante en un vehículo; el que debería mantener encarrilado al rumbo de vida dentro de los objetivos espirituales. Está reforzado por el de la ambición que lo complementa.

La trascendencia, directa o indirecta de nuestras obras, es lo que permite auténtica satisfacción al ser en conjunto. El temor a la muerte y apego por la vida, aferrándose hasta con desesperación, van de la mano con la satisfacción o insatisfacción respecto a la legítima trascendencia que se haya logrado, o cumplido con los objetivos de vida prenatales.

De nada sirve tener mucha fama; gloria; o poder de cualquier clase para enfrentar a la muerte, si íntimamente no se tiene la certeza de “haber hecho lo que debía” como misión de vida o función en el conjunto. La muerte (o pérdida de la vida física) es el terror interior a haber fallado en objetivos y tener que regresar con vergüenza a dar la cara en el “más allá”.

Ante la muerte se puede lograr resignación, pero nunca será placentera o recibida en paz si no se tiene la satisfacción y convicción plena del deber cumplido. O de haberlo intentado al máximo con lo mejor de sí mismo. Refiriéndome como deber cumplido a la razón de ser por la cual se nació en este plano, obviamente.

En lo más íntimo del ser, cada quien SABE si los cumplió o no, o si lo intentó lo mejor que pudo. Ese detalle es lo que permite o impide “irse en paz”, o hasta quedar atrapado en un nimbo entre planos, como fantasma o alma errante.

Por esta razón es que hago tanto hincapié en hacer caso de la vocación interior de cada uno y que aún desde mucho antes de Sócrates se daba tanta relevancia al “conócete a ti mismo”, ya que es el primer paso para no desvirtuarse y poder llegar a la muerte, cuando nos toque o corresponda, con verdadera paz.

Vocación y talentos

Quizás para algunos esto deba ser incluido entre los instintos, porque parecieran ser cosas instintivas, por el fuerte impulso que generan y la naturalidad con que surgen del inconsciente. Sin embargo aquí debo resaltar que los instintos son algo común a todos, mientras que la vocación y talentos son individuales. Porque son una complementación ¡y muy específica! de la programación básica general del ego. A los instintos básicos los tenemos todos los del reino animal. A los secundarios como los describo, sólo algunos animales más evolucionados, entre los cuales estamos los humanos.

A la vocación, pocas personas la tienen igual, porque es como lo que diferencia a la especialidad orgánica o profesional. Respecto a los talentos, es imposible que haya dos iguales. Sí, que ocasionalmente haya muy similares y difíciles de diferenciar, pero es harto improbable que puedan ser realmente iguales, ya que forman parte del cúmulo de experiencias y conocimientos adquiridos en vidas pasadas y que se ha permitido que se recuerden más fácilmente para la labor y objetivo específico de esta vida. Para más datos: Por lo general se prevé que el bebé individuo pueda desarrollar más o mejor a las habilidades o capacidades específicas que le faciliten los objetivos más importantes de su vida. Incluso que pueda ejercitarlas mejorándolas.



Todo lo que he descrito hasta aquí, en esta parte del ego como funciones y los instintos, es descripción de lo natural y básico que no ha sido deformado por modo de vida y condicionantes del entorno. Es decir de cómo funcionan en personas que se crían y desarrollan sin que nada les influya a distorsión de los egos, sino que por el contrario, colaboraron a mantenerlo encarrilado potenciando al conjunto del ser. Y es a lo que todo ser humano debería tener claro, colaborando a que los demás también eviten distorsiones.

Autor: Sawedal

Nota: Permito la reproducción total o parcial del presente siempre y cuando sea con fines didácticos constructivos o edificantes; no se omita a la fuente o autor y no haya lucro implícito en forma directa o indirecta.

(El presente es parte borrador del libro que aún estoy escribiendo).

_________________

Hola Invitado te doy la bienvenida y de paso te sugiero que te sumes a participar.
Si tienes dudas de cómo colocar mensajes o comentarios haz click aquí
avatar
Sawedal
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  pepe2982 el Sáb Mayo 22, 2010 4:53 pm

Que bueno Sawedal!!!, realmente me he encontrado con una minuciosa descripción de lo que es el ego.
Pocas veces o nunca se publica algo así en Internet. Te felicito de corazón.

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  luna el Sáb Mayo 22, 2010 5:21 pm

AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHYYYYYYYYYYme ha pillado la respuesta la de pepe y se perdio la mìa no podria reescribir lo anterior pero lo intentare tengo un gran lio y creo que es de vocabulario.
que el alma y el espiritu ,el ser todo esto me tiene un poco mareada no se si es el dia disculpa Don Sapo ,


,En primer y principal lugar tiene la función de anclar al ser en lo material, en el plano físico (sobre todo al espíritu, pero involucra a toda el alma); ya que el espíritu extraña a la libertad y sensaciones de su propio plano sutil.

el ser no es el ego ,el alma es la esencia del espiritu y el plano sutil el medio de ser del espiritu un saludo y perdona Don Sapo(Sawedal) lo que te ha caido con migo , un saludo
avatar
luna
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Sawedal el Sáb Mayo 22, 2010 6:18 pm

Luna: ... Es que este "pedazo de texto" es sólo una parte del total del libro. A los que vienen siguiendo al grueso de lo que escribo relacionado con el ego (caso de Pepe y Gwendy, sobre todo) ya saben a qué me refiero.

Pero para sacarte de la más que comprensible duda que, seguro, también la tendrán muchos de los que lleguen a este sitio y tema por primera vez, lo explico así:

Ser: El conjunto total de lo que somos. O también el "yo" completo.

Espíritu: La esencia de nuestro ser e individualidad. La parte más sutil y pura de nosotros.

Alma: El conjunto de cosas con que se reviste y equipa el espíritu para poder interactuar en planos densos como el material

Esto es análogo a vestirse con el equipo de un astronauta o buzo de profundidades océanicas: El espíritu es como el ser humano, el alma todo lo que hay sobre el mismo (desde ropa interior; sensores de pulso; sondas; equipo de radiocomunicación y hasta uniforme y abrigo) y, el cuerpo físico, es como el traje pesado exterior que lleva escafandra.

El ego forma parte del alma. Es como la tripulación unipersonal pero muy polifacética, que colabora con el capitán espíritu. (Suelo describirlo como un monito de dos cabezas y ocho brazos, por sus capacidades y características) los griegos lo alegorizaron como "la parte animal" en las figuiras alegóricas del minotauro, sátiros y centauros; según cuánto preponderancia y control le hayamos dejado tomar de nuestro ser (Que por eso este sitio se denomina Centáurea, la zona o lugar de los que aspiramos a ser centauros).

La parte consciente de nosotros, es como un suboficial que teine la función de llevar el volante o pilotar, pero a todo lo que son pedales y motores, etc, los comanda el ego.

Es decir: El espíritu marca el rumbo a seguir y objetivos principales. El consciente es el que lleva (o debiera llevar) al timón, ARBITRANDO entre polémicas con el espíritu o contradicciones que le surgen al ego por aprendizajes de cosas que se contraponen.
El ego es quien hace todo el trabajo pesado y tiene control casi absoluto sobre el grueso de la nave que es el alma, revestida con el cuerpo físico, estilo un robocop.

