Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 14 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

La bola mágica

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La bola mágica

Mensaje  Pedro Saez el Lun Jun 06, 2011 7:08 am

Este es un cuento que he escrito uniendo fracmentos de pensadores que merecen todo mi respeto, si os gusta ire agregando capitulos.

Ahí va:

CAPITULO 1º

Abrió los ojos sabiendo que no deberían de ser todavía las 4 de la madrugada. Se incorporó y se dirigió hacia un pequeño recipiente de agua que se había llenado por el goteo incesante de una enorme estalactita. Aún faltaban dos horas para que amaneciera, pero para Saba era el mejor momento del día, en silencio se aseo un poco e inmediatamente se puso a meditar., Hacia ya mucho tiempo que mantenía este tipo de vida, era meticuloso en todos los actos que realizaba en la horas de vigilia, dependiendo acaso de los factores climáticos que le pudieran cambiar su rutina, que podían incluso obligarle a refugiarse dentro de la cueva durante horas, de no ser así , durante un día normal, su hacer era casi milimétrico., Comía lo que la naturaleza le iba ofreciendo, haciendo acopio de frutos secos, que guardaba para momentos en los que no pudiera encontrar suficiente sustento, la salud, la higiene, la alimentación y el descanso eran junto con la meditación, todo a lo que se dedicaba.
No recordaba con exactitud el tiempo que llevaba en ese lugar, pues de la ilusión que tenia del tiempo era precisamente, una de las cosas de las que quería desprenderse, no quería vivir en el pasado, ni en el futuro ni tan siquiera en el presente. Cuando llego a la cueva se propuso vivir en lo eterno, fuera del tiempo.
Cuando tomó la decisión de iniciar el camino de la perfección, tubo que romper con todas aquellas ancestrales costumbres que los Arichas tenían, tuvo que dejar la lujosa casa donde vivía con toda comodidad, así como todos los bienes materiales, que entregó a aquellos en los que confiaba, para que fueran repartidos entre los más necesitados. Saba lo hizo, aún siendo recriminado con enérgicas quejas de los que no entendían el propósito de esa locura, pero él necesiba que su mente cambiara de modo radical, sin estar apegada a libros, casa, amigos, muebles, familia etc., salir de esa vida atolondrada de un modo real, de la vida de la que se sentía apegado de forma habitual, mediante la música, el arte, los museos, el entretenimiento, la religión, la filosofía, a esa batalla que llamaba vivir, con su dolor constante y al que no sabia poner fin, a ese conflicto interno por el miedo a lo desconocido.
El impulso que dio origen a su traslado a la cueva fue la búsqueda de una autentica moral, pues no creía que aquella impuesta por la conducta social y ambiental, aquella basada en la codicia, la envidia, la competencia, el culto al éxito, etc. pudiera ser realmente virtud, o moral. El sentimiento de falta de plenitud, que iba en aumento, causado por la falta de respuestas a una larga lista de preguntas que se había estado haciendo durante toda su vida respecto a la realidad profunda del ser, y a sus cualidades fueron en gran medida una gran fuerza para que tomara tal decision. Quería conocerse a sí mismo, como el ser que hay bajo el pensador, bajo el ruido mental.
Saba había tenido acceso a la sabiduría de grandes maestros que lo habían adiestrado en las artes de la meditación, le habían enseñado que ellos siempre andaban buscando respuestas al misterio, porque estaban muy insatisfechos con el tipo de vida que vivían, tratando de dar algún sentido o significado a las superficiales actividades con las que gastaban el tiempo, ¿Puede la verdad ser encontrada mediante la búsqueda? ¿Es reconocible cuando la hemos encontrado? ¿Si la encontramos podremos decir “esta es la verdad”, “esto es lo real”?., EL pensamiento es la respuesta del conocimiento, de la experiencia como recuerdo acumulado, por lo que nunca es nuevo, ni libre, está atado al pasado y es simplemente viejo. Cuando existe la observación constante, no hay movimiento en el tiempo, “Observar” implica ver muy claramente y para ver muy claramente tiene que haber libertad, libertad del resentimiento, de la enemistad, de cualquier prejuicio o rencor, libertad de todos esos recuerdos que hemos almacenado como conocimiento, los cuales nos impiden ver. Cuando existe esa claridad, esa clase de libertad con observación constante de lo que realmente “es” ¿Qué necesidad hay entonces de buscar en absoluto? Esta siendo observado “lo que es”, cuando intentamos cambiar “lo que es” en alguna otra cosa se produce la distorsión. En la observación libre, sin distorsión, sin evaluación, sin deseo alguno de placer, en ese puro observar, vemos que “lo que es” sufre un cambio extraordinario.
