Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

El pecado en el siglo XXI

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El pecado en el siglo XXI

Mensaje  pepe2982 el Mar Nov 02, 2010 3:29 pm

El protagonista del programa del post de hoy se llama Alan. Al menos ése fue el nombre que utilizó para su testimonio en un documental de la CBS titulado: “O.com: adicción al sexo”…
En el programa en cuestión este señor (que daba la impresión de ser muy simpático y muy ingenuo) contaba su historia. Decía ser un abogado de 56 años que recibió lo que él denominaba “un regalo del diablo”: alguien le trajo un ordenador a su casa. A partir de ese momento, nuestro protagonista se convirtió en un ejemplar de una enfermedad que no he entendido y que los guionistas del documental llamaban Adicción al cibersexo.



¿Cuáles son los síntomas de tan siniestra enfermedad? Pues, si no lo he entendido mal, sobre todo uno: ver mucha pornografía en Internet. Utilizando este criterio, el programa calculaba que existen decenas de millones de adictos al cibersexo en Estados Unidos. Nuestro protagonista era uno de esos intoxicados y por eso, según cuenta, decidió internarse en una clínica especializada en adicción al cibersexo (o en ciberadicción al sexo, que eso tampoco lo entendí bien). Después, una vez recuperado, hizo lo que le recomendó una de las supuestas expertas que aparecían en el programa: contrató un servidor cristiano que le bloqueaba el acceso a este tipo de páginas. Y con eso se completó el milagro y nuestro buen Alan quedó definitivamente curado. Lo que tampoco fui capaz de colegir fueron los síntomas de la sanación.
Desde hace unos años, asisto con perplejidad a un fenómeno muy curioso: la extensión de la etiqueta de adictivas a muchas actividades del ser humano. Hoy en día, se habla con naturalidad de adicción a la comida, a las compras, al ejercicio, al juego…y al sexo. Es decir, a cualquier actividad que guste a ciertos individuos pero no sea productiva para la sociedad.
Antes, ser adicto significaba tener un ansia tan extrema de una sustancia que acaba produciendo síntomas físicos de abstinencia (dolores, nauseas o hiperactivación del sistema nervioso eran correlatos típicos). Pero ahora, lo del síndrome de abstinencia se ha olvidado: se habla de adicción cuando hay algo que le gusta mucho a alguien…y que no les gusta a los demás. Si esto sigue así, vamos a acabar hablando de adictos al robo, a la mentira, a la rebeldía o a la pereza.



Las connotaciones morales de la historia del pobre Alan me suenan, inevitablemente, a otros tiempos y a otras formas de pensar. Alguien cae en el pecado pero, por supuesto, no es culpa suya. El mal ha penetrado en su interior por haberse arriesgado a experimentar en malos ambientes pero, una vez dentro, el interesado no podía hacer nada por resguardarse. Por eso, cuando se arrepiente, sabe que él solo no puede alejarse del riesgo: necesita guardianes de la moral que le aparten del peligro. Ahora, a todo esto se le llama adicción. Antes se le llamaba pecado…
Nunca me gustó aquella forma de contar lo que les ocurre a los seres humanos. Así que ruego a los medios de comunicación para que no nos dejen caer en la tentación de repetir aquellas épocas y para que nos libren de ese mal.
Amén

Las imágenes son de Ray Caesar, http://www.raycaesar.com.
Simbolizan muy bien esta costumbre humana de encontrar el mal en ciertas personas, en ciertos lugares, en ciertas pulsiones…y en cualquier otra cosa que no seamos nosotros mismos. Asumir nuestro lado oscuro y cambiar culpabilidad por responsabilidad ha sido siempre una tarea muy difícil.


Fuente

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: El pecado en el siglo XXI

Mensaje  navelegante el Mar Nov 02, 2010 5:09 pm

contrató un servidor cristiano que le bloqueaba el acceso a este tipo de páginas.
¡A un servidor cristiano! Tonces el servidor no era el Señor, aunque por otro lado... "El hijo del hombre no ha venido a ser servido sino a SERVIR" Laughing

SER(vidor)-->humano(cliente). La arquitectura de redes de comunicación
"Servidor/Cliente" es semejante a la del SERhumano.