Debe mantenerse subordinado al consciente y al espíritu, pero siempre y cuando entienda (o crea entender) por qué, le imponen u obligan a romper con su programación; o trasgredir a sus intintos o naturaleza.

Que con su capacidad mental tan rudimentaria, es harto difícil en muchos detalles importantes, sobre todo en traumas y complejos creados casi estúpidamente.


Pepe: No creo que te des una idea de cómo me está haciendo "transpirar" e4ste libro

Pero tus palabras me significan mucho para poder continuar con ánimo para no bajar los brazos en esto que, a veces, me parece un rompecabezas imposible de poder plasmar por escrito de modo coherente y aceptable para el grueso de la gente.

_________________

Hola Invitado te doy la bienvenida y de paso te sugiero que te sumes a participar.
Si tienes dudas de cómo colocar mensajes o comentarios haz click aquí
avatar
Sawedal
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Claves sinóptiocas de los que es el ego y sus funciones

Mensaje  Carlos el Lun Feb 21, 2011 6:58 pm

Buena tarde Sawedall en verdad no puedo mas que agradecerle por todo el conocimiento transmitido a mi persona con la lectura de estos temas tan profundos y trascedentales para ser y mi alma, y que me ayudan a reconfortarme en este plano fisico, en donde dia a dia aprendo mas.
Agradezco de corazón a Usted, al Universo a mi Padre haber llegado a este sitio; es como haber estado perdido en el desierto y encontrar un oasis que da un remanso de paz y tranquilidad a mi ser; y poder seguir alimentando a mi espiritú con este conocimiento superior que encuentro en cada momento que necesito esta enseñanza.

Carlos
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Diana el Dom Abr 24, 2011 11:15 am

Necesito ayuda.

Ya me lo imagino a don Sapo :( más malo que es se me matará de la risa :(

Lo único que pude intentar comprender es una idea y es si lo que está explicando don Sapo es como se relaciona el ego con los instintos o si los instintos son la parte del ego más perfeccionada, ¿de manera que el ego es lo mismo que instintos, siendo éstos un aspecto parcial de él?
Necesito ayuda...no entiendo.
Guerra de mentes, opiniones, prejuicios, comparaciones, todo ésto se me viene como tsunami.
No se manifiesta el ego instantáneamente, son elaboraciones procesadas con ideas que están ya albergadas, por tanto son expresiones de interpretaciones, no lo que supuestamente "es" aquello que la mente cree.
El ego impulsa a nuestra especie en la creencia de la percepción, pero aquello que percibimos sabemos no es real...y ya me perdí entonces, porque no puedo amalgamar los conceptos de instintos eslabonados con los de ego. Si los instintos son parte del ego ¿por qué tanta disparidad entre lo perfecto de los instintos y su funcionamiento, con el aspecto intelectual o intuitivo de la precariedad de la mente?
Necesito ayuda, un pié para alcanzar a ver tu idea, porque las mías hacen enredo.
Y lo que más me emociona es que, en una de esas, tengas una idea que me ayude a eslabonar el ego a lo físico.
(Este sapo debe ser un príncipe encantado)


avatar
Diana
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Don Sapo el Dom Abr 24, 2011 5:54 pm

A ver! Intentaré ser explícito y breve, Diana. Pero entrar a explicar detalles es como para todo un libro largo (o una cátedra).

Básicamente somos una trinidad tan unificada como siameses de un cuerpo con tres cerebros. Espíritu-esencia; consciente (verdadero yo) y el ego, que es "animalito asistente" que rige sobre todo lo que automatizamos, desde el plano inconsciente.

Los instintos son una programación prenatal que tiene el ego o animalito interno (conocimientos y reglas muy básicas, elementales, por las cuales regirse y tratar de respetar). Absolutamente toda información que adquirimos, la recibe el ego y va clasificando en orden de importancia por impacto emocional. (Lo que percibimos por los sentidos, es filtrado por el ego en qué “reconocemos” o “percibimos” del total. Pues clasifica mostrando únicamente a lo que considera que puede importar a la atención consciente (o a él mismo por "seguridad"), descartando al resto por “intrascendente”.

Por esto, nuestra parte consciente es como un “espectador encerrado dentro del cuerpo”, que sólo percibe por los sentidos y desde la memoria a lo que el ego dispone por sus instintos y lo que sumó como importante, o a lo que le imponemos que tenga en cuenta para mostrarnos.

Una de las alegorías posibles, es que el ego es como la computadora con la cual nos comunicamos por internet.

La parte consciente de nuestro ser es la persona que maneja al teclado y ratón. Pero sólo percibe lo que el conjunto del equipo y programas muestra en la pantalla. Podemos pretender que nos muestre lo que se nos antoje, pero responderá desde su más que lógicas limitaciones, por más que quiera satisfacernos al pie de la letra en todo. Obedece impecable, dentro de sus limitaciones y programación, mientras no haya algo instintivo prioritario que se contraponga u obstaculice. (A los varones se nos va la mirada hacia mujeres bonitas, traicionándonos el ego en "evaluar" cuán "deseable" (o no) es la que apareció atrapando su atención, al margen de tener real interés por alguna infidelidad o aventura. A las mujeres les pasa similar con ciertos objetos en vidrieras, escaparates o similar. Cada ego tiene sus matices y generalidades).

Cuando percibimos al entorno cotidiano, todos los sentidos están manejados por el ego que "filtra" qué mostrar en la "pantalla" del ordenador al consciente, como quien omite mostrar las publicidades de un sitio web, dejando a la vista sólo al texto de lo que interesa. Pero es así, reitero, porque fue aprendiendo desde el útero a qué mostrar de lo que no, como “de interés del consciente”.

Dicho de otro modo: El ego es como un animalito (estilo mono) que está pre entrenado o pre programado en lo más básico con lo que denominamos instintos y que tienen una noble función para una vida puramente animal, pero que es necesario matizarle detalles para una sana convivencia social y grupal. (Como quien configura a los programas que carga en la propia computadora, o quien entrena a un monito para que nos vaya informando de lo que acontece en el ser y entorno perceptible).

La relación entre las partes que nos conforman (estilo organismo) es tan simbiótica, que es harto difícil poder reconocer y asignar con precisión qué hace quien y hasta dónde, en uno mismo y, luego, poder reconocerlo en los demás. Ésa es la razón principal por la que el "conócete a ti mismo" es tan importante. Nuestro ego maneja más de un 90 por ciento de todo lo que es el "yo" (individuo entero) y, muchas veces, nos dejamos llevar estúpidamente por él en cosas que no debiéramos, o que interpretó mal, deformándolas.

Es un asistente con tantas funciones y, en principio tan eficiente, que nos confiamos demasiado en permitirle atribuciones excesivas, dejándole decidir (y reaccionar como asume mejor) en casi todo lo que hacemos, pensamos y sentimos como individuos.

