Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

No tenemos un planeta de recambio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No tenemos un planeta de recambio

Mensaje  Don Sapo el Vie Oct 22, 2010 3:32 pm

No tenemos un planeta de recambio


Lo que puse como título es el inicio del anteúltimo párrafo del discurso que pronunció el escritor Amin Maalouf al recibir el premio Príncipe de Asturias a las letras 2010 (22 de Octubre).

Me llamó la atención que dicho discurso fuera tan específico en resumir más o menos mis mismas prioridades de mensajes. Lo cual me alegra mucho, porque no soy tan “sapo de otro pozo” ni tan disparatado y, sobre todo, que no es lo mismo que lo diga el “sapo” de un foro que tiene mínima relevancia en internet, a que lo diga un escritor que está cobrando mucha popularidad planetaria (algunos de sus libros han sido traducidos a más de 20 idiomas) y que se incrementa aún más con el premio Príncipe de Asturias a las letras de 2010.

A continuación pongo al mismo, que también está disponible en PDF aquí

¡Bien por Amín Maalouf con ese discurso que, seguro, será muy difundido!



Majestad; altezas; excelentísimos señoras y señores; señoras y señores del jurado; mis queridos amigos:

Esta dicha inmensa que siento al recibir el Premio de las Letras de la Fundación Príncipe de Asturias me habría gustado expresarla, igual que otros intervinientes, en la lengua de Cervantes, de Borges y de García Lorca. No podré hacerlo por mucho que lo lamente. El castellano es una lengua que me gusta oír, que me gusta leer y que entiendo algo más de lo que suelo admitir. Pero me siento incapaz de usarla con la oportunidad y la sutileza que se merece. Es algo que, esta noche, me avergüenza un tanto, pero albergo la esperanza de que vean en este uso mío de una lengua que llega de allende los Pirineos y de un acento que llega de allende el Mediterráneo un símbolo del interés que les merece a esta Fundación y a este país la diversidad del mundo.

De esta diversidad del mundo, de esta extraordinaria diversidad que es hoy en día característica de todas las sociedades humanas, todos cantamos a veces las alabanzas; pero también nos hace padecer a todos a veces. Porque es manantial de riqueza para nuestros países, pero lo es también de tensiones. Las naciones que se asientan en los cimientos de la diversidad étnica y la inmigración se hallan entre las más dinámicas del planeta, y basta con mirar la otra orilla del Atlántico para convencerse de ello. Pero a este dinamismo lo acompañan con frecuencia trastornos, discriminaciones, odio y violencia.

La diversidad en sí misma no es ni una bendición ni una maldición. Es sencillamente una realidad, algo de lo que se puede dejar constancia. El mundo es un mosaico de incontables matices y nuestros países, nuestras provincias, nuestras ciudades irán siendo cada vez más a imagen y semejanza del mundo. La que importa no es saber si podremos vivir juntos pese a las diferencias de color, de lengua o de creencias; lo que importa es saber cómo vivir juntos, cómo convertir nuestra diversidad en provecho y no en calamidad.

Vivir juntos no es algo que les salga de dentro a los hombres; la reacción espontánea suele ser la de rechazar al otro. Para superar ese rechazo es precisa una labor prolongada de educación cívica. Hay que repetirles incansablemente a éstos y a aquéllos que la identidad de un país no es una página en blanco, en la que se pueda escribir lo que sea, ni una página ya escrita e impresa. Es una página que estamos escribiendo; existe un patrimonio común —instituciones, valores, tradiciones, una forma de vivir— que todos y cada uno profesamos; pero también debemos todos sentirnos libres de aportarle nuestra contribución a tenor de nuestros propios talentos y de nuestras propias sensibilidades. Asentar este mensaje en las mentes es hoy, desde mi punto de vista, tarea prioritaria de quienes pertenecen al ámbito de la cultura.

La cultura no es un lujo que podamos permitirnos sólo en las épocas faustas. Su misión es formular las preguntas esenciales. ¿Quiénes somos? ¿Dónde vamos? ¿Qué pretendemos construir? ¿Qué sociedad? ¿Qué civilización? ¿Y basadas en qué valores? ¿Cómo usar los recursos gigantescos que nos brinda la ciencia? ¿Cómo convertirlos en herramientas de libertad y no de servidumbre?

Este papel de la cultura es aún más crucial en épocas descarriadas. Y la nuestra es una época descarriada. Si nos descuidamos, este siglo recién empezado será un siglo de retroceso ético; lo digo con pena, pero no lo digo a la ligera. Será un siglo de progresos científicos y tecnológicos, no cabe duda. Pero será también un siglo de retroceso ético.

