Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 11 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Sobre el ego y la salud

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sobre el ego y la salud

Mensaje  Don Sapo el Dom Feb 20, 2011 1:32 am

Sé que para muchos no resulta nada fácil asumir que una parte de su ser parezca tan independiente y caprichosa como describo al ego. Sobre todo, si afirmo que casi toda enfermedad (salvo excepciones muy específicas y complejas de explicar) son “psicosomáticas”, generadas por el ego, que es quien “decide” de qué enfermar y cómo.

Pepe2982 me pidió hace unos días que tratara de hacer un artículo que ahonde un poco más sobre este asunto; de ser posible, explicando o detallando en especial a las problemáticas relacionadas con los ojos o de la vista.

Sin embargo, al intentarlo me encuentro con un serio dilema. ¿Cómo profundizar y desde dónde, sin tener que explicar previamente (de nuevo) a todo lo que es el ego y cómo funciona? Que sobre eso aborda gran parte de mi libro “Conócete a ti mismo” y tengo otro suspendido a medio hacer, del cual he publicado algunos tramos del borrador en el subforo de “Autoconocimiento”, como el tema “Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

Sobre todo, si tenemos en cuenta que, a los principios más básicos, ya los he explicado.

Sintéticamente, como bien describen a grandes rasgos y desde el estilo profesional los autores del libro “La enfermedad como camino” (Rudiger Dahlke y Thorwald Dethlefsen; psicólogo y médico, aunque no sé cuál es qué); toda enfermedad es la forma en la cual, nuestro propio inconsciente, manifiesta en el cuerpo a detalles de la vida que nos superan, molestan demasiado (como piedrita en el calzado) y no hemos logrado resolver.

Es decir: Es una forma de manifestar físicamente qué problema interno (psicológico emocional) nos está limitando, ya que los síntomas o limitaciones de la enfermedad, suelen ser una fiel descripción de lo que sentimos. Sobre todo, si sabemos asociar o comprender a las funciones de cada parte del cuerpo y sus procesos, ya que son análogos (como alegorías) de nuestros mecanismos internos o psico-emotivos.

De este modo resulta “facilísimo” comprender por qué algunos enfermos se restablecen tan pronto y hasta sin necesidad de medicamentos; mientras que otros viven recayendo, o enfermando de cosas similares una y otra vez, por más fortunas que gasten en medicamentos y terapias, puesto que estos últimos no han logrado solucionar el problema del ego, que lleva a somatizar como enfermedad a las cuestiones que no logró resolver o que dejen de molestarle.

Louise L Hay, en su libro “Sana tu cuerpo”, también describió a esta misma cuestión; aunque su teoría no es del todo acertada en cuanto a comprender qué cosas detonan qué efectos, con el agravante que recomienda “auto lavado de cerebro” para solucionarlas (reiteración de frases contrarrestantes), en lugar de que se comprenda y desestructure a la raíz del asunto. Pero los principios en sí, o bases de la teoría, para mí son completamente acertados.

Por ejemplo: La fiebre es un claro indicador de furia, de que estamos “calientes” con algo. No es de extrañar en lo más mínimo que la fiebre sea inmediata consecuencia de alguna clase de infección, puesto que toda infección no es otra cosa que una INVASIÓN de “extraños” en lo que es “territorio propio” o “intimidad personal”. Un avasallamiento a nuestro ser.

Incluso un simple resfriado o gripe, manifiesta la confusión mental de sentirnos “avasallados” (o abrumados) por las circunstancias (propias de los cambios de estación, especialmente en otoño, que comienza la gran actividad post verano, sobre todo la escolaridad con lo que ello implica) y en las cuales socialmente se dan infinidad de cambios y adaptaciones que nos detonan furia (fiebre) y confusión mental (de no saber cómo solucionar lo que nos “avasalla”, amablemente, sin crear mayores conflictos o sin actitudes que nos puedan perjudicar); razón por la cual, es que nos “duele la cabeza” (no querer pensar más) y la tenemos embotada (necesidad de descanso mental).

Cuando aprendemos a trazar un buen paralelismo entre las funciones afectadas del cuerpo, como alegorías de lo que pasa interiormente ¡bingo! Ya podemos darnos cuenta qué aspectos de nuestra vida es lo que debemos revisar y tratar de que ya no nos moleste.

Aquí el problema que surge es otro no tan fácil. Quien padece algo, está tan acostumbrado a ignorarlo, por no poder solucionarlo, que aparentemente resulta imposible sacarlo del fondo de la memoria para reparar en él y cómo afecta (paralelismo con los síntomas de la enfermedad) para, además, tratar de asumirlo y hallar una forma de solucionarlo o, por lo menos, que no afecte más al propio interior de la persona.

Quien padece una enfermedad, pocas o raras veces podrá “comprender” y RESOLVER por sí mismo a la cuestión interior (de su vida o ámbito personal) que le detonaron la enfermedad. Ya que, si hubiera sabido cómo hallar una solución, no habría llegado al extremo de soportarla de tal modo que el inconsciente termine manifestándolo como enfermedad.

En otras palabras, como dije y reitero ahora: Toda anomalía de salud, es una forma de pedido de ayuda. La forma en que el inconsciente expresa: “no puedo seguir manteniendo “sepulto” (o reprimido) a este asunto por más tiempo y necesito una solución; porque me limita la vida de forma análoga a como lo manifiesto en el cuerpo”.

En esto, el ejemplo de los problemas de la vista es uno de los más ilustrativos. Los problemas para “ver de lejos” casi siempre son temor o desconfianza y recelo del futuro o “lo que puede venir”. Es decir: Lo que “está más allá” (de lo que tengo a mano y domino) “prefiero no verlo con claridad. Sólo saber que “hay más”. La miopía suele ser el no querer ver más allá de la propia nariz; demasiado ensimismado en sus propios y hasta subjetivos intereses. Cerrazón mental que sus motivaciones debe de haber tenido para llegar a ese extremo.