Casi todas nuestras reacciones son puramente egóticas. Porque todo impulso y sensación surgen emitidas por lo que deduce (con o sin razón coherente) la parte nuestra denominada ego o animal. Porque es el "animalito entrenado" para responder de modo automático e inmediato en protección del ser, su evolución y sus necesidades.

Desde las sensaciones de hambre y ganas de ir al baño, o de dormir, hasta las emociones de pasión y ambiciones son manejadas e impulsadas por el ego.

Como tiene TANTAS tareas constantes para atender, es que no puede profundizar y discernir mucho (porque para eso está la parte consciente). El ego sólo facilita al consciente lo que “tiene a mano" por mayor impacto emocional y que consideró "útil" clasificarlo de ese modo. Pero, a veces (con mucha frecuencia, según quiénes), cataloga y asocia pésimo a las experiencias o informaciones que percibe. Al resto de las informaciones o conocimientos, como quien archiva “así no más” a las cosas, casi que las arroja a un rincón del fondo de la memoria, donde a él mismo le cuesta terriblemente acceder y hallar a un “papelito” entre la montaña que acumuló de “intrascendencias que quizá algún día sean útiles”. (Por eso, lo que no se practica o usa con frecuencia, se “olvida”, ya que queda sepultado -y a veces mal clasificado- debajo de todo lo demás que continuó amontonándose como “de importancia momentánea; relativa o trivial”. (Claro ejemplo de esto, es que quienes manejan más de un idioma, con frecuencia ni se dan cuenta de cómo intercalan la “misma palabra o concepto” de idioma equivocado. Como el ego no halló la apropiada a tiempo, puso a lo que interpreta como “casi igual”. Lo mismo ocurre con muchos conceptos mal usados como sinónimos, caso de lo que explico en “diferencia entre querer y amar”). Si no se le corrige exigiéndole la mayor precisión constante, pasa a relajar cada vez más la precisión expresiva y ¡Así nos comunicamos!

Es capaz de ir añadiendo cosas a su programación de reacciones y de cosas a tener en cuenta, modificándolas y adaptándolas a las circunstancias, como bien se evidencia en los aprendizajes sociales y conductuales según cultura.

El principal problema humano con el ego, al no tenerse bien claro que es un "otro yo" con sus características de gigantescas habilidades y potencia, pero con capacidad asociativa de lo más rudimentaria, casi binaria (animal), dentro y formando parte del ser, es que no se lograba definir ni en la actual psicología qué tienen de bueno los instintos y por qué; y cómo es que se deforman o pervierten en muchos casos. Sobre todo de cómo ir corrigiendo a los esquemas mentales que es necesario cambiar o modificar en detalles (a la programación que fue construyendo o modificando el ego sobre la marcha, basado en las experiencias personales pero teniendo en cuenta a las reacciones del entorno).

De niños, somos puramente egóticos. La parte consciente es sólo como un "pasajero" adormilado dentro del cuerpo que va despertando muy de a poco. Recién sobre los 5 a 7 años de edad es que la parte consciente despierta del todo. Antes (generalidad) sólo hay breves momentos cotidianos en los que el consciente está activo actuando. (Algo que lo evidencia es cuánto les cuesta a los niños mantener la atención centrada aún en lo que les importa o interesa mucho).

Por esta razón es tan importante la crianza y trato que reciben los bebés hasta eso de los 6 ó 7 años. Porque cuando el ego va asumiendo cosas, por lo que se le impone como trato y lo que vivencia, luego es harto difícil RE PROGRAMARLO sin que se le produzcan paradojas y contradicciones serias. Sobre todo, cuanto más tiempo haya pasado con el error o detalles erróneos a cuestas, interpretándolos como "reacción necesaria" o "las cosas son así".

El dicho popular "quien se quemó con leche, cuando ve a una vaca llora" es una exagerada pero muy ilustrativa forma de explicar cuán mal puede asociar el ego a algunas experiencias fuertes. Pues añadió a su programación de "ser precavido" ante leche caliente, de un modo similar a esto: "Leche caliente = dolor insoportable, daño grave”. Al ver una vaca "De la vaca se obtiene la leche que"... busca asociaciones con "leche" y ¿qué es lo primero que halla en su archivo, relacionado con "leche" (al margen de “caliente” y detalles de situación)?... La sensación que más carga emocional tiene: "¡AYYY! ¡Qué dolor cuando me quemé con leche caliente!". Revive internamente parte de las sensaciones o escena y es "automático" detonar lágrimas, aunque el consciente ni se percata de todo este proceso interno “inconsciente”.

Así de elemental o rústica, casi binaria, es la forma en la que se va auto programando el ego cuando la parte consciente no interviene en añadir detalles complementarios que le ayuden a SER PRECISO de cuándo, cómo y por qué es que realmente "es peligrosa la leche" y detalles a evitar. O no asociar y reaccionar erróneamente ante situaciones que asume como "potencialmente similares" o "con detalles en común con" (algo que registró y asoció con "a tener en cuenta").

En otras palabras: el ego se rige por silogismos breves, ya que tiene demasiado para controlar y reaccionar. Por eso automatiza todo, los hábitos y rutinas son lo que ya incorporó a sus reacciones y manejo estandarizado, para liberar al consciente de tener que prestarles atención. El ego toma a un par de parámetros relacionados entre sí y saca conclusiones generales por las que se rige el resto de su vida, salvo que la parte consciente (para eso está) le ayude a "complicar las cosas" por añadirle más parámetros que le ayuden a ser más preciso y objetivo. Pero el ego se resiste naturalmente a que “le compliquen” las cosas con demasiados parámetros, prefiere sintetizar todo al máximo, sin tener en cuenta cuántas probabilidades hay de que se equivoque feo en ciertas circunstancias puntuales, poco frecuentes.

Por esta razón, todo lo que hacemos sin necesidad de "pensarlo mucho" (más bien de analizar incorporando detalles no previstos de antemano en el análisis o conclusión), está realizado por el ego que sólo revisa su archivo de memoria a qué asumió como "mejor" o "más conveniente" en tal circunstancia y presenta únicamente a “lo más obvio” a la parte consciente para que “decida”, casi como preguntando “¿qué es mejor? ¿El blanco o el negro? Decide, pero elige al blanco, que me gusta más”. ¡Y nos consideramos muy racionales conscientes cuando “le hacemos caso a sus sugerencias” de optar por el blanco!

El grueso de nuestros diálogos mentales con nosotros mismos, es casi un parloteo del ego que recrea o evoca cosas como un animador de la parte consciente que, por lo general, se mantiene el grueso del tiempo pasivo, observando pero sin mayores intervenciones que “decidir” cuando el ego lo exige y, como dije, casi siempre obedeciendo lo que sugiere. ¿Mejor ejemplo como cuando pensamos “no debo comer esto, pero ¡qué ganas!”?

La parte consciente está con dos funciones principales: Una de ellas es la de ayudar al ego a completar cada vez más y mejor a su programación e informaciones que maneja en sus rutinas y decisiones. Por esto es que el grueso de los seres humanos son más animales (egóticos) que "humanos conscientes" propiamente dicho. Casi toda actividad y toma de decisiones son rutinas egóticas, poco analizadas, porque se da por obvio que el ego “invita” por lo que más conviene, cuando no siempre es así.

