Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Aprender a pensar mejor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aprender a pensar mejor

Mensaje  Don Sapo el Mar Oct 25, 2011 5:46 pm

Todos creemos que sabemos pensar, porque usamos a nuestro cerebro recurriendo a la memoria, comparando datos y sabiendo optar entre alternativas que hemos alcanzado a elucidar.

Sin embargo, el gran error masivo es considerar que hasta se piensa mucho cuando únicamente se le dan vueltas y más vueltas a un mismo asunto que parece no tener más alternativas, pero porque no logramos cambiar la perspectiva del punto de vista o forma de analizarlo, aunque creemos que sí, lo hacemos. Tal vez muchos lo hagan, pero de modo muy simple.

Pensar no es únicamente usar al cerebro esperando que solito haga el trabajo de hacer aparecer soluciones o alternativas. Eso es más bien el piloto automático de la mente; usar a sus funciones más básicas y elementales.

Pensar de verdad, implica mucho más que el simple procedimiento descrito en el primer párrafo. Pues incluye reflexionar buscando asociaciones nuevas de ideas, entre cosas o situaciones que en apariencia no tienen relación ni comparación. Es decir: Buscar paralelismos y semejanzas de funciones y procesos con sus resultados, como si fueran analogías o símbolos de lo que nos ocupa.

Un claro y tradicional ejemplo de verdaderos pensadores, es recurrir a los procesos de la naturaleza para aplicarlos a los seres humanos. La semejanza entre el crecimiento de árboles con el de los seres humanos, el paralelismo que hay entre las necesidades físicas del árbol con las interiores de los seres humanos en su educación y desarrollo, es excelente muestra de cómo han logrado hallar un paralelismo muy válido para hallar soluciones a cosas que parecen imposibles de explicar sin esa comparación.

Lograr trazar paralelismos acertados entre situaciones que no parecen tener nada en común (como el crecimiento y desarrollo de árboles y humanos), es la mejor forma de ampliar el criterio y mejorar el razonamiento, a la vez que descubrir y corroborar cuánto se interrelacionan y asemejan las cosas entre sí. Porque en el universo todo parte de esquemas simples, multiplicados y recombinados entre sí, para dar forma y aspecto a todo. Por ejemplo, los principios básicos de la cadena genética, que son de lo más simples; lo que la vuelve compleja es la cantidad de combinaciones que se pueden lograr a partir de cuatro elementos puestos de a pares, y cuáles estén activos de los que no, de las 64 combinaciones posibles. (Que no es casual que, el juego del ajedrez, tenga 64 escaques o casilleros, con dos bandos (blancas y negras) que tienen sus dos mitades: lado femenino o de la reina y masculino o del rey. Porque son cuatro elementos: torres; caballos; alfiles y reyes (los peones son semillas o potencias de éstos), combinados de a pares de opuestos y complementarios, como en la cadena genética, que se atienen a desplegarse o interrelacionarse en la limitación de las 64 casillas, alternadas en 2 colores).

Forma parte de la naturaleza humana el buscar asociaciones y semejanzas en procesos y situaciones. El problema es que nos enseñan y hasta condicionan a atenernos a fórmulas muy concretas de recurrir a lo que ya es sabido o estipulado por otros, dependiendo de la memorización de soluciones y alternativas específicas para cada caso y cosa puntual. De este modo se nos desalienta y pervierte al instinto natural de buscar asociaciones válidas comparando hasta lo que parece absurdo que pueda tener algo en común. Pero ¿Es absurdo comparar a las actividades de jardinería con la educación y desarrollo humano? ¿Es absurdo considerar a la savia de los vegetales como análoga a la sangre de los animales?

Lo que sí, resulta absurdo, es dotar de características humanas a objetos inertes, como suelen hacer muchas películas infantiles, como en el caso de la película de Disney “La bella y la bestia” en que hasta las teteras y platos son “humanos” con otra forma y aspecto. Porque eso lleva a confundir las mentes de los niños y jóvenes, que pasarán a considerar que fantasear hace válido a todo y, luego, el mal hábito les vuelva incapaces de poder discernir las analogías realmente válidas de las que no, en paralelismos de funciones y estructuras tan naturales como universales.

Fantasear no es plantearse cualquier absurdo, por más que parezca así. Es permitirse el planteo ¿Qué pasaría si…? Y analizar hasta qué punto tiene sentido, o no, tal planteo, para poder aplicarlo en adelante como parábola o paralelismo de otras situaciones, procesos o mecanismos.

La fantasía e imaginación, son pilares del desarrollo y descubrimiento de variables válidas en el trazado de paralelismos o analogías. Pero hay que saber orientar a la mente para que no desvirtúe a las cosas a extremos realmente absurdos, sino a enfocarse en “lo que es posible” y tal vez muy válido.

En este asunto, el escritor Julio Verne fue un excelente maestro. Sobre todo al imaginar las características del submarino Nautilus (de su obra 20.000 leguas de viaje submarino). ¡Eso es fantasear con sensatez!

Gracias a permitirse fantasear, imaginando cosas alternativas con mucha libertad, pero sin incurrir en el libertinaje de dar por válidos a absurdos que contradicen la naturaleza (como objetos inertes cotidianos con conductas, pensamientos y sentimientos “humanos”) es el arte de saber pensar y razonar con amplitud de criterio y mayor profundidad. No por la capacidad de fantasear en sí, sino porque ésta agiliza la mente en hallar paralelismos y analogías.