Cuando la situación es inversa, de problemas para ver de cerca, se debe a que algo del propio entorno cotidiano nos ha cansado, o saturado tanto, que preferimos “no verlo más” (no enfocar nuestra visión u objetividad en el mismo).

No es casual que se acostumbre a definir al futuro como “lo que está más allá” del presente o aquí. Como tampoco que se denomine “visión” de las cosas a cómo se las concibe y la objetividad que tenemos para “enfocar” (la mente al igual que la vista) en ciertos asuntos. La cuestión es que un único detalle molesto de lo cotidiano en el entorno cercano, puede hacer que surja este problema que, médicamente, describen como Presbicia (en Wikipedia)

Analicemos por un momento cuánto paralelismo y coherencia tiene con la situación de vida.

La prebiscia es como un “endurecimiento” de la córnea (parte externa transparente del ojo); la cual suele “acomodarse”, curvándose o enderezándose, para poder “enfocar” la “visión” de lo que se observa o mira.

Es algo típico en las personas mayores, que suele comenzar sobre los 45 años de edad e ir acentuándose hasta eso de los 60.

¿Qué sucede en la vida de los adultos poco después de los 40? Que ya comenzaron otra etapa de la vida, donde pareciera que no queda nada nuevo por notar u observar del propio entorno cercano. Así de simple: No hay sorpresas ni interés por “ver” (en detalle o nítidamente) a lo “viejo conocido”, porque lo damos por “harto sabido y conocido”.

Más bien por el contrario, en dicha etapa de vida es donde las personas comienzan a convertirse (en general) en “viejos gruñones”, que se vuelven cada vez menos tolerantes y “más rígidos en su visión de las cosas”, sobre todo con las de su entorno más cercano.

¿Cómo no se manifestaría todo esto con el proceso de decaimiento general del cuerpo y, entre esos detalles, con el de endurecimiento de las retinas? (falta de flexibilidad en la forma de “enfocar las cosas” del propio entorno cercano). Sobre todo, cuando hay detalles de su propio entorno en los que prefiere “no enfocar su atención”, ya que le resultan motivo de impotencia, que le detona mal humor y/o amargura. Sobre todo ¡Como si ya se tuvieran pocas amarguras y frustraciones “coleccionadas” a lo largo de los años vividos! (El ego, en el inconsciente, NO OLVIDA por más que nos esforcemos en “sepultar” a los recuerdos desagradables o detalles que nos molestan de nuestras vidas).


Así, buscando paralelismos entre síntomas y actitud en la vida, resulta cada vez más sencillo detectar en qué aspectos de la vida “algo está mal” y el ego, desde el inconsciente, nos impone como enfermedad que le prestemos atención y resolvamos (de ser posible).

Claro que, llegar a poder determinar cada detalle posible del cuerpo o cada enfermedad, amerita más páginas que un vademécum médico o una biblia. Porque, por ejemplo, cada órgano está asociado a un aspecto diferente. No es lo mismo el corazón, que está relacionado con los afectos y capacidad de brindarlos y recibirlos, que el hígado, que está relacionado con las emociones de toda índole, con el agravante que muchos no saben diferenciar emociones de afectos. Que los riñones tienen una relación directa con el cerebro, porque reflejan a los procesos mentales, cómo se filtran y tratan las informaciones, intelectualmente (las piedras o arenilla renal, son pensamientos rígidos que “molestan” a una vida natural). O que los huesos son análogos a las “estructuras” del “Yo” y que la palabra clave de las rodillas es “orgullo”, ya que son su analogía física y reflejo directo. La cadera con la capacidad de “pararse firme” ante los problemas de la vida y “sostener” al “peso del ser”. Mientras que la espalda (en su parte alta) para las responsabilidades o “cargas” que se soportan.

O las muñecas con la destreza; la cintura con la diplomacia, y los dientes con la capacidad de “morder a” (o apoderarnos de) la tajada que nos corresponde de la vida; que es también capacidad de defenderse, como las uñas (“se defendió con uñas y dientes”). Uñas débiles, débil capacidad para “defenderse en la vida” ante los que le avasallen.

Cuanto más comprendemos y descubrimos a las funciones biológicas de cada parte de nuestro cuerpo, más fácil resulta comprender cómo el ego se manifiesta alegórica y bastante explícitamente en las enfermedades o anomalías de salud.

El SIDA o HIV no es otra cosa que el producto de sentirse completamente desvalido ante la vida, incapaz de toda clase de “defensa”. Híper sensibilizado a toda clase de críticas u observaciones, al extremo de no lograr ser “inmune” prácticamente contra nada de lo que nos puedan decir o hacer.

La diabetes es una terrible amargura ante la vida, que nos resulta por completo desabrida.

El cáncer es producto de resentimientos que se intenta mantener “sepultados” en la memoria y suele ser muy orientadora la zona donde surgen los primeros fibromas o tumores.

La obesidad en general (mayoría de casos) es producto de tener que “tragarse las cosas” sobre todo las que "hinchan" (a la paciencia); no poder desahogarlas de modo adecuado. Lo cual produce una ansiedad que impulsa a comer por demás o a “lo que engorda,” a la vez que desanima de verdadera actividad física (quemar calorías excesivas).

