Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 11 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

La pobreza no tiene por qué ser desamparo social

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La pobreza no tiene por qué ser desamparo social

Mensaje  Don Sapo el Dom Feb 13, 2011 5:05 am



Imagen del cuadro "Sin pan y sin trabajo"
de Ernesto de la Cárcova (Argentina, 1866-1927)



En el mundo se están acabando precipìtadamente los feudos político económicos como en Italia con Berlusconi o en Egipto con Mubarak. El mundo entero tiende rápidamente a tener una población cada vez más intransigente con la corrupción y distorsiones de la democracia bien entendida.

Esto es así, porque la injusticia social a la que predispone el capitalismo salvaje en la mentalidad egoísta de los políticos y funcionarios, corrompiendo todo sin miramientos ni escrúpulos, hace que la mayoría de las poblaciones queden cada vez más marginadas hasta extremos tan indignos y desamparados que se conviertan en protestas masivas y hasta turbas inmanejables.

Sin embargo, en la Argentina, como suelen decir muchos, somos un país cangrejo: "Miramo pa´delante, pero bamo pa´trás".

Acabo de ver en el diario Clarín una crónica escrita por Matilde Sánchez que, honestamente, APABULLA y es clara evidencia de la gran INJUSTICIA SOCIAL en que incurrimos cuando, irónicamente, salvo por un par de años con Alfonsín primero y De la Rúa después, hace décadas que nos gobiernan políticos del partido "justicialista". El que SE SUPONE y mal se embandera de dar prioridad a la justicia social en toda campaña electoral y publicitaria. Sea Duhalde, Menem y, después, el matrimonio Kirchner-Fernández. (Aunque debo reconocer que, en general, NINGÚN partido político ni candidato de la Argentina me merece credibilidad moral para asumir cargos de ninguna clase, porque personas sueltas, sin equipo serio de respaldo NADA pueden hacer o lograr como es necesario en este país).

Lo que el artículo describe, es harto comentado pero casi nunca visto por la gente común, porque los medios masivos PARECÍAN IGNORAR a propósito a la situación que se viene agravando en este país desde hace décadas. La cronista describe únicamente a UNO de los varios vertederos que hay en el conurbano bonaerense (alrededores de la ciudad de Buenos Aires).

Transcribo a la nota completa, ya que TEMO que "se pierda" (les obliguen a quitarla) y merecería ser difundida planetariamente, porque no es una cuestión exclusiva de la Argentina, aunque, por la riqueza productiva alimentaria de este país en relación a la ínfima cantidad de habitantes por kilómetro cuadrado fértil (Por algo se le apoda también "granero del mundo"), ningún otro país podría sentir TANTA VERGÜENZA AJENA como nosotros de esta situación que parece tradicional de los parias (o descastados) de la India.

¿Será que los económicamente más pudientes de la Argentina creen que estamos en Calcuta? ¿O que, ya que en la India están aboliendo al sistema de castas, INTEGRANDO a los parias, quieren recrearlo aquí con todos los que van quedando "afuera" del circuito laboral, por no tener "amigos influyentes" en la política o empresariado? (y tuvieron la desgracia de ser considerados "prescindibles" por los empleadores que tuvieron, o nadie les da una verdadera oportunidad de integrarse socialmente).


Donde los desechos de comida son sinónimo de supervivencia

12/02/11 por Matilde Sánchez

En la planta procesadora de desperdicios del Ceamse, en San Martín, cientos de jóvenes cirujean a diario durante una hora escarbando los desechos industriales de fábricas de lácteos, frigoríficos y supermercados. Muchos de ellos proceden de la villa “La Cárcova”, de José León Suárez, donde dos menores murieron baleados tras el descarrilamiento de un tren.



José León Suárez es el parque temático de la miseria, sostiene Lalo. “Vivimos sobre rellenos de desechos, tenemos la gran quema y hasta trenes descarrilados. Solo falta clavar el cartel en la autopista, Bienvenidos a Quemaikén ”.

