Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

De cómo lo barato sale caro y lo cómodo resulta trabajoso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De cómo lo barato sale caro y lo cómodo resulta trabajoso

Mensaje  Don Sapo el Lun Nov 01, 2010 4:35 pm

Paradójico título ¿no? Sin embargo, respecto a la primera afirmación, muchos ya tienen muy claro cuán ciertas son estas premisas, especialmente con infinidad de productos “Made in China” que, en ocasiones, no servían ni para un primer uso. Me ha pasado con lamparitas de luz, que al reponer una quemada, la nueva se arruine en menos de tres horas de uso. Una vez me ha pasado que una no duró ni un minuto de uso (lámpara marca General Electric, pero en ese caso de origen Brasil). O bolígrafos cuya tinta está reseca o demasiado líquida. Infinidad de veces uno terminó pagando caro por haber comprado barato.

Respecto de la otra afirmación “lo cómodo resulta trabajoso” ¿cuántos no nos hemos reído infinidad de veces de los malabares que hacen otros (especialmente adolescentes) para no levantarse del sillón; o de la cantidad de incomodidades que se padecen para poder “disfrutar al máximo posible” de otros momentos?

Pongamos un ejemplo simple: Para no levantarnos del sillón, retrocedemos con el mismo para, sin girarlo, contorsionarnos a tomar una botella y, por lo incómodo y concentrados en otra cosa, a medio camino se nos cae y vuelca el contenido en el suelo ocasionando un “desastre higiénico” que, limpiarlo, nos dará muchísimo más trabajo y tiempo, del que si no hubiéramos querido ser tan cómodos y levantarnos del sillón para hacer las cosas “como corresponde”. (Sonríe. Si lo sabré a eso, también por experiencia personal).

Ni hablemos del trabajo que dan las tareas postergadas para “después” o “en otro momento”. Caso de cortar el césped que está demasiado alto y oculta “sorpresas” de toda índole. O platos y cacerolas cuyas suciedades se han secado y adherido como pintura a fuego (la que se fija horneándola).

Creo que no hace falta que dé más ejemplos demostrativos de la veracidad de esas máximas, porque quien más quien menos, ya lo tiene claro.

Sin embargo, lo que sí, quiero hacer notar, es cuán válidas son también en lo macro, en lo social de un país o de la humanidad misma.

Cómo la codicia rompe el saco.

Con tal de “ganar más con menos” los empresarios y sus inversores han distorsionado a los mercados arruinándolos cada vez más y peor.

A nivel comercial ya no se piensa en márgenes de ganancia “justos y coherentes” por el trabajo o esfuerzo realizado, que justifique dedicarse a hacerlo. Ahora se ha distorsionado a hallar la excusa y argumentos para ganar lo más posible y que los demás crean que deben comprar a ese producto o servicio, al margen de si es necesario o verdaderamente útil.

Así, los empresarios que pueden pagar buenos sueldos, tratan de que sean lo más bajos posibles para ser “más competitivos”, con lo cual incurren en la absurda falacia de reducir el porcentaje de posibles clientes, ya que sus empleados (como los de la competencia que los imita en eso y demás empresas) no estarán en condiciones de poder comprar sus productos o servicios, ya que la remuneración les resulta insuficiente hasta para lo básico de la supervivencia. Con lo cual, las mujeres madres deben “abandonar” a sus hijos al insuficiente cuidado de terceros para sumar otra fuente de ingresos, con lo cual se incrementa la oferta de mano de obra “barata” pero de menor calidad pero con el agravante de peor atención y formación integral de las nuevas generaciones.

Así, por sobreoferta de empleados, los adolescentes también deben incorporarse mucho más tempranamente y peor formados, abaratando más a la mano de obra básica, pero con calidad menor, que se refleja también en la de los productos y servicios que, como sabemos, salen mucho más caros que algo “bien hecho” y a un precio justo o razonable.

¡No importa! Dicen los empresarios, porque eso estimula a que compren más seguido IGNORANDO al ¿“con qué” podrán comprar los millones de seres humanos pobres, que cada vez aumentan más, por la pésima remuneración y condiciones de costos de vida? ¡Si "todos hacen lo mismo"!

Dan por obvio que “de alguna parte conseguirán el dinero”. Pero son TANTAS las cosas realmente básicas y demasiado caras, que hay que vivir reponiendo o volviendo a pagar, que ya es evidente que la capacidad adquisitiva social se ha restringido a un pequeño sector de la población de cada país, que continúa achicándose a un ritmo vertiginoso por la “picardía” de gobiernos y empresas en dar trabajo donde más se explota a la población condenándola a miserable e indigna forma de vida para beneficio de políticos y empresarios inescrupulosos que “exportan” con pingües ganancias a lo que pagan con miseria explotadora.

Esta “comodidad” empresaria, de fabricar barato (ellos dicen “competitivo”), encarece el costo social en infinidad de otros aspectos más, sin ir más lejos, el de la INSEGURIDAD que es un mal endémico planetario de toda gran ciudad.

Donde hay pobreza y explotación, no hay educación buena, ni tiempo ni recursos para que puedan siquiera autoformarse.

Eso genera oleadas de emigrantes que buscan mejores posibilidades “en otra parte” y ¿qué mejor que las grandes ciudades “desarrolladas”?

Allí, la superpoblación producida con tantos inmigrantes, sean del propio país o extranjeros, hace que por exceso de oferta aumente la cantidad de desempleados, con el agravante de que además se remunere peor, porque siempre habrá “desesperados” dispuestos a humillarse y dejarse explotar para poder sobrevivir.

Esto tiene otra arista aún más grave: La oleada de creciente inseguridad surgida por temores de perder al empleo (y no poder pagar deudas o créditos y perder así muchísimo más que un simple trabajo); de ser asaltados por desesperados desamparados, o resentidos sociales que ya “no les queda nada por perder”.

