Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 14 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Crisis de los 40

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crisis de los 40

Mensaje  Carlos el Vie Abr 08, 2011 2:44 pm

Buen dia a todos, es la primera vez que expongo un tema a petición del Maestro Sawedal (Don sapo), a quien quiero agradecer por brindarme esa luz y conocimiento que dia a dia encuentro en este foro.
Me encuentro ya en la cuarta década de existencia fisica en este plano espiritual que muchos llamamos la cuarta dimensión; y ha sido en muchas ocasiones que me he preguntado el porqué de estar aqui en este plano ?
Se que he vivido el dia a dia con principios éticos que me proporcionaron en mi infancia padres y maestros; no todo ha sido malo, hay mucho aprendizaje a lo largo del recorrido en este peregrinaje de la vida, momentos maravillosos, alegrias, encuentros con seres maravillosos que han llegado a darle plenitud a esta existencia como lo han sido amigos, exparejas y el mas precioso regalo que me ha dado mi Padre que es mi Hijo.
Sin embargo despues de cierto periodo de tiempo de estabilidad emocional, vuelvo a lo mismo, un gran vacio o tristeza embarga mi alma, y de repente no se a donde voy, ni cual el verdadero sentir de mi existencia; ni se con certeza que es lo que busco, me siento en ocasiones como una veleta que el viento mueve a su antojo, he caido en rutinas, me hace falta algo que no logro identificar; un vacio interior que surge desde muy dentro de mi.
Reflexionando un poco haciendo retrospectiva de lo que he vivido me he cuestionado si he vivido mal con mis comportamientos, excesos y ectitudes ante la vida; y no por ser mala persona, si no cuestionarme si tales comportamientos me han alejado de la verdad, de la luz o el daño a mi mismo con mi comportamiento al identificarme con defectos de caracter como la lujuria y la ira.

Carlos
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

TU PUEDES!! SALIR de la Crisis, de la Sole...

Mensaje  marisola el Vie Abr 08, 2011 4:15 pm

No sé si empezar por aquí esta bien, pero iré aprendiendo al paso que voy andando. Y sino que se me corriga. Como contestar a Lighthunter y a la vez animar a CARLOS. Esta es mi respuesta:
HO'OPONOPONO, es una teoria interesantísima con la que yo estoy de acuerdo, la armonia cosmica radica en todo ser viviente e inerte, el respeto por el OTRO parte de de uno mismo. Luego el nexo de unión con el entorno es importante para ser pleno. Como espero no ser una humana de esas que pasa por vuestro foro con el ego desviado, me voy a empapar un poquito más.
Carlos, como te ha contestado Don Sapo, no hay que amoldarse a la sociedad, hay que vivir el hoy y conectar con el ertorno Si, buscar la armonia con uno mismo como persona, entonces esa plenitud te hará ser LIBRE y será lo que transmitas.( Seguro, fluido en comunicación, sereno) pero no quiere decir, que como persona no necesites seguir recibiendo amor para crecer, ni tener la verdad
absoluta en todo lo que dices y haces. En ese momento encandilaras como persona, pero a tí, el resto ya no te importara en el sentido de la apariencia, (más como ser humano, con capacidad de compartir).No irás tan perdido, porque lo que buscabas, lo sientes interno y lo has encontrado.No sé, exactamente si los 40 es la época de la crisis, creo más bien que la madurez de las personas esta en ese rango de edad, se sopesa el pasado,con el presente y se barajan las diferentes circustasncias que se quedan por lograr en un futuro, que todos queremos tener, con la mejor calidad de vida posible. ANIMO CARLOS!! Tú puedes luchar por lo que quieras, siempre que quieras (ES aquí donde esta la clave). Uno mismo quiere, se quiere??.
Para acabar mi tabarra os dejo unas letras, para que veais mi ahora. Y si yo puedo, tú también:


Tengo que ver con los ojos de un sordo, oir con lo oidos de un ciego
con la nariz de un enologo oler, pero degustar como un gran chez
Tocar como un buen músico, diferentes piezas musicales con diferentes instrumentos. Entonces, cuando este mejunje de sentidos realmente sean tan descriptibles que en mi comunicación se hagan inteligibles para mi hija, entonces llegara a visionar nuestro mundo. EL amor de madre hara el resto; que es seguir queriendola,como cuando no nos podemos encontrar en el camino de la comunicación verbal. Nos queda sólamente los abrazos y los miles de besos, por que ese si es el idioma universal.
avatar
marisola
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Crisis de los 40

Mensaje  Don Sapo el Sáb Abr 09, 2011 12:11 am

¡Qué buen tema que has iniciado, Carlos! (Que yo no te pedí otra cosa que, de querer abordar más o mejor al tema que TÚ iniciaste, abrieras un tema específico. El mérito es tuyo, no mío, de que esté tratado aquí, en Centáurea 0). Sonrie Y gracias por lo de "Maestro", que espero que no se me desborde el ego, por tal aprecio de tu parte.