Lo que se cuenta aquí es apenas una visita al cirujeo que ocupa a miles de vecinos de San Martín cinco días a la semana, en la planta procesadora del Ceamse. Es el paso por una escena postapocalíptica, en tiempos industriales y en una de las llanuras más ricas del mundo.

Ernesto De la Cárcova, el artista que pintó Sin pan y sin trabajo, uno de los cuadros emblemáticos del museo argentino, da nombre a esta villa, cuyos habitantes llaman Carcova, sin tilde y con acento grave. Es una villa como cualquier otra, ni más grande ni más violenta, estable en población, donde se concentra en pocas manzanas la desintegración de una comunidad. Dos menores -Gabriel Ramos y Franco Almirón- fueron asesinados por la Policía bonaerense la semana pasada tras el supuesto descarrilamiento y saqueo de un carguero, en lo que parece un episodio de “gatillo fácil”. Las pericias de la Gendarmería no han sido concluyentes sobre el incidente del tren. Aunque el grueso de su población, de origen argentino, vive del cirujeo, la mayoría no sube a los pocos camiones que salen a media tarde hacia el microcentro sino que cartonea en el Ceamse, a pocos kilómetros. A las 16.30, decenas de jóvenes preparan sus bicicletas y carros para atravesar la villa. Deben cruzar las vías y enfilar para la autopista del Buen Ayre, hasta la curva que se adentra en el campo hacia la montaña de basura descargada por los camiones todo el día.

En rigor, la planta del Ceamse dejó de ser una quema hace décadas, pero todos la siguen llamando así. Técnicamente, el Relleno Norte II concentra el 86 por ciento de la disposición final de los desperdicios de la Capital, el conurbano y el primer cinturón, en total, 34 municipios. A priori, el cirujeo en este inmenso basural suena al último escalón del trabajo humano, y lo más fácil es convertir a sus peones en una jauría ante la carroña, ellos también posthumanos. Sin embargo, mirado en frío -respirando por la boca-, no hay pozo más suculento ni que ofrezca lo que en rigor es la totalidad completa de los bienes de consumo, rotos, podridos, degradados pero desplegados en toda su diversidad, en lotes ofrecidos a una grotesca cosecha. Ni hay una fuente de negocios tan cercana en el municipio de San Martín.

Ofrece la cornucopia del capitalismo en clave de esperpento
.

El paisaje es degradante y a la vez, barroco. Su orografía es multicolor, trepa por bultos de todas las materias y hasta tiene un río, el Reconquista, con su propia fauna de ranas que, por los vertidos, nadie se atrevería a comer. Se supone que el fuerte de la villa Carcova es el reciclaje del nylon , el polímero PET. Los envases plásticos se recogen, se venden a los acopiadores y se compactan en grandes cubos que se exportan a China y Brasil, donde se reprocesan en lana polar. Además del Ceamse, existen en este mismo partido quemas clandestinas de PET a un costo muy inferior. En su reciente libro ¿Quién mató a Diego Duarte?, en el que se indaga en la muerte de un joven cartonero bajo un alud de basura en marzo de 2004 y cuyo cuerpo nunca apareció (la escena recuerda el final trágico de Gomorra, la película basada en el libro de Roberto Saviano sobre la mafia de la basura), Alicia Dujovne Ortiz pinta esas otras quemas a cielo abierto. Además del nylon , muchos cartonean papel.

Sin embargo, lo que horripila y al fin hace repensar las propias coordenadas de vida -el perdedero sin fondo de los recursos, el dispendio como la verdadera obscenidad- es el cirujeo de desechos alimentarios, que han salido del sistema comercial por la mañana para reingresar en otro circuito paralelo esa misma tarde. No siempre se trata de alimentos vencidos sino desechados por razones industriales, la más común, por haberse roto la cadena de frío. Ambrosio Nougués, consejero de la Fundación Banco de Alimentos, observa que nuestro vencimiento alude a otras “propiedades organolépticas”, como su punto óptimo de aroma y color, lo que no quiere decir que no sean comestible. En muchos países, como los EEUU., la leyenda señala su fecha de consumo preferible. En la práctica, esto pondría en circulación y volvería aptas para donaciones masivas altísimas cantidades de alimentos que hoy se descartan con demasiada facilidad. Existe un proyecto, la ley Donal, guardado desde hace meses, que procura reglamentar esta clase de donaciones directas a entidades humanitarias. En la práctica, toda la población que cirujea en el Ceamse desde los años 80, pero con un gran estallido desde la crisis de 2001, se ha alimentado de lo que sus padres rescataban aquí.

