Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 21 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 21 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Fábricas de armas y masacres masivas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fábricas de armas y masacres masivas

Mensaje  Don Sapo el Mar Mar 20, 2012 1:01 pm

Las armas "blancas" (como cuchillos y lanzas) surgieron como herramientas para cazar alimentos. El problema histórico es que algunos decidieron que también se podía “cazar” y despellejar a animales humanos con las mismas. Comenzando las luchas de poder por el dominio de territorios.

Se combinaban dos factores básicos para vencer en las luchas: La calidad y capacidad del arma, como la habilidad de quienes las usaban. Pues de nada sirve una excelente espada en manos de un idiota que no sabe usarla. O poco puede hacer un excelente espadachín con un pedazo de caño oxidado en la mano.

La fuerza, los reflejos y la agilidad eran básicos, sumados a astucia. Cualquiera podía pelear, pero no cualquiera podía ser un guerrero hábil que sobreviviera sin mayores daños a muchas batallas.

Sin embargo, a lo largo de la historia de la humanidad hubo tres factores que cambiaron por completo a los conceptos de las luchas bélicas.

El primero de ellos fue en la época medieval, gracias a los hermanos Marco Polo, que entre sus “descubrimientos” de mercaderías chinas, trajeron a la pólvora, que implicó la aparición de las armas de fuego.

Al principio, las armas de fuego eran ridículas. Se tardaba mucho en cargarlas y su efectividad era harto dudosa. Pero como permitían que hasta el más débil e inexperto pudiera matar (más bien dejar fuera de combate) con un único disparo a enemigos… muchos se esmeraron por hacerlas más efectivas, al extremo de que cualquiera pudiera utilizarlas con efectividad, con varios y potentes disparos sin necesidad de recarga.

Esto cambió por completo a los conceptos de luchas y, con ello, también a muchísimas costumbres y mentalidad de los seres humanos. Porque ya no era “el más fuerte y hábil” el que podía zanjar una discusión y reinar en territorios. Cualquier idiota o inescrupuloso hábil en reflejos y puntería, pasó a ser “de lo más respetado” (por temor a enfadarlo y que dispare).

Ya ni siquiera era necesario verle el rostro al enemigo, pues se le podía matar a gran distancia, sin ensangrentarse del otro, ni ver su expresión al morir. Es un factor harto importante el conocer y percibir las miradas de los que mueren por violencia, como ver el daño que les hemos ocasionado. Detalle que, con las armas de fuego, pocas veces acontece y se lo puede evitar. Con las armas blancas era casi imposible.

Gracias al perfeccionamiento constante de las armas de fuego, las peleas dejaron de ser “cosa de hombres fuertes, valientes y hábiles”. Se pasó a involucrar como “soldados” a toda la población, porque nadie estaba a salvo de la barbarie y todos podían matar o resultar muertos. Mujeres y niños fueron involucrados, además de imbéciles e impedidos de toda clase.

La proliferación de armas de fuego permitió soñar con inmenso poder a toda clase de resentidos inútiles. Resultando uno de los más excelentes negocios industriales. Tanto, que prácticamente no hubo país en el que no hubiera fábricas de armas y municiones.


El segundo punto de inflexión aconteció en la Segunda Guerra Mundial; en la cual se dejó de respetar por completo a la población civil inocente pero, sobre todo, por la aparición y alevosa demostración de las bombas atómicas y sus consecuencias en Hiroshima y Nagasaki.

Con las bombas atómicas resultó evidente que la carrera por el perfeccionamiento bélico debía llegar a su fin. Pues ya no se trataba de matanzas puntuales, sino de la desaparición masiva de grandes ciudades enteras y, si se enquistara entre poderosos (como la amenaza constante de la guerra fría entre USA y URSS) devastar a todo el planeta, aniquilando a la humanidad entera, por el simple capricho de un par de líderes.

Ha pasado más de medio siglo desde Hiroshima y Nagasaki, pero aún perduran quienes atemorizan con el uso de tales bombas y alternativas en misiles. Peor aún: En muchos países se continúan fabricando armas de fuego que ¿a quiénes se las venderán, sino a aquellos que se dejan engañar y seducir por la falsa necesidad de una lucha armada y fratricida, además de a delincuentes de toda clase?


Aquí llegamos al tercer punto de inflexión histórica: El de la comprensión de lo perjudiciales que son las fábricas de armas de fuego, sobre todo de municiones. Pues fomentan guerras y guerrillas para sustentar la continuidad económica de la fabricación, a costa de sangre de inocentes. Fomentan el mercado negro de armas, para las rebeliones violentas.