Se recrudecen las afirmaciones identitarias, violentas en muchísimas ocasiones y, en muchísimas ocasiones, retrógradas; se debilita la solidaridad entre naciones y dentro de las naciones; pierde fuelle el sueño europeo; se erosionan los valores democráticos; se recurre con excesiva frecuencia a las operaciones militares y a los estados de excepción... Abundan los síntomas.

Ante este retroceso incipiente, no tenemos derecho a resignarnos ni a cederle el paso a la desesperación. Hoy en día lo que honra a la literatura y lo que nos honra a todos es el intento de entender las complejidades de nuestra época y de imaginar soluciones para que sea posible seguir viviendo en nuestro mundo. No tenemos un planeta de recambio, sólo tenemos esta veterana Tierra, y es deber nuestro protegerla y hacerla armoniosa y humana.

Gracias a todos por la acogida que se me brinda en esta inolvidable ceremonia.

Traducción de M.ª Teresa Gallego Urrutia




P.D.: La mejor información que hallé sobre él está en El bibliófilo enmascarado

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: No tenemos un planeta de recambio

Mensaje  navelegante el Vie Oct 22, 2010 4:33 pm

No tenemos un planeta de recambio
(Amín Maalouf)

Si Amín Maalouf leyera ciertas ideas...

Cada partícula del universo tiene su anti-partícula. Igualmente los planetas tienen anti-planetas. Este Planeta es el anti-Planeta del verdadero Planeta en el que tenemos puestos los cascos de realidad virtual y estamos conectados a la Mátrix y su PrograMátrix en el que la humanidad se mide por "premios" que son decididos por la opinión subjetiva de unas pocas personas que cobran un dinero por opinar.

http://www.nopuedocreer.com/quelohayaninventado/wp-content/images/2006/10/snipshot_19q9abemcx.jpg
avatar
navelegante
Fogón
Fogón


http://asteromia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: No tenemos un planeta de recambio

Mensaje  Gwendoline Welden el Vie Oct 22, 2010 5:54 pm

Entonces, si tu "anti-casa" se destruyera ¿podrías ir a vivir a tu "casa"?; cuando no tengas anti-alimentos que comer, ¿podrás alimentarte de alimentos?

¿Qué hacés entonces en este anti-lugar posteando en el anti-portal de centáurea y viviendo en un anti-país que no es el verdadero país? ¿Por qué no nos vamos todos al verdadero planeta y dejamos este que tantos disgustos nos da? ¿Por qué prefieres el anti-planeta "Matrix habiendo un planeta?

Ya vas colocando la anti-dirección para que podamos salir de este anti-plano y llegar al verdadero planeta que dices que existe.

_________________

La vida es muy peligrosa, no por los que hacen el mal, si no por los que se sientan a ver lo que pasa (Einstein)

Se amable, cada persona que encuentras está librando su propia batalla (Platón)
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: No tenemos un planeta de recambio

Mensaje  Don Sapo el Vie Oct 22, 2010 6:27 pm

Me parece que lo que pasa es que ese "planeta" es como los que aludió Saint Exupery en "El Principito": tan pequeñito y limitado que no hay lugar para más de dos o tres personas (o un pequeño grupito) aparte del "dueñ@" del mismo.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: No tenemos un planeta de recambio

Mensaje  navelegante el Lun Oct 25, 2010 11:29 am

anti-hola anti-Gwendoline, anti-ja anti-ja anti-ja.

Es posible que exista el anti-planeta, o sea que ANTI-NO; y es posible que NO, o sea, ANTI-SÍSonrie . Desde este planeta Centáurea, el planeta Tierra podría estar en el punto de la órbita que ahora está al otro lado del Sol, y allí la sociedad anda "muy avanzada", ya por el "siglo XXI" (según la Iglesia) y en el mes de octubre, experimentando la interesante experiencia de la contrariedad "anti-todo" que es lógica e inevitable de una conciencia primaria (dualizada) con su par de opuestos/contrarios. Eso no significa que la vida sea "peligrosa" sino que lo es la personalidad cuando se basa en el miedo, pero cuando éste desaparece sale la humanidad maravillosa (que no "anti-peligrosa", jajajaja) abrazo .


aparte del "dueñ@" del mismo.
Es que el único Dueño es el Planeta mismo, que es un@. La Madre y Casa es Dueña de sí misma. No es el Planeta de los Simios sino "los simios del planeta" acostado de risa

: tan pequeñito y limitado que no hay lugar para más de dos o tres personas (o un pequeño grupito)
Espacio físico (espacial) hay para todos los cuerpos y todas las formas (hasta montañas o planetas). Pero "Espacio Vital" sólo hay para UN@, que no significa "cantidad" sino unidad.
@: a+e+o (femenin@neutr@masculin@).





Amín Maalouf tamién está en Centáurea.
avatar
navelegante
Fogón
Fogón


http://asteromia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: No tenemos un planeta de recambio

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.