La otra función principal del consciente, es la de abocarse a cumplir con su rol o función en el medio en que se encuentra o al que necesita dirigirse (sector social), por la cual nació en las circunstancias y con capacidades que le tocan vivir, claramente insinuadas por la vocación, talento y capacidades innatas o naturales, además de matizada por las circunstancias puntuales de su vida individual.

En fin… que mi respuesta se está haciendo muy extensa y no estoy seguro de si estoy logrando ser claro y hasta qué punto habré satisfecho ya a tu inquietud.


_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Diana el Lun Abr 25, 2011 5:30 am

Básicamente somos una trinidad tan unificada como siameses de un cuerpo con tres cerebros. Espíritu-esencia; consciente (verdadero yo) y el ego, que es "animalito asistente" que rige sobre todo lo que automatizamos, desde el plano inconsciente.
1.-El ego es lo que automatizamos desde el plano inconsciente...
¿Cómo saber que el ego en el plano inconciente automatiza algo si no tenemos acceso por su naturaleza inconciente?
¿Y quién o qué es ese “automatizamos” ?¿Sería el conjunto mezclado de los dos cerebros de los que hablabas al principio?, no digo de los tres porque justamente el ego es el que cuestionamos ahora.
¿Es la esencia del ego, o sea, que el ego es la automatización misma en toda la complejidad que ello encierra?

Los instintos son una programación prenatal que tiene el ego o animalito interno (conocimientos y reglas muy básicas, elementales, por las cuales regirse y tratar de respetar). Absolutamente toda información que adquirimos, la recibe el ego y va clasificando en orden de importancia por impacto emocional. (Lo que percibimos por los sentidos, es filtrado por el ego en qué “reconocemos” o “percibimos” del total. Pues clasifica mostrando únicamente a lo que considera que puede importar a la atención consciente (o a él mismo por "seguridad"), descartando al resto por “intrascendente”.
Instintos serían los impactos emocionales que instruirían en la clasificación que hace el ego...
¿Esa automatización se diagrama en base a lo emocional, de ser asi es el responsable de decirnos lloremos o riamos?
¿Si tiene tanto manejo en qué se diferencia del común pensar cotidiano o de nuestro estado conciente de realidad exterior, diríamos que el ego es lo que comúnmente se enseña por conciente de ahí que digas que somos seres egoicos y no concientes?
Ej: “Estoy conciente de lo que me rodea y de quienes están al lado mío y de lo que se supone que estamnos hablando”, ¿esto, entonces, no es ser conciente, esto es parcialmente una interpretación egoica o ser en el ego?

Por esto, nuestra parte consciente es como un “espectador encerrado dentro del cuerpo”, que sólo percibe por los sentidos y desde la memoria a lo que el ego dispone por sus instintos y lo que sumó como importante, o a lo que le imponemos que tenga en cuenta para mostrarnos.
¿Qué de nosotros le impone y se lo mostrará a qué?
¿Se lo impone la parte conciente? ¿de qué manera si dijimos que el ego se maneja en función a lo que limitadamente las emociones le informaron y están justamente en el inconciente, cómo extrae lo que no tiene o lo tiene de alguna manera por eso el conciente le exige darle prioridad? ¿Y de ser así, el mundo inconciente adquiere más certeza que el conciente? (Usé certeza porque ni idea tengo de qué palabra usar )

Dicho de otro modo: El ego es como un animalito (estilo mono) que está pre entrenado o pre programado en lo más básico con lo que denominamos instintos y que tienen una noble función para una vida puramente animal, pero que es necesario matizarle detalles para una sana convivencia social y grupal. (Como quien configura a los programas que carga en la propia computadora, o quien entrena a un monito para que nos vaya informando de lo que acontece en el ser y entorno perceptible).

Entonces a diferencia de lo que se enseñó por mileños y hasta el día de hoy, los animales tienen ego.

Como tiene TANTAS tareas constantes para atender, es que no puede profundizar y discernir mucho (porque para eso está la parte consciente). El ego sólo facilita al consciente lo que “tiene a mano" por mayor impacto emocional y que consideró "útil" clasificarlo de ese modo. Pero, a veces (con mucha frecuencia, según quiénes), cataloga y asocia pésimo a las experiencias o informaciones que percibe. Al resto de las informaciones o conocimientos, como quien archiva “así no más” a ...
¿Exactamente o aproximadamente, qué es un impacto emocional intrínsecamente y cómo es que lo capta el ego?

La parte consciente está con dos funciones principales: Una de ellas es la de ayudar al ego a completar cada vez más y mejor a su programación e informaciones que maneja en sus rutinas y decisiones. Por esto es que el grueso de los seres humanos son más animales (egóticos) que "humanos conscientes" propiamente dicho. Casi toda actividad y toma de decisiones son rutinas egóticas, poco analizadas, porque se da por obvio que el ego “invita” por lo que más conviene, cuando no siempre es así.
Y acá hay respuestas a lo que por allá preguntaba. Casi cierra todo, sólo debo meditarlo más Sonrie

Te agradezco el tiempo y la delicadeza de explicarme ésto. Si soy muy dura no te preocupes en responder (tengo 50% de gallega).

Gracias por dar indiscriminadamente Sonrie



avatar
Diana
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Don Sapo el Lun Abr 25, 2011 9:28 am

Sonríe… no me queda más alternativa que responderte al estilo de Jack el Destripador (por partes). Pero aclaro que todo esto habría resultado más fácil si hubieras concluido ya de leer a mi libro “Conócete a ti mismo” y los demás temas que hay en este foro relacionados con el ego.

Tu pregunta:

¿Cómo saber que el ego en el plano inconciente automatiza algo si no tenemos acceso por su naturaleza inconciente?

Al darnos cuenta que NO SON CONSCIENTES (pensados y controlados en detalle) infinidad de rutinas que hemos automatizado. Desde llevarnos (y embocar) al tenedor con comida en la boca, pedalear y cómo mantener equilibrio cuando andamos en bicicleta, etc.

¿Y quién o qué es ese “automatizamos” ?¿Sería el conjunto mezclado de los dos cerebros de los que hablabas al principio?
Cuando digo automatizamos, me refiero a que dejamos que el ego se haga cargo del control de realizarlo solo. Como alegoría, podría decir que, cuando un ama de casa (parte consciente) no supervisa al personal doméstico (en este caso ego) en cómo realizará la limpieza, dedicándose a leer tranquila un libro o mirar una película, porque ya corroboró que, la empleada doméstica, sabe hacerlo tal cual como quiere que se haga y no tiene sentido “estarle encima” supervisándola. (O en su defecto, porque no tiene ni idea de cómo se debería hacer esa tarea y, por ello, prefiere confiar en que la empleada doméstica, por su criterio y experiencia, lo dejará mejor que si se pusiera a darle indicaciones). Los dos cerebros que más trabajan juntos, son la parte consciente con el ego. El ego pide confirmación al consciente y éste, como si le respondiera sin apartar la vista del libro o TV, le respondiera “si, me parece bien” a casi todo lo que el ego (empleada doméstica) le pregunta. (Caso de no debería comer de estas cosas, pero ¡qué ganas! ¿Qué hago? (eso es planteo del ego que llega al consciente). ¿Qué hace el consciente? A su vez le pregunta al ego “A ti ¿qué te parece? ¿Qué argumento o razón pesa más para ti?”. Según responda el ego como “impulso” o “sensación específica de inclinación más fuerte”, será la “decisión” que toma la parte consciente. Es decir: Casi siempre se deja llevar por lo que le surge desde el ego.