Lalo Paret, tercera generación de cirujas, referente de la fundación internacional La Base y un activista en favor del reciclado, cuenta que se alimentó de desperdicios desde los siete años. “Me acuerdo que una temporada viví dos meses enteros a base de mondongo”, cuenta. “Aquí las vecinas saben que si levantan pollos de la quema, deben dejarlos hervir dos horas.

Decía mi abuelo que "el fuego mata todo". En la esquina de la Carcova donde paran los amigos de los menores muertos, cerca de las casillas donde todavía impera el duelo de los familiares, ninguno nos querrá acompañar; ni locos se aventuran con toda la zona bajo la mirada de la Gendarmería. Una joven bella y muy “cuadro” despotrica contra la prensa corporativa y es un eco del movimiento globalifóbico de los años 90, atravesado por los debates de la ley de Medios. Es necesario caminar hasta el final de la avenida Central de la villa y emprender una marcha de 40 minutos, hasta el atajo donde el Ceamse abre un camino campestre hacia el botín, a la extensión donde gotea cada día el maná envenenado de todos los supermercados, fábricas de lácteos, refinerías y frigoríficos. Y lo que se viene es la barata última, el despliegue de estos otros commodities que, rancios y vencidos, mal empaquetados o impresentables, las plantas y góndolas regurgitan en este barranco, tan lejos de los niños famélicos de Salta. La quema del Ceamse es el confín de todos los productos que nos acompañan a diario, allí donde lo ordenado por la industria se confunde en un yacimiento de materia sin etiquetar y todo se superpone -y esa es parte del escándalo y el chiquero-: el picadillo de tabaco con los bidoncitos de yogur, la carne picada y los pollos junto al balanceado de nuestros voraces golden retrievers, mientras el brazo ciego va tanteando, por si acaso los dedos tocan un DVD.

Primero hay que llegar hasta el retén policial del Ceamse y la gran reja, al otro lado de un puente donde las autoridades esperan la hora indicada. La inmensa mayoría de cartoneros son menores de 25 años, muchos de ellos niños con hermanos mayores y cantidad de jovencitas. Pocos adultos soportan el esfuerzo atlético de llegar primero a la montaña. Walter, un señor adulto, dice que ha visto a muchos quebrarse, porque a más juventud, mayor es la presión de la largada. Hacia las 17.30 abren la reja -suena la campana de Pavlov; “comida, mi plato favorito”, decía Groucho Marx- y se larga la carrera. Habrá unas quinientas bicicletas y carros hoy pero en meses como diciembre puede llegar a triplicarse. Es un embudo rodante por ocho cuadras y el clima es de competencia por acceder a los mejores lotes. Aunque es festivo sin alegría, porque todos saben en carne propia que hacer esto es una condena y anticipan en la piel cómo saldrán de ahí, hay una euforia por resolver, cruzada de chanzas y sociabilidad y bravuconadas hormonales. Al rato de andar con ellos, lo que a mis ojos es basura repugnante cambiará de signo: se convertirá, como dicen, en “mercadería”.

Al llegar a la podredumbre, empieza la pugna. La gente se conoce, unos son amigos y otros se odian. Reina el apuro por hacer rendir la única hora que el banquete será ofrecido, por pescar en la misma mierda cien kilos de salchicha, tres plasmas rotos de los que quizá salga uno sano, yogures, la caja de cosméticos Avon. Para todo ello es preciso hundirse en el piso viscoso y meter los brazos; los guantes no resultan para los alimentos. La escena actualiza aquel cuadro donde las negras revuelven vísceras en El Matadero, de Esteban Echeverría, pero en conjunto tiende más al futuro que al pasado. De algún modo, las tensiones por los alimentos en todo el planeta se juegan también acá.

