Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

El dilema del periodismo profesional

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El dilema del periodismo profesional

Mensaje  Don Sapo el Jue Abr 26, 2012 5:09 pm


Acabo de leer un artículo titulado: Los líderes de los medios defienden la figura del periodista profesional. Lo cual me suena a hipocresía por parte de los patrocinadores o convocantes. La noticia alude al “International Media Council” de este año 2012 (Algo así como “Consejo Internacional de Medios”, obviamente: informativos o periodísticos).

Al leerla, que es como un primer reporte del evento, me resultó obvio que aún están demasiado condicionados por conceptos comerciales (o esquemas mentales) que ya están perimidos. Sin ir más lejos cito las palabras que pusieron del consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, quien ha preguntado sobre los costos de ejercer al periodismo:
“¿Quién va a pagar por ello? El periodismo profesional tiene que ser pagado. No nos va a subvencionar Coca-Cola”.

Ciertamente que gigantescas empresas como la referida, o cualquier otra de marca reconocida mundialmente, no lo harán de buenas a primeras. No porque no les convenga, sino por la perimida mentalidad y costumbres enquistadas de “invertir” únicamente en lo que implique beneficio directo, dentro de sus subjetivos y hasta egoístamente pervertidos criterios de conducta mercantil (porque lejos están de ser “empresarias” en su verdadero concepto). En otras palabras: Por no saber argumentar los conceptos válidos para la nueva era (que ya está encima, como atropellando a las viejas mentalidades y costumbres).

Algunos han planteado aspectos de la realidad objetivamente. Está expuesto en el inicio de una nota (lo resaltado con negrita lo hice yo).

“Acontecimientos como la primavera árabe o la crisis económica han cambiado la forma de tratar la información. Teléfonos móviles, ordenadores y redes sociales han creado una nueva manera de abordarla. Las tecnologías han ayudado a dar poder al individuo para transmitir sus ideas, opiniones y circunstancias, y los medios tienen que adaptarse a este nuevo entorno.”

O sea: Han logrado aceptar lo más obvio y padecido en carne propia. Me refiero al poder de los individuos gracias a las redes de comunicación, que dificultan a las empresas periodísticas la manipulación de la opinión pública y cuyas críticas y aclaraciones eran fácilmente censuradas (antes de la masificación de las tecnologías en comunicaciones, lo cual permitía a los medios informativos ejercer tiranía o capciosidad tendenciosa en lo informativo y ocultar sus favoritismos hacia ciertos grupos o sectores y conductas profesionalmente reprochables).


Detectaron el problema actual, sí; pero no logran comprender del todo a lo que esto implica y, por lo tanto, tampoco el cómo solucionarlo.

Desde mi concepción de las cosas el asunto es simple. Los avances en comunicación, que se han masificado y permiten más control y participación del público general o masa social, les ha puesto en el dilema de “adaptarse a los nuevos tiempos”. Pero, reitero, la mentalidad arcaica y tendenciosa les impide darse cuenta del verdadero proceso, que es un “retorno a las fuentes” y a la excelencia profesional, que comienza por la ética y la objetividad imparcial ¡mal que les pesa y duele horrores a los grandes dinosaurios manipuladores por el miedo y otras emociones, como también a los pícaros oportunistas carroñeros que aprovechaban el estilo escandaloso y amarillista para desatar y promover enconadas pasiones!

Esto es así porque entre el “público masivo” hay también voces sensatas (y cada vez más), o bien informadas, que rápidamente hacen correr su voz con argumentos irrebatibles, alertando al resto aparentemente “aborregado”; con lo cual, los medios informativos manipuladores, rápidamente quedan en evidencia y desprestigio ¡que es lo que les duele y arruina el “negocio” a los grandes medios!


Para que esto pueda quedar más claro, lo expondré con una analogía mucho más sencilla, reduciendo tamaños:

Imaginemos que formamos parte de una pequeña población en la que prácticamente se conocen todos. Porque eso es lo que están logrando las tecnologías de comunicación: Que todos podamos enterarnos de todo, casi al momento, cual en pueblo pequeño (Que es a lo que aludía mayormente Alvin Toffler con “La aldea global”, hace ya unas décadas atrás).

¿Qué función o sentido puede haber para que exista un diario o medio de información en dicho pueblo? ¡Si casi todo es “vox pópuli”! (voz popular o secreto a voces).