En muchos casos se “piensa” (consciente junto con el ego) con diálogos que son óptimos para espectáculos teatrales. Porque son diálogos simples, de breves detalles, pero muy extensos y rápidos como partida de ping pong.

Ejemplo:

El ego nota que, por alta ansiedad de la persona, está necesitando mayor cantidad de azúcar e hidratos de carbono. Pero, paradójicamente, por consumirlos en demasía (por exceso de ansiedad) también sabe que tiene sobrepeso y debe tratar de evitarlos.

Ante tal situación paradójica o contradictoria en la programación del ego (necesito adelgazar, pero también calmar la ansiedad con “lo que engorda”) es como si el ego entrara en cortocircuito interno y lo plantea al consciente con el siguiente proceso:

1.- El consciente parece notar un olor agradable (real o no) como de facturas o pasteles recién horneados. Lo cual “desconcentra” o llama la atención del consciente sobre el asunto.

2.- Momento en que el ego inmediatamente activa la “palanquita o tecla” de “sensación de hambre” y, el consciente, se asombra de sentir hambre y con tanta intensidad, sobre todo con el deseo de “lo que engorda” porque lo olfateó o le pareció percibir al aroma de algo que “le recordó” ¡qué ganas de comer algo rico!

3.- El consciente se pregunta “¿por qué siento repentinamente tantas ganas de facturas o parecido?” A lo cual el ego sólo responde con más estímulo de hambre y evocando el recuerdo de la “calmante” (gratificante) sensación de paladear facturas o “algo de hidratos de carbono dulce” (O salado, según caso) en forma parecida a un antojo.

4.- La parte consciente se “tienta” a tratar de satisfacer a lo que hizo notar el ego. Momento en el cual, el ego, “recuerda” el mandato que le ha impuesto el consciente “debo adelgazar”. Además “no es horario” y “no debería sentir hambre, porque teóricamente estoy bien nutrida”.

5.- La parte consciente pregunta “¡Ay! ¿Qué puedo hacer? ¡Estoy dividida entre comer o no comer! Por un lado lo necesito para calmar a esta ansiedad que me agarró repentinamente (repentina, porque la atención consciente estaba centrada en otra cosa), pero por otra parte, si me doy el gusto, continuaré engordando. ¿Qué hago?”)

6.- A lo que el ego, rudimentario y salomónico como suele ser, sugiere satisfacer ambas cuestiones, con “comer sólo un poquito, como para sacarme las ganas nada más”. (Auto engañarme).

Aquí, depende de cada caso en particular, de cuán “gorda” se sienta y cuánto influyan otros parámetros, como la crítica de su entorno o social, para dar más prioridad o relevancia a sostener la dieta o mandarla al diablo “por esta vez” (que cada vez es “sólo esta vez”) o anular definitivamente a la posibilidad de adelgazar y comenzar a argumentarse (programar al ego) con la idea de que “no está mal ser gorda” y “prefiero ser una gordita feliz, antes que una flaca histérica” o frases de argumentos similares ¡que facilita el ego desde la memoria!

7.- Así, el ego es quien realmente suele decidir a qué darle más importancia o prioridad, de las órdenes contradictorias entre comer y adelgazar, por las asociaciones y argumentos que presenta a la parte consciente como “diálogo interno”. La trampa egótica reside en la facilidad con que aparecen de la memoria en la cabeza consciente a los argumentos más fuertes en un sentido que en otro. En lo subjetivo y hasta superficialidad con que se justifican razones para la decisión tomada, OMITIENDO a otros de igual o mayor peso, veleidosa y hasta insensatamente.

¿Por qué el ego trampea a la parte consciente de este modo?

Simple: El ego da prioridad a los instintos básicos (sensación de alivio y bienestar) por sobre los secundarios (cómo me veo, imagen social) o a solucionar lo más urgente a corto plazo (hambre de ciertos elementos “ansiolíticos”), por sobre las desventajas en el mediano o largo (crítica social, imagen deficiente).

Me parece que con este ejemplo, también quedan también respondidas algunas otras de las preguntas que continuaron y paso a otra.

Instintos serían los impactos emocionales que instruirían en la clasificación que hace el ego...
¿Esa automatización se diagrama en base a lo emocional, de ser asi es el responsable de decirnos lloremos o riamos?

Lo que son los instintos, lo explica el tema al principio de todo. Los impactos emocionales sólo orientan al ego en qué importancia darle a cada información que incluye lo vivenciado emocionalmente. Cuanto más fuerte, más fácil recuerda. (por dolor o placer, siendo el dolor más impactante que el placer, de ahí que se educaba más con “castigos ejemplares”, que duelan y atemoricen pasar por ellos, que con premios o felicitaciones a tratar de conseguir).

Y sí, es el ego el que detona risa o llanto. Toda reacción física biológica está a su cargo. No solamente las “vegetativas”, de las cuales no rinde cuentas al consciente, aunque el consciente puede llegar a imponerle ritmos o control, como hacen algunos yoguis de la India, controlando voluntariamente hasta el ritmo cardíaco. Hasta cuando queremos soltar un gas (vulgarmente: pedo), el ego pide “permiso al consciente” haciéndole notar que “está ahí” y “necesita ser soltado”. La parte consciente puede intentar que lo demore lo más posible pero, dependiendo de circunstancias, el ego puede tomar el control y poner en evidencia que “no puedo demorarlo más y lo soltaré” “¡déjame soltarlo YA!” Hasta que lo suelta, así estemos corriendo hacia un lugar apartado.

Por esta misma razón resulta tan difícil de comprender también el por qué, los orientales, suelen expresar incorrectamente que hay que aprender a “prescindir” y hasta “matar” o “anular” al ego o lo que consideramos como “yo”. El ego es indispensable para la vida física. Tanto que, muchos, son incapaces de reconocer o darse cuenta que asumen al ego como parte más importante o única de todo el ser; del cual, la parte consciente, sólo es un aspecto del mismo.

Me parece que estas preguntas:
¿Si tiene tanto manejo en qué se diferencia del común pensar cotidiano o de nuestro estado conciente de realidad exterior, diríamos que el ego es lo que comúnmente se enseña por conciente de ahí que digas que somos seres egoicos y no concientes?
Ej: “Estoy conciente de lo que me rodea y de quienes están al lado mío y de lo que se supone que estamnos hablando”, ¿esto, entonces, no es ser conciente, esto es parcialmente una interpretación egoica o ser en el ego?
Ya deberían considerarse respondidas. Pero, por las dudas, especifico que sí. Mal se considera a mucho de lo egótico como “consciente”. Que el consciente esté “enterado” de muchos detalles del entorno, no lo hacen verdadera y profundamente conocedor de los detalles que sí, percibió el ego pero “filtró” para que quede una visión o concepción “consiente” que es diferente de la realidad completa, sobre todo a la que conciben otros del modo semejantemente subjetivo por condicionamiento o subjetividad egótica.