Claro que donde hay dinero, hay método y un sistema comercial. Que existe una mafia de la basura en el Ceamse parece ya fuera de duda. Rige un turno anterior de cartoneros privilegiados -llamados veedores -, que entra pocas horas antes para marcar su botín. A estos bagayos con destinatario se los llama “tendidos”; por la tarde ya están cubiertos con plásticos. A los bandazos sobre una sola bicicleta, tres estibadores sacan 300 kilos de carne picada; a la salida la cargan en uno de esos Valiant que solo conservan la primera marcha. Los venderán a pocas cuadras, a 5 pesos el kilo. Esa tarde hubo grandes descargas de salchichas, en bolsas de cien kilos, y de alimento canino: el kilo de balanceado se revende a 2 pesos. Quienes recogieron salchichas negaron que las vendieran, pero más tarde algunas casillas de Carcova abrirán sus ventanas y revenderán panchos y yogures. Es imposible determinar a qué marcas pertenece cada lote de desechos, pero es evidente que proceden de molinos y frigoríficos; todo llega en bolsas sin inscripciones. Los cartoneros aseguran que levantan alimentos de todas las primeras marcas. También vimos gigantescos paquetes de pan rallado donde más tarde pescaron patitas de pollo procesado. Si las empresas pagan al Ceamse la terminación de sus desechos, cuatro horas después de que sean arrojados ya reingresaron en otro nivel más abajo. Fuera de la quema, esa carne no se distingue en nada de las hamburguesas “caseras” de cualquier carnicería de barrio. Alguno nos confía que en los casos de la salchicha y el jamón, la puzza se enmascara con un paso por lavandina. Otros aseguran que las compran granjas de porcinos.

De vuelta por el camino, los pibes parecen más viejos. Van embadurnados de la cabeza a los pies: grasa, reguero de lácteos y el barro orgánico en que chapotearon durante una hora. Cada uno vuelve con lo suyo, más encallecido y hosco que a la ida. Las pibas van en grupo, casi todas ellas con alguna mujer mayor. Tienen una reciedumbre de heroínas para pelear a la par y es posible imaginarlas bailando “Bombón asesino”, una vez que hayan conseguido lavarse con el escuálido chorrito de agua no potable que llega a Carcova en unas mangueras de PVC. Se les oye alguna amenaza (“Si me dice algo, la muelo a palo en seco”, querrán decir “antes de saludarla”). Pero ellas son, de hecho, las más frontales, las más politizadas y las que mejor se expresan. Hasta se les intuye una fuerte identificación con la presidenta Cristina Kirchner, allí donde los muchachos se concentran mayormente en la demolición o la colección de quejas. Y todo el tiempo se oye un léxico nuevo, que hace rato se despidió de la escuela y se aleja de la lengua común.

Está hecho de onomatopeyas, “conchaetumadres” y otras contracciones: ese magma violento de palabras obliga a pensar otra vez de cero. Oigo un insulto loco, programado a la perfección con una pedrada a otro que lleva su carro adelante: “¡Chancho puto lambeverga!” Unos jóvenes me gritan, “Doña, ¡acá nada de firmar !” Les digo que pierdan cuidado. El fotógrafo quedó muy atrás, impedido por los policías que nunca supimos si querían cuidarlo de la lluvia de piedras. No es solo que los avergüencen las cámaras y el festín amarillo. ¡Lo que ellos no quieren por nada del mundo es que se corte el suministro! Acá todavía se oyen lamentos por la suspensión del Tren Blanco, que unía José León Suarez y Retiro. En la práctica, aseguran, eso solo sirvió para hacer menos visibles a los cirujas: significó la privatización del acceso a la Capital y reconcentró la mafia del cartoneo. A corto plazo, quizá ellos tengan razón y el banquete deba seguir, porque en verdad lo que da náusea es el hambre en la factoría de soja. Pero en el mediano término, el cirujeo en el Quemaikén es aberrante, es la ironía que hace saltar la línea completa. Al salir de la quema, volvimos a estar cerca de la pampa húmeda.

