Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 16 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 16 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Eduardo Galeano – Para mayores de 40

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eduardo Galeano – Para mayores de 40

Mensaje  pepe2982 el Mar Jun 29, 2010 11:04 pm



Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco.

No hace tanto, con mi mujer, lavábamos los pañales de los críos, los colgábamos en la cuerda junto a otra ropita, los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar.

Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda, incluyendo los pañales.

¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables! Si, ya lo sé. A nuestra generación siempre le costó tirar. ¡Ni los desechos nos resultaron muy desechables! Y así anduvimos por las calles guardando los mocos en el bolsillo y las grasas en los repasadores.

¡¡¡Nooo!!! Yo no digo que eso era mejor.
Lo que digo es que en algún momento me distraje, me caí del mundo y ahora no sé por dónde se entra. Lo más probable es que lo de ahora esté bien, eso no lo discuto. Lo que pasa es que no consigo cambiar el equipo de música una vez por año, el celular cada tres meses o el monitor de la computadora todas las navidades.

¡Guardo los vasos desechables!

¡Lavo los guantes de látex que eran para usar una sola vez!

¡Apilo como un viejo ridículo las bandejitas de espuma plástica de los pollos!

¡Los cubiertos de plástico conviven con los de acero inoxidable en el cajón de los cubiertos!

¡Es que vengo de un tiempo en el que las cosas se compraban para toda la vida!

¡Es más!

¡Se compraban para la vida de los que venían después!

La gente heredaba relojes de pared, juegos de copas, fiambreras de tejido y hasta palanganas de loza.

Y resulta que en nuestro no tan largo matrimonio, hemos tenido más cocinas que las que había en todo el barrio en mi infancia y hemos cambiado de heladera tres veces.

¡¡Nos están fastidiando! ! ¡¡Yo los descubrí!! ¡¡Lo hacen adrede!! Todo se rompe, se gasta, se oxida, se quiebra o se consume al poco tiempo para que tengamos que cambiarlo. Nada se repara. Lo obsoleto es de fábrica.

¿Dónde están los zapateros arreglando las media-suelas de las Nike?

¿Alguien ha visto a algún colchonero escardando sommiers casa por casa?

¿Quién arregla los cuchillos eléctricos? ¿El afilador o el electricista?

¿Habrá teflón para los hojalateros o asientos de aviones para los talabarteros?

Todo se tira, todo se desecha y, mientras tanto, producimos más y más basura.

El otro día leí que se produjo más basura en los últimos 40 años que en toda la historia de la humanidad.

El que tenga menos de 40 años no va a creer esto: ¡¡Cuando yo era niño por mi casa no pasaba el basurero!!

¡¡Lo juro!! ¡Y tengo menos de… años!

Todos los desechos eran orgánicos e iban a parar al gallinero, a los patos o a los conejos (y no estoy hablando del siglo XVII)

No existía el plástico ni el nylon. La goma sólo la veíamos en las ruedas de los autos y las que no estaban rodando las quemábamos en la Fiesta de San Juan.

Los pocos desechos que no se comían los animales, servían de abono o se quemaban. De ‘por ahí’ vengo yo. Y no es que haya sido mejor. Es que no es fácil para un pobre tipo al que lo educaron con el ‘guarde y guarde que alguna vez puede servir para algo’, pasarse al ‘compre y tire que ya se viene el modelo nuevo’.

Mi cabeza no resiste tanto.

Ahora mis parientes y los hijos de mis amigos no sólo cambian de celular una vez por semana, sino que, además, cambian el número, la dirección electrónica y hasta la dirección real.

Y a mí me prepararon para vivir con el mismo número, la misma mujer, la misma casa y el mismo nombre (y vaya si era un nombre como para cambiarlo). Me educaron para guardar todo. ¡¡¡Toooodo!!! Lo que servía y lo que no. Porque algún día las cosas podían volver a servir. Le dábamos crédito a todo.

Si, ya lo sé, tuvimos un gran problema: nunca nos explicaron qué cosas nos podían servir y qué cosas no. Y en el afán de guardar (porque éramos de hacer caso) guardamos hasta el ombligo de nuestro primer hijo, el diente del segundo, las carpetas del jardín de infantes y no sé cómo no guardamos la primera caquita. ¿Cómo quieren que entienda a esa gente que se desprende de su celular a los pocos meses de comprarlo?

¿Será que cuando las cosas se consiguen fácilmente, no se valoran y se vuelven desechables con la misma facilidad con la que se consiguieron?

