Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 16 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 16 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

La paradoja de las drogas: Sentidos y contrasentidos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La paradoja de las drogas: Sentidos y contrasentidos.

Mensaje  Don Sapo el Sáb Mar 05, 2011 5:38 pm


Antiguamente, el porcentaje de población adicta a drogas era irrisorio en cualquier parte del mundo. ¿Por qué? ¿Qué cambió? ¿Lo tendrán claro los gobernantes y especialistas?

Las drogas tenían dos usos posibles: Mitigar padecimientos crónicos muy severos (como el láudano para los tuberculosos, o el natural uso de mascar hojas de coca para combatir efectos de la altura y el hambre); o el de requerirlas para lograr un escape placentero por parte de quienes tenían vidas insoportables, como los parias sociales con el fumar opio (detalle que ingenuamente promovió el escritor A. C. Doyle con su personaje Sherlock Holmes, un auténtico opiómano: personaje con características imposible en la vida real, como las de un Súperman).

Hasta la Segunda Guerra Mundial, la producción, comercio y consumo de drogas no era más que algo muy esporádico y puntual entre los que se consideraban “lacras sociales”, los que llevaban vidas intrascendentes.

El excesivo uso de morfina con los heridos, fue lo que comenzó a crear gran cantidad de adictos estables. Los grandes laboratorios medicinales descubrieron que era una “panacea” por la cual los pacientes estaban dispuestos a pagar hasta con su vida con total de obtenerla. Eso les indujo a crear infinidad de variantes de medicamentos que amortigüen dolor pero, sobre todo, que faciliten placentera calma a los ex combatientes que tenían pesadillas, o demás "deprimidos" por las terribles condiciones de vida posteriores, en cuanto a interioridad anulada por excesivos prejuicios innaturales impuestos socialmente (que dieron pie al surgimiento de los "rebeldes", que entre otros movimientos o corrientes ideológicas surgió el de los hippies).


TARDE, o más bien nunca de modo realmente efectivo, llegó la reacción de los gobiernos para evitar tan perversa actitud mercantilista de quienes se supone que tienen ética y les interesa la salud.

Mediante drogas “legales”, disfrazadas de medicamentos, se crearon millones de adictos que, supuestamente curados, buscaban alternativas en el mercado negro, difundiendo las “virtudes placenteras” (y para ellos imprescindibles en ciertas ocasiones de excesiva presión psicológica o tensión emocional) de estar drogado. A la vez que la demanda incentivó la aparición de un gigantesco mercado ilegal, ya que los laboratorios “legales” no querían ceder terreno ni abaratarlas, para mantener el control sobre ingresos astronómicos del negocio de los psicotrópicos, alentado y sostenido por la psiquiatría.

Ahora bien. Aquí hay varios fenómenos concatenados e imposibles de entender, sino se presta atención a los orígenes y motivaciones. Para lo cual sugiero que desandemos el camino de factores y circunstancias concatenadas.


No habría gran producción de drogas, si no hubiera una gigantesca demanda y consumo.

El gran consumo se debe, más que nada, al modo de vida de las personas, sobre todo a la horrorosamente deficiente educación (universitaria incluida), que llena la cabeza con informaciones, pero no enseña a vivir bien, sobre todo relativizando a la ética en lo concreto cotidiano, porque no arraiga en el interior de las personas y suele quedar como retórica intelectualizada.

Las personas viven muy alienadas, saturadas de actividades que implican responsabilidades y preocupaciones con demasiadas tentaciones inalcanzables para la mayoría, pero ofrecidas como necesidades o soluciones “para todos”.

De este modo, los extremos sociales en lo económico son los más vulnerables a incurrir en el consumo de drogas volviéndose adictos. Los más pobres, al igual que los parias, para “olvidar” (evadirse) de la desesperanza y marginación de su cotidianeidad, que les enrostra como imposible poder vivir con dignidad, por lo cual les da lo mismo lo que padezcan otros (inseguridad) ya que “a los otros les da lo mismo” (a los que podrían y deberían hacer algo) si ellos sufren y cuánto, o que no tienen oportunidades de otra cosa.

Por su parte los más adinerados, que para serlo deben vivir sobre exigidos y tapando errores cada vez mayores, cada vez de modo más inmoral para poder sostenerse o continuar mejorando la posición; no logran conciliar el sueño o mantener energías, por lo cual recurren al “aditivo energético” que significan las drogas, para poder rendir bien en ciertas ocasiones que les importan mucho, como estudiantes ante un examen final, o quienes tienen una entrevista laboral o de negocios muy importante para sus vidas.