Paralelismos y analogías que, al combinar conocimientos de alternativas y soluciones de una en otra, es como se hallan a esas variables que las demás personas consideran geniales o magistrales.

¿Acaso la capacidad de vuelo y sustentación, no se logró asociando y comparando a las alas de las aves? La aerodinámica ¿no surge de imitar a detalles de las formas animales más veloces? (delfines, por ejemplo). El procedimiento de pensamiento por código binario en las computadoras ¿no surgió de la imitación del razonamiento básico animal y humano? ¡Si hasta la invención de la rueda surgió de la observación y trazado de analogías de cómo rodaban troncos rectos y lisos!

Lo descrito hasta ahora no es más que la punta del témpano de la importancia de saber realizar asociaciones trazando analogías y paralelismos válidos o posibles. Porque todo esto también es aplicable en lo psicológico y social.

Basta con observar que, desde la más remota antigüedad, ya se alegorizaba a las cavernas como análogas a estar en el útero materno. A lo fálico con lo fecundador. Al suelo o tierra con la “madre” que gesta y da a luz. ¿Cómo es posible que, el grueso de la humanidad, aparentemente haya perdido esa capacidad tan potente de trazar analogías válidas?

¿Es que tenían más inteligencia en la antigüedad y la estamos perdiendo? ¿O sólo estamos demasiado informados pero pésimamente ejercitados en desarrollar nuestras mejores capacidades? (que se están atrofiando).

¿Mejor ejemplo que únicamente aquella que denominamos como cultura occidental ha considerado a la naturaleza como “objeto agresivo y poco útil”, de la cual asumía no depender y, por eso, no acostumbraba respetar en absoluto? Con el agravante de dar a entender que la “ley de la selva” es tan sólo “la del más fuerte” sin concierto, armonía o equilibrio. Absolutamente todas las demás culturas la consideraban como un ser vivo o ecosistema. Los nativos de América, hasta trataban de “hermanos” a los animales, teniendo claro que sólo debían matar en defensa o por necesidad de alimento, pero nunca por placer o ambiciones no imprescindibles.

Así también es de válido eso de que “los demás son el espejo distorsionado en el que nos miramos”. O que “la familia es la célula básica de la sociedad”; porque la sociedad entera es “orgánica” ya que funciona como un organismo o cuerpo animal, en el cual las células se agrupan para formar órganos y sistemas y, todo el conjunto, forma a un “individuo” que, al igual que los grupos sociales y culturales, tienen su propia individualidad con reacciones colectivas (antropología y sociología pura).

Mas… ¿Cómo podríamos siquiera entendernos a nosotros mismos? si somos incapaces de observar y analizar sensatamente, para descubrir los paralelismos que nos permiten reconocer detalles básicos comunes, y profundos, de nosotros mismos en los demás y en el entorno ¡Porque ni nos molestamos en ejercitarlo!

Pensamos, sí, pero en “piloto automático” para recurrir tan solo a lo que pueda aparecer de lo que se logró conservar en la memoria; tratando de deducir únicamente en base a lo concreto del momento y situación, sin molestarnos en buscar paralelismos con otras cosas que parezcan no tener nada en común. ¡Así jamás vamos a darnos cuenta de infinidad de obviedades que no ingresaron previamente a la memoria como informaciones “a tener en cuenta para tales circunstancias”!

Pensar es “mucho trabajo” cuando se lo toma de ese modo, en lugar de asumirlo como un juego o desafío, de descubrir posibles similitudes válidas con cosas de otras áreas.
Proponte tomarte ratos diarios para jugar con la imaginación en comparar mentalmente a cosas que parecen no tener nada en común y ver si logras hallar alguna relación o paralelismo válido. No sólo en objetos, sino en procesos o mecanismos de conductas.

Como también proponte aprender algo nuevo cada día en otras áreas de lo que no te sea cotidiano, como detalles de la naturaleza ¡así sea simple jardinería! (Que tiene muchos detalles tan complejos como interesantes). O de las formas de vida de animales y sus costumbres. O a detalles de situaciones históricas que se concatenaron para marcar diferencias importantes. Porque todas esas informaciones que ingresen a tu memoria como datos curiosos e interesantes, te serán más que útiles para ser más hábil en trazar comparaciones y analogías.

Cuanto más vayas conociendo de los mecanismos básicos de diversas áreas, más fácil te irá resultando hallar semejanzas y reiteraciones de esquemas, estructuras y conductas. Como también de relacionarlo con las conductas individuales y sociales que, a su vez, son reflejo deformado de las tuyas propias.

Todo eso, va desarrollando la capacidad de empatía, que permite comprender cada vez más y mejor a prácticamente todo lo que observes, aunque no seas un entendido o experto.

Por ejemplo en mi caso, al leer historias (así sean de buenas novelas, preferentemente basadas en hechos reales) o películas y series; con frecuencia hago pausas para trazar analogías y dejar vagar a mi pensamiento por asociaciones que parecen veleidosas, pero muchas veces aciertan en descubrir paralelismos o semejanzas que me aportan comprensión de otras cosas. Sobre todo al finalizar la lectura o película, suelo reflexionar ¿qué situaciones he conocido que tengan detalles comunes con lo que acabo de leer o ver? Y ¿cómo se han resuelto o en qué han desembocado? ¿Podrían intercambiarse algunos hechos y los respectivos desenlaces? ¿Por qué sí, o por qué no? ¿Qué marca las diferencias? ¿Qué patrones de situaciones o conductas hay en común?

¡Y lo tomo como un entretenimiento didáctico, no como una obligación auto impuesta!

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.