En casa teníamos un mueble con cuatro cajones. El primer cajón era para los manteles y los repasadores, el segundo para los cubiertos y el tercero y el cuarto para todo lo que no fuera mantel ni cubierto.
Y guardábamos.. . ¡¡Cómo guardábamos!! ¡¡Tooooodo lo guardábamos!! ¡¡Guardábamos las chapitas de los refrescos!! ¡¿Cómo para qué?! Hacíamos limpia-calzados para poner delante de la puerta para quitarnos el barro. Dobladas y enganchadas a una piola se convertían en cortinas para los bares. Al terminar las clases le sacábamos el corcho, las martillábamos y las clavábamos en una tablita para hacer los instrumentos para la fiesta de fin de año de la escuela. ¡Tooodo guardábamos!

¡¡¡Las cosas que usábamos!!!: mantillas de faroles, ruleros, ondulines y agujas de primus. Y las cosas que nunca usaríamos. Botones que perdían a sus camisas y carreteles que se quedaban sin hilo se iban amontonando en el tercer y en el cuarto cajón. Partes de lapiceras que algún día podíamos volver a precisar. Tubitos de plástico sin la tinta, tubitos de tinta sin el plástico, capuchones sin la lapicera, lapiceras sin el capuchón. Encendedores sin gas o encendedores que perdían el resorte. Resortes que perdían a su encendedor.

Cuando el mundo se exprimía el cerebro para inventar encendedores que se tiraban al terminar su ciclo, inventábamos la recarga de los encendedores descartables. Y las Gillette -hasta partidas a la mitad- se convertían en sacapuntas por todo el ciclo escolar. Y nuestros cajones guardaban las llavecitas de las latas de sardinas o del corned-beef, por las dudas que alguna lata viniera sin su llave.
¡Y las pilas! Las pilas de las primeras Spica pasaban del congelador al techo de la casa. Porque no sabíamos bien si había que darles calor o frío para que vivieran un poco más. No nos resignábamos a que se terminara su vida útil, no podíamos creer que algo viviera menos que un jazmín.

Las cosas no eran desechables. Eran guardables. ¡¡¡Los diarios!!! Servían para todo: para hacer plantillas para las botas de goma, para poner en el piso los días de lluvia y por sobre todas las cosas para envolver. ¡¡¡Las veces que nos enterábamos de algún resultado leyendo el diario pegado al trozo de carne!!!

Y guardábamos el papel plateado de los chocolates y de los cigarros para hacer guías de pinitos de navidad y las páginas del almanaque para hacer cuadros y los cuentagotas de los remedios por si algún medicamento no traía el cuentagotas y los fósforos usados porque podíamos prender una hornalla de la Volcán desde la otra que estaba prendida y las cajas de zapatos que se convirtieron en los primeros álbumes de fotos.
Y las cajas de cigarros Richmond se volvían cinturones y posa-mates y los frasquitos de las inyecciones con tapitas de goma se amontonaban vaya a saber con qué intención, y los mazos de naipes se reutilizaban aunque faltara alguna, con la inscripción a mano en una sota de espada que decía ‘éste es un 4 de bastos’.

Los cajones guardaban pedazos izquierdos de palillos de ropa y el ganchito de metal. Al tiempo albergaban sólo pedazos derechos que esperaban a su otra mitad para convertirse otra vez en un palillo.

Yo sé lo que nos pasaba: nos costaba mucho declarar la muerte de nuestros objetos. Así como hoy las nuevas generaciones deciden ‘matarlos’ apenas aparentan dejar de servir, aquellos tiempos eran de no declarar muerto a nada: ¡¡¡ni a Walt Disney!!!

Y cuando nos vendieron helados en copitas cuya tapa se convertía en base y nos dijeron: ‘Cómase el helado y después tire la copita’, nosotros dijimos que sí, pero, ¡¡¡minga que la íbamos a tirar!!! Las pusimos a vivir en el estante de los vasos y de las copas.
Las latas de arvejas y de duraznos se volvieron macetas y hasta teléfonos. Las primeras botellas de plástico se transformaron en adornos de dudosa belleza. Las hueveras se convirtieron en depósitos de acuarelas, las tapas de botellones en ceniceros, las primeras latas de cerveza en portalápices y los corchos esperaron encontrarse con una botella.

Y me muerdo para no hacer un paralelo entre los valores que se desechan y los que preservábamos. ¡¡¡Ah!!! ¡¡¡No lo voy a hacer!!! Me muero por decir que hoy no sólo los electrodomésticos son desechables; que también el matrimonio y hasta la amistad son descartables.