Aquí analicemos el factor psicológico, devenido de una pésima educación, por parte de los más adinerados.

Así como suelen vivir necesitando a la máxima adrenalina en su sangre, para que no se les pasen por alto detalles sutiles e importantes, el ritmo tan exigido para poder crearse un lugar relativamente bien posicionado, les impone vivir cuidándose las espaldas para poder “estar en todo, todo el tiempo”, rindiendo perfectamente.

Mientras son muy jóvenes, el cuerpo aguanta. Pero en relativamente poco tiempo notan que hay ocasiones donde el cuerpo no da abasto para tantas exigencias y, ante situaciones específicas que les importan, terminan optando por comenzar a utilizar el “inocuo aditivo” (si se lo sabe manejar, según les informan engañosamente).

La inmensa mayoría de los adictos, no fueron convertidos por la fuerza. Sí, fueron tentados perversamente a “manejar” esa “solución” que, después, les resulta inmanejable y destructora de vidas.

Si se comprende cómo, para poder encumbrarse en lo social y laboral, la tan exigente e híper competitiva sociedad tienta demasiado a “hacer trampas” de toda clase, desde falsear estudios y antecedentes, hasta usar el “aditivo” de drogas para evidenciar que “pueden más y mejor”…también es fácil comprender el por qué tantos ejecutivos y políticos son unos auténticos descerebrados, especialistas en justificar sus acciones, pero incapaces de verdadera sensatez.

La adicción al dinero y al poder (*1) (a una posición social con ciertos privilegios), es el camino más rápido para la adicción a las drogas. Porque antes que perder lo logrado, es preferible un suicidio lento, pero privilegiado en comodidades y poder económico. No están dispuestos a perder lo tan duramente conseguido y prefieren subestimar a las consecuencias del camino de las drogas. En esto falla la educación y formación de los individuos, masiva y planetariamente. Porque son formados con una ética y moral que queda en puro bla blá intelectual, sobre todo al incorporarse a la brutalidad competitiva del mundo laboral y adulto en general.

Pero, por otra parte, también se concatenan las carencias básicas de los individuos que no reciben atención y contención adecuada por parte de sus progenitores y entorno, o que les inhibe demasiado a la posibilidad de ser ellos mismos; aquello a lo que su vocación y talento les predispone; por lo cual tienen gigantesca necesidad de evasión auto destructiva. Porque es una forma inconsciente de “gritar” “me están matando lentamente” (destruyendo lo psíquico y/o emocional del individuo con condicionamientos, incomprensión y desatención excesiva).


Aquí entra en juego la imbecilidad de los gobernantes que, confundidos por argucias o tentados por corrupción, apañan al gran negocio de los laboratorios de drogas legales (farmacéuticos); así como a las demás grandes empresas (o de amigos inescrupulosos) que solicitan condiciones abusivas para lucrar mejor, a consecuencia de alienar más a la población, pauperizando la calidad de vida de los más humildes. ¡Total! Es como si el dinero del estado no fuera de los trabajadores y para el bienestar conjunto de la población, sino la lotería económica de los que logran el poder para simular que “hacen las cosas como es debido”, aparentando que son honestos y muy activos en sus funciones, a la vez que hábiles para esquivar las leyes beneficiándose económicamente ellos y sus allegados.

Para peor, en la política en general, se enseña y mentaliza a los posibles candidatos con que es preferible una población ignorante, descerebrada; porque es más manipulable para perpetrarse en el poder, satisfaciéndola con pocas dádivas y esquivar fácilmente las responsabilidades por abuso de poder, mal desempeño de funciones y negligencias de toda clase, que comienzan por la formación de los demás habitantes. Cuando bien sabido es que, el capital más importante de cualquier nación, comienza por la capacidad y rendimiento de sus habitantes. Los territoriales y económicos en general, quedan en segundo término.

¿De qué sirve un país lleno de riquezas naturales, si los habitantes son incapaces de cuidarlas o evitar que se las lleven por monedas los extranjeros, abusivamente? El país queda despojado y, sus habitantes, pauperizados “a la buena de Dios”. Con políticos cuyas fortunas “desaparecen” rápidamente, por estafados, ya que no tuvieron una formación mucho mejor que el grueso de la población y son fáciles víctimas para perder las fortunas que lograron corrupta y abusivamente.