Por el contrario, la delgadez extrema, es típica de los que viven demasiado nerviosos y la vida les resulta algo muy difícil de asimilar (no les nutre, como si fuera tóxica).
Los vientres hinchados o barrigones, es propio de los que no logran “digerir” ciertas cuestiones de sus vidas y, por eso, tragan “así no más” a lo que ingieren, con excesiva ansiedad o apuro, que les obliga a desarrollar mucho más tramo de intestinos para poder aprovechar un mínimo de nutrientes. En otras palabras, no tienen o no logran suficiente capacidad de análisis y reflexión (masticar y digerir bien) en asuntos que deberían importarles.

Similar acontece también con las cuestiones circulatorias. La sangre representa a la vida misma, a lo que se experimenta y vivencia. La pobre circulación, indica que hay aspectos en los que no logramos que las cosas de la vida “fluyan” como debieran, por sus propios cauces.

La garganta y cuerdas vocales es donde se manifiesta la angustia de poder expresarnos adecuadamente.

Los pulmones es la capacidad de aspirar en la vida y, sus problemas, que la vida nos está “asfixiando” o “dejando sin resuello”.

En las alergias, conviene preguntarse ¿A quién? o ¿a qué situaciones específicas?
De niño he sido enfermizo de modo insólito, porque los médicos nunca acertaban diagnóstico ni a curarme. He llegado a “volar de fiebre” (más de 42), sin que pudieran explicar qué la originaba tan alta ni curarla, cuando en apariencia no tenía más que un “resfriado común” o infección simple de un pequeño forúnculo en la nariz u oído.
A tal extremo que una vez casi me matan por exceso de antibióticos y, la infección, pasó a la base del cerebelo, donde me internaron en un hospital “para observación” y DESAHUCIADO de esperanzas de supervivencia. Ya que si me administraban más antibióticos, con la anemia que me habían producido, me mataban del todo. Si no hacían nada, lo más probable era que la infección continuara avanzando y me arruinara a parte o todo el cerebelo.

Afortunadamente, al estar internado en el hospital (apenas tenía yo siete años de edad) decidí desobedecer a mis padres (que me pidieron obedecer a los médicos) porque me habían “abandonado” en ese sitio infame. Detalle por el cual sólo fingía tomar las pastillas que me daban, pero sólo ingería el desayuno y merienda, sin aceptar tampoco almuerzo o cenas (que me parecían asquerosos y no tenía gran apetito, me bastaba con líquidos y un par de galletas o tostadas al día).

Al cabo de un mes repleto de anécdotas sobre los absurdos hospitalarios, los médicos, asombrados de mi obvia recuperación, me dieron de alta sin poder explicar el “milagro” de mi recuperación. Sin embargo, tengo claro que el cambio de ambiente y entorno, facilitó que mi inconsciente se preocupara por otras cosas y dejara de manifestar la “infección” para poder “salir de allí” (de ese infierno peor, pero diferente) e intentar recuperar mi “infecta” vida, con tantos detalles (contradicciones absurdas en mis padres e injusticias) que me hacían rabiar (fiebre) terriblemente, por hacerme sentir impotente de cambiar la situación.


En conclusión y para terminar (que ya inicié la sexta hoja en Word), no me cabe duda que PRONTO el sistema médico, y de salud en general, será muy diferente. Pues a los científicos no les quedará más alternativa que ACEPTAR esta realidad y amoldar todos sus conceptos a tratamientos médicos que, en lugar de basarse en procesos químicos como solución física; los dejarán de lado como paliativos momentáneos para situaciones extremas o muy urgentes, pero centrándose en el enfoque y tratamiento psicológico cooperativo con el de diagnóstico clínico y verificación de procesos internos del individuo que padece.

Claro que, los grandes laboratorios medicinales y sus secuaces y aliados dentro de la medicina y la política, serán los peores enemigos de que se les acabe el multimillonario negocio de vender comprimidos y similares como pan caliente a precios de oro.

Bueno Pepe, espero haber logrado satisfacer tu inquietud. Si vos (o cualquier otra persona) necesita o desea que amplíe o especifique algo más, SI PUEDO (que tampoco lo sé todo) con gusto intentaré ampliar.


_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre el ego y la salud

Mensaje  pepe2982 el Dom Feb 20, 2011 10:46 am

Muy Bueno Don Sapo. Aplauso

Ahora, he leído Louise L Hay, y he escuchado algunos CD. Ella da la solución a través de afirmaciones. O sea, repetir frases o escucharlas para introducirlas en el inconsciente y así lograr superar el problema.

El tema es que si eso no es acertado, cual sería la forma de cambiar o minimizar cualquiera de estos síntomas para que el ego las acepte?.

O sea, uno se da cuenta que están ahí, pero no sabe como proceder.

Te hago la comparación de una PC y el cerebro, salvando las distancias.
La PC funciona mejor o peor según sea el software que le metas. Pero a su vez hay virus que se meten en el sistema y hay que eliminarlos.
A veces se sabe que virus es y otras no, el tema es que después de probar con distintos antivirus no puedes sacarlos, y entonces la formateas y le instalas otro software.
En el caso del cerebro, o el ego, no se puede formatear, y entonces el virus sigue ahí.
A veces se manifiesta, otras no, pero está latente.

La pregunta del millón sería, como se hace para cambiar de soft, o modificarlo para que esas enfermedades, dolencias, o somatizaciones del ego puedan resolverse, si no se sabe con exactitud de donde provine?.

En otras palabras como hacemos los humanos para identificarlas y hacer que el ego las acepte, así ya se calma y deja de hacernos sufrir con esas manifestaciones a nivel de transformarlas en enfermedades. gracias

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre el ego y la salud

Mensaje  Don Sapo el Dom Feb 20, 2011 4:36 pm

Pepe: La curación es fácil de decir o explicar.

Los síntomas nos dan una idea de cómo nos sentimos limitados.