Has acertado justamente con uno que siempre ha tenido vigencia, se lo ha abordado en toda clase de áreas profesionales y utilizado ríos de tinta para tratar de tener claro y explicar a este proceso, tan común en casi todos los seres humanos (digo casi, porque siempre hay raras excepciones que confirman la regla).

Antes, un paréntesis para dar la bienvenida a Marisola, que bien expresó que se irá consustanciado de cómo manejarse, ya que respondió en un mismo mensaje a dos temas: éste y el de Oh oponopono, en lugar de expresar cada cosa en su tema específico.

(Marisola: Si lo prefieres, puedes editar al mensaje, pulsando el botón específico de “editar” y modificarlo a gusto, si deseas corregir ese detalle y responder en cada tema lo específico del mismo).

Lástima que, al no llenar los datos de edad en el perfil, no podamos saber cuán cerca está ella de la crisis de los 40, si ya la experimentó y cómo. Quizá sea una adolescente quinceañera que nos dejó la letra de una canción (o poema) con el que se identifica. O quizá una abuelita que hasta tiene nietos y también ayuda a sus hijos/as a superar dicha crisis, desde la experiencia personal.

Bueno. Ahora sí, al tema.

La crisis de los 40 no es otra cosa que el fin de una etapa de vida y el inicio de otra. Tan importante en lo individual como también lo es la pubertad, que marca el ingreso a la adolescencia y fin del desarrollo físico. Por esta misma razón, algunos casi no se dan cuenta de la transición y, otros, la viven muy intensamente, dependiendo de muchos factores del entorno; circunstancias personales, expectativas y experiencias personales.

Físicamente, se podría decir que está marcada por el momento de reconocer, más bien asumir, que el cuerpo ya no es tan ágil y se notan las limitaciones propias de la edad e inicio del decaimiento de algunas capacidades (en las mujeres es muy común la menopausia, aunque algo más tardía de los 40).

Es un conjunto de detalles que suelen concatenarse, sobre todo ante ciertas circunstancias personales en las que nos damos cuenta (y asumimos) que ya no somos como éramos, porque el cuerpo y el alma están más limitados. El cuerpo, por el desgaste de los años y exigencias que le hemos impuesto según forma de vida. El alma (nuestro interior emocional y psicológico), por la cantidad de cosas que hemos dejado atrás, a la vez que la cantidad de experiencias que hemos “cargado en la mochila”, buenas y malas, prejuicios y aprendizajes, que comienzan a hacer sentir su peso.

Es el momento en que notamos que, además de no ser jóvenes (el cuerpo y a veces la mente ya no rinden como antes); también nuestra alma o interior está muy limitado por prejuicios, hartazgos, costumbres de rutinas que se hicieron carne. Porque hemos perdido a gran parte de la capacidad de adaptarnos a nuevas circunstancias, ya que es como si nos fuéramos osificando o cristalizando en muchos aspectos interiores y hasta mentales; junto con el desánimo de ilusiones perdidas y frustraciones acumuladas por experiencia personal que, así como nos permite ser más prudentes y prevenidos, también es como un freno que nos quita el ingenuo entusiasmo de descubrir intentándolo “de nuevo”; “otra vez”; de “ir corrigiendo sobre la marcha” en la “aventura de vivir descubriendo”… ¿descubriendo qué? Si ya conocemos al grueso de lo que entusiasma y, por el contrario que a los jóvenes, sabemos que la adquisición de muchas de esas experiencias suelen ser de lo más duras y amargas. Que hay muchos detalles que pueden concatenarse arruinando las expectativas y proyectos, sumando otra frustración más.

