Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 16 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 16 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Introspeccion

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Introspeccion

Mensaje  Pedro Saez el Vie Nov 18, 2011 5:32 pm

El descubrimiento, comprensión y conocimiento de uno mismo, parece ser una de las cosas mas difíciles en la vida por alcanzar; El engaño al cual nos arrastra constantemente nuestro ego es difícil de evitar, y por este mero hecho nuestra conciencia es sometida a la mediocre lucidez.

Pero ¿Por qué el ego actúa de esta forma?
¿Por qué cuando nos referimos a el, lo hacemos como si fuera algo ajeno a nosotros?

Lo que está claro es que a nuestro ego lo alimenta nuestro pensamiento, como al resto de la psiquis.

¿Qué es lo que alimenta nuestro pensamiento?
¿Nuestra percepción?
¿Se puede poner freno a los pensamientos que nacen y crecen y se mezclan y que no parecen acabar?

¿Quien nutre nuestros pensamientos?

¿Quizás la costumbre de tener una imagen de nosotros mismos? Tal como sugiere Krishnamurti.

¿Sin imagen acaban los pensamientos?

¿Sin imagen? ¿Que queda de mí?

La imagen que he creado de mi mismo ¿Es eso mi ego?

¿Es mi ego por lo tanto ficticio? ¿Y que alimento constantemente con mi propia idea de lo que creo ser?

¿Pero quien creo ser?

¿Qué me gustaría ser? ¿La imagen que retengo de otro?

Eso seria otra imagen, y por lo tanto no seria yo realmente.

¿Acaso las normas de conducta no son las imágenes creadas de otros?

¿Dónde cabe la libertad del ser, ahí?

¿Acaso las religiones sugeridas no son imágenes por adquirir?

¿Acaso los fines posibles por alcanzar no son las imágenes de otros y que nos gustaría adquirir? ¿Dando por resultado la adquisición de otro ego?

¿Por qué lo adquirible lo deposita nuestra mente en el futuro?

¿No es quizás una autodefensa, por estar equivocados nuestros posibles logros?

¿Qué queda de nuestra mente sin pensamientos, ni metas?
¿Nuestro autentico yo?

No cabe otra posibilidad.

Y llegando a esta deducción ¿Qué hacer con ese autentico yo?

Sin pensamientos de mi ego, ¿Quién guiará mis pasos?

¿Debo de depositar toda mi fe en ese estado?

¿Qué pierdo por intentarlo?

¿Cómo debo de escucharme a mi mismo para percibir mis propios mandatos?

¿Será posible escucharme, si elimino o acallo en gran parte los pensamientos del ego, los deseos del ego, sin desear las metas de otros egos?

¿Podré entender lo que escuche?

Eso espero.
avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Don Sapo el Sáb Nov 19, 2011 12:53 pm

Pedro:

A lo largo de tus planteos, salta a la vista que no has comprendido bien qué es el ego y cuáles sus funciones y mecanismos, como si no hubieras leído o comprendido a los temas que ya posteé al respecto en esta misma sección de “autoconocimiento”.

Eso lleva a que los planteos surjan desordenados y se entremezclen enredándose como si fueran intrínsecas y una misma cosa, cuando con frecuencia hay conflictos entre lo que aprendió socialmente el ego, respecto de lo que verdaderamente necesita y/o de lo que solicita e impele el espíritu.

El ego es la parte animal que rige sobre las funciones operativas del ser, como la tripulación completa de una nave, excepto el capitán (espíritu) que parece no estar nunca o dormido; más el consciente (como el segundo de a bordo o mando) que, más que “pensar”, suele limitarse a “optar” entre las alternativas que propone el ego (que abarca más del 90 % de lo cotidiano de nuestro ser).

Mientras no analices y reflexiones desde esta forma de concebir las cosas, seguirás cayendo en pequeñas trampas egóticas de confundir la paja con el trigo, de lo que es o no el ego.

Te paso un ejemplo típico de cómo interactúa nuestro interior:
El espíritu hace surgir la inquietud de ¿Para qué estoy viviendo? O ¿Qué estoy haciendo con mi vida?