¿Quién querrá “pagar” por informaciones que son harto comentadas en corrillos y reuniones?

Básicamente, el planteo de los tiempos modernos es exactamente el mismo (en diferente proporción numérica) respecto a los primeros periódicos de la historia. ¿Qué pueden aportar de diferente, o distinto, que justifique que les compren el producto y puedan vivir de lo que hacen?

La respuesta es igual de simple: Los DETALLES complementarios de la verdad objetiva, que suelen omitirse o deformarse en la difusión “de boca en boca” (que debiera ser “de boca a oídos”, estilo rumores y comentarios de lo “escandaloso”), juntamente con un sensato análisis de posibilidades o consecuencias ulteriores.


En los principios de su aparición, el periodismo cumplía muy nobles funciones:

1.- Informar de lo que pasa desapercibido y facilitar los datos más importantes en ciertos aspectos de interés general, para que queden disponibles cuando se los quiera recordar o tener “a mano”. (Lo que tradicionalmente se rotulaba como “informaciones útiles” que, actualmente, son casi infinitas en novedades o actualizaciones, cuando contemplamos las diversas áreas o actividades).

Ciertamente que, en este punto, se puede alegar que hay demasiadas revistas o medios especializados. Lo que no se tiene en cuenta es que, a dichos medios, no los conoce cualquiera y mucho menos los consulta la gente común para “enterarse” ¡y en lenguaje entendible! (no el plagado de tecnicismos, referencias profesionales y conceptos muy académicos) de las cuestiones más básicas que puedan afectar a su vida en algún momento o circunstancia.

2.- Análisis. Puntualizar sobre las cuestiones o detalles que hacen a la calidad de vida de los lectores, ayudándoles a comprender en qué y cómo pueden afectar a sus vidas y hasta la del grupo social. Ya que, en aquellos tiempos, había demasiados ignorantes, o embrutecidos, que necesitaban que les ayudaran a comprender las cosas, a razonar. Hecho que no cambia mucho cuando lo trasladamos a la actualidad, ya que casi nadie domina como experto a la infinidad de áreas profesionales y de actividad que se concatenan en casi toda cuestión y han complejizado en extremo a la sociedad. Como derivado de este tópico, se puede aseverar que los medios “educan” por in-formar (ayudar a formarse interiormente, no sólo en opinión, sino también en criterio y discernimiento. Una forma de complementar a la enseñanza formal o en quienes la recibieron muy elemental. Medio para autodidactas o para ampliar a la verdadera “cultura general”).

No se trata de tener a todo un equipo compuesto por infinidad de especialistas por cada profesión o actividad (aunque sí a especializados en áreas temáticas), sino de SABER A QUIÉN o quiénes CONSULTAR y cómo traducir sus expresiones para hacerlas entendibles por el grueso de los lectores. Con lo cual también se presta el servicio de ahorrarles el trastorno de infinidad de consultas personales a los especialistas, por publicarlas “para todos”, con la “garantía” tácita de ser una comunicación realizada por profesionales serios y creíbles en su objetividad, honestidad y sensatez (de no regirse por capciosos rumores, ni dejarse llevar por las idiotas o perversas conclusiones de egoístas de renombre).


3.- Representación o eco. Comunicar en lo masivo “oficialmente”, a lo que los diversos sectores o partes quieran decir. No sólo ser “voz del pueblo” o de la mayoría popular; ni tampoco de una facción o sector específico, como el gobierno o determinados intereses empresarios comerciales; sino de todos. Pero sin perder su independencia de criterio y análisis objetivo en el resto de lo que comunica el medio.
Ejemplo: “Juana comunica que por fin ha logrado el deseado embarazo y ya está en la sexta semana de gestación”. Pero, paralelamente, en otra nota o recuadro aparte, complementar la “voz de Juana” con la del médico que la atiende y hasta qué punto no es una falsedad o embarazo psicológico. O informar que el reconocido empresario Pedro (casi fundido en lo económico) hará una gran inversión en beneficio del pueblo, pero también añadiendo que no especificó de dónde obtendrá tanto dinero ni las razones de su repentino cambio a una actitud altruista, supuestamente desinteresada.