Como dije, a la crisis de los 40 suele detonarla alguna circunstancia personal como, por ejemplo, cuando un hijo o hija se independizan y dejan “la casa vacía”; ese “hueco” o “ausencia” de aquello a lo que estábamos tan acostumbrados. O quizás por otra clase de cambio rotundo en nuestras vidas, que nos impone reestructurar y replantear a buena parte de la nuestra y cómo administrar ahora al tiempo y en qué. Porque se acabó una rutina y tenemos que improvisar y… ¡duele hacerlo!

¿Por qué duele un cambio así? Porque además de “encariñados” y “cómodos” con la misma, estábamos como embotados y entumecidos en la “burbuja y fortaleza psicológica emocional” de la rutina estable, en la convicción de que “nada cambia” (salvo cosas harto sabidas) en la vida personal e, interiormente, al tratar de adaptarnos replanteándonos la situación, la sensación es similar a cuando nos queremos poner de pie con el cuerpo entumecido por mala postura (el hábito de la rutina). Es como si a nuestra fortaleza psicológica emotiva, se le hubiera derrumbado un muralla completa, dejándonos completamente expuestos.

Por esto es que se suma desde el interior el ego, para marcarnos que es un “buen momento” para realizar un balance del rumbo que hemos dado a nuestras vidas, para revisar en detalle la perspectiva de dónde termina dicho camino y si realmente era lo que queríamos y pretendemos como recorrido, o huella que dejamos. Porque la burbuja castillo mental en la que estábamos “amurallados”, después de semejante terremoto de circunstancia de vida personal, no estaba tan bien construida y si merece la pena intentar rehacerla lo más parecida posible, o es preferible hacer modificaciones sustanciales y de qué clase.

Suelo describirlo como la etapa en la que se despierta o cobra mucha fuerza el instinto de trascendencia. De saber que nuestra vida no fue un simple parasitar animal, sino para dejar una huella social que nos permita la satisfacción de saber que, cuando ya no estemos, habrá quienes nos recuerden con cariño y afecto, por lo que les hemos dado o significado. Que hemos cumplido un rol social válido, al margen de cuán humilde o grandioso pueda ser el mismo.


Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro

Antiguamente era muy válido ese precepto filosófico, si estaba bien comprendido y realizado, porque era casi seguro que, al cumplir con el mismo, el grueso de las personas pudiera sentirse satisfecha con su vida, cumpliendo con el fuertísimo instinto de trascendencia que cobra fuerza, cada vez mayor, cuando se inicia el decaimiento de capacidades físicas. Paso a explicar el concepto:

Plantar un árbol: Recuerda que hay que hacer algo que sea beneficioso para uno y los demás, que requiere de esfuerzo y cuidados hasta dar frutos (o sombra, o madera útil para muebles), pero árbol cuyos “frutos” (o madera, o sombra), continúen siendo útiles a otros, aún cuando ya no estemos vivos, como en el caso de la frase “la gloria del olivo”, que tarda varias décadas en dar frutos (hasta cincuenta años); por lo cual pocas veces, quien lo plantó y cuidó, pueda disfrutar de sus aceitunas.

Tener un hijo: Que dé continuidad a la especie (cuando éramos pocos en el planeta) y sea motivo de verdadera satisfacción en “cómo resultó” en su capacidad de ser socialmente útil y apreciado por eso. Criar hijos no es sólo “sumar más superpoblación” cual ratones o cucarachas; es aportar a la sociedad alguien de quien podamos sentir legítima satisfacción al decir “yo lo crié y formé, u orienté y apoyé, para que pueda ser tan apreciado por su talento y vocación”.

Escribir un libro: Alude a legar a otros las experiencias útiles válidas que nos costó aprender y no cualquiera sabe. Ya que antiguamente la sabiduría o conocimientos básicos eran muy rudimentarios y no estaban al alcance de cualquiera. Un buen libro de ese estilo, era como un buen docente, padre y amigo que no envejece y está siempre a mano, a disposición de sacarnos dudas o enseñarnos algo.


Un poco más sobre el instinto de trascendencia

Si bien muchos calman a este instinto de trascendencia con el argumento de “les di todo lo que pude a mis hijos”, sea en conocimientos, en cosas materiales o herencia; pocas veces eso realmente satisface al instinto de trascendencia; la mayoría de las veces es sólo un autoengaño. Puesto que interiormente sabemos de modo innato que nacimos con una vocación y talento, o capacidades específicas, para desempeñar un rol social que pocas veces se limita a tan sólo ser un padre o madre común (por más amorosa abnegación y bien intencionados que hayan educado y criado a los hijos; o cuánto les dejen en lo material). Hay un replanteo del propio interior que hasta parece reproche de ¿Qué has hecho con tu vida? ¿Le has dado un sentido noble, que permita afirmar que has vivido con plenitud, que tuvo sentido que hayas nacido en este mundo?