El consciente la plasma al ego que, inmediatamente, intenta buscar en la memoria respuestas hechas y datos que haya asociado como “válidos” para relacionar o insertar en esta temática.

Todo el proceso que pasa en la mente, ideas, recuerdos, asociaciones, no son otra cosa que la actividad del ego reflotando datos que conservó y mostrándolos a la parte consciente, para ver si el consciente decide algo o logra dar por finalizada la tarea y calmar a la inquietud espiritual.

La parte consciente de nuestro ser, es casi un simple observador de la actividad del ego, que suele aprobar, o insistir en que el ego continúe buscando intentos de respuestas o soluciones.

El espíritu, sólo parece lanzar piedras fugaces, como sentimientos de inquietud muy específicos, que no son fáciles de diferenciar de las incomodidades y resquemores del ego ante situaciones desconocidas o sospechosas. Aunque el espíritu también suele dar muestras de alegría o satisfacción ante ciertos logros o resultados, como cuando sentimos plenitud y satisfacción completas. En lo demás, aparentemente es casi como si no existiera, o no tuviéramos espíritu.

De este modo, salvo excepcionales sensaciones en cuestiones puntuales, pero claves para la vida personal, el resto es diálogo y procesos egóticos mostrados a nuestra parte consciente para que vaya aprobando u optando entre alternativas que se le ocurren al ego, al margen de cuán objetivas o correctas sean las asociaciones y conclusiones a las que llegó el ego.

Nuestro ego hace de fiscal y defensor subjetivos, esperando que la parte consciente, como juez de instrucción, sepa darse cuenta si algo está mal y qué es, para que el ego lo busque y complete los datos.

El detalle es que el ego suele dar por obvio que, lo que no encuentra de buena a primeras, es “imposible” de hallar y que, por lo tanto, el consciente debe tomar decisiones en base a lo limitado que el ego ofrece. Esta es la trampa egótica más común: Argumentar que “no sabe cómo hallar más o mejores datos”. Presentar al consciente que “no hay posibilidad de más” o mejores datos, o enfoque y tratamiento más efectivo del asunto que uno reflexiona. Que es esta actitud del ego la que suele lograr que la parte consciente no sea más que una marioneta del ego, convirtiéndose tal persona en lo que se alegorizó como "minotauro". (En esto, resulta clave aprender a ejercitar el pensamiento mayéutico socrático, de saber cómo formular las preguntas y concatenarlas adecuadamente, para que la respuesta surja como por sí sola).

Esto sucede así porque el ego es “animal de costumbres” (no sólo físicas, también en procesos mentales y emocionales). Se rige por lo que incorporó y hasta le molesta tener que cambiar hábitos o reformar métodos, salvo que sea de modo lúdico, para satisfacer curiosidades y experimentar cosas placenteras o, por el contrario, por pánico y evitar “como sea” a posibles situaciones traumáticas. Por esto es que antes se “enseñaba” sugiriendo juegos, imponiendo hábitos y costumbres o, también, más veloz pero traumático: a través del miedo y castigo, sobre todo en aquello que no se había aprendido de pequeño en forma lúdica, como juegos.

La trampa mental reside en que el ego, más que buscar alternativas válidas o diferentes a las que conoce, prefiere justificarse ateniéndose a lo conocido y habitual, siendo muy hábil en convencer a la parte consciente de que “no hay más”, o que resulta “imposible” o, también, en postergar indefinidamente al tema, haciéndonos prestar atención a otras cuestiones que también nos importan (necesidad de ir al baño, sed, que estamos necesitados de descanso, etc).

Entrenar al ego, es muy parecido a entrenar un animalito para hacer cosas específicas. Hay que saber cómo estimularle, gratificándolo en sus avances, pero sin saturarlo demasiado con exigencias, amenazas o malos modos; ni tampoco demasiado tiempo por vez. Pasa por ir creándole hábitos o costumbres adecuadas, corregirlo de a poco, con amable firmeza de voluntad, basada en razones coherentes, que el ego mismo también pueda comprenderlas y estar de acuerdo aunque no le agrade mucho.