Pero no cometeré la imprudencia de comparar objetos con personas. Me muerdo para no hablar de la identidad que se va perdiendo, de la memoria colectiva que se va tirando, del pasado efímero. No lo voy a hacer. No voy a mezclar los temas, no voy a decir que a lo perenne lo han vuelto caduco y a lo caduco lo hicieron perenne.
No voy a decir que a los ancianos se les declara la muerte apenas empiezan a fallar en sus funciones, que los cónyuges se cambian por modelos más nuevos, que a las personas que les falta alguna función se les discrimina o que valoran más a los lindos, con brillo y glamour.

Esto sólo es una crónica que habla de pañales y de celulares. De lo contrario, si mezcláramos las cosas, tendría que plantearme seriamente entregar a la ‘bruja’ como parte de pago de una señora con menos kilómetros y alguna función nueva.
Pero yo soy lento para transitar este mundo de la reposición y corro el riesgo de que la ‘bruja’ me gane de mano y sea yo el entregado.

Eduardo Galeano




Fuente: http://musicarberdi.wordpress.com/2009/03/18/eduardo-galeano-para-mayores-de-40/

Eduardo Germán María Hughes Galeano (Montevideo, 3 de septiembre de 1940), conocido como Eduardo Galeano, es un periodista y escritor uruguayo, una de las personalidades más destacadas de la literatura latinoamericana.
http://es.wikipedia.org/wiki/Eduardo_Galeano

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: Eduardo Galeano – Para mayores de 40

Mensaje  Don Sapo el Miér Jun 30, 2010 1:06 am

¿Y nosotros Pepe (Que somos unos "niñitos" en relación a la edad de Galeano)

¿Qué tendríamos que decir? Si estamos en una situación similar, aunque no tan extrema!

¡Si vieran ustedes las cosas que SIGO GUARDANDO EN CASA "por las dudas" y "por costumbre"! (¿Será porque no me sobra el dinero y aún tengo espacio para caminar entre montones de cachivaches y cajas que "algo útil tienen" que "algún día podrá servir para algo"?)

¡Si hasta a los hilos con que atan a las cajas de las pizzas tengo a montones! (Además de papel metalizado de los cigarrillos, corchos, etc).

Me "duele" tener que tirar artefactos electrónicos a los que sólo les faló una función o simplemente ya no coinciden los enchufes con las nuevas máquinas!

¡Ni hablemos de grabadores a cassette! ¡Hasta tengo TRES "de periodista" a los que SÓLO se les envejeció la polea de goma que tracciona a los carretes que hacen girar a la cinta! ¿Los voy a tirar porque se ablnadó una gomita Y NADIE LOS QUIERE REPARAR sin cobrarme hasta lo mismo o más que uno nuevo? Sobre todo porque dicen que NO SE CONSIGUEN REPUESTOS ¿Será a propósito que no se fabrican repuestos ni se contempla siquiera a esa posibilidad?

¡Linternas! Ya no compro más. Tengo como cuatro que "no sirven" sólo por falso contacto o cosas parecidas. ¡Con lo caras que son las pilas,,, Prefiero las velas o la "Vieja" lámpara a kerosene que, para ésa sí, todavía consigo mecha y repuestos!

Claro que no la puedo llevar para iluminar a 20 metros y ver si entró algún ladrón en la otra punta del terreno, sobre todo en una noche tormentosa. Ni tampoco iluminar para arriba y ver qué está haciendo ruido arriba del techo de chapa, que puede seer un ladrón, un amante que huye de algún marido o, simplemente, alguna rama que cayó de los árbroles que rodean la casa. ¡Pero LA PREFIERO por saber hasta dónde puedo contar con ella y de qué cuidarla! (Confiable). Sobre todo porque es mucho más práctica y económica, siendo casi igual de útil para los demás usos normales cuando falta la electricidad.

¡Si hasta de los anteojos de mi abuela (QEPD) a uno de los lentes lo uso como más cómoda y práctica que LUPA comprada para ver la letra muy chiquita de alguna página web, y la tengo siempre apoyada sobre una de esas rueditas "descartables" (símil goma) que sujetan a los CD dentro de las cajas o estiuches de 25 o 50 unidades! (¡Menos mal que los anteojos traen dos lentes, porque una ya se me rompió en un descuido con tal uso, pero aguantó más de dos años la primera y, la segunda, ya va para otros dos años de uso frecuente!).

Y el uso que le doy a un viejo travesaño de percha de madera, que me resultó óptimo para "ayudarme" a sacar cosas pequeñas que pueden rodar bajo los muebles de poca altura ¡Hasta el clavito que tiene en la punta es útil para "pinchar" a lo escurridizo si hace falta!

