Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 13 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 13 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Panorama socio político de Argentina a Julio de 2011

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Panorama socio político de Argentina a Julio de 2011

Mensaje  Don Sapo el Dom Jul 03, 2011 4:00 pm

Aquí tenemos una viejísima expresión irónica respecto a la conducta de la clase dirigente de este país, en especial los políticos: “Argentina es el país de la joda” (joda como expresión de chacota, de tomadura de pelo, de un “viva la Pepa”).

Frase que no suele perder vigencia nunca, a excepción de ocasionales meses en los que hay un nuevo presidente con alto consenso social, porque supo crear expectativas positivas de cambio real. Pero poco a poco la realidad cotidiana de los hechos hace que resurja la frase y cada vez con más fuerza, hasta el extremo que, actualmente, es ínfimo el porcentaje de personas que consideran “que es posible un cambio profundo”; que “este país tiene arreglo”.

¿Qué detalles evidencian que Argentina es el país de la joda? Paso a explicarlo.

1.-
Modificación de leyes y hasta de la Constitución “a gusto” según necesidades del gobierno mayoritario. (“Hecha la ley, hecha la trampa” mediante la cual poder burlarla, al margen de lo que es verdaderamente JUSTO).

Las dictaduras militares se permitían la atribución de “suspender la vigencia” de la constitución, para declarar el “estado de sitio” y hasta aplicar la Ley Marcial (la militar a soldados en tiempos de guerra). Los políticos “democráticos”, simplemente reforman la Constitución Nacional, la parchan y enmiendan de modo tal que quede acomodada a las “necesidades” de las circunstancias para “salvar al país” (o mejorarlo como corresponde), pero sin aclarar que, como “país” consideran únicamente a “yo y los míos” (de la camarilla política partidista y aliados); teniendo en cuenta que, también, hay que acallar a rivales con ciertas concesiones pero, al pueblo en general… lo consideran “bien de uso” cuyos derechos son pura retórica.

2.-
Los DNU (Decretos de Necesidad y Urgencia). Son medidas que puede tomar el presidente en ejercicio, que son SECRETOS y NADIE puede cuestionarlos. O sea: Tiranía y despotismo absoluto, al margen de cuán válida o equivocada sea esa “necesidad y urgencia”. ¿Mejor ejemplo que el popular “corralito” que impuso Domingo Cavallo a los ahorristas bancarios, que equivalió a quitarles todo el dinero en bancos, salvo el equivalente a un par de sueldos y, a cambio, les dio bonos ¡a pagar al décimo año! que son como pagarés “negociables” (en montos irrisorios que se aproximan al monto real cuanto más cercana esté la fecha de vencimiento de los mismos). Medida con la cual se beneficiaron millonariamente quienes tenían dinero en el extranjero, pero arruinó a los que dependían de sus ahorros; ya que tuvieron que mal venderlos, por menos de la mitad del valor, enriqueciendo más a los ricos, que podían “esperar el plazo” para recuperar el valor y hasta con ganancias de intereses.

3.- Las coimas (sobornos); intimidaciones y connivencias inmorales con legisladores (diputados y senadores) son práctica corriente de todo gobierno; pero únicamente una vez se logró filtrar públicamente tal práctica, con un escándalo planetario que, aún hoy, después de más de 10 años, la justicia quedó empantanada y, los responsables (sobornadores y sobornados), sin terminar de esclarecerse en lo judicial quiénes fueron cuánto y sin sentencia adecuada. (Me refiero a cuando estaba como presidente De la Rúa, cuyo hijo “novió” con la popular cantante colombiana Shakira).

4.- Las mediciones del bienestar de la economía y población en general, se basan en “yo y los míos” que, mediante generosas dádivas de subsidios y prebendas ¿Cómo puede andar mal algo? Sin ir más lejos, los escandalosos resultados de índices económicos oficiales, medidos por el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) no se lo creen ni los extranjeros, por la alevosamente distorsionada y subjetiva forma en que llegan a las conclusiones e informes oficiales.