La fecha aproximada en que comenzaron a aparecer o hacerse notorios, es otro dato importante para revisar ¿qué cambió en nuestra vida por esa época, que no nos gustó nada o intentamos restarle importancia?

En el caso de la presbicia, para poner un ejemplo muy común, es ¿Cuáles son las cosas de las que estoy harto de enfocarme para solucionarlas y que no me rompan la paciencia ni molesten en mi quehacer cotidiano? (del entorno cercano). A ésas cosas son las que tengo que lograr solucionar, que ya no me molesten más.

Sea por:

a) Comprender que están bien así y, por eso, no tiene sentido que me molesten en lo cotidiano.

b) Porque logro desestructurar a los mecanismos que las producen, para que ya no sucedan.

c) Porque cambié mi vida de tal modo que ya no tengo por qué padecerlas.
Por esta última es que muchas veces una mudanza, un “cambio de aire” (de ámbito) resulta milagrosamente curativo, o que afirmen “renovarse es vivir”.

Según qué clase de cosas motiven a la enfermedad, es la clase de alternativa válida para dejar de tener anomalías de salud.

Me pongo por ejemplo: No tuve ningún problema de salud de ninguna clase (salvo ocasionales y muy específicos) y con la vista 10/10 hasta que intenté armar Centáurea 0. En ésa época de mi vida (no hace ni cuatro años atrás), se concatenaron varias cosas que me pusieron muy mal. La gente que me rodeaba, que aparentaba querer apoyarme en armar un proyecto que, también, me permitiera ir rehaciendo mi vida; se fue distanciando cada vez más y, en pocos meses, me quedé completamente solo en cuanto a contención o amparo humano. Lo único que cambió en mi vida, fue la actitud de quienes creía que me apreciaban y eran mi esperanza o consuelo de que “podría salir de mi situación”, porque no estaba solo para hacerlo. Ahí fue donde comenzaron los primeros síntomas de la presbicia en mí y otros deterioros leves de salud.

Luego, una vez armada esta alternativa de Centáurea 0, mi presbicia aumentó cada vez más con la frustración de notar la irrisoria participación que tiene; a lo que se suma el lento pero constante deterioro de mi entorno: Mis padres que cada día están más viejos y, por eso, “tontos y torpes”; la vivienda que se está cayendo a pedazos literalmente y no puedo ni parcharla porque no consigo un ingreso económico que me permita dignidad. Con el agravante que pareciera que aquello en lo que centré mi vida (el conocimiento filosófico y poder enseñarlo, o mis escritos e ideas en general) no interesa prácticamente a nadie NI GRATUITO.

Todos los detalles de mi vida personal se concatenan en una frustración gigantesca que vivo evitando sentir, pero a mi inconsciente no le queda más alternativa que provocar la presbicia, porque justamente intento centrarme en otras cosas, en lugar de “enfocarme” en lo desesperante de mi situación personal, porque ya no sé cómo resolverla sin ir en contra de mis principios éticos, porque hacer dinero inescrupulosamente, defraudando o estafando en detalles, sería de lo más fácil para mí. (Las expectativas que tenía para rehacer mi vida, se fueron desmoronando como la vivienda en la que estoy).

Pero como el éxito y el fracaso fueron constantes en mi vida (muchos más del segundo que del primero, precisamente por escrúpulos)… ¿quién sabe si un día de éstos no aparece un mecenas con una propuesta laboral que me permita volver a sentirme pleno, útil y apreciado por lo que soy y ofrezco con gusto, de corazón?

Proyectos posibles, tengo varios, a cual más interesante, pero imposibles sin un importante aporte de capital.


_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre el ego y la salud

Mensaje  pepe2982 el Dom Feb 20, 2011 11:24 pm

No se Don Sapo, solo se que la presbicia me apareció hace como 3 o 4 años.

Las razones las desconozco. Estaba trabajando en un cálculo y al terminar el día sentía la vista muy cansada.

Razones para estar harto de varias cosas me sobran, jajaja, más viviendo en este país.

Pero no le encuentro la vuelta, solo se que al ir al oftalmólogo me aumentó la graduación.

En fin, creo que se concatenan varias cosas personales y generales para el descontento con algunas cosas.

Hay cosas que uno puede resolver y otras no dependen de uno, sino que que se ven, se produce la bronca por no poder asimilarlas ni resolverlas, y finalmente terminan en algún síntoma que te perjudica.

Irregularidades de mi trabajo, los que se rascan los testículos y siguen trabajando como si nada y cobran un sueldo igual al tuyo, las injusticias, los acomodos, etc.

Soy un tipo muy responsable y veo a veces tipos y tipas que me revuelven las tripas.
No les importa un carajo nada, y lo peor que no les entran las balas.
O sea, saben que están obrando mal y siguen sin que se les mueva un pelo.

Que se yo, tengo para escribir un libro de cosas que me hartan.

Si sigo así, me parece que voy a tener que andar con bastón blanco. Y por las dudas un perro para que me guíe. acostado de risa

Fuera de broma, las cosas cada vez uno las ve o las percibe como que a nadie le importa nada de nada, y de nadie.

Lo de tu laburo, aunque no lo exprese a cada rato, también me preocupa.

Será que la sensibilidad de cada persona es más aguda que en otras?.

Creo que si. abrazo

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre el ego y la salud

Mensaje  Don Sapo el Lun Feb 21, 2011 3:00 am

¡Justamente, Pepe! ¿Por qué "casualidad" será que el declive psico físico de las personas (en general) comience a hacerse muy notorio entre los 40 y 50 años de vida, cuando ya no se tienen más dudas de lo que se conoce hasta el hartazgo y, de lo que no se conoce, se tiene claro (certeza interior o convicción por experiencias) de que difícilmente se pueda llegar a conocerlo o cambiar algo de lo que sigue inaccesible o no se pudo cambiar antes?