En otras palabras: Resurgen los clásicos planteos básicos filosófico existenciales, sintetizados en las preguntas: ¿Por y para qué nací? ¿Hay un antes de esta vida física biológica y un después que condicione a la actual?

Pero suelen estar entremezclados con las preguntas detonantes de tal “crisis” personal como la de ¿Y ahora qué haré con mi vida? (ante la nueva situación y perspectiva o panorama personal).

Lamentablemente, desde lo académico cientificista, suelen insistir en el groserísimo error de darle a la vida un sentido más egoísta, de dedicarse más o mejor tiempo a uno mismo, a gratificarse haciendo cosas que fueron dejadas de lado o postergadas mucho tiempo; perdiendo de vista que, a lo que hay que satisfacer realmente, es al espíritu más que al ego. El ego sólo es el “asistente” del espíritu, en cuanto objetivos y mantener al conjunto del ser en buenas condiciones, pero se confunde y hasta pervierte con bastante facilidad, porque da prioridad a las cuestiones personales mundanas. Ya que si el ser no come hoy, o se enferma, no podrá sostener el objetivo a largo plazo y es su responsabilidad directa y principal, como el instinto de supervivencia y conservación.

A veces, entre las cosas que se han postergado o dejado de lado, están precisamente las que son propias de la vocación y, por eso, es que el espíritu se siente tan bien intentándolas. O, de lo contrario, no hay placer que nos satisfaga o llene por más de un rato, predominando esa sensación de “vacío” de que “nos falta algo” sin poder precisar exactamente qué (que nunca lo satisface el dinero, por más fortuna que se pueda tener). Pero el grueso de las veces que muchos aciertan en eso, es como quien ametralló al aire para cazar a patos de una bandada que pasaba volando: Con tantas balas a tantos patos, lo más probable es que alguna acierte. Prueban y prueban cosas, con lo cual muchos, al no tener claro que lo que necesitan es satisfacer legítimamente al espíritu, mediante el instinto de trascendencia válidamente aplicado, se dejan llevar en auto engaños, por lo que les dicen o afirman otros, y terminan llegando al final de sus días con terror a la muerte por el amargo sabor de boca (más bien interior) de “no haber vivido” como realmente les hubiera gustado. (Aunque hay quienes terminan muriendo perfectamente auto engañados de que no tienen nada de qué arrepentirse, tras haber llevado vidas egoístas y displicentes, pero son realmente excepciones de la regla. Inmaduros que, en ocasiones, hasta quedan como fantasmas apegados a las cosas o lugares que más apreciaron en vida. Pero eso ya es harina de otro costal).

Cuando se tiene claro lo que es el ego, las razones de los instintos y su funcionamiento, y cómo se concatena el propio ser con el resto, social, ambiental y universalmente, resulta mucho más fácil y llevadero vivir plenamente de verdad, con la seguridad de que se está cumpliendo con la propia razón de ser y existir en este momento y lugar que “nos tocó” ¡por algo!

De allí que ya antes de Sócrates existía y se le daba tanta importancia a la frase “conócete a ti mismo” y él la volvió a destacar, como lo intento también yo. Para poder conocer lo más y mejor posible a la naturaleza propia y sentido de la vida, tanto propia como de otros. Ya que es lo único que nos permite que, llegado el momento de la muerte, uno pueda estar plenamente convencido que, al menos, lo intentó bien encaminado y consciente de lo que hacía, en función de su rol en contexto.

Al comprender BIEN lo que es el ego, su función y mecanismos, resulta más fácil comprender a los demás y al conjunto del universo, además de darle un sentido a la propia vida, que nos permita sentirnos plenos en lo cotidiano, a pesar de las limitaciones o carencias posibles. Esto es lo que enseñaban, cada uno a su manera y estilo, los más grandes sabios de la antigüedad, hayan sido filósofos o creadores de religiones.

Sus enseñanzas han sido desvirtuadas y trastocadas a lo largo del tiempo por diversas razones, entre las cuales hicieron mucho daño algunos líderes religiosos o sociales, al dar su propia interpretación para destacarse ellos, o manipular las cosas a su conveniencia e intereses personales, frecuentemente egoístas y hasta contrarios a su predicamento y obra.