5.- A falta de dinero suficiente en las arcas del Estado para continuar con la “fiesta de estar en ejercicio del poder”, hay dos “soluciones” recurrentes. La primera, aumentar los impuestos a ciertos productos o consumos, con pretextos que les parezcan creíbles. La segunda, endeudar al Estado tomando préstamos de extranjeros, como del FMI, Banco Mundial y similares (deuda externa).

De este modo, la deuda externa Argentina ha sido siempre como un hierro al rojo que se patea para adelante, con la intención de que sea la próxima administración (presidente y camarilla) quienes tengan que ver cómo hacen para salir del atolladero. Con el agravante que, además, también se continúan subiendo impuestos hasta el absurdo de tener un IVA (Impuesto al Valor Agregado) que es del 21 %.

El porcentaje de IVA, para quienes no sean muy avispados en este asunto, es el equivalente a ¿cuánto de mis ingresos (que no ganancias, porque tienen impuesto aparte) debo compartir con el gobierno o Estado? O sea: de cada 100 que me ingresan, 21 son para el gobierno (más lo de otros impuestos como Ingresos Brutos e Impuesto a las Ganancias, para montos superiores a sueldos de obreros y empleados de bajo escalafón económico).

A tal extremo, que hay productos en cuyo valor (el pagado por el “consumidor final”) puede llegar hasta un 50%, ó más, de impuestos previos que fueron recargados al producto; según qué necesitemos “consumir” o “adquirir”. (Ejemplo de este 50 % es tabaco (cigarros y cigarrillos entre otros), y también automóviles, pero son muchos los casos donde se superponen al IVA otros impuestos varios “excepcionales”, ya que ningún empresario deja de ganar “su porcentaje” sobre el valor del producto en base a costos totales, en los que cuenta a todos los impuestos o contribuciones al estado).

Yo no soy bueno con los números, siempre lo reconozco, y mucho menos un economista. Pero sé perfectamente que, para los porcentajes que se recaudan mediante impuestos, es imposible que “falte dinero” y hasta se endeude al país, para los montos que se manejan de obras reales que se están haciendo. Los números no cierran ni en broma. Hay un “desfalco” o, como mínimo “bolsillo roto” en infinidad de áreas de gobiernos.

Por ejemplo, las noticias del diario Clarín, si las conjugamos, son harto elocuentes:

El Gobierno compra gas sin licitación por más de US$ 40.000 millones

Así, pagamos sobreprecios escandalosos de infinidad de “inversiones” y “obras” del Estado. Como en este caso del gas ¿cuántos más hay que venimos padeciendo desde hace décadas, como los subsidios a empresas privadas o licenciadas por el estado, como los ferrocarriles de Buenos Aires y líneas aéreas?

¿Es necesario subsidiar a los ferrocarriles y transporte público de pasajeros en general, en lugar de descentralizar y hasta pagar mejores sueldos en los escalafones más bajos, para que puedan pagar lo que realmente vale el transporte, pero evitando el absurdo de viajar diariamente largas distancias con la pérdida de tiempo de vida útil que ello implica, más el cansancio del viaje y desgaste de vehículos, más consumo de energías no renovables?

Respecto a la pésima concepción de los subsidios, que casi siempre van en su mayor porcentaje a quienes no los necesitan o cobran “por demás”.

El desafío de pasar de subsidiar la oferta a subsidiar la demanda

Que en realidad no se trata de subsidiar oferta o demanda; sino de subsidiar a la creación de fuentes de trabajo válidas y actividades necesarias para el progreso del país (quitarlo de su estancamiento) como, por ejemplo, las energías alternativas y medios de transportes que las utilicen. O descentralizar a las grandes urbes, especialmente Buenos Aires y sus alrededores, que se vuelven “imán” o como una “Meca” para los pobres y los que buscan oportunidades; como también el sitio ideal para rapiñas económicas por parte de grandes empresas; en terrible desmedro de la calidad de vida en general, en especial del resto de la Nación, como queda harto evidente en esta otra noticia:

Las provincias exigen soluciones por la falta de naftas, garrafas y gas

O sea: Para Buenos Aires (Capital y conurbano) “casi todo”, para los demás lugares… ¡las sobras, si es que quedan!