Mientras los seres humanos tienen expectativas de poder aprender e interactuar con cambios beneficiosos, o auténticos progresos para sus vidas, no suelen decaer y mantener una lozanía que asombra.

Pero cuando se entra en la rutina agobiante de mantener a la "seguridad cotidiana", en unos años se terminan acabando las expectativas, o se perciben obstaculizadas de modo imposible de resolver... ¡envejecen de golpe y hasta un montón de años en breve tiempo! ¿O no recordás a lo popular que era el dicho "lo que mata es la rutina"? ¡Se basaba en esto que acabo de describir!

P.D.: Si, cada persona tiene sensibilidad diferente, como también alma y nivel evolutivo particular. Así como pasa también que algunos son más hábiles para unas cosas, pero torpes y hasta inútiles para otras, cada quien con su habilidad y torpeza puntuales o específicas.



EDITADO:

Esto no significa que envejecer sea sinónimo de decrepitud. Significa que para poder envejecer con lozanía, sin perder mucha vitalidad y casi nada de salud, hay que saber "pilotear la vida" con gran destreza, como el que cabalga o surfea a las olas, en lugar de luchar contra ellas.

Lo que sí, es imposible, es lograr surfear a las olas de la vida (pequeñas o grandes de tormentas), sin suficiente sabiduría que comienza por el auto conocimiento y continúa por la comprensión de los procesos o, por lo menos, tener claro y confiar en que todo "es como debe ser" porque por y para algo acontece y está.

Necesitamos de la oscuridad para apreciar y valorar la luz. Del dolor o padecimientos para apreciar realmente al bienestar. Del esfuerzo y cansancio, para apreciar el ocio y el descanso.

Los "viejitos piolas" y saludables, son los que aprendieron a no hacerse mala sangre con las cosas, precisamente por entenderlas o, por lo menos, tener claro que forma parte de un proceso natural que debe acontecer y es coherente, por más que no le encontremos pie ni cabeza, o lo sintamos como "injusto".

Los chinos tienen el lema: "Si el problema tiene solución ¿por qué te haces problema?
Y si no la tiene ¿por qué te haces problema?"

Cierta vez, alguien me dijo que cuando la vida te agota, como en el agua, lo mejor es hacer la plancha (flotar de espaldas, relajado). Fijate vos cuán análogas son las cosas, que así como "hacer la plancha" sólo resulta mientras te mantengas bien relajado confiando en que no te hundirás, porque si te tensionás, te hundís; lo mismo pasa con la vida en general: Si te relajás las cosas terminan pasando igual, pero más llevaderas. Si te tensionás y esforzás mucho... discutís, te enfermás por la mala sangre y, por eso, todo empeora y se complica más, como si te hundieras. ¡Hasta en las arenas movedizas se salvan y flotan los que logran hacer la plancha!

Obviamente: No es fácil vencer al miedo y la desesperación. Como tampoco es nada fácil ASUMIR que la vida no necesita malabares manipuladores de nuestra parte. Sólo mantener un verdadero sentido común (no al que nos imponen socialmente distorsionado y repleto de prejuicios y falacias) con la certeza de que "Dios sabe lo que hace" y que, nosotros, sólo debemos mantener una conducta sensata y prudente, a la vez que altruista o noble. Al resto, dejalo en manos de Dios y centrate en hacer lo más y mejor, pero sin desesperar, con la satisfacción de que, mientras podés, hacés las cosas dando lo mejor de vos y, por eso, la tranquilidad de que nunca nadie podrá reprocharte absolutamente nada. Sea en este mundo o "más allá".

Damos demasiada importancia a lo cotidiano y material, perdiendo de vista a demasiado de lo que verdaderamente importa. ¡Y así nos hacemos mala sangre por tonteras! Como el orgullo o amor propio, o no poder satisfacer algún placer o comodidad habitual. Por mirar tanto lo inmediato, el aquí y ahora, descuidamos lo trascendente del "mañana", sobre todo de cómo veremos al "hoy" (y lo que nos molesta o desespera) cuando tengamos un pie en la tumba sabiendo que ya no hay vuelta atrás ni más oportunidades de corregir o cambiar cosas.

Pero claro: Hay que haber sentido que "se acabó" (la propia vida, creyendo que es definitivo) para APRENDER tal lección.

Los vulgares (poco evolucionados) son animalitos incapaces de empatía real con el prójimo, que están cumpliendo una función y aprendizaje. No saben ni pueden imaginar lo que siente el que sufre. ¿mejor ejemplo de cómo muchos humanos consideran a los demás "objetos animados"? (como los nazis extremistas a los judíos, gitanos, negros y "diferentes" de ellos). No tienen desarrollada la consciencia y se rigen sólo por lo que sintieron en sí mismos y con dificultad de asociar que otros pueden sentir igual o con más intensidad. Son muy elementales, pero tan útiles como las lombrices para airear la tierra de las raíces, o las abejas y moscas para la polinización de las plantas o alimento de pájaros. ¡Si hasta las cucarachas son un excelente alimento para varios animales, entre ellos los humanos! (hay quienes las comen y reconocen su propiedades proteicas nutritivas).

La vida es demasiado corta para no aprovechar a vivirla bien dando lo mejor posible de uno. Se hace larga y un infierno, cuando se la desaprovecha y hace mala sangre por cosas que están más allá de la propia voluntad.

Quedan menos de dos años para el definitivo ingreso a la nueva era, en la que deberá predominar la nueva mentalidad y actitud. ¡Aguantamos tanto ya! Encima, tenemos el "privilegio" de ser testigos de los grandes acontecimientos que YA están sucediendo casi cotidianamente.