El ego no sabe de imposiciones caprichosas o incoherentes, pero puede creársele el hábito por frecuencia de imposición o razonamientos falaces. Así es como el ego termina amando a lo “malo conocido”, por la fuerza de la costumbre y todas las cosas “positivas” que asoció con tal costumbre o actitud, aunque sólo fuera porque ocurrían simultáneamente (caso del masoquismo, que asoció “quien te ama te maltrata” y, así, concluyó erróneamente, desde lo emocional, no intelectual, que el maltrato es una especial forma de expresión de afecto).

Para ello, hay que vivir muy atento a uno mismo. Para poder darse cuenta cuándo, sin querer, el ego se está rigiendo por algún mal hábito, prejuicio o razonamiento falaz y, en lugar de enojarnos con él o con nosotros mismos “por tontos”, comprender lo que es la fuerza de las costumbres o falsas necesidades (el ego automatiza esquemáticamente a todo lo que maneja), para reiterarnos cosas como “esta vez me descuidé, me pudo el hábito, pero debo sostener la atención para que no vuelva a pasarme”.

Un ejercicio simple, sencillo y muy eficaz para corroborar qué fácilmente nos pueden las costumbres (cuánto le cuesta al ego aceptar los cambios), es proponerse evitar el uso de la expresión “te quiero”, por posesivo; reemplazándola por cualquier otra válida; solicitando a todas las personas con las que nos relacionamos cotidianamente, que nos ayuden a detectar si en algún momento se nos escapa expresarla.

Si los demás nos ayudan y nosotros estamos muy atentos a tenerla en cuenta para que no se nos “escape” decirla, veremos que por más esfuerzo que hagamos en tal sentido, el inconsciente nos jugará malas pasadas con más frecuencia de la que podemos suponer… hasta que se nos haga hábito fuerte omitir la expresión “te quiero”, por otra como “te aprecio”, “me importas” u otras parecidas.

Puse este ejemplo para que resulte obvio cuánto y cómo hay que vivir prestándose atención a uno mismo en aquellas cuestiones que deseamos corregir de nuestro ego, por cuánto le cuesta cambiar sus mecanismos, esquemas, costumbres; por más que esté de acuerdo con nosotros en que “no conviene”, porque no es adecuado utilizar la expresión “te quiero” como afecto o aprecio.

Y, si tanto cuesta con una simple expresión, que no tiene por qué lastimar nuestro amor propio ni mayores esfuerzos ¿Cómo no parecerá "imposible" (o casi) cambiar cuestiones mucho más álgidas e importantes de nuestros esquemas y procesos mentales y emocionales? ¡Es toda una proeza de héroes el autoeducarse lúcidamente, como Ulises con su "odisea"! Sobre todo lograr corregir lo que aprendimos erróneamente o torcido. Cosa que requiere hasta de muchos años de esfuerzos y reflexiones bien orientadas.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Pedro Saez el Sáb Nov 19, 2011 3:51 pm