Bueno, espero haber podido ser suficientemente claro y completo, sin haberme ido demasiado por detalles complementarios que, a lo mejor, no interesaban.

Como complemento, sugiero leer a los temas que hay en el subforo de autoconocimiento sobre el ego.

Si a alguien le interesa que especifique más algo, que lo exprese con confianza.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

TU PUEDES!! SALIR de la Crisis, de la Sole...

Mensaje  marisola el Sáb Abr 09, 2011 8:02 am

de DON SAPO: "Aunque hay quienes terminan muriendo perfectamente auto engañados de que no tienen nada de qué arrepentirse, tras haber llevado vidas egoístas y displicentes, pero son realmente excepciones de la regla. Inmaduros que, en ocasiones, hasta quedan como fantasmas apegados a las cosas o lugares que más apreciaron en vida. Pero eso ya es harina de otro costal)."

Estoy de acuerdo con Don Sapo en todo lo redactado anteriormente, menos en este punto en concreto. Es decir, La persona inmadura llegado el punto de irse, se va y punto. No creo que se autoengañe, simplemente no se arrepiente, por que es condición intrinseca sentirse tal y como es en ese momento. EGOISTA O DISPLICENTE, pero a nuestro parecer, la criba la pone el sujeto que le observa como tal. Cuando estas en el camino de querer conocerte, el ser egoista, perdonadme,creo que es uno de los pasos más importantes. Si uno no se quiere al máximo, no puede dar al prójimo más que migajas.
Me ha encantado, la parte metaforica de plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Nuestros antiguos sabios, tenian que hacer visible de alguna manera que el conocimieto de la persona, debía de pasar a las generaciones venideras. No es para llevarselo a la tumba ( sino SI seriamos y actuariamos como EGOISTAS, plenos de conciencia). La esencia de una VIDA, es COMPARTIRLA, la parte dura, es la de jugar con honestidad, para no autoengañarse siendo conscientes y dejar el legado al que venga por detrás.

Carlos, que es lo que te llenaría el alma en estos momentos?, vive tú día con sencillez y honestidad, y la respuesta aparecera sola, cuando menos la busques, no es que la encontraras. La estarás viviendo y sintiendo.
Vuelvo a aprobechar una respuesta, para completar otras cuestiones, SI soy casi 40 añera, pero mi proceso de maduración se ha acelerado debido a las circustancias personales. Si alguien me siente 15 añera, es la parte rebelde que tengo: confieso no ser tan madura en algunos aspectos, como por ejemplo, no me retracto de que el haber introducido el tema Ho'oponopono, este mal donde esta, puesto que a mí parecer le hace referencia a algo que le vendría bien revisar a alguién en plena crisis de los 40. Por otro lado, escribo corriendo y deprisa y no reviso ni mi ortografia ni mis modales. SIENTO Y ESCRIBO.Pido PERDON, por no ser educada en esto último, pero de corazón soy honesta al dar mis opiniones y escribir mis letras. Por cierto la tabarra de rosita, es mía.Para verificarlo sólo teneis que entrar en:

http://foro.aspacegi.org/
Un foro donde los padres y personas con paralisis cerebral intercambian diferentes cositas, entre ellos alguna que otro tabarra.
Espero ir mejorando el uso del foro, pero entró y salgo cuando puedo, doy prioridad a llenarme leyendoos y reflexionando un poco. Saludos a todos.
avatar
marisola
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Crisis de los 40

Mensaje  Don Sapo el Sáb Abr 09, 2011 9:02 am

Marisola: En lo que me parece que no concordamos, es en cómo o a qué consideramos egoísmo.

Si hago hincapié en la diferencia (aclaro por las dudas) solamente es para tratar de que nos entendamos mejor con la terminología o expresiones que cada uno usa.