Por el contrario, los países donde la población está bien educada en todo sentido, saben cómo lograr valor añadido y producir aún en un desierto, como lo evidenciaron bastante tanto los israelíes y los japoneses, que política y culturalmente, también ya se han desvirtuado demasiado. Pero son naciones que surgieron con casi nada en lo económico territorial. O Alemania misma después de la Segunda Guerra Mundial, en lo que se denominó como “milagro alemán”.

Pero a pesar de esos ejemplos históricos ¿a quién le importa solucionar de verdad el “problema” de las adicciones y el grueso social tan alienado como pauperizado? ¡Si es justamente lo que permite perpetrarse en el poder y llevar vidas de lo más holgadas!
Es la mentalidad de “primero yo” y, los demás, la prioridad será según me beneficien. Por eso es que desde el gobierno de USAdores decidieron “atacar” y “combatir” a los síntomas, pero no curar a la raíz de las adicciones. Es la mejor forma de aparentar que “se hace lo más que se puede”, afirmando que el “enemigo” está “afuera” del propio país y no en la educación y oportunidades de vida deseable o sensata de los habitantes que son inclinados y hasta llevados por las circunstancias a la adicción. Con el agravante que impusieron tal error conceptual en casi todo el resto del mundo.


Si educaran a la población adecuadamente, dando legítimas oportunidades de vida digna sin tantas presiones excesivas… el consumo caería estrepitosamente y el narcotráfico dejaría de ser el gran negocio que, en infinidad de casos, está apañado por varios líderes políticos para tener fondos para sus campañas y hartos lujos. ¡Si lo sabremos en la Argentina! (Aunque es demasiado difícil poder demostrarlo legalmente).

Ahora pasemos a ver la contracara de la droga.

Los países donde más droga se produce, no son los más consumidores. Por el contrario, suelen ser países con economías pauperizadas y mantenidos bajo el pie económico de los grandes consorcios corruptores y abusivos. Pero donde más se la consume, es donde más fortunas y más alto estándar de vida tienen.

El narcotráfico (como las migraciones de personas desesperadas), pasó a ser la respuesta a los extremos abusos por parte de los más “civilizados”, que corrompieron y manipularon democracias para obtener dádivas explotadoras y abusivas. Los países más “desarrollados” lograron ese “desarrollo” (tecnológico y económico, pero jamás moral o de sensatez) gracias a empresarios que “robaron” calidad de vida y divisas en países que asumían como “intrascendentes” por poblaciones de las que difícilmente el resto del planeta “civilizado” se interesara por ellas.

Pero ahora, dichos países donde más dinero han logrado y acumulado con abusos y especulaciones, es donde más daño hace el narcotráfico (y las migraciones masivas), "recuperando" a buena parte de lo que lograron con explotación y corrupción.

Se habla de la cantidad de muertos violentos en Colombia y México, pero ¿se habla de los desastres y consecuencias que producen los adictos?

¿Quiénes los produjeron? ¿Los narcotraficantes, o los grandes consorcios empresarios que lucran con beneficiarse de exigencias desmedidas y abusivas, corrompiendo hasta a gobiernos?

¿Acaso las hijas del impopularísimo ex presidente de USA George W Bush no eran adictas a drogas quedando semi idiotas? ¡Por dónde le vino parte del “castigo de la vida”!

Como a él ¿A cuántos más las drogas les arruinaron poder disfrutar de sus cuantiosas fortunas?


En conclusión:

A mi criterio, no hay mejor forma de combatir al narcotráfico que evitando y minimizando a las condiciones que predisponen a arruinarse la vida con el consumo. Lo cual se traduce en dos medidas básicas y urgentes:

a) Oportunidades y condiciones para que todos puedan tener vidas realmente dignas, sin excesivas presiones o exigencias. (Expectativas legítimas de futuro aceptable). Dando verdadera ayuda a los países más pauperizados a que sus poblaciones logren condiciones dignas de vida con trabajos que en exigencias y remuneraciones sean coherentes a los de cualquier otra parte.

b) Una reforma educativa de fondo, que prepare sensata y eficazmente a los niños y jóvenes para sumarse como ciudadanos dignos y eficientes en todo sentido, especialmente el ético.

Obviamente que esas dos medidas implican infinidad de detalles muy difíciles de concatenar y llevar a cabo de modo efectivo. Pero mientras no se lo intente a fondo y sensatamente, todo lo demás serán simples parches y meros justificativos de “estar haciendo algo”, pero que no evitarán que la situación sea cada vez más y más grave planetariamente.