P.D.: He respetado hasta lo resaltado en negritas como en la crónica original, a la que se puede acceder con este enlace:
http://www.clarin.com/politica/desechos-comida-sinonimo-supervivencia_0_426557478.html
(al menos, mientras no la borren).

¡Y después muchos se quejan cuando alguien, irónicamente expresa: "somos
un país de cuarta" (categoría); por más argentino que sea quien lo
comente (porque si es extranjero se ofenden de lo peor, por más razón que tenga).

¿Qué pueden interesarnos los cables de WikiLeaks, si sólo reflejan migajas de poca monta de los grandes males conocidos por casi todos, pero ignorados por los que pueden y deberían (les corresponde) hacer algo? (¿Acaso tenemos fiscales y jueces "anti corrupción" que cumplan su función como es debido? Casi toda causa muy escandalosa "toca en suerte" a la jueza "Serpentini Encubría", que aún sigue como jueza ¡después de tantos años de haber sido "escrachada" hasta por el fallecido crítico humorista Tato Bores como la jueza "badu budu budía"! (Al que muchísimos personajes públicos se sumaron) y es referencia casi mundialmente reconocida por el más que vergonzoso ejemplo de "acomodaticia" de lo más hábil para manipular e interpretar las leyes a conveniencia del poder político de turno, por más vicios que tenga el procedimiento si ¡total! la corte suprema es mayoria "oficialista" (o harto servil dependiente) del poder político que esté de turno).

¿Tenemos cárceles que intenten verdadera reinserción social? ¿O más bien son antros de perversión y universidades de delincuencia?

¿Se ampara realmente a alguien que padece y no tiene "amigos influyentes"?

¿Qué hay de los discapacitados o minusválidos? ¿Qué se hace para que puedan tener trabajo y vidas dignas? Si los transportes con capacidad para sillas de ruedas pasan cada media hora (y sólo en algunas partes de la Capital Federal) y ¡RARO que les funcionen las rampas! Muchos de los que quedaron en sillas de ruedas ha sido por accidentes de tránsito cuando eran adolescentes y, en muchos casos, hasta lograron títulos universitarios... ¿para no poder ejercer, porque "nadie los quiere, ya que son un trastorno las contemplaciones o consideraciones que hay que tener con ellos"?

Vivimos mirando y comparándonos con "lo mejor de Europa"; nuestro políticos no dudan en hacer comparaciones completamente parciales y subjetivas, dejando completamente de lado que, en Europa en general (como en cualquier país "desarrollado" y del "Primer mundo") tienen muy claro que: Persona improductiva, es una pesada CARGA PARA EL ESTADO (y la sociedad en su conjunto) por lo cual tienen servicios de ASISTENCIA SOCIAL que buscan lo más y mejor posible la REINSERCIÓN de los que quedan desempleados o "improductivos", a la mayor brevedad posible.

Un gobierno sensato, busca INVERTIR en crear empresas que, a la vez que crean mano de obra para los desempleados (para que no dependan de dádivas y asistencia social y paguen impuestos, en lugar de generarle gastos al estado), produzcan bienes o servicios que generen ganancias, así sea a mediano o largo plazo.

¿Qué hacen nuestros políticos en la Argentina? Apenas le dan un subsidio irrisorio sólo a quien tenga constancia de haber sido despedido y únicamente por tres meses (como mucho seis a algunos privilegiados. Los que renunciaron, sin importar por qué, quedan desamparados) y, luego, ¡ARRÉGLATE COMO PUEDAS! y si te mueres por desnutrición, en la calle con toda tu familia ¿qué nos importa? Si "el estado cumplió" (justificó pésimo su deber de dar una mano) con quien quedó mal parado, pero tampoco mantendrá parásitos que no se molestaron en hallar una forma de ingresos válida en esos tres meses.