Una sola palabra de tres letras y cuanta controversia.
No estoy en desacuerdo con lo que dices, dependiendo de lo que tú entiendas por ego.
Explicaré lo que entiendo yo:
El ego es una parte de mi psiquis que no necesariamente tiene que tener una función de activación de movimiento orgánico inconsciente, dejando esa función a otra parte de mi complejo cuerpo físico que por el momento no reconozco y que probablemente se sitúe por encima de la conciencia mas elevada.
Yo lo reconozco solo cuando no me encuentro sujeto a su influencia, y es solo entonces cuando lo veo como algo carente de sustancia, por lo que al observarlo solo cabe pensar que es imaginario.
Se nutre de las imagines con las que lo alimento; Yo soy esto o aquello, que guapo soy o que listo resulto ser frente aquel otro. Por ejemplo: Soy español (una imagen) mido 1.70 (otra imagen), pertenezco a tal o cual orden espiritual (otra imagen) ….. De hecho todo son imágenes creadas por mi mismo, para poder dar forma a mi ego y cuando interactúo con cualquier otra persona, ella, no es mas que otra imagen que junto con los prejuicios que me he formado de ella, me dan las claves de cómo debe de actuar mi ego para no resulte ser dañado y lo estimule para engordarlo.
Su alimento preferido es que lo estimule, para tener sensaciones y la única vía de nutrirse es por medio de los pensamientos, energía acumulada que debe de reposar y activarse por algún medio que desconozco pero que por lo general, si no se le pone freno es capaz de retroalimentarse sin fin con juegos de fantasías con el único limite que pueda haber en mi memoria física.
El placer es el antídoto al temor, por lo que lo busca a toda costa aún sin causa aparente; Aunque muchas veces y por medio del tiempo psíquico es capaz de justificar temores que mas tarde carecen de justificación.
Respecto al tiempo psíquico hay un pensamiento de Krishnamurti que carece de todo error y es: En el presente está todo el tiempo contenido, pues lo que ahora soy, lo seré mañana, a menos que haya una gran y fundamental mutación en la misma psique.
El ego es incapaz de sostenerse en el presente, se diluye pues para estar en el presente necesitamos de la atención y ahí no tiene lugar.
La psiquis necesita del reconocimiento del problema para entenderlo y cambiar y el ego la desvía de ese reconocimiento con fantasías solo fundadas en la imagen que tenemos de nosotros mismos; Si no sabemos quienes somos ¿Por qué creernos lo que el ego nos sugiere que somos?
El ego delimita nuestro espacio mental sólo a lo que este pueda retener; Espacio significa energía, cuando no hay espacio la energía es muy limitada y mas allá de él el espacio es infinito.
Es mi modo de observar por mi mismo lo que entiendo por ego, con la ayuda de algunas obras que he leído y que son de toda mi confianza, no siendo estas de psicoanalistas ni médicos, ni nada que se les parezca.
Al ego no se le puede describir, pues no existe, mas allá de nuestra ilusión.

avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Don Sapo el Sáb Nov 19, 2011 6:44 pm

O sea que para vos, Pedro, el ego (también denominado "yo") es casi una ilusión o aspectos mentales, nada más. Disentís con eso de que es "la parte animal" de nuestro ser que rige sobre los instintos, como lo describieron y alegorizaron los antiguos griegos, entre otros.

¿No te das cuenta que tu argumentación es contradictoria o paradójica? Porque, según vos, el ego existe y no existe, es algo y no es nada. Lo conocés, pero no lo podés definir. Entonces ¿Lo conocés o no? ¿Cómo es que no podés definir algo que sí, sabés qué es y conocés?


_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Pedro Saez el Dom Nov 20, 2011 8:01 am

No sugiero que no tenga causas directas sobre la psiquis al igual que cualquier otra ilusión; Quien tenga claustrofobia se verá sometido a un temor psíquico que se le expandirá a lo físico de diferentes modos hasta probablemente dejarle inmóvil y con escalofríos pero de hecho no habrá nada de autentico en sus temores mas allá de los imaginados.

Al igual que el ejemplo el ego debe de funcionar del mismo modo, existe solo cuando le damos energía con ilusiones ficticias de lo que creemos ser y parece ser que siempre con una imagen, sea esta positiva o negativa, dando lugar a depresiones o exaltamientos y desequilibrando nuestra ecuanimidad.

Voy a agregar un escrito referente al ego de “un curso de milagros” que creo que lo define bastante bien.

Es este:

Las ilusiones no perduraran. Su final es indudable y eso es lo único que es seguro en su mundo. Por eso es por lo que es el mundo del ego. ¿Que es el ego? El ego no es más que un sueño de lo que en realidad eres. Un pensamiento de que estas separado de tu Creador y un deseo de ser lo que El no creo. El ego es un producto de la locura, no de la realidad. Es tan solo un nombre para lo innombrable. Un símbolo de lo imposible; una elección de opciones que no existen. Le damos un nombre solo para que nos ayude a entender que no es más que un pensamiento ancestral según el cual aquello que se ha inventado es inmortal. Mas ¿que podría proceder de ello, excepto un sueño que, al igual que todos los demás sueños, tan solo puede terminar en la muerte?
¿Que es el ego? El ego no es nada, pero se manifiesta de tal forma que parece ser algo. En un mundo de formas no se puede negar al ego, pues solo el parece real. Más ¿podría el Hijo de Dios tal como su Padre lo creo morar en una forma o en un mundo de formas? Si alguien te pide que definas al ego y expliques como se origino, es porque cree que el ego es real e intenta, por definición, asegurarse de que su naturaleza ilusiva quede oculta tras las palabras que parecen otorgarle realidad.
Ninguna definición que se haya hecho de una mentira puede hacer que esta sea verdad. Ni tampoco puede haber una verdad que las mentiras puedan realmente ocultar. La irrealidad del ego no se niega con palabras, ni su significado se vuelve claro por el hecho de que su naturaleza parezca tener una forma. ¿Quien puede definir lo indefinible? Sin embargo, incluso para esto hay una respuesta.
No podemos formular realmente una definición de lo que es el ego, pero si podemos decir lo que no es. Y esto lo podemos ver con perfecta claridad. Basándonos en eso podemos deducir lo que es. Observa su opuesto y veras la única respuesta que tiene sentido.
. A lo opuesto al ego, desde cualquier punto de vista -origen, efectos y consecuencias- le llamamos milagro. En el encontramos todo lo que no tiene que ver con el ego en este mundo. El milagro es lo opuesto al ego, y solo en el podemos observar lo que era el ego, pues en el vemos lo que este aparentemente hacia; y la causa y sus efectos no pueden sino seguir siendo una misma cosa.
Donde antes había oscuridad, ahora vemos luz. ¿Que es el ego? Lo que antes era la oscuridad. ¿Donde esta el ego? Donde antes estaba la oscuridad. ¿Que es ahora y donde puede encontrarse? No es nada y no se le puede encontrar en ninguna parte. Ahora la luz ha llegado, y su opuesto se ha ido sin dejar ni rastro. Donde antes había maldad, ahora hay santidad. ¿Que es el ego? Lo que antes era la maldad. ¿Donde esta el ego? En una pesadilla que solo parecía ser real mientras la estabas soñando. Donde antes había crucifixión ahora esta el Hijo de Dios. ¿Que es el ego? ¿Quien tiene necesidad de preguntar? ¿Donde esta el ego? ¿Quien necesita ir en busca de ilusiones ahora que los sueños han desaparecido?
¿Que es un milagro? Un milagro es un sueño también. Pero si observas todos los aspectos de ese sueño, jamás volverás a dudar. Observa el bondadoso mundo que se extiende ante ti mientras caminas envuelto en mansedumbre. Observa a los ayudantes que encuentras a lo largo del camino que recorres, felices ante la certeza del Cielo y la garantía de paz. Y observa también, por un instante, lo que por fin dejaste atrás y finalmente pasaste de largo.
Esto es lo que era el ego: el odio cruel, la necesidad de venganza y los gritos de dolor, el miedo a la muerte y el deseo de matar, la ilusión de no tener hermanos, y el yo que parecía estar solo en el universo. El milagro corrige este terrible error con respecto a ti mismo con la misma dulzura con la que una madre amorosa adormece con su canto a su criatura. ¿No preferirías escuchar un canto así? ¿No contestaría ese canto todo lo que pensabas preguntar, haciendo incluso que la pregunta dejase de tener sentido?
Tus preguntas no tienen respuesta, ya que han sido planteadas para acallar la Voz de Dios, la Cual nos hace a todos una sola pregunta: "¿Estas listo ya para ayudarme a salvar el mundo?" Pregunta esto en vez de preguntar que es el ego, y veras un súbito resplandor envolver al mundo que el ego fabrico. Ahora no se le niega a nadie ningún milagro. El mundo se ha salvado de todo lo que tú pensabas que era. Y lo que es, ha sido siempre absolutamente puro y jamás ha sido condenado.
El milagro perdona; el ego condena. No se necesita ninguna otra definición para ninguno de ellos excepto esta. Mas ¿que definición podría ser mas cierta, o estar mas a tono con lo que es la salvación? Con esto el problema y la respuesta se llevan uno al lado del otro, y al estar finalmente juntos, la elección es obvia. ¿Quien elegiría el infierno de reconocer que eso es lo que esta eligiendo? ¿Y quien no seguiría adelante un poco más, cuando le ha sido dado comprender que el camino es corto y que el Cielo es su meta?
avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Don Sapo el Dom Nov 20, 2011 2:34 pm

Pedro, sé bastante bien cuánto cuesta agilizar al razonamiento para detectar falacias conceptuales. Pero de allí a que te empeñes en no abrir la mente a lo que intento hacerte notar...