A menos que uno establezca las base de la virtud, la meditación se convierte en una treta para controlar la mente, para aquietarla, para obligarla a adaptarse al patrón que dice “Haga estas cosas a cambio de recompensa”., Para comprender lo que es la meditación, uno ha de establecer primero las bases del recto comportamiento, sin esta base la meditación es realmente una forma de auto hipnosis. Si no estamos libres de ira, celos, envidia, codicia, compulsividad, odio, competencia, deseo de éxito- de todas las formas respetables y morales en nuestro sistema actual de vida- sin establecer la base correcta, sin vivir una vida cotidiana verdaderamente libre de distorsión, de miedo personal, de ansiedad, codicia, etc., la meditación tiene poco sentido. Establecer esa base es de suma importancia.
Una de las cuestiones que le preocupaba especialmente e intentaba discernir, era por qué a diferencia de todas las demás especies que habitaban el planeta, los Arichas, no habían podido desarrollar la habilidad y el poder, de obtener los cambios necesarios que los capacitara de lo esencial para poder ser guía e impulso hacia una unidad como especie, basado en el bien general, pudiendo ser este equilibrado y sin que hubieran grandes diferencia entre ellos mismos. ¿Por qué existía tal problema?
Mientras pensaba en todos estos asuntos, Saba se iba transformando poco a poco, pero no era demasiado consciente de ello. La técnica realmente estaba funcionando, empezó a ver las cosas con mayor claridad., molestias físicas que le habían acompañado en los últimos años, desaparecieron sin dejar rastro y cada vez se sentía más liviano, integro y feliz.
Saba se sentaba confortablemente y dedicaba el tiempo a contemplar su propio cuerpo, al principio en como entraba el aire por la nariz y luego en cómo salía, contemplaba con atención los picores que iban apareciendo en ciertos lugares del cuerpo, contemplaba el roce del viento sobre su cuerpo, el entumecimiento de sus piernas, el dolor de su espalda cuando llevaba ya mucho tiempo sin moverse, pero sintiese lo que sintiese, él tan solo lo observaba con especial atención y con una perfecta ecuanimidad, sin rechazo, sin fobia comprobando que después de algún tiempo todo acababa por desaparecer, siempre y cuando él, no lo alimentara con su propia energía.
Cuando sentía sensaciones agradables, como unos escalofríos que recorrían su cuerpo causándole gran placer, lo trataba del mismo modo, sin apego, con ecuanimidad desapareciendo de igual modo. Todo lo que surge en la materia si no es alimentado con algún tipo de energía, acaba desapareciendo, surge se mantiene durante un espacio de tiempo y acaba por desaparecer, toda la vida está en un movimiento constante de relación con la naturaleza de la materia.
La intención de los cinco sentidos físicos es la de detectar ciertas cosas que nos ocurren en el universo que nos rodea. Ellos pueden detectar las frecuencias más bajas pero no pueden detectar las más elevadas, cuando creemos tener una idea, una inspiración, o cuando nos ponemos felices, sin una aparente razón para ello, y por supuesto cuando soñamos, son sencillamente patrones de otros niveles de frecuencias más elevadas desde donde nos llega información privilegiada.
Ahora, lleguemos hasta el verdadero milagro del plano físico: la manera en que estas unidades de energía consciente surgen en el plano físico, provenientes del siguiente plano más elevado, conformando las unidades electromagnéticas básicas, que denominamos electrones, protones y neutrones.
Estos bloques de construcción de energía consciente, enseguida colaboran para formar los átomos de un elemento en particular tal como el carbono, el hidrogeno, el oxigeno, el nitrógeno, etc.
Un átomo puede aparecer como una construcción muy sencilla—electrones que rotan alrededor de un núcleo central – y en cierto sentido valla que lo es. Pero por otro lado, es la cosa más compleja que hay en el plano físico. La geometría y el álgebra involucradas en el diseño de los átomos que conforman el plano físico, mantendría trabajando a la mayoría de nuestros computadores más potentes, durante siglos.
El electrón no es una partícula diminuta, sino un “campo de posibilidades” una parte del espacio en el cual existe el estado de conciencia, pero de una manera tan sutil que los científicos no pueden estar seguros y por ello afirman que el electrón “probablemente existe.
Los átomos pueden permanecer libres o encadenarse para conformar moléculas. Las moléculas, a su vez, se unen para construir aquella forma, determinada conjuntamente, por las unidades de energía en sí mismas y por la entidad organizadora.
Los seres asumen la responsabilidad de dirigir la energía en forma de átomos o de moléculas, de acuerdo con sus patrones, por ejemplo, para un cristal, para una piedra, para una célula de la semilla de una planta, o para un árbol, y así sucesivamente. La estructura de ADN, que existe en el corazón de cada una de las células, es la base de datos que contiene nuestra propia historia y adicionalmente la de toda la especie.