Eso sí, el que no paga impuestos al gobierno, como corresponde, se le remata la vivienda (si tiene propia); sin importar si tiene familiares a su cargo y quedan todos en la calle, donde NO PUEDEN PERNOCTAR porque son un "estorbo en la vía pública" (y si no transiges o reincides, ¡a la cárcel por vagancia, donde NI TE DAN DE COMER!), ya que NO HAY DÓNDE cobijar a tantos "sin techo" y sin trabajo ni recursos. Esto, incluso, si sólo tienen que pagar los honorarios de un inescrupuloso abogado que los representó y perdió una causa legal. ¿Debes a un abogado que te representó mal o perdió una causa legal? Puede pedir que te rematen la vivienda única sólo para cobrarse lo que "le debes", por más que te haya "garantizado" (de palabra, porque tonto no es y saca a relucir el "honor y confiabilidad hacia un profesional titulado y con licencia") que está ganada de antemano la querella que te inició injustamente una gran empresa de tarjetas de crédito, o de servicios públicos como de telefonía ¡Es tan absurdo como LEGAL!

Eso sí, para jubilarse, hay que aportar muchos más años (y tener más edad) que en cualquier otro país "civilizado". ¿Capacitación? Hay muchos planes para los que quieran formarse en oficios... ¡que no tienen demanda laboral, por perimidos o saturados de oferta! (Como "armar y reparar PC", por poner uno de los tantos ejemplos que no tienen salida laboral y, además de anacrónicos en lo que enseñan, está pésimamente retribuido).

Pero esos "parásitos" son votos que se compran muy barato cuando llegan las elecciones y, sobre todo, personas tan desesperadas que no toman muchos recaudos cuando alguien les propone hacer manifestaciones de reclamos con piquetes, a cambio de lo cual, y sólo algunos de ellos, recibirán constantes subsidios de "ayudas económicas" (no importa si los merecen o les hacen falta) logrando el "líder" un excelente sueldo del estado como funcionario (no importa en qué, ni si tiene capacidad y formación) para que "no moleste más" Y SUME VOTOS cuando lleguen las elecciones.

Casi todo argentino que tenga los ojos abiertos, SABE todas estas cosas y hasta está harto de notarlas cotidianamente. El problema es que no se publican y difunden internacionalmente para que los políticos (y mayoría del poder judicial) sean mal vistos en cualquier parte donde vayan, por su conducta harto reprochable e inmoral.

Aquí los más pudientes dan por obvio que el pobre es indigno, "basura social" que no sirve casi para nada, pero es PORQUE NO SE MOLESTAN en procurar una reinserción válida, sensata de esas personas que, con frecuencia, ni tienen ropa presentable o cómo MOVERSE hasta poder hallar un empleo que, si lo obtuvieran ¿cómo se arreglarían hasta poder pedir un adelanto con el cual moverse y comer? ¡Si muchos hasta viven en la calle (o sin agua ni cloacas) con lo cual no tienen ni cómo higienizarse para estar "presentables"! (Además de pésimamente nutridos; débiles y embotados mentalmente, sin otra esperanza de futuro que ser "burro de trabajo explotado por monedas").

La desidia oficial está creando millones de semi humanos, por analfabetos (o semi alfabetizados) que, por desnutridos y en condiciones tan insalubres como indignas, se están convirtiendo en un mal peor que peste. Ya que el costo social y económico de toda esa gente, que aumenta día a día, crea inseguridad y saturación de servicios de toda clase, encareciendo los impuestos y costos de vida en general del resto de la población.

Esperar a que se mueran a consecuencia del hambre, o a que se maten entre ellos (o lo haga la policía cuando roban para sobrevivir o se manifiestan con violencia); ya sabemos que NO ES SOLUCIÓN, SINO QUE AGRAVA MÁS LA PROBLEMÁTICA degradando la calidad de vida de los demás y saturando toda clase de servicios y sus costos.

Reitero: Persona socialmente improductiva, es una carga social demasiado cara para todos los demás, como para que ningún gobernante deje de prestar la necesaria atención a ese tema. El capital humano de cualquier sociedad, es aún más valioso que cualquier otro que se logra con lo económico, así sea de tecnologías o territoriales.

Cualquier analfabeto puede ser diputado y hasta senador para sancionar leyes en este país, si es "amigo" de alguien poderoso. Pero los verdaderamente capaces, si no tienen "amigos", o tienen escrúpulos y una reputación y honor que cuidar... ¿A quién le interesa darles una oportunidad de vivir dignamente en lo que saben y pueden hacer bien?