¿No te das cuenta que el texto que sumaste del muy cristiano bíblico "Un curso de milagros" es básicamente una reiteración de lo que te señalé como respuesta ambigua y contradictoria?

¿Por qué das por obvio que, quien se pone en maestro y es popular o con bastante éxito, es porque sabe o no puede estar equivocado? En muchísimos libros (y teorías) hay errores hasta groserísimos.

Fíjate lo que señalo de dicho texto:

“¿Que es el ego? El ego no es nada, pero se manifiesta de tal forma que parece ser algo. En un mundo de formas no se puede negar al ego, pues solo el parece real.”

¿Cómo es posible que “NADA” pueda manifestarse y con tanta fuerza para solo él parecer real?

Peor aún, porque lo compara con oscuridad que la luz hace desaparecer. ¡Error! La luz no hace desaparecer a la oscuridad, porque GENERA SOMBRAS tan nítidas o densas, como sea de fuerte la luz que resalta las formas.

¿Qué forma de comprender y explicar las cosas es ésta?:

“No podemos formular realmente una definición de lo que es el ego, pero si podemos decir lo que no es.”

Si trasladamos esto a los demás conceptos que no son fáciles de explicar, como el amor y odio; la vida y la muerte ¿Tú crees que se puede comprender qué es la muerte, por saber que NO ES la vida? ¿Que puedes comprender lo que es el amor, al saber que NO ES “odio”? ¿Acaso la paz interior es simplemente la ausencia de inquietud?

Con el agravante de considerar a eso como respuestas válidas. Porque es más cómodo restar importancia y marginar a lo que no se logró comprender de verdad, a fondo; antes que reconocer que no se sabe bien lo que es y cómo desestructurar conductas erróneas.

Sin embargo, si existen las definiciones de ego y, sobre todo EGOÍSMO, ES POR ALGO. Mientras “miremos para otro lado” dando por obvio que sólo es como una “ilusión” que se diluye fácilmente con “iluminar”… ¡así estamos socialmente!
Te riges por pésimos docentes sin poner a prueba sus razonamientos argumentales como lo acabo de hacer ahora aquí.

Es tu derecho el regir tu vida por los conceptos que se te ocurran como válidos o creíbles (mientras no hagan daño a terceros o el entorno). Pero eso no quita que me duela a mí el daño que hacen libros como ésos, al estancar el verdadero desarrollo de las personas con conceptos falaces que únicamente les sirven de momentáneo paliativo para no sentirse mal consigo mismos, por considerar que viven de buen modo, esforzándose en hacer las cosas como corresponde, “porque lo dijo fulano, que es muy popular”.

Las deformaciones de conceptos en las que incurrieron (e impusieron) las grandes estructuras religiosas son, precisamente, las que llevaron al actual caos de estancamiento racional y moral, donde muchos se rigen por un ateísmo absoluto, por simple rechazo de conceptos inválidos y hasta absurdos.



_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Pedro Saez el Dom Nov 20, 2011 4:23 pm

Solo intento dilucidar mi estructura psíquica para conocerme mejor y esta tarea creo que va más allá de las palabras.

Aún así:

Cuando miro a mí alrededor o indago en la historia de nuestra especie no me siento orgulloso de lo que hemos hecho o estamos haciendo en la actualidad y precisamente aquí se inicia una cuestión básica referente al ego o al yo que he creado desde que nací y que creo sinceramente que no es la singularidad básica de mi existencia.