Si los que nacieron a principios del siglo pasado fueron testigos de la revolución industrial, hasta el nacimiento de la tecnológica electrónica; nosotros, los de la generación de las décadas del ´50 hasta fines de los ´70, somos testigos del avasallamiento a la humanidad que significó lo tecnológico-informático, casi peor que los desastres que ocasionaron ambas guerras mundiales juntas y las crisis económicas previas y posteriores.

Las tecnologías electrónicas avasallaron terriblemente a la dignidad humana y la sensatez. Desequilibraron la balanza de la justicia social de modo extremo, imponiendo un ritmo desenfrenado en el placer de unos muy pocos y para poder sobrevivir de otros muchos; sembrando confusión atroz y caos que, reitero, perjudicó a demasiado a cambio del beneficio material de muy pocos, perdiéndose más que nada la sensatez y coherencia en lo social y forma de vida.

Así como en la actualidad a muchos les resultan incomprensibles las aberraciones en las que incurrió el cristianismo con la nada Santa Inquisición, dentro de unas décadas casi nadie logrará comprender la cantidad de absurdos que acontecen en esta época y cómo el grueso de la gente los permitía, o no hacían lo suficiente por cambiarlo (como no lograr acuerdos masivos espontáneos para defender lo justo y coherente, por más que no nos afecte en forma directa o en nuestro país de residencia). O cómo los musulmanes aplican castigos bárbaros a faltas menores, o la mentalidad de los "terroristas" (sobre todo los económicos de los grandes consorcios empresarios y su perversidad para con el medio ambiente). ¡Y somos testigos vivenciales directos de la absurda conducta humana masiva en infinidad de detalles importantes que resultarán incomprensibles en un futuro no muy lejano!

¿Mejor ejemplo de cómo la gente se resiste a dejar de usar vehículos petroleros a lo tonto (y plásticos), a pesar de la contaminación del aire en las grandes ciudades y los claros efectos dañinos que ocasiona? Y los gobernantes ¡con negligente desidia!

Todo forma parte de un proceso: El de aprender y tener claro cómo se concatenan las cosas, llevando unas a otras en una espiral cada vez más grande... hasta que se colma y se revierte el proceso, o eclosiona derrumbándose, para tener que ser reconstruido pero con buenos cimientos, POR COMPRENDERLO desde la vivencia personal o histórica. Repito: Las bestias e insectos también tienen su razón de ser, aunque la padezcamos sin lograr comprenderla del todo.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre el ego y la salud

Mensaje  pepe2982 el Lun Feb 21, 2011 7:23 am

jajaja, no, no creo que sea para tanto en mi caso.

Solo fue un desahogo cibernético. affraid

Todas esas cosas que describí que hartan, son cotidianas, ahora de ahí a tomarlas para deprimirme, no.

Solo marqué una tendencia general que se ve diariamente y algunos hacen la plancha para beneficio propio. Es decir, no les importa un carajo nada ni nadie como dije.

Eso no quita, que personalmente las tome como experiencias y de ahí en más tratar de entenderlas para que no me jodan.

Lo que veo es al revés, esas personas, las cuales actúan en la vida con mala leche y lo demás les importa un bledo, terminan peor que el que las ve y trata de asumirlas para corregirlas. Es decir, hacen la vista gorda para distraer lo que realmente pasa, pero cuando se encuentran con la verdad, se les desmorona la realidad ficticia que se han construido para pasarla bien.

Lo que quiero decir es, y perdón el vocabulario, pero no hay otra forma de describirlo gráficamente, "no se puede vivir en una nube de pedos", solo para distraer al ego.

Cuando se diluye esa nube, se caen desde muy alto, y se dan mal contra el piso.

Ahora es distinto, como dijiste, entender que las cosas se dan por algo, y siguiendo un orden, llamalo, "divino", o "cósmico" si queres, y lo que uno puede hacer es acompañar esa transición de la vida.

Tengo una suegra de 91 años, y te digo que las pasó todas, pero sigue con un entusiasmo de vivir envidiable.

A veces me siento a charlar un rato, solo para ver que piensa y como ve la vida.

Te puedo asegurar que por algo llegó a los 91, muy lúcida y ágil.

Entiendo eso de hacer la plancha para no hundirse, pero eso no quita que se perciba que algo no anda bien en el mundo.

De todos modos, hay que seguir adelante, eso lo tengo claro, solo que a veces te hacen pararte a ver donde estás y como surfear a las olas, que muchas veces son muy altas.


_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

SOBRE EL EGO Y LA SALUD.