Obviamente, este es el punto más cuestionado y difícil. Porque casi todo empresario de medios inmediatamente expresa algo así como “no se puede estar bien con Dios y con el Diablo al mismo tiempo”. Porque los poderosos (empresarios) quieren exprimir al pueblo, abusar de sus desconocimientos e ingenuidad, con lo cual corrompen a los gobernantes para que les apañen y, los periodistas, quedan “entre la espada (de los poderosos) y la pared” (de la masa social).

Es precisamente este detalle lo que acabó con el verdadero periodismo independiente a poco de surgir en las grandes ciudades o poblaciones. Pero los tiempos actuales, al volver a facilitar comunicación veloz y globalizada, estilo aldea, con mínimas posibilidades de manipulación y control de opinión; está obligando a todo sector de actividad a una auténtica y debida profesionalidad, por la transparencia de actuación que imponen las filtraciones informativas junto con la globalización en comunicaciones. En otras palabras: La corrupción y picardías están cada día más y más acorraladas por la masa social, que está harta de que le avasallen y abusen por doquier.

Buenas evidencias de esto último, son los constantes escándalos internacionales sobre la actitud de USA e Israel como países avasalladores; organismos internacionales como la ONU, OTAN; FMI… por mencionar algunos casos y el merecido descrédito en el que han caído ante la opinión del grueso de la población planetaria. O los escándalos de corrupción en altas esferas de gobiernos de casi todo país. O las caídas en ventas que reciben rápidamente las industrias y empresas que han defraudado de algún modo a sus clientes en lo que les vendieron por bueno (productos fallados o mentirosos en calidad y métodos o formas de producción).

Los avances y masificación en tecnologías de las comunicaciones, obligan cada vez más a absoluta honestidad y transparencia en toda área de actividad y proceso (no sólo periodísticos). Ése es el verdadero “desafío” que pocos, casi nadie, se atreven asumir. Ya que consideran que “no da ganancias” como las picardías y faltas de ética (al menos por ahora y como pretenden o están mal acostumbrados).

4.- Por último, como la cereza que corona al postre, está el humor irónico y mordaz, que permite sano y hasta edificante esparcimiento, tan necesario para sobrellevar el trajín cotidiano. Porque suele permitir “reconocerse” (identificarse emocional e intelectualmente) con situaciones vividas, pero desde un ángulo o enfoque que permite quitar tensión y relajarse, al saber que “no se es el único” que lo “padece” ni debe de ser “tan grave”, ya que otros lo reflejaron con irónico o mordaz acierto. Pero también sirve de advertencia a otros, para que no incurran en lo caricaturizado.


En conclusión:

Los medios de comunicación que más se destacan, son análogos a un gran tablón o cartelera de anuncios y novedades que, a diferencia de los tradicionales, el “negocio” de los periodistas y sus directivos, reside en la función de supervisores de la honestidad y veracidad de dichos anuncios públicos masivos (que no es censura capciosa) y, en caso de avisos que deforman a la realidad o son subjetivos, contraponer opiniones ayudando a los lectores a darse cuenta de las cosas, que es precisamente lo que justifica y alienta a que sean consultados masivamente dichos “tablones” (medios informativos creíbles).

Cuanto más completos sean realizando correctamente su función, más atractivos resultan en lo masivo y, por ello, más obligadas estarán las empresas a “anunciar” su comunicaciones públicas en los mismos (pagando por el derecho a espacio, como lógica contribución al mantenimiento del sitio), cuidándose de ser objetivas, para no suscitar contra argumentaciones o aclaraciones complementarias de lo que anuncian o comunican.

Si las grandes empresas no se adaptan a los nuevos tiempos, continuarán cayendo en descréditos tales que fomentarán el repudio masivo, con la consecuente caída económica por deserción de clientes.

Es una realidad que se está consolidando y acrecentando alevosamente en cada día que pasa. Es el gran dilema de los consorcios multinacionales que aún insisten en destruir toda competencia posible o de sostener acuerdos tácitos con otros para mantener público cautivo, como es el caso de los servicios bancarios, donde los “gigantes” marcan las tendencias que imponen a los demás que quieran no ser destruidos económica y deslealmente por “los poderosos de turno”.

Al menos, es mi punto de vista personal. No sé cuánto coincidirán los demás conmigo y bueno sería que lo expresaran aquí mismo, ya que para eso este es un sitio de foros.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.