Y ¡mira qué curioso! Cómo se dan las cosas. Este mecanismo o proceso es lo que permitió a tantos filósofos, pensadores y hasta científicos, afirmar que la realidad es como cada quien quiera o pueda concebirla, y hasta dudar de que exista, ya que cada uno “la percibe” ¡tan diferente! (por las filtraciones que hace el ego, no porque cada ojo perciba diferente la reflexión de la luz y similar con los demás sentidos).

El gran problema de la humanidad es una trampa egótica. Por miedo a lo desconocido (en épocas cavernícolas) se crearon mitos específicos para sentirnos protegidos por considerarnos “únicos y favoritos” de los dioses, sobre todo “superiores” a los demás animales (reitero: para no temerles tanto).

De este modo, cada vez más se incurrió en la soberbia egoísta de “soy más y mejor”, con lo cual nos volvimos más egóticos y peores, desvirtuado por mentes cerradas en fanatismos, minimizando cada vez más nuestra parte animal, menospreciándola desde la soberbia de considerarnos muy superiores, hasta degenerar en el egoísmo desnaturalizado que nos convirtió en la especie más aberrante y despiadada del planeta, muy peor que los demás animales que consideramos “menos”.

Así, al despreciar a la parte animal (ego) de nosotros mismos, se incurrió en considerar más elevadas y diferentes a cada vez más detalles de la animalidad natural e intrínseca en todos. Se intento “justificar” en forma religiosa, filosófica y hasta técnicamente que “no tenemos nada animal” o que es completamente prescindible. Por lo cual, los investigadores serios, se encontraron ante el dilema de ¿cómo explicar a lo animal en nosotros que, supuestamente, no es animalidad? Si para casi todos era “inconcebible” la sola idea de tener que reconocer parte de animalidad en sí mismos, salvo detalles “irrisorios” como los instintos más básicos a los que consideraban incluso “muy diferentes” y posibles de cambiar por completo con simple y enfermante represión, como la sexual con abstinencia forzada (Sobre todo en la psicología quedaron feamente entrampados por esta falacia conceptual histórica que, los griegos, habían reconocido y alegorizado con las figuras alegóricas de centauros, sátiros y minotauro).

De este tramo:
¿Qué de nosotros le impone y se lo mostrará a qué?
¿Se lo impone la parte conciente? ¿de qué manera si dijimos que el ego se maneja en función a lo que limitadamente las emociones le informaron y están justamente en el inconciente, cómo extrae lo que no tiene o lo tiene de alguna manera por eso el conciente le exige darle prioridad? ¿Y de ser así, el mundo inconciente adquiere más certeza que el conciente? (Usé certeza porque ni idea tengo de qué palabra usar )
Te comento que hay detalles que no has leído o releído y analizado lo suficiente, porque hay partes que estaban respondidas. Por ejemplo:

Imagina a un barco antiguo, del estilo carabelas como las de Colón.

El espíritu es el capitán que da las órdenes principales, como de cuándo partir, rumbo a seguir y en qué puertos hacer paradas. La parte consciente es el suboficial a cargo del timón (que a veces deja en manos del timonel) y de las demás decisiones para resolver problemas, o dudas menores para llegar a buen puerto cumpliendo con los objetivos principales ordenados por el capitán. El ego, sería todo el resto de la tripulación simultáneamente. Desde grumete y cocinero, hasta quien leva o arroja el ancla, iza o arría las velas, y hasta puede amotinarse tomando el control de la nave cuando considera que están todos en grave peligro con argumentaciones de órdenes absurdas o mal justificadas.

Ya sé que apabulla cuánto es nuestra parte animal y que nos rige e influencia en prácticamente todo. Pero es así. A mí mismo me costó creer hasta qué punto nos auto engaña en infinidad de detalles que parecen puramente conscientes y hasta espirituales (caso de la dificultad para discernir entre querer y amar, que están ¡tan entrelazados! En apariencia, sobre todo en cuanto al amor por los hijos, o detalles de pareja). No hay emoción y sensación que no sea detonada o activada por el ego. (O que las perciba y retransmita a la parte consciente, sobre todo cuando son fenómenos telepáticos). Es como el radio operador que manipula a TODOS LOS CONTROLES del cuerpo y ser, pero bajo las órdenes o programación que le impusieron: El espíritu en primer lugar. El consciente en segundo y, en tercero, la programación básica prenatal que denominamos “instintos” y que, en gran medida, son matizados o modificados parcialmente por el ego; a veces por sí mismo (cuando niñitos pequeños), o por solicitud del consciente ante reflexiones consensuadas con el ego; sin descartar que, la mayoría de las veces, el ego amolda a su programación casi como tomándole el pelo a la parte consciente, ya que le invita y tienta a aprobar lo que “le parece mejor” (al ego), por la forma en que funciona la memoria y asociaciones naturales (egóticas) para llegar a conclusiones que pueden ser harto subjetivas, como la marginación y segregación despreciativa de otros, sólo por detalles tontos de ser diferentes de uno mismo, así sea en superficialidades como el color de la piel o simple nacionalidad.

Retomando la pregunta puntual de
¿Y de ser así, el mundo inconciente adquiere más certeza que el conciente?
Ni sí ni no. La parte inconsciente es la que más información tiene (de hecho la tiene a toda, aún la que ni nos dimos cuenta de que fue captada, caso de lo que surge, o es posible de rescatar, mediante hipnosis y se ignoraba que se lo sabía y no me refiero a las cosas olvidadas por demasiado fuertes como detalles que traumaron). El problema de la parte inconsciente (más bien el “monito” del ego) es que es incapaz de razonamientos complejos y previsiones a largo plazo, porque su interés y prioridad están siempre dando prioridad absoluta al “aquí y ahora” al “primero yo ahora” y “después yo también”, recién en tercer lugar a “lo demás que me importa” y, a partir del cuarto lugar en prioridad, es que comienza a contemplar “lo que debería importarme de verdad en largo plazo o como consecuencias sociales o de mi entorno”. Modificar a detalles de esa forma de dar prioridades es responsabilidad de la parte consciente y del espíritu, a los que a veces el ego se tienta mucho a desobedecer, si no le argumentan de tal modo que COMPRENDA que tienen razón en la forma de dar prioridad a otras cosas por sobre su interpretación válida.

Por ejemplo, cuando se hunde un barco como el Titanic, que el ego del capitán (y resto de la oficialidad y tripulación también) transija en dejar de lado al instinto de supervivencia propia, para cumplir con eso de “mujeres y niños primero”, aún sabiendo que eso implica una muerte segura y pronta, que es completamente contrario al más fuerte de sus instintos (órdenes prenatales) a los cuales da prioridad absoluta casi siempre, precisamente por programación básica prioritaria, salvo más que justificadas y comprendidas excepciones indicadas claramente por sus superiores (consciente y espíritu).