En mi caso, considero que el egoísmo baja al nivel de vibración del ser, lo "ata" a la materialidad y, por esa misma razón, al desprenderse del cuerpo biológico, pasan un período bastante largo de confusión, al estilo de lo que muestran en la película que creo que se denomina "los otros" (una madre con sus hijos que consideran que fantasmas le intrusan la casa, cuando los fantasmas son ellos) pero refiriéndome a una parte sobre el final, en la que muestran que un hombre estaba entre muchos, dentro de una niebla espesa, que ni siquiera tenía noción del paso del tiempo. Dicha bruma y confusión (por baja vibración) les mantiene en un plano intermedio que se conoce como el astral y dificulta o impide poder percibir a sus guías espirituales, que son los que les invitan a regresar al plano de vibración espiritual propiamente dicho (lo que en la serie de TV Entre fantasmas (Ghost Whisperer) aluden y muestran como un portal de luz y, la mayoría de los que tuvieron ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte o más bien muertes clínicas y revivieron); describen como el paso por el túnel luminoso, por el cual fueron transportado de la mano de un ser amoroso y radiante de luz (que es el guía personal, que puede tomar apariencia o mostrarse como Jesús, la virgen o algo similar, según mentalidad y creencias del individuo en cuestión); que también lo describimos muchos de los que tuvimos desdoblamientos del cuerpo o viajes astrales.

Una cosa es ser ignorante o espíritu poco evolucionado y, otra muy diferente el ser egoísta (al menos para mí), por más que con frecuencia los menos evolucionados sean también los más egoístas. (Al margen de nivel de educación, académico, cultural y económico).

En definitiva: Valorarse, estimarse sensatamente, no tiene por qué significar el egoísmo de darse prioridad absoluta ("quererse al máximo" según interpreté a esa expresión). El ego antepone a uno mismo por sobre los demás. Lo opuesto es el altruísmo, de tratar de dar una coherente prioridad a los demás, antes que una exagerada y que suele ser justificada como prudencia, respecto a sí mismo y previsiones de futuro. Caso de quienes no comparte casi nunca nada, por cuidarse que no le falte, a pesar de que podría prescindir de buena parte porque no hará más que incomodarlo. Fíjate qué curioso: Hay quienes en una emergencia prefieren racionar a lo que hay, repartiendo lo mínimo indispensable en el grupo para sobrevivir, mientras que nunca faltan los que, por quererse mucho a sí mismos, consideran que los demás "no merecen" o "que se arreglen", precisamente por la incertidumbre de cuánto podrán aguantar y sobrevivir con tan mínimas raciones.

O el capitán de un barco que se está hundiendo. Si se aprecia o quiere a sí mismo al máximo, no daría prioridad a "las mujeres y niños primero", con el obvio riesgo (o certeza) de no poder sobrevivir, por falta de botes, o tiempo para abordarlos.

En otras palabras, es más una cuestión dialéctica, de qué consideramos que abarca el concepto. Pero si me extiendo y/o continúas con este tema aquí, me parece que estaremos desvirtuando al inicial de "la crisis de los 40" y más valdría (me parece) que iniciemos otro específico.

Ah! En lo personal, lo que me parece relevante cuando alguien escribe, es que pueda entendérsele bastante bien, además de que no incurra en provocaciones o faltas de respeto notorias. Eso de que escribas apurada... te entiendo perfectamente. No es nada fácil poder ser prolijo y claro, sin que se escapen detalles de tecla, gramátia u ortografía cuando se improvisa en línea,. Yo mismo a veces me espanto de algunos detalles que se me escapan por eso.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

No problem!!

Mensaje  marisola el Sáb Abr 09, 2011 11:53 am

Querido Don Sapo, estoy de acuerdo y conforme con su explicación. En próximas ocasiones cuidare que mi léxico sea rico y no de lugar a malos entendimientos.
Yo me considero una madura con la crisis de los 40, ya medio pasada o a termino. Mi inmadurez enciertos aspectos resta brillo a otros planos como pueda ser el de creer en viajes astrales. Pero hay algo que mi madre si me enseño y a lo que no le falta razón: de tener miedo hija, tenerselo a los vivos, no a los muertos.
Con ello no digo, que no haya diferentes planos existenciales, y que algunos coincidan con crisis alrededor de los 40. Digo, que la madurez existencial va unida al respeto y grado de honestidad que uno mismo se tiene en el momento presente, marcado por las circustancias cercanas del pasado, del pasado en sí y de las expectativas que uno mismo quiera para sí en el futuro.
Concisa espero y suficientemente clara. Recuerdos.
Bueno, Carlos!! Te hemos ayudado en algo??
avatar
marisola
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