Si esto sigue así, vamos a acabar hablando de adictos al robo, a la mentira, a la rebeldía o a la pereza.
Y ser adicto al robo es consecuencia de ser adicto a la propiedad, jeje. El ego es adicto a "buscar adicciones" secundarias (y ajenas) para no abandonar la propia.

acostado de risa
avatar
navelegante
Fogón
Fogón


http://asteromia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: El pecado en el siglo XXI

Mensaje  Luzbel Knell el Jue Nov 04, 2010 4:30 pm

Me gustó mucho tu punto de vista final Pepe. Es cierto, ahora todos son enfermitos... Un tipo mata a toda su familia y dicen "bueno... tuvo un ataque de stres y actuó bajo emoción violenta" será el sereno, pero eso es como justificarlo, y no debe ser así. Los mató? perfecto, ahora pagá el precio; lo jodido no es hacer algo, es hacerlo y no aceptar la responsabilidad que conlleva tu acción.

En cuanto al cibersexo, me parece una absoluta estupidez, al que le gusta lo felicito por poder sentir algo, a mi me cuesta entender cómo puede calentarme alguien a quien no puedo mirar bien a los ojos ya que (obvio) la imagen sale bastante pixelada... Será divertido para joder, eso no lo dudo, me mato de risa; pero en mi caso me es imposible, lo mismo que el porno y demás, por la sencilla razón de que prefiero hacer en vez de mirar, no le encuentro la gracia. Si me decis de mirar mientras yo estoy meta joda todavía. En mi caso no me gusta mirar algo que no puedo tocar.

Una vez, cuando recién puse internet, entré a un chat pidiendo info sobre no me acuerdo qué xq andaba mal la pc, un tipo se prendió y me dió explicaciones y soluciones utiles a mi problema via msn. Solucionado mi problema, segumos charlando. Al rato me preguntó si tenia cam, como no tengo le dije que no. Él puso la suya acepté y seguimos charlando, al rato se saco la remera preguntando por escrito si queria ver más, le dije que no pero era tarde: se puso a hacer un steaptess o_O, y lo dejé, me preguntaba si me gustaba, le respondí que no, que solo lograba matarme de la risa, pero no le importó, siguió ahí bailando en bolas caliente como para pelar piel de chancho, jaja y yo matandomé de la risa acostado de risa .

De eso, recuerdo que el loco estaba muy contento aunque yo lo ignorara y hasta le dijera que a mi no me gustaba por considerarlo ridiculo; se veia libre. De ahí sigo pensando que es una estupidez, pero que a cierta gente le sirve para liberarse no se de qué. Aunque yo no le encuentre la gracia, no me pareció un pecado o algo raro lo que hacía este señor, no es lo que haría yo, pero aun asi no deja de ser un acto liberador para otras personas. Si me jodió que le dije que parara y aun así siguiera, pero es secundario. Cuando terminó con su "danza loca", se vistió y siguió charlando conmigo como si nada, pero mucho más relajado.

Mi conclusión: esto, como todo lo que se cataloga como "freak", raro y afines; son solo opciones que poca gente elige, pero que no tienen nada de raro, ya que el resto de la gente no las hace pero solo por hipocresía. Y lo mismo va para todo, la gente no roba no por ser buena: sino por el miedo al castigo. Están los que pierden el miedo (positiva o negativamente) y entonces se los cataloga negativamente porque la mayoría quiere y no puede.
avatar
Luzbel Knell
Fogón
Fogón


Volver arriba Ir abajo

Re: El pecado en el siglo XXI

Mensaje  navelegante el Jue Nov 04, 2010 6:32 pm

no aceptar la responsabilidad que conlleva tu acción.

Eso es ser...
RESPONSABLE de no hacerse responsable de las consecuencas indeseables de una acción:D .

Y esa acción no es tanto "física" sino que empieza con un juicio de pensamiento o de palabra de uno mismo contra sí mismo o contra otra persona o situación o suceso. Juzgar en contra es algo que ocurre en todo momento en la polarizada mente humana y en la sociedad, y también en todo momento ocurre la costumbre de no aceptar una experiencia "indeseable", que es la reacción karmática correspondiente a la acción de haber juzgado en contra. Pues el que se pone en contra de algo... recibe la contrariedad correspondiente, más o menos retardada. El mecanismo karmático es infalible y funciona más allá de la inconsciencia general humana.

Y ni la inconsciencia ni el juicio en contra son "pecado" (delito religioso) ni "delito" (pecado social) sino elementos para una riquísima y sabia experiencia.
avatar
navelegante
Fogón
Fogón


http://asteromia.net

Volver arriba Ir abajo

Re: El pecado en el siglo XXI

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.