Los gobiernos, erróneamente, intentan medidas paliativas de asistencia social sin atacar al verdadero fondo de la cuestión, ya que sería “ponerse en contra” de los grandes manipuladores de capitales, que siempre buscan la dádiva de generosidades extremas por la “gran inversión” que realizarán en el país en dinero y creación de empleos… que generarán indignidad e inseguridad laboral (por inequidad social), además de pobreza y delincuencia.

Se recortan los presupuestos estatales, especialmente en inversiones públicas para beneficio de la población general, siguiendo por los de investigación y desarrollo (dejados en manos de empresarios inescrupulosos explotadores, que sumergen en atraso ofreciendo oropel y pirita el mayor tiempo posible); y continúan los recortes presupuestarios por la educación y salud.

Así, la sociedad es cada vez más precaria y peor formada. Crecen las inseguridades de toda clase, junto con enfermedades derivadas de pésima forma de vida, aumentando en convertir a los sistemas legislativo, judicial y penal en monstruosas y lentas tortugas que tropiezan consigo mismas y entre sí.

Si en algún momento se hiciera una investigación realmente seria y sensata de cuánto cuesta y se pierde por no invertir en una transformación educativa cultural de fondo, que evite el altísimo costo de cada proceso judicial y día de prisión que, en realidad, son días de entrenamiento en delincuencia y de mayor perversión humana… ningún gobierno demoraría más el iniciar una reforma profunda de los sistemas educativos, legislativo, judicial y penal, que apunten a recuperar la sensatez en lo económico laboral y redistribución poblacional del modo más equitativo posible para todos.

No se trata de políticas de izquierda, centro o derecha. Se trata de equidad social mediante auténtica sensatez; porque el abaratamiento de materiales y costos en general, se traduce también en abaratamiento de la calidad de vida ¡incluso de los más ricos o adinerados! Que ya se lo nota en que cada vez son menos los países que permiten concesiones abusivas en exenciones impositivas como de explotación laboral.

Remunerar pobremente a los empleados, implica reducir su capacidad adquisitiva de consumo que, a su vez, reduce los ingresos por impuestos, desalentando toda clase de inversiones; además de hacer que dicho sector social o “mercado” deje de ser “interesante” a las empresas para ofrecerle tecnologías y novedades.

Llegará el día en que, en todo el planeta, un mismo trabajo o actividad, sea remunerada con mismo poder adquisitivo, sin importar la moneda específica, o si es en Europa; América; África o Asia. Podrá haber mini compensaciones por “zona desfavorable”, de tener que desarraigarse para trabajar en un lugar poco deseable. Pero será el único factor que realmente justifique diferencias salariales de cierto peso. Como también que todo producto de misma calidad tenga un mismo valor base en cualquier punto del planeta, diferenciado sólo en el proporcional de costo de traslado.

El tiempo que pase hasta que se llegue a eso, será el que determine la proporción de cuánta gente podrá estar en condiciones de poder trabajar y rendir normalmente, de la que esté desnutrida o gravemente limitada por psicosis y prejuicios de diversas especies, producto de padecimientos sociales constantes. Porque quien más quien menos, hoy, estamos todos alienados (estresados) por la forma y condiciones de vida que se nos impone socialmente en cualquier parte del planeta. Si no son serias limitaciones económicas para la formación y salud con dignidad, lo son en alienación, prejuicios e inseguridades de otra clase.

Gobierno y población que no tenga en cuenta a esto, se está cavando su propia fosa de atraso económico; tecnológico; cultural y de salud por soluciones “baratas” y “cómodas” que se terminan pagando caro y mucho más trabajosas el salir de las mismas. Cuanto más tiempo pase, peor será.

A ti que lees ¿Qué te parece? ¿Tengo razón en algo? ¿En qué si o no?

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: De cómo lo barato sale caro y lo cómodo resulta trabajoso

Mensaje  navelegante el Lun Nov 01, 2010 6:35 pm

La humanidad tiende a "generar riqueza" financiera en el mundo porque la mente humana es educada/programada para ello desde la infancia, y por eso el alma humana no encuentra la riqueza del espíritu ni su Justicia que no es la justicia que pensamos.

De hecho, la búsqueda de la "riqueza" y "justicia" financiera es señal evidente de pobreza espiritual: el llamado "vacío" interior, que es lleno de miedo, desconfianza e inseguridad que se intenta encubrir con las "ventajas" de lo material, que tiene sus SABIAS desventajas, auténticas señales para el despertar de la conciencia humana.

Gobierno y población que no tenga en cuenta a esto, se está cavando su propia fosa de atraso económico; tecnológico; cultural y de salud
Sí, aunque la humanidad que forma parte de los llamados "Países Desarrollados" sigue en el mismo bloqueo interior, sin evolucionar espiritualmente. Además los "Países Desarrollados" lo están a costa de explotar la riqueza natural (que es de la Madre Tierra) de las regiones que llamamos "Países Sub-Desarrollados".

Todo un expolio del templo/planeta que, aunque no queramos que ocurra, no podemos evitarlo -ni nos interesa- porque es la base de nuestra supervivencia ("vida") que es a lo que damos más importancia ante el miedo a morir y desaparecer. Por esa apropiación estamos pagando JUSTAMENTE, pero no con dinero sino con la vida. La conciencia obedece al mecanismo del karma (el Debe), el cual es infalible, aunque nuestra personalidad (inconsciente) no pueda percibirlo ni comprenderlo y por eso crea que es "víctima de la injusta vida" Sonrie .

Lo barato y lo caro en el fondo son lo mismo: no gratuito y limitado.
avatar
navelegante
Fogón
Fogón


http://asteromia.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.