Mensaje  Carlos el Lun Feb 21, 2011 3:49 pm

Que tema tan más claro y objetivo que nos instruye en lo que nos pasa en ocasiones en la vida; como en muchas situaciones que pido orientación interna y aquí en centáurea O encuentro respuestas y soluciones a mis problemas o situaciones que paso; actualmente en estos momentos estoy pasando por una situación difícil de financiamiento que ha hecho que no pueda dormir del todo bien, levantándome desde hace casi dos semana todos los días a las tres de la mañana, hasta que el viernes pasado 18 de febrero tuve que internarme en el área de urgencia del seguro social por tener disparada mi presión; y estuve en observación al menos una hora hospitalizado.
Don Sapo escribió :
“confusión mental (de no saber cómo solucionar lo que nos “avasalla”, amablemente, sin crear mayores conflictos o sin actitudes que nos puedan perjudicar); razón por la cual, es que nos “duele la cabeza” (no querer pensar más) y la tenemos embotada (necesidad de descanso mental).”
Esto es precisamente lo que me pasa tengo identificado el problema del porque me siento así; a principios de año me suspendieron mi complemento de sueldo, (que acá en Chiapas, México. es como un adicional por el trabajo diario) que venia percibiendo desde hace dos años; esto fue el detonante que no pudiera pagar mis tarjetas de crédito, y se me viniera el mundo encima; además de no poder pasarle la pensión alimenticia a la madre de mi hijo; he estado aprovechando el despertarme a esa hora de la madrugada, para hacer oraciones y pedirle a mi Padre, a mi ser interior la solución a todo esto, ya que no quiero pasar por la angustia o desesperación o llegar a enfermarme otra vez, ya que se complicarían más las cosas.
Tengo esperanzas o fe, de que se llegue a solucionar y mi jefa vea la calidad y cantidad de mi trabajo personal y me dé nuevamente el complemento, ME DISGUSTA muchísimo ver los atropellos e injusticias que se cometen en el día a día aquí en el trabajo; porque como bien dijera Pepe existen personas aquí que “se rascan los testículos y siguen trabajando como si nada y cobran un sueldo igual al tuyo, las injusticias, los acomodos, etc.”
Y uno ( mi persona) es tan aprehensivo que sigue dando lo mejor de si como trabajador como persona, incluso con otros proyectos que no es nuestra responsabilidad”
Por último quiero manifestarle que reflexionaré lo aquí descrito para encontrar pronto solución a lo que me aqueja, gracias por todo este conocimiento que a mí en lo personal me ha ayudado muchísimo.
Gracias y bendiciones mil.

Carlos
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre el ego y la salud

Mensaje  littlelulupis el Miér Jul 06, 2011 11:01 pm

¡Que gran tema Don Sapo!

Tenía una noción de esto, pero nada tan acertado y coherente como lo expones tú.

En mi caso me gustaría que ahondaras un poquito sobre las alergias, yo soy alérgica a toda la fruta, algunos vegetales, semilla de girasol, nueces y cacahuates, miel, polen, polvo, y contacto con conejos, principalmente su pelo, o sea, no hay epoca del año en que no tenga síntomas alérgicos, pero estos se acentúan desde agosto hasta diciembre (rinitis alérgica).

Padezco otros síntomas como migraña y otras cosas, pero esos ya diste una pequeña explicación y con eso me doy una idea.

Aunque afortunadamente no es mi caso, pero una amiga muy cercana si lo padece, me gustaría que comentaras un poquito más sobre el cáncer, específicamente el cervico-uterino.

Gracias por ilustrarnos y compartir tus conocimientos aunque seamos pocos, nos ayudas mucho, al menos a mí me ha servido muchísimo cada tema que he leído y los que me faltan...
gracias abrazo beso1
avatar
littlelulupis
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre el ego y la salud

Mensaje  Don Sapo el Jue Jul 07, 2011 12:48 pm

Littlelulupis: Gracias por tus expresiones reconfortantes, que eres de las raras excepciones que confirman la regla, en cuanto a apreciar lo que comparto de corazón, altruistamente, a pesar del tiempo y esfuerzos que me implicó aprenderlo. Pues ya ves que este tema, a pesar del tiempo que lleva publicado, ni llega a 300 lecturas y apenas participaron tres personas.

Antes que nada una aclaración o advertencia.

Es muy difícil que, alguien que padece una anomalía de salud, teniendo nociones de cómo es el proceso del ego y qué es lo que éste manifiesta, pueda lograr superarlo sin la ayuda de alguien que tenga buen manejo de orientación del razonamiento, que le ayude a darse cuenta de detalles y mecanismos de su propia vida e historia. Esto es así, porque el ego (rigiendo a la parte de la memoria inconsciente o profunda) da por obvio que “es inútil remover más”, porque “ya se cansó de buscar”. O sea: Lo que no pudo descubrir o solucionar antes ¿por qué habría de poder hacerlo ahora SIN AYUDA calificada como válida?

A veces, la “ayuda” que necesita, simplemente es como un placebo de “sentir que le ayuda” alguien que “sabe cómo” o que “es la persona adecuada”. Otras, es necesario un buen profesional de la psicología, que colabore a que el razonamiento no se disperse en cosas que no vienen al caso cuando intenta profundizar en las raíces del problema, para evocarlas en la memoria y analizar cómo desestructurarlas. Que sepa detectar los detalles claves que suelen pasarse por alto.

De este modo, si alguien encara por sí mismo a la tarea de revisar su interior, pero insiste de modo erróneo (sin darse cuenta de en qué se equivoca, en qué falacia incurre su razonamiento o detalle se le escapa), además de no lograr solucionarlo, se corre el riesgo de que el ego se vuelva más resistente o reacio a volver a tratar el asunto en adelante. Porque al ego “le duele” tener que revisar lo que no supo solucionar en su momento y le supera; se siente maltratado estúpidamente y no quiere saber más nada con el asunto, detestándolo peor. Esto es algo que ocurre con mucha frecuencia en tratamientos con psicólogos mediocres o que no merecen poder ejercitar la profesión.

Ahora sí, paso al tema.

Las alergias en general se analizan partiendo de la pregunta ¿alérgico A QUIÉN? O ¿A qué situaciones?

La borrosa o subjetiva “pista” para poder deducirlo, la dan los elementos a los cuales somos alérgicos. Pues dichos elementos están asociados directa ¡o indirectamente! (por asociaciones inconscientes) Con aquello por lo que sentimos fuerte rechazo manifestado como “alergia”.

Para darte un ejemplo: Dices que eres alérgica a toda clase de frutas. Lo primero que te preguntaría (si te tuviera delante, en forma personal, estilo terapia de ayuda) sería

¿Quién te imponía frutas cuando eras niña, al extremo de detestarlas?

Si nadie te las imponía ¿A quién recuerdas o asocias muy relacionada y “amante” de las frutas y demás cosas a las que eres alérgica?