Lo que quizás te haya confundido para hacer esa pregunta, es que se te pasó por alto el detalle que, el ego, siempre muestra a todo lo “novedoso” o “desconocido” a la parte consciente, para que le ayude a discernir y clasificar, o catalogar, si en adelante deberá tenerlo en cuenta o no, y en qué ocasiones o circunstancias.

Si la parte consciente no es detallista atenta, por estar demasiado centrada su atención en otra cosa puntual, es probable que algo novedoso pero no muy impactante o no muy diferente de otras cosas, pase como “invisible” para la parte consciente, porque en su momento no respondió adecuadamente al ego. Al menos, continuará como “invisible” (más bien decorado de colores sin formas del entorno) mientras no haya un cambio de circunstancias que justifiquen que el ego lo tenga en cuenta. Por ejemplo, que te detengas en una vidriera específica buscando novedades en la cuestión “desapercibida” y, por eso, el ego decide volver a intentar de nuevo una “re-clasificación”, por si esta vez sí, le prestas atención y adjudicas importancia y de qué modo o en qué sentido. Si después de dos o tres veces no le has prestado conscientemente ninguna atención a ciertos objetos o detalles desconocidos, en adelante será muy difícil que puedas volver a percibirlos. Por eso los niños viven atentos a todo hasta en lo más mínimos detalles y suelen percatarse de cosas que nos asombran, porque nosotros nunca las habíamos percibido en su momento (ni después) como ellos. Tuvo que “señalarlo” otra persona y hacerlo notar adrede al propio consciente, para que el ego muestre a lo que había catalogado como “no mostrar más” (invisible a la atención consciente).

Respondiendo a la siguiente pregunta, sí. Los animales y toda forma de vida TIENE EGO (que también alma). Porque la organización y cohesión de las células en órganos y sistemas cooperativos orgánicos, son logrados y manejados por el ego. La fotosíntesis de las plantas, es como la circulación sanguínea: Función “vegetativa” controlada por el ego. De lo contrario, pasaría lo mismo que al morir: todo se descoordina y dispersa o descompone.

Paso a otra pregunta:
¿Exactamente o aproximadamente, qué es un impacto emocional intrínsecamente y cómo es que lo capta el ego?
Un “impacto emocional” es una información que “sacude” (como un golpe o disparo) y desconcierta al ego, de tal modo que lo manifiesta activando la emoción correspondiente en el grado o intensidad equivalente a su desconcierto o golpe. Al ego no le agrada nada que le “sorprendan” cosas para las cuales no tenía reacción preparada y lista para soltarla. Es muy celoso de cumplir perfectamente con todas sus funciones y, por eso, con un orgullo demasiado sensible para reconocer errores de cualquier clase. Porque se siente terriblemente fracasado y humillado en lo que más le importa: No fallar en nada.

Este “no fallar en nada”, es bastante complejo de explicar y entender. Porque pasa por el detalle de asociaciones secundarias de lo más básico: Un mínimo error de su parte, puede implicar un paro cardio respiratorio, o un accidente fatal que arruina por completo a la misión de “haber nacido en este plano” y para la cual se lo ha incluido en el ser, adjudicándole responsabilidad absoluta sobre la conservación de la vida y bienestar general del conjunto del ser.

Dicho mandato básico y principal, el ego, en demasiadas personas, lo “amplía” interrelacionándolo con infinidad de otras cosas, al extremo de hacerlas sentir pésimo por tener que reconocer ante otros que cometió alguna equivocación de lo más comprensible y hasta a negarla abiertamente echando la culpa a terceros o circunstancias que estaban más allá de su propia capacidad de prever o reaccionar. ¿Cuántas personas se sienten pésimo y hasta se enojan feo cuando se les hace notar un detalle erróneo en su conducta o mentalidad, por más pequeño que sea? Son personas con egos demasiado distorsionados en detalles importantes, y por eso muy susceptibles y dominantes de la personalidad que se vuelva “ciega” como toros enfurecidos cuando le “agitan un paño rojo” ante su visión o “invaden su territorio”. Terminan siendo más minotauros que centauros.

En otras palabras: El ego vive argumentándonos sus conclusiones simples, silógicas (frecuentemente falaces) y depende de la parte consciente “ponerlas a prueba” solicitando y buscando más variables, posibles falacias por escaparse o ignorar detalles que hacen a la cuestión y marcan diferencia; profundizando al máximo en lo teórico, si no es posible la corroboración o verificación “científica” fehaciente, al menos para uno mismo de modo sensato e indudable. De lo contrario, el consciente es responsable de hasta qué punto el ego debe dejar abierta la puerta a la duda, para poder corregir lo que fuera necesario en su momento, en lugar de caer en fanatismos y de dar por obvio y completamente válido a lo que quizás no lo es. (Caso de frases como “los hombres no deben llorar” y muchos silogismos que tanto daño hicieron a la humanidad a lo largo de la historia, como ciertas aseveraciones religiosas de “pueblo elegido”; “palabra de Dios”, etc.). Esto, sin omitir u olvidar que se suele dar por obvio que, por haber parido “carne de mi carne” se es “excelente madre” que hará y dará lo mejor por su vástago.

En fin, que si no he sido suficientemente claro, quizás sea porque me apresuré a responder estando ya bastante cansado de estar tanto tiempo ante la pantalla. (Pero por eso es que estoy dispuesto a corregir o rectificar lo necesario, o ampliar).

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Diana el Lun Abr 25, 2011 11:04 pm

Sí que fuiste claro y te lo agradezco muchísimo.
Pasa que debés tener razón, me falta leer el libro conócete a tí mismo, y otras partes que estarán por el foro, además de como bien dijiste haber analizado lo suficiente, prueba de ello deben ser mis preguntas. Cuando termine de hacerlo, si en verdad no es molestia, intentaré reanudar. Perdoná que encima cansado te pusiste a intentar que entienda te aseguro que me aclaraste muchísimos puntos.
Muchísimas gracias, estaré releyendo esto más de una vez. Sonrie
avatar
Diana
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Diana el Mar Abr 26, 2011 5:11 pm

¿Dónde consigo el libro?
avatar
Diana
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Don Sapo el Mar Abr 26, 2011 7:13 pm

Creí que ya te lo había enviado hace tiempo. Pero, por las dudas, te lo envié nuevamente a la cuenta de e-correo que pusiste al registrarte como Diana.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Diana el Mar Abr 26, 2011 10:11 pm

Gracias!!!
avatar
Diana
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Don Sapo el Vie Mayo 06, 2011 7:18 pm

Hace poco una persona, harta que le haga notar cuánto y cómo nos maneja o influye el ego prácticamente en todo, me preguntó:

Para tí ¿qué es lo que NO ES "egótico"?

¿Honestamente? Estoy seguro que no tuvo idea de cuán acertada fue su pregunta. Puesto que, en cierto modo, es más fácil partir de este planteo, de reconocer "qué NO ES" egótico, para que resulte más fácil entenderlo.