Es hora de que muchos empresarios y políticos se decidan a “tomar al toro por las astas” y cumplir con su rol social como verdaderamente corresponde, dando ejemplo a los demás, si les interesa no figurar en las “páginas negras" de la historia cual bestias aberrantes, estilo Hitler; Mussolini; Franco; Pinochet y tantos otros que se seguirán sumándo, como George W Bush, J. P. Morgan y similares, cuando se termine de saber y quedar masivamente claro cuánto y cómo hicieron, con los desastres de consecuencias que implicó su perverso accionar.

(*1) Sugiero ver al tema Síndrome del poder o la adicción al dinero que está muy relacionado.


_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La paradoja de las drogas: Sentidos y contrasentidos.

Mensaje  Gwendoline Welden el Lun Mar 07, 2011 5:47 pm

b) Una reforma educativa de fondo, que prepare sensata y eficazmente a los niños y jóvenes para sumarse como ciudadanos dignos y eficientes en todo sentido, especialmente el ético.
Esta reforma ya está en marcha, quizás no en lo legal/político/reglamentario, pero si en la práctica. A los nuevos profesores/maestros los están formando de un modo diferente. Todos los docentes universitarios coinciden en que el sistema educativo es pésimo y tratan de hacer conscientes a sus alumnos (futuros maestros) de que urge un cambio. No un simple cambio metodológico, sino un cambio de la filosofía educativa en general, sobre el sentido de la escuela y la educación en sí misma.

El maestro debe ser ante todo, un "maestro de humanidad" que guíe a sus alumnos en el desarrollo de su sentido crítico, no un mero transmisor de información/conocimiento. La escuela no debe ser una fábrica que estandarice al alumnado, sino que debe ofrecer una formación heterogenea, personalizante. Los alumnos no deben ser meros pasivos (que escuchan, quietos, en silencio), sino activos (que participan y dan su punto de vista). La educación no debe girar en torno al docente (hay que oirlo, atender, entender lo que dice, prestarle atención, hacer lo que manda), sino al alumno (escucharlo, motivarlo, descubrir lo que quiere). El niño debe construir su propio conocimiento (implicándolo, realizando actividades, mediante el juego), no memorizar lo ya construido... Son algunas de las cuestiones que nos hacen debatir en clase.

Obama, hace poco, también pedía a los jóvenes que orientaran sus futuros profesionales a la educación. Les sugería ser profesores para mejorar el país y, especialmente, para mejorar la vida de los niños. "Se héroe, hazte profesor".

Con respecto a esta otra:
a) Oportunidades y condiciones para que todos puedan tener vidas realmente dignas, sin excesivas presiones o exigencias. (Expectativas legítimas de futuro aceptable). Dando verdadera ayuda a los países más pauperizados a que sus poblaciones logren condiciones dignas de vida con trabajos que en exigencias y remuneraciones sean coherentes a los de cualquier otra parte
Yo creo que, aunque el proceso es lento y pasa desapercibido, la gente se está concienciando y dentro de no mucho también se logrará un cambio.

_________________

La vida es muy peligrosa, no por los que hacen el mal, si no por los que se sientan a ver lo que pasa (Einstein)

Se amable, cada persona que encuentras está librando su propia batalla (Platón)
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: La paradoja de las drogas: Sentidos y contrasentidos.

Mensaje  luzsuelo el Miér Mar 09, 2011 2:04 pm

disculpen que sea muy pesimista....con respecto a la educación y al último comentario: se habla de muchos proyectos y eso siempre ha sido así: el ser humano para conciliar desesperadamente sus faltas hace proyectos olvidando,por flojera de hacerlo, analizar el asunto desde una parte más interiorizada de él mismo; pues creo que solo así se conocerá la causa real.... la educación por lo que veo está de mal en peor: cada vez se vuelve más mecanizada y más ensoñada, se esmeran en hacer competitivo al alumnado para que pueda sobrevivir al hambre; y esa competitividad mecanica los vuelve sin querer en maquinas destructoras de cualquier tipo de espiritualidad real.
el planteamiento de las drogas estuvo muy bueno; es un tema muy espinoso al igual que las guerras y toda clase de fenómenos paradojicos que suceden en el mundo, y sí, la educación es un tema superimportante en estos asuntos......suerte a todos los niños para que sean en lo mínimo manipulados por este sistema.












luzsuelo
Entusiasta
Entusiasta


Volver arriba Ir abajo

Re: La paradoja de las drogas: Sentidos y contrasentidos.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.