¿Sabías que harto de tener que comprar esponjas para lavar los platos cada mes, terminé haciendo lo mismo que hacía mi abuela? Uso TRAPITOS de ropa vieja y rota de algodón que son excelentes para fregar ¡Y me duran más! Hasta seis meses, según calidad de la tela.

Y hasta no hace mucho, cuando se juntaban chicos en mi casa y estaban sin saber a qué jugar, por feo clima en el exterior, les facilitaba los viejos CDs que ya no servían pero no quería arrojar a la basura para que jueguen a ver quién emboca más dentro de una palangana colocada a tres metros de distancia y dándoles 10 CDs a cada uno.

O les proponía jugar al minigolf de mesa, dibujando un círculo sobre la misma, a modo de hoyo cerca de un extremo y, por el camino, algunas latas u objetos parecidos que debían ser esquivados por la moneda que debían golpear con una regla a modo de palo, o aprovecharlos para hacer carambolas.(Gana el que logre más hoyos con menos golpes de regla. La moneda debe quedar más de la mitad dentro del círculo para que se considere "hoyo"). ¡Si habrán pasado horas jugando al minigolf de mesa, buscando colocar los objetos cada vez más difíciles de sortear!

¡Es tan cierto lo que escribió Galeano! Hoy, hasta las relaciones y seres humanos son considerados "descartables" o "use y deseche". ¡Como si nos sobrara el dinero y, sobre todo, LOS AFECTOS SINCEROS!

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Eduardo Galeano – Para mayores de 40

Mensaje  pepe2982 el Miér Jun 30, 2010 6:49 am

Y si, Don Sapo, si por eso lo puse, Para mayores de 40.
Me hizo acordar a tantas cosas que hacen los pibes de hoy y nosotros apreciábamos más que a nuestra propia vida.
Ya de grande entramos al mundo de la PC, pero si hasta en el secundario el profesor nos hacía usar tablas de logaritmos en ves de calculadoras.
Las Casio FX 120 que se traían de Paraguay. Jajaja.

Tengo una pareja conocida, muy jóvenes, que se casaron hace tres años.
Entre sus regalos de bodas, recibieron todos los artefactos del hogar de última generación, muebles y PC.
Tenían hasta hace una semana una tele de 29” que se habían regalado en esa época, pero hoy ya la cambiaron por un LCD de 42”.
Me queres decir para que una tele de 42”, si el espacio mínimo que hay que dejar entre el televidente y la tele es de 10cm por pulgada. O sea, lo tienen encima, a pesar de tener un espacio bastante amplio en el comedor diario. Y el de 29”, estaba nuevo, pero claro, no era LCD.
Celulares????, puffff, hasta el marido tiene ahora uno con todos los chiches, hasta GPS y solo lo llama la señora, o algún amigo………..
La PC, que se la había formateado hace poco e instalado win, ya la descartaron, ahora compraron una notebook Lenovo Thinkpad X100 [2876-2FY]Micro: Athlon™ Neo MV-40 1.6 Ghz Ram: 2GB DDR2 Disco: 250 GB SATA LCD: 11.6" WXGA Wi-Fi: 802.11 b/g/n Sistema: Windows 7 Professional, y era nueva , solo 3 años tenía, podes creer……
Lo peor que no son gente adinerada, solo gana lo justo y suficiente para más o menos llegar a fin de mes, solo que tarjetean todo, a 5 o 6 años………..
No están acostumbrados como nosotros, yo cuando tenía su edad ahorraba para hacerme mi casa, hasta vendí mi auto es ese entonces para tener guita para terminarla más o menos y meterme a vivir. Estos viven alquilando, y pagan una fortuna, pero claro, siempre hay una madre o un padre que les acerca un billete todos los meses.
Lo peor que no tienen cabeza, no saben lo que es el sacrificio de laburar para conseguir algo, todo les cae de arriba, y así viven……..
Ahora tienen un bebé de 1 año, y que enseñanza le van a dar al pibe, que dependa de sus padres????. Que manguee hasta la comida a los abuelos????. Que rompa todos los juguetes, total los parientes le regalan uno nuevo???.
En fin, miles de cosas que me molestan, no por lo material, sino porque perdieron lo que sus antepasados le inculcaron a sus hijos, la cultura del trabajo y el ahorro.
Ahora dependen de sus padres y lo que garronean por ahí comprando a diestra y siniestra lo último que hay de novedad en el mercado.
No los entiendo, será que yo estoy dentro de los mayores de 40…………

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: Eduardo Galeano – Para mayores de 40

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.