¿Qué gobierno puede hacerse el desentendido respecto a la negligencia implícita con las empresas privadas que fabrican armas en su país?

Detrás de la fabricación de armas y municiones, debe haber una responsabilidad ética y civil que se vive omitiendo adrede; porque cada bala se fabrica con la intención de ocasionar dolor, resentimientos y más muertes bajo el argumento, más bien pretexto, de “defensa” o “justicia”. Sobre todo, debería haber un muy estricto control gubernamental respecto del destino de cada arma fabricada, para que ningún irresponsable pueda hacerse con una, sobre todo fuera de las fronteras nacionales.

Así, hasta lograr que queden inútiles (o sean recicladas en algo pacífico) todas las que ya hay en el mundo y ocasionan más daños que beneficios. Pues nadie puede fabricar armas caseras en cantidades masivas o de gran calidad. Es imposible que un ejército se arme y entrene sin que se enteren las autoridades del país y de varios otros. Sólo pueden aparecer pequeñas bandas, bastante fáciles de reducir o desactivar por policías bien entrenados y equipados.

Gracias a los avances tecnológicos en comunicaciones, el grueso de la humanidad ya tiene claro cuán cierta es la aseveración de Gandhi “La violencia sólo engendra más violencia” y “ojo por ojo y la humanidad quedará ciega”. ¿Por qué no logran comprenderlo aún los políticos y gobiernos, para comenzar a desalentar toda clase de fabricación de armas? Las fábricas bélicas deberían ser estatales o bajo estricto control del gobierno y prohibir por completo comerciarlas a civiles, como que traspasen las propias fronteras, cual si habláramos de drogas como la cocaína.

De este modo ya no existirían más niños soldados, ni mutilados por minas antipersonales. Las guerrillas y bandas de delincuentes no podrían lograr armamento muy eficaz, sobre todo sofisticado. Puesto que de haberlos, resultaría evidente que hay intereses de un gobierno externo en desestabilizar a ese país con matanzas injustas y sancionarlo internacionalmente por las consecuencias de su actitud.

Hasta qué punto es imbécil la actitud de los gobiernos más poderosos en lo bélico, que para poder tener el mejor equipo bélico, dependen de que sus empresas fabricantes vendan y equipen con las mismas a muchos otros países que, en cuestión de un par de años, pueden volverse “enemigos peligrosos”, como le pasa a los miembros de la OTAN.

Lo que los gobiernos están menospreciando alevosamente, es la CRÍTICA MASIVA MUNDIAL respecto a su falaz y actualmente infantil argumento de “si no les vendemos nosotros, lo harán otros”. O de venderlas a escondidas de la mirada internacional, como suelen hacer los países “desarrollados”.

Porque NO EXISTEN “OTROS” que tengan “mejores armas y equipos” que no sean censurados y puedan ser judicialmente perseguidos en todo el planeta. Todo pasa únicamente por voluntad política a acordar en organismos internacionales como la ONU.

Reitero: Hoy es harto evidente que no existe más el riesgo real de guerras masivas entre países; porque no hay poblaciones tan estúpidas como para dejarse llevar a tal genocidio por ambición de gobernantes idiotas. Lo que existe y predomina, son las guerrillas con armas ligeras; las “terroristas” de pequeños grupos que se esparcen y mezclan entre civiles inocentes. Contra las cuales es absurdo utilizar equipos pesados como cañones, tanques, aviones y, sobre todo, misiles. Porque por cada “culpable” se mata como a veinte inocentes que, con razón, quedan más que resentidos hacia los “justicieros”. Se fomenta resentimiento y odio de modo insensato, como Israel en Palestina y USAdores en Irak, Afganistán y donde metan las zarpas.

Si los gobiernos fueran eficaces en el control de la fabricación de armas y municiones, como su destino real (prohibiendo que traspasen fronteras nacionales), pronto no sería nada fácil que los delincuentes comunes puedan equiparse con armas de fuego, sobre todo con municiones. Lo cual se complementa con una premisa harto urgente para todo gobierno: Terminar con la corrupción endémica. Objetivo primordial de todo gobierno sensato. Palabra que es rarísima de oír en labios de algún candidato a gobierno y, especialmente, si ya está en funciones.

La única paz que se logra por la fuerza, las amenazas, la intimidación o la violencia, es la que predomina en los cementerios.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.