(EDITADO)

¿Más datos del país en el que se produce mayor cantidad de alimento "per cápita" de población y donde la comida debería ser un bien de lo más accesible para todos?

Misión Sachapera, donde el hambre golpea más duro

12/02/11

En ese lugar, cerca de la ciudad de Tartagal, murieron dos de los
ocho menores wichí fallecidos por falta de alimento en los últimos 15
días, y fueron detectados 26 niños con déficit nutricional grave. La
vida al borde de la desnutrición.



El espanto acostumbrado del hambre en la Argentina

Pasó en Formosa, pasó en el Chaco, pasó en Misiones y ahora vuelve a pasar, con deletérea contumacia , en Salta: en dos semanas ocho chicos muertos por desnutrición. Además, hay siete internados. Ninguno, probablemente, tenga idea alguna de qué clase de cosa es una milanesa


En el primero de los vínculos a notas del diario Clarín, hay enlaces a más noticias breves de la situación en la provincia de Salta, que deberían haberlas unificados como un único artículo, ya que casi todas son del mismo día y localidad (que no es muy diferente a la de muchos otros lugares del mismo país). Ni mencionan a los escándalos similares que hubo en Tucumán (quizá porque ya se olvidó entre tantas noticias nuevas en lo cotidiano y parece "muy viejo", pero no por eso solucionado como corresponde).

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La pobreza no tiene por qué ser desamparo social

Mensaje  Gwendoline Welden el Lun Feb 14, 2011 10:23 am

Y, hoy por hoy parece que no existen los gobiernos sensatos. Los políticos creen que la vida es muy fácil, que solo fue difícil para ellos, que para acceder a su posición tuvieron que estudiar un sin fin de leyes y memorias históricas.

Seguro que cuando eran estudiantes les importaba más el mundo que ahora. Cuando estaban abajo, como la mayoría de la gente, y dependían de otros en todo sentido. Cuando sentían miedo por su mañana. Seguro que ahí estaban más concienciados con las dificultades de la vida. Se quejarían mil veces a otros, refunfuñando por todo lo que tenían que afrontar, pensando, quizás, que algún día ellos lo cambiarían.

Pero claro, cuando pasaron su particular prueba de obstáculos (los que la lograron pasar) se subieron en lo alto y miraron al resto desde arriba, con una visión totalmente diferente, seguramente pensando: que se jodan, que no es tan difícil.

Ahora que tienen la vida prácticamente asegurada y no sufren esa inseguridad económica que es la que la mayor parte de la población tiene en estos momentos ¿Qué se van a preocupar?

Lo más seguro es que piensen que aquellos que no pueden sustentarse son unos inútiles que realmente no lo intentan. Unos vagos que no ponen de su parte en avanzar. Sin embargo, la paradoja es que los pobres son los que más trabajan y los ricos lo que menos ¿Cómo se entiende eso?.

No es comprensible que los políticos, no sabiendo realizar bien su trabajo, que es el de asegurar el sustento y bienestar de la población, continúen en el mismo. Su función es ofrecer servicio, seguridad y orden, no esperar ser servidos, aniquilar toda esperanza y desordenar, más aún, la vida de la gente.

Es irritante y hartante que la humanidad lleve quejando tantos siglos de los mismo. ¿No se supone que de la historia se aprende? o que ¿La historia es importante para no cometer los mismos errores?

Lo único que están logrando es transmitir valores que empeoran las relaciones sociales y la convivencia para/con el mundo: despreocupación por los necesitados, indiferencia hacia la contaminación, indolencia con los más pobres, consumismo exacerbado, peleas con aquellos que tengan una ideología diferente, mentira y falsas promesas como principio fundamental, rivalidad como única forma de lograr los propios ideales, escasa consulta de las acciones llevadas a cabo a la población,etc.

Cada vez pierden más credibilidad...


_________________

La vida es muy peligrosa, no por los que hacen el mal, si no por los que se sientan a ver lo que pasa (Einstein)

Se amable, cada persona que encuentras está librando su propia batalla (Platón)
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.