Pero… a pesar de que “para Buenos Aires casi todo”; porque la política de siempre es aplicar paliativos momentáneos entre los “amigos”… llegamos a extremos como éste, de pauperizar al resto del país e, incluso, a la vampírica Buenos Aires, con casos como éste, en el que se destaca que, el hospital pediátrico público y mejor equipado del país, está totalmente colapsado.

Estado de alerta en el hospital pediátrico más prestigioso

¿A qué se debe tal colapso? Simple: Pésima distribución y manejo del erario público del Estado.

Peor aún: ¿Cómo estarán los demás hospitales y sanidad pública en general, si dicho hospital, el Garrahan, que no llega ni a 25 años de construido e inaugurado y es “orgullo nacional” al que se le da completa prioridad, por su altísimo equipamiento de “primer mundo” en alta complejidad, está en una situación tan LAMENTABLE?

No es casual que la mitad o más de los que llegan al mismo, provengan de zonas cercanas que tienen otros hospitales que, teóricamente, deberían poder atenderlos perfectamente. Es obvio que, para los políticos, la salud es cosa de ricos, de los que pueden permitirse el perverso juego de gastar un dineral en salud de por vida, aportándolo al entramado de la medicina privada.

Pero más obvio aún, es que no existen partidos políticos con verdadera capacidad de manejo y administración del Estado Nacional. Sólo camarillas de advenedizos. Porque este país es harto rico en recursos territoriales y con baja densidad poblacional en relación a cualquier otro país. Si a esto sumamos una altísima presión recaudación fiscal e impositiva ¿Cómo se explica que el dinero no alcance para que todos tengamos una digna forma de vida, salvo por dilapidar pésimo al erario público y corrupción alevosa? ¡No tienen vergüenza!

RES, NON VERBA (Hechos, no palabras) Decía un romano hace milenios.

En este país, en el que nací y al que dediqué el grueso de mi vida laboral, yo no tengo cabida. Los hechos lo demuestran. Pronto, además de no poder ganarme la vida digna y éticamente, para poder sustentarme; tampoco tendré siquiera un techo bajo el cual cobijarme de los rigores climáticos. ¡Se lo debo y agradezco a mi país! En especial a los políticos que se han sucedido en el poder desde el retorno de la democracia, allá por 1983. Porque me han arruinado varios emprendimientos laborales, algunos de ellos que ya eran estables, y jamás recibí nada del estado, aunque siempre cobran los impuestos y hasta los exigen por vía judicial. Mas ¿quién puede hacer juicio al estado por "abandono de persona" y negligencia, o insuficiente desempeño de las funciones del estado, en perjuicio de ciudadanos honestos trabajadores, que han quedado sin reinserción laboral y sin techo? Los abogados (o letrados) de los tribunales, prácticamente se me rieron en la cara al plantear tal situación (y lo he planteado varias veces, a diferentes funcionarios, en diversas épocas y tribunales; más como consulta de "una curiosidad", que por considerar que podría tener alguna cabida tal reclamo).

Un país (o sociedad) que no cuida a TODA su población, es un país que discrimina y margina. Actitud que le condena a fragmentarse y debilitarse para quedar en un atraso que le implicará un quiebre y disolución, quedando desamparado a la libre rapiña de los más fuertes del planeta. Lo ha demostrado la historia y seguimos tropezando con la misma piedra de ignorar que "la unión hace la fuerza", en contraposición del "divide y vencerás"... para ser fácilmente vencido por otro que sepa dividir tu actual fortaleza.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.