Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 14 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

¿Por qué no podemos dejar de leer cosas en Internet?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Por qué no podemos dejar de leer cosas en Internet?

Mensaje  pepe2982 el Miér Feb 09, 2011 11:48 pm



Hay personas epistémicamente hambrientas, curiosas insaciables, adictas a la información. Pero, en general, todos nosotros poseemos esos rasgos en menor o menor medida.

Como dijo el psicólogo George Miller, somos todos “informívoros.”

En ese sentido, Internet, como Biblioteca de Alejandría, como sabelotodo virtual, puede ser ciertamente adictivo para la gente. Esta compulsión, pues, empieza en un circuito cerebral ancestral que nos gratificaba por obtener información. (Nuestros antepasados que se complacían en reunir datos podrían haberse propagado más genéticamente que aquellos otros que mostraban poco interés por las cosas nuevas).

El problema con esta necesidad de conocimiento es que nuestro cerebro no está calibrado para deducir qué información es más relevante que otra. Por eso hay gente que sabe mucho de física o de economía, pero otros muestran la misma compulsión por saber todo lo posible sobre Star Wars o por Brad Pitt.

De hecho, una de las grandes dificultades de la educación siempre ha sido redirigir la necesidad de saber cosas de la gente hacia materias importantes para la supervivencia social. Sin embargo, la mayoría de estudiantes canalizan sus intereses hacia otras materias más peregrinas que, en realidad, no sirven para casi nada.

Sentimos placer al acumular toda clase de información, no importa es si útil, inútil o falsa. Así que acabamos devorando la información que más atractivamente se nos presenta, así como aquélla que nos hace destacar más en un nicho social determinado (trekkies del mundo, alzad los brazos al cielo).

Internet favorece mucho más el descontrol en la información que adquirimos, tal y como refiere el psicólogo Gary Marcus:

Ya entrada la noche, si me permito acceder a Internet, soy capaz de pulsar tal vínculo (segunda guerra mundial), tal otro (Iwo Jima), y luego, casi sin darme cuenta, dejarme llevar por otro (Clint Eastwood), para acabar en un cuarto vínculo (Harry el sucio), concatenando rápidamente un tema tras otro, sin ningún destino claro en mente. Sin embargo, cada detalle me procura placer. No soy un erudito en historia, ni crítico de cine; es poco probable que estos datos me sirvan algún día de algo, pero no puedo evitarlos; sencillamente me gusta el conocimiento anecdótico, y mi cerebro no ha sido construido con la precisión necesaria para permitirme una mayor discriminación.

Someterse a una dieta informativa, pues, es tan difícil como someterse a una dieta nutricional. Incluso más: en nutrición conocemos bastante bien qué alimentos son más sanos, cuántas calorías contienen, etc.

Pero en el ámbito informativo las cosas no están tan claras. ¿Qué información es más importante? ¿La que propugnan los intelectuales rancios? ¿La ciencia? ¿La consiliencia de Edward O. Wilson? ¿La cultura pop? ¿La tradición? ¿Los filósofos clásicos? ¿Los actuales? ¿Los conocimientos teóricos? ¿Los prácticos?

Aunque tengo mi propia opinión al respecto, no pisaré ese jardín. No obstante, le cederé el turno a un personaje de ficción, Sherlock Holmes, que se vanagloriaba de no saber algo tan básico como que la Tierra gira alrededor del Sol y no a la inversa, ya que este conocimiento no le servía de nada en su labor diaria:

El cerebro de un hombre es originariamente como un desván pequeño y vacío, y uno tiene que amueblarlo a su gusto. Un tonto mete cualquier trasto que encuentra, de modo que el conocimiento que podría serle útil queda excluido o, en el mejor de los casos, mezclado con otras muchas cosas, de tal manera que le cuesta acceder a él… Por tanto, es de vital importancia no permitir que los datos inútiles aparten a los útiles a empujones.

¿Y ustedes que opinan?

Fuente:
Gary Marcus http://es.wikipedia.org/wiki/Gary_Marcus

Gary F. Marcus (Baltimore, 1970) es un investigador del campo de la psicología cuyo trabajo se enfoca en el lenguaje, la biología y la mente. Entre sus principales publicaciones están The Algebraic Mind: Integrating Connectionism and Cognitive Science (2001), The Birth of the Mind: How a Tiny Number of Genes Creates the Complexities of Human Thought (2003) y Kluge: The Haphazard Construction of the Human Mind (2008). Los últimos dos han sido traducidos al español y publicados por la editorial Ariel. También fue editor de una antología titulada The Norton Psychology Reader, que incluye textos de Steven Pinker, Antonio Damasio, Oliver Sacks, Robert Sapolsky, Daniel Goleman y otros tantos. En 1996 se le otorgó el premio Robert L. Fantz para jóvenes investigadores del desarrollo cognitivo.
Recibió su Ph.D. en Ciencias cognitivas en el MIT (1993). En 2002-2003 fue becario del Center for Advanced Study in the Behavioral Sciences (CASBS) de la Universidad de Stanford. Actualmente es profesor en el Departamento de Psicología de la Universidad de Nueva York y director del NYU Center for Child Language.

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué no podemos dejar de leer cosas en Internet?

Mensaje  Mikyluz el Jue Feb 10, 2011 12:26 am

Coincido con esa capacidad de acumular información, la cual tengo desde antes de internet. Lo que me faltaba era encontrar ese "orden" de que era información y que no lo era, ya que obviamente perdía mucho tiempo.

Pasé (por supuesto), de buscar un tema e irme por las ramas porque todo era interesante, hasta que me propuse un método (no había otra alternativa) y trato de no despegarme de él.

Utilizo una hoja cualquiera, a la cual le coloco un margen a la derecha (tipo cálculos auxiliares) y en el centro voy anotando los enlaces del tema buscado; en ese margen anoto los "enlaces que aparecen y despiertan interés casual".
Al terminar la tarea en cuestión, ya son solo uno o dos los enlaces "casuales" que visito. Así logré no distraerme y darme cuenta que no eran tan interesantes como pensaba.

Mi caso era bastante grave, esa necesidad de saber el porque de todo; con la aparición de internet a mi vida y ese cúmulo inacabable de información... Bueno, mejor ni lo cuento!!

La "listita" me costaba seguirla al principio, pero hoy en día es algo absolutamente normal para mí. La llamo la "dieta de internet" y te aseguro que se adelgaza, es decir, se convierte en un muy buen filtro.

En cuanto a tu planteo de ¿Que información es más importante?... Esa es más compleja, porque tiene que ver con los gustos y la formación e interrogantes de cada uno.

De todas maneras, he descubierto que tanta información redundante en torno a un tema, hace que le vaya perdiendo interés, entonces voy incorporando otras cosas, que antes ni me hubiese imaginado.

Igualmente tengo mis recreos a veces... Whistle
avatar
Mikyluz
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.