crisis de los 40

Mensaje  Carlos el Lun Abr 11, 2011 12:34 pm

Hola buen dia Marisola un gusto leerte y bienvenida al foro; si claro que me han servido lo que han comentado tu y Don sapo; fijate que me han ilustrado mucho y retomar mi camino en la cotineidad de la vida. Tu comentaste " si uno no se quiere al máximo, no puede dar al projimo mas que migajas" pero dandole o al menos asi lo intepreté yo ser egoista; pero no estoy de acuerdo pienso que eso no es ser egosita , considero mas una cualidad de la persona; ya que el quererse a uno mismo, nos va haciendo mejores personas y por ende compartir con otros lo poco o mucho que te ha dado la existencia. Porque comento esto; por lo siguiente un caso que me paso este fín de semana, mi hermana de sangre que llamaramos Susana, (por ejemplo ) y que ha sido bendecida con cosas materiales y dinero; nos invito este fin de semana a su rancho con su familia, a mi madre, mi hijo y mi persona; al llegar a su rancho una actitud de ellos me llamó la atención: Uno de sus trabajadores estaba con su familia que lo habian llegado a visitar; y ellos (mi hermana y su esposo) de entrada al verlos empezaron a sentirse molestos por que estaban todos ellos y no solo su trabajador. en esa situación vi un egosimo tremendo en ellos; si la Existencia, nuestro Padre los ha bendecido con todo lo que han logrado; no deberian ellos descubirr el lado bueno y bonito y pensar en lo afortunados que son al haber logrado lo que tienen y ayudar a los demás sin pensar en nada más ? no nos pasa nada si compartimos lo mucho o poco que nos dan proporcionado en este plano.
como dice la expresión, primero yo, luego yo y despues yo; vi claro sus egoismo; pues que daño podian hacer esos seres que no estaban mas compartiendo en un lugar su convivencia entre ellos comaprtiendo el pan y sus espacio entre ellos. vi en ello su poca autoestima ya que si dar o comaprtes te hace mejor persona o satisfaces esa parte de ti y eres feliz al compartir.
Me preguntas ? que te llenaria el alma en estos momentos ? tu me diste la resopuesta vivir el dia a dia, disfurtando las cosas buenas o malas que pasen en mi existencia, ayer disfrute plenamente la salida de la ciudad al campo, al convivir con la naturaleza los árboles, el aire, la cotineidad de la vida y esa experiencia que tuve que vivir, una gran enseñanza para mi y mi hijo; con las actitudes de mi hermana y de mi cuñada.

Carlos
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

ADIOS A LAS CRISIS

Mensaje  marisola el Mar Abr 12, 2011 4:40 am

Esta claro, que he incurrido en un error explicativo, por lo tanto mi primera aportación en estos momentos es aclaratoria.
Para mí ser EGOISTA al máximo, significa que para dar al prójimo tienes que quererlo como a tí mismo. De ahí que tu nivel de "egontrecidad" sea lo más alto posible. Pero ALTO!!, para nada he mencionado que vaya acompañado de un materialismo ni de un status social "X", . Cuando emplée la palabra "migajas" quería decir, que realmente el aporte es insustancial. Ese es mí ERROR. Esta claro, que hay personas que nada tienen, materialmente hablando, pero que el aporte humano que pueden llegar a dar, transmitir y compartir, es inestimable, invalorable, inexorable.
Con esto, corro un túpido velo, y me vuelco en pensar que me vais ha enternder en futuras alusiones al egoismo, en como lo entiendo.Espero, haber resuelto la incidencia.
Por último, mí aporte en esta crisis de los 40, Carlos, es que nuestro ciclo biologico, sufre cambios psíquicos, como físicos, pero No sólo a los 40, cada X tiempo, porque evolucionamos, y nos vamos adaptando. En esa adaptación, esta la capacidad, de un avance o estancamiento. Esta claro que para avanzar, hay que autoconocerse, y actuar con plena honestidad. Esa es la razón de que yo, personalmente haya elegido vuestro foro, porque a veces, también me estanco. Aunque en estos momentos, mis estanques no van por mi estado físico, sino por descubrir vias de llenado energetico.
Me alegro, de que el fin de semana te haya cundido y servido de crecimiento familiar. Mi "pero", es: No siempre podemos hacer que los demas vean nuestra perspectiva, pero la mejor manera de llegar a ellos, no es la Crítica (de no ser constructiva ), es dando ejemplo, desde la humildad.
Recuerdos Amigos.
avatar
marisola
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Crisis de los 40

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.