Mi respuesta es fácil de decir, aunque quizás no tanto de entender y asumir:

Es "consciente" (no egótico) aquello que pasa por el proceso de un análisis sensato, objetivo y profundo, intentando prever y/o tener en cuenta, a posibles variables que no están en la memoria, o que no surgen fácilmente.

Toda otra variable de decisión, conclusión o acción, está precondicionada o influenciada desde el ego (para bien o mal, dependiendo de cada caso puntual), casi automatizada por variables conocidas y previstas.

El ego suele manipular de tal modo al consciente, que sólo evoca a la memoria consciente a lo que considera adecuado (al margen de si lo es realmente) pero de modo sutilmente tendencioso, o capcioso, en su forma de evocarlo, para que nos inclinemos a "aceptar" a lo que propone tal como lo desea y considera más conveniente.

Para dar ejemplos:

Con frecuencia nos suele suceder de tener que explicar cosas a otras personas y que no parezcan entender a lo que nos resulta tan claro como obvio.

Aquí, el consciente solicita información al ego (memoria profunda y asociaciones)

Consciente: ¿Qué alternativa hay?

Ego: No se me ocurre ya ninguna más. (¿Para qué me voy a tomar el trabajo de tratar de hallar algunas cosas perdidas en el fondo de la memoria, que nunca terminé de clasificar bien, porque me parecían poco válidas u obligadas de aprender? ¡Si es que hay algo válido y lo encuentro!)

Consciente: ¿Es que tan mal me explico?

Ego: (para no hacerse cargo de culpas y evitar "más trabajo" de buscar soluciones y estar incómodo hasta hallarlas o poder resolverlas satisfactoriamente) NOoo, la culpa es de los demás que son unos imbéciles incapaces de tratar de entender algo tan simple.

Y, así, es como nos dejamos llevar por sus frecuentemente falaces conclusiones, que nos predisponen a ser autómatas de "aprobar" lo que sugiera en toda decisión que tenemos que tomar cotidianamente, cual animalitos cuyo "pensar" es tan sólo regirse por lo que el ego hace surgir en la memoria consciente, para que nos inclinemos a "optar por", al margen de haber valorado realmente bien a todos los posibles pro y contra de las opciones, o siquiera si puede haber más y mejores. (Sobre todo si, por falta de información suficiente, o ignorancia específica de detalles del asunto, debemos tomarnos el trabajo de investigar y buscar datos para poder tener más certeza de haber evaluado bien a todas las posibilidades, variables y connotaciones o consecuencias posibles).

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  remago el Sáb Mayo 07, 2011 10:16 am

¿Se me permite una broma, sin ánimo de molestar a nadie?
Recuerdo, de mis primeros días en Buenos Aires, haberme detenido en una calle para preguntar por una dirección a un amable viandante. Su respuesta fue:

Mirá, vos, lo importante no es dónde está lo que buscás: lo importante es que obviamente te sentís desubicado, perdido, viste...

Y me dio una tarjeta y se fue. Leí "Fulanito de Tal. Plomero. Consultas y psicoterapia personalizada, todas las tardes de 5 a 8".

Es sólo un chiste, pero ¿no será falsa la apreciación que tenemos fuera de Argentina de que el principal leiv motiv en ese país es el fútbol? Yo creo que la psicología está mucho más presente en vuestros intereses.




remago
Entusiasta
Entusiasta


Volver arriba Ir abajo

Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones.

Mensaje  marisola el Sáb Mayo 07, 2011 12:28 pm

Hasta ahora no leí nada acerca de esto, sinceramente, me parece una muy buena manera de ubicar que es que en nuestro propio ser. Luego, hay que saber diferenciarlos en uno mismo, con total honestidad de saber lo que se comprende y lo que no. Necesitó volver a revisarlo más detenidamente, pero nunca ví definiciones que aclaren tanto a las partes que conforma la parte más transcendental de la vida. Me gustaron los dos primeros "post", como dicen por ahí, a mí me ubican muy bien, remago, me hacen localizar, donde quiero ir y que me falta.
Con dignidad, creo buscar el "aplauso social" que muchas personas se merecen y no tienen; mi ego, se mete ahí, egoistamente. Pero mí espíritu lo puso envereda, no de ahora, ya hace mucho tiempo, y le dijo que quién gobierna, mi barco (cuerpo-mente), es él, mí espiritu, y su objetivo es CLARO; Quiere el reconocimiento social, de muchísimas personas, que ya se lo ganaron por demostrarnos que el existir, ya es un don. Y el AMOR, es el medio de hacerles sentir vivos a ellos y a nosotros mismos, para valorar una de las mejores cosas que hay en el universo, la propia Vida.
Nota: Se conserva joven Don Sapo, Me gustó verle la cara al sapo, porque lo es verdad??.
avatar
marisola
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Don Sapo el Dom Mayo 08, 2011 5:06 am

Remago: Entender y sobre todo poder definir a las peculiaridades específicas de los argentinos, es algo que no resulta nada fácil ni para los argentinos mismos (y eso que soy argentino!).

Ciertamente que muchos varones parecen extremistas en opiniones como River o Boca; o peronistas y radicales, religiosos y ateos cientificistas, como también suele suceder entre la población de muchos otros países, aunque no siempre con tanta pasión sostenida por argumentos harto estudiados.

La particularidad principal o punta del ovillo está originada en el crisol de razas que es este país. Aquí han llegado personas y personajes de todos los confines del planeta, huyendo de sus propias miserias con la esperanza de poder dejar atrás lo que, en su momento de migrar, era un presente horrible, pero sin lograr arraigarse del todo, sintiendo nostalgia por su tierra y cultura, pero agradecidos de la gran tolerancia multicultural que aquí se ha dado.

Ésa es también la razón por la cual hay un alto porcentaje de población que siente gran curiosidad y necesidad de entender la disparidad de estilos y costumbres, tan amalgamados, como muchos veces incoherentes hasta el absurdo. Aquí se han dado pequeñas poblaciones que eran comunidades casi cerradas que recreaban en miniatura a la forma de vida y costumbres de otros países. Como también edificios de inquilinatos más cosmopolitas que la ONU. Donde italianos, polacos, judíos, españoles, árabes y africanos (muchos mestizos nativos) convivían compartiendo patio en días feriados y formado casi una familia grande, por tanto tener que cruzarse a usar el baño compartido o pedirse prestadas cosas, por la miseria con la que llegaron y de la cual les costó hasta muchos años salir de la misma.

Hoy no es tan así. Pero son cosas que dejaron huella dando forma al "ser nacional", al "estilo argentino", especialmente de los de la ciudad de Buenos Aires y alrededores, que no son precisamente "porteños".

Marisola:
Sí, la imagen de Sawedal es de mi persona del 2007. Aunque en la misma no parezco tan canoso, por efectos de la luz y que mi pelo es naturalmente rubio claro. (Aunque es raro que use a la melena suelta por más de un rato, porque mi cabello es tan delgado que vuela fácil y se entremete enredándose en cualquier parte. Suelo tenerlo recogido en una coleta por detrás de la nuca; como a la barba trenzada, casi como una corbata natural, para que tampoco moleste interponiendo pelos constantemente.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.