Un árbol crece bajo la guía de un ser de energía, llamémoslo “espíritu de los arboles”, y este es quien concibe el patrón del árbol y organiza las unidades de energía de acuerdo con ese patrón. Una vez organizada la energía, “recuerda” su función y continuamente mantiene las partículas subatómicas, arregladas en patrones, cada vez más extensos.
Cuando miramos al árbol, estamos realmente viendo energía pura organizada, bajo un patrón, por un ser consciente y alerta. Nuestro cerebro descodifica este patrón de energía visual como “árbol” a través del hábito. Cuando lo tocamos con nuestras manos, son dos campos de energía que se tocan; pero nuestro sistema nervioso junta toda esta información y decodifica el contacto, como estimulación táctil. Nuestro cerebro, entonces usa la información disponible para fabricar la construcción general que nosotros conocemos como un árbol.
Si un carpintero llega y corta el árbol y usa la madera para construir una silla, altera la forma del campo más grande. Las unidades de energía consciente, que constituyen la madera, “recuerdan” su nuevo patrón y fielmente lo mantienen, hasta que algo suceda, como por ejemplo, que la silla se queme. Entonces, la energía consciente de las molecular de celulosa se reorganiza a si misma bajo un nuevo patrón, como átomos libres de carbono, oxigeno y nitrógeno, por ejemplo.
Con el solo ánimo de dar una ligera idea de tamaño, el espacio dentro y entre estos átomos es inmenso. Si un átomo fuera del tamaño de un campo de futbol, el núcleo sería del tamaño de la pelota y estaría situado en la mitad del círculo central, la primera fila de electrones estaría aproximadamente ubicada en donde se encuentran los primeros asientos y cada fila de electrones estaría separada por unas cincuenta filas de asientos. El siguiente átomo más cercano estaría como a la distancia de la ciudad vecina. Por lo tanto, cuando hablamos de materia “solida”, dista mucho de ser sólida. Y esos electrones que tú crees que son partículas diminutas, no pesan nada en absoluto. Sencillamente son paquetes de energía zumbando alrededor del núcleo a una velocidad enorme. Es su velocidad la que les da su evidente substancia, o una etapa pre-materialista, de manera similar a una bala disparada produce mayor impacto que una bala simplemente arrojada.
Ni siquiera el núcleo es sólido. Él también está hecho de partículas más pequeñas (neutrones y protones), los cuales al examinarlos de cerca, resultan también estar hechos de partículas aún más pequeñas. En este nivel, nos estamos acercando al punto en el cual la energía pura se manifiesta como aquello que nosotros creemos que es materia. También se está cerca de los límites de los instrumentos físicos. Estos pueden detectar la súbita aparición de una partícula sub-atómica pero no su trasformación de hecho, a partir de la energía pura, debido a que la unidad de energía que la creo es energía no física y esta no puede quedar registrada en instrumentos físicos.
Los físicos han concluido que la única vez que las partículas subatómicas son verdaderamente partículas es cuando se las puede observar y que el resto del tiempo, ellas son ondas de energía. Entonces los investigadores nunca pueden conocer la condición de un electrón no observado y no hay, por lo tanto, una manera para determinar la estructura básica del plano físico ni cómo explicar su funcionamiento.
A un nivel más profundo, estamos hablando de irrupciones de energía consciente hacia dentro del plano físico y luego volando alrededor a velocidades enormes, dando la apariencia de solidez, de manera similar a como las aspas de un ventilador eléctrico en movimiento aparentan ser un disco sólido. Así pues ¿es el mundo material apenas una ilusión? Si. Todo está hecho de hologramas y de ondas estacionarias.
A medida que pasaba el tiempo, Saba se sentía más liviano, parecía estar alcanzando el poder de captar energías de frecuencias más elevadas, aquella energía, la “cosa” que subyace en todas las cosas, siempre cambiante y que llega desde la fuente de todo lo que es, se sentía ser, el que conoce en lugar de ser la reacción y el juez, daba el espacio en donde la reacción se observa y se le permite ser. Veía a través de él mismo.
Un buen días se incorporó y miró las estrellas; se sintió íntegro con todo el universo; desprendía por cada poro de su piel un amor difícil de explicar. Sintió la felicidad del florecimiento de la relación que mantenía con la naturaleza, completo, en paz, con un amor en estado puro que no venía de él mismo, sino de más allá y en este estado se propuso dedicar su vida en ayudar a todos los demás.

avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: La bola mágica

Mensaje  Don Sapo el Lun Jun 06, 2011 6:43 pm

Incurres en algo que actualmente es muy común, pero yo detesto: El dar por obvias suposiciones, o teorías de terceros, que son falaces.

Por ejemplo: Eso de juntar agua de estalactitas y alimentarse con frutos secos que recogía ¿de dónde? Los frutos no se secan de modo natural. Requieren de un proceso y condiciones ambientales que no son fáciles de lograr (aireación constante, al sol, con baja humedad y protegidos de contacto con insectos de cualquier clase).

Al margen de eso, que puede ser considerado un detalle menor, intrascendente; continúas describiendo que aprendió a ignorar las señales físicas de mala postura, cuando se siente dolor o entumecimiento. Cuando se ignora a esas señales, como describes, lo que se logra no es ir dejando atrás achaques para sentirse cada vez mejor; por el contrario: El cuerpo se va resintiendo por el maltrato obvio y negligente de ignorar las señales del cuerpo, de que se debe cambiar de postura, o no realizar esfuerzos desproporcionados a las propias capacidades musculares, óseas, circulatorias, etc.

Peor aún cuando das por válido al método de desprenderse de emociones, ligándolo con ignorar señales de toda clase. Porque esa no es una forma correcta de liberarse de cargas molestas, sino de cerrar la mente reprimiendo a lo que necesita ser curado. Es análogo a tener una infección en un dedo y decidir “liberarse” de la misma, simplemente no alimentándola con la propia energía. Lo más probable es que se convierta en gangrena que, como ya no duele, por más que huela horrible, porque el olfato termina dejando de percibirlo (en realidad el cerebro deja de prestar atención a las señales olfativas específicas), se dé por obvio que “ya está mejor”, porque ni duele ni huele y se aprecia que está “seca” la zona, en un ¿mejor nivel de energía?

A tal ermitaño contemplativo, rápidamente se le desarmarán las estructuras moleculares energéticas cuando, queriendo usar la parte “seca” por la gangrena, note que ésta, además de estar inútil de movimiento y sensibilidad, SE ROMPE FÁCILMENTE y se desprende del cuerpo, como las hojas y ramas secas de los árboles.

Si hilamos mucho más fino en la TEORÍA del manejo voluntario de la energía más sutil y profunda, no se necesitaría de ninguna clase de alimento, ya que cada poro del cuerpo permitiría “respirar y alimentarse”, extrayendo del aire mismo y sus partículas en suspensión, a lo necesario como la humedad para hidratarse y micro partículas de “polvo” como alimento para renovación celular. Pero ¡ojo con esto! Porque es algo que ya muchos han intentado, incluyendo yoguis de lo más asombroso en logros, y NADIE pudo hacerlo a lo largo de toda la historia. Lo máximo que sí: Poder disminuir hasta dejar en estado latente, aletargados estilo hibernación, a todo el cuerpo físico por varios días seguidos, consumiendo una mínima, irrisoria, cantidad de oxígeno durante ese lapso (sepultados en ataúdes de cristal, pero no más de un par de semanas).

Por otra parte, la realidad dista mucho de ser “mera ilusión” como MAL se interpreta a las enseñanzas hindúes y budistas. (Que no lo explicaré aquí ahora, porque el tema da para muy largo, con lo cual desvirtuaría al tema de tu cuento y además ya está descrito en otros posteos).

El tema principal de mi comentario es más que nada el siguiente planteo:

¿Hasta qué punto, moral o éticamente, podemos escribir ficticiamente como cuento, relatando y dando por válidos a detalles que suponemos probables pero no hemos corroborado fehacientemente?

¿No sería una forma de tentar a otros a que lo intenten poner en práctica?

Ya sé que es tema de larga discusión la responsabilidad propia sobre la “imbecilidad” ajena de cómo se interpretan las cosas. Por eso es que terminé escribiendo un nuevo tema, para no desvirtuar a éste, que es: Para un escritor ¿Todo vale? ¿O hay responsabilidad ética?

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.