La primera cuestión se refiere a la separación que mi yo puede sentir con respecto a todas las demás personas, peculiaridad natural de lo que he ido aprendiendo en el pasado y que parece ser la fuente mayor de conflictos existentes en el mundo desde tiempos remotos; Rivalidad, competencia etc. Cuando no me identifico con los demás no cabe sentirse responsable y por lo tanto me libero de toda culpabilidad. Como puede haber un cambio sustancial en la psique sin sentirse responsable de lo que pasa, como si no fuera asunto nuestro. Si mi yo se siente confortable ¿Por qué arriesgar?

Hora bien ¿Cómo me identifico y responsabilizo con todos los demás seres de la tierra, sean humanos o no intentando obrar en consecuencia del interés general? Y lo más importante, en caso de lograrlo ¿Dónde queda mi ego entonces?
Si es por soberbia y para hinchar más de lo que está mi ego para lo que me convierto en filántropo, no puede ser verdadero, pues no será más que por interés egocentrista.

A mi me extraña que a estas alturas resulte tan difícil de entender que no solo puede motivarnos a la acción nuestro ego o nuestro yo, sin llegar a analizar que es lo que puede caber en el entendimiento a modo perceptivo sin este.

No quiero dar a entender que sea muy hábil en esta materia, pero intento descubrir que hay tras ello.
avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Don Sapo el Dom Nov 20, 2011 5:27 pm

Pedro: ¡A ver si podemos comenzar a lograr hablar de lo mismo partiendo de coincidencias!

Ya que tú reconoces (o eso entiendo) que no sabes definir qué es lo que sí, es el ego, mientras que yo considero que he logrado conocer el grueso de lo que es y lo he descrito sinópticamente aquí:

Claves sinópticas de lo que es el ego y sus funciones

¿Qué tal si, antes de continuar con este tema, LE DAS UNA LEÍDA BIEN ANALÍTICA para determinar si podemos coincidir en algunas cosas y cuáles, de las que no para detallar por qués argumentados?

Recién a partir de ahí, de tener claro en qué coincides o no, de lo que expongo, intentar elucidar si me equivoqué en algo, en qué y por qué o cómo.

Pues, para poder realizar aciertos, hay que tener qué lanzar al blanco o diana, sean balas, flechas o piedras y, según argumentas, tú disparas más bien a tientas, como rigiéndote más "de oídas", que por certezas de razonamientos concisos.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Pedro Saez el Lun Nov 21, 2011 9:10 am

De acuerdo, eso haré.
avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Pedro Saez el Lun Nov 21, 2011 5:38 pm

Todo tu escrito al parecer se desmorona por la inconsistencia de su principal pilar cuando comienzas diciendo:
“El ego rige sobre”, que traducido viene decir que el ego “conduce y maneja por encima de”

Y luego continúas por relacionar una serie de generalidades y cuestiones que por si mismas son en su mayor parte inconexas con el tema principal, y sobre todo creo que deberías de justificar en que te basas para sugerir que son conducidas por el ego, mas que nada para no caer en el error de pensar que no está justificado y por lo tanto carente de valor.

Como es natural no cabe seguir leyendo algo que carece de fundamento pues no deja de ser un lío colosal sin pies ni cabeza.

El ego no conduce nada, mas allá de así mismo y respecto a las diferentes cuestiones que expones como memoria, instintos, emociones etc., la verdad es que no se de donde lo has sacado.

Cada una de estas diferentes cualidades, que describes como: Principios vitales, (que la verdad no se que significa exactamente) o percepción, no veo la conectividad o relación mas allá de que creas que el yo o el ego lo es “todo”.

Entonces ya hemos llegado a una conclusión de la diferencia principal respecto al concepto que tenemos referente al ego. Yo creo que solo es imaginación y que por lo tanto no existe y tú crees que lo es todo.

Parece ser que la diferencia es grande.


Espero que tu ego no lo tome como una ofensa y lo acepte como una critica constructiva desde otro ego que cree tener razón y que en este momento intenta deshacerse durante la mayor parte del tiempo de si mismo, para comprobar que hay tras él.

avatar
Pedro Saez
Antorcha
Antorcha


Volver arriba Ir abajo

Re: Introspeccion

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.