O, en tercer lugar ¿Qué situaciones de vida son las más viejas (o más antiguas) que más asocias con frutas y cosas a las que eres alérgica? (Pueden ser de cuando apenas tenías unos cuantos meses y te alimentaban con papillas).

Estas preguntas son claves cuando se descarta a la primera, ya que siempre hay una asociación que el inconsciente hizo de “persona” o “situación” con lo que le ocasiona fuerte rechazo/alergia.

Un detalle que me resultó muy llamativo (y puede ser dato clave), es que hayas especificado entre paréntesis “rinitis alérgica” ¿Sabes por qué? Porque si tu alergia básicamente es “rinitis”, la misma suele ser una forma de SOLTAR LLANTO REPRIMIDO y que tu ego/inconsciente se niega a reconocer el motivo.

En otras palabras, cabe la pregunta ¿estás segura que padeces alergia a esos elementos, en lugar de que la “lista” de los mismos sea tan grande y variada únicamente para JUSTIFICAR a una rinitis que es detonada por ciertas situaciones de vida que te recuerdan a otra (u otras) por las que hasta te has prohibido llorar como necesitabas?

La rinitis, sí o SÍ, son lágrimas que, en su momento, te has prohibido desahogar como necesitaba tu ego.

Lo más probable, es que tu alergia se detone cada vez que algo “recuerda” A TU EGO (inconsciente) una situación determinada en la que te has tenido que “tragar las lágrimas”; reprimirlas terriblemente. Tanto, que la situación quedó como “olvidada” en lo más profundo, pero cada vez que tu ego/inconsciente halla “algo relacionado con” (dicha situación específica) automáticamente tu ego razona: “Esta situación (u objeto) ME RECUERDA a otra muy dolorosa, que tengo sepultada en la memoria, pero me sirve de excusa para soltar las lágrimas que no pude aquella vez, así sea por la nariz, como rinitis”.

Lo hace a propósito, para que termines logrando COMPRENDER y DESESTRUCTURAR al mecanismo de por qué has tenido tantas ganas de llorar en dicha circunstancia y, encima, haber tenido que tragarte las lágrimas. Mientras el ego no entienda a los por qué, para reclasificarlo en su memoria como “asunto mal interpretado” y que “no se justifica continuar padeciéndolo”, será muy difícil que dejes de tener rinitis por las alergias. Que es el detalle por el cual disiento terriblemente con las frases de autoafirmación, como las de Louise L Hay, que sólo REPRIMEN agravando la situación, por no solucionarla en su trasfondo. No basta con decir “perdono y está todo bien”, hay que desestructurar la sensación desde la comprensión real de que no hubo intención de daño hacia nosotros en eso, sino por el contrario: Que era bien intencionada o que no se daba cuenta del daño que eso implicaba. O sea: Escribir en el inconsciente la interpretación positiva de lo que nos dolió y sentimos como injusto y hasta absurdo.

Respecto a cáncer cervical y uterino… sólo puedo sugerirte dos datos:

Cáncer = resentimiento viejo. Algo que “nos envenenó el alma” y en su momento no pudimos “escupirlo”, ni tampoco después.

Útero = Capacidad de gestación, de “dar vida”. Aunque también está muy relacionado con las características propias de lo femenino en general.

Las posibilidades son muchísimas para tal problema de salud. Me resulta imposible poder dar indicios claros, aparte de esos dos datos.

A veces, es posible que la persona tenga un resentimiento hacia la idea de tener hijos o quedar embarazada (O de cómo resultaron sus hijos o lo que le implicaron). Aunque también puede ser por el lado de su capacidad de “gestar cosas” y “dar vida”, así sea a proyectos o emprendimientos. Es imprescindible poder consustanciarse lo mejor posible del historial de vida de la persona, su forma de interpretar y sentir a lo relacionado con la gestación (de hijos o actividades), para poder tener idea de “por dónde buscar”.

Te pongo por ejemplo un caso que conocí bien de cerca, pero sólo lo estudié para tratar de comprender al mecanismo y corroborar si era válido (no intervine para nada porque todo ya había acontecido y era historia): Una persona a la que terminaron haciéndole una histerectomía (quitarle todo el aparato reproductivo) porque sentía que, por la maternidad y los hijos, había tenido que dejar de ser ella misma y convertirse en una “sirvienta frustrada”. Claro que, en este ejemplo, el cáncer comenzó como quistes en uno de los ovarios.

En fin… ¡Ojalá te haya servido de ayuda lo poco que pude expresar en esto!

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre el ego y la salud

Mensaje  littlelulupis el Jue Jul 07, 2011 3:47 pm

Don Sapo, creo que me expresé mal al poner junto lo de la rinitis y lo de las frutas...

Te comento que me gusta mucho la fruta y a veces no resisto la tentación y de todas maneras acabo comiéndolas, no se cual pueda ser la asociación negativa que tenga con las mismas. Los síntomas que me provocan es inchazón en los labios (como fuegos), comezón y ardor en la garganta, lengua y paladar, y en raras ocasiones, siento irritación en el esófago; estos síntomas duran aproximadamente una hora en desaparecer (por eso es que a veces las como, pues los síntomas pueden ser molestos, pero no son severos).

En cuanto a la rinitis alérgica, la provocan el polvo, el polen y el contacto con animales como los conejos (que me gustan mucho, pero no me les acerco porque me pongo muy mal).

Y tienes razón en cuanto que muchas veces me trago cosas que quisiera expresar, para evitar problemas mayores.

Gracias por responder y disculpa que me haya expresado mal en el post anterior
abrazo beso1
avatar
littlelulupis
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre el ego y la salud

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.