Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 12 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

El paradigma de la crisis económica mundial y sus claves

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El paradigma de la crisis económica mundial y sus claves

Mensaje  Don Sapo el Miér Mayo 02, 2012 3:13 pm

La crisis económica que afecta a casi todos los países del mundo, aparentemente es producto de “cuestiones de los mercados”. O sea: las describen de modo nebuloso y ambiguo, porque ellos mismos no suelen tener del todo claro a los asuntos claves y sus verdaderos matices o, peor aún: no quieren reconocerlos más que por lo bajo entre amigos.

Muchos creen que es asunto de cada país. Que si desde el gobierno son suficientemente astutos en la forma de regular parámetros fuertes de la economía y legislación nacional, podrán hacer fortunas que los posicionen como “mejor país” en todo sentido desde lo económico y PBI (Producto Bruto Interno o, traducido a lenguaje común: los resultados en números del total de la producción nacional). Sin embargo ésa es la maliciosa trampa que tienden las grandes multinacionales en todo el planeta, comenzando por sus esbirros “técnicos” y “periodísticos” que manipulan números subjetiva y capciosamente, hasta desde entidades como el FMI (Fondo Monetario Internacional).

Para que quede claro cómo salir de la crisis y evitarlas en adelante, la mejor forma es COMPRENDER qué las ocasiona y cómo.

La palabra tan usada de “mercados”, para definir a las razones de radicación de empresas y su producción, está tan distorsionada que, más bien, debería sintetizarse (como su concepto primario y último de la actualidad) en el lugar donde se desea ganar dinero a paladas, sin importar mucho el cómo; propio de las muy grandes empresas que se jactan pública y publicitariamente de los números positivos en sus balances, en beneficio de sus “accionistas”.

Basta ponerse en situación de un “empresario” que quiere invertir muchos millones para recuperar rápidamente esos montos y con pingües beneficios o intereses ¿Dónde pondría una “planta productiva”? ¿En un país “desarrollado” donde los sueldos mínimos rondan y hasta superan holgadamente a los mil euros? ¿O preferiría un país subdesarrollado, donde los sueldos básicos de empleados apenas suelen alcanzar los 250 euros en promedio y hasta mucho menos?

Sobre todo, si tenemos en cuenta que, casi todos los costos, son muchísimos más baratos en países con bajos salarios; ya que, como el poder adquisitivo de la población es muy bajo (paupérrimo), la mayoría de los productos y servicios también tienen costos bajísimos.

Cuando se hacen números detallados, el “trastorno” de invertir en países extranjeros “pobres” (en cuanto a desarrollo económico y relativamente de capacitación o alfabetización, pero no en riquezas regionales o capacidad de mano de obra); con el costo de traslados de mercancías para su venta en el resto del mundo, resulta muy compensado en relación a lo barato que cuesta producir ¡sin contar con todas las prerrogativas y beneficios que suelen solicitarse como “garantías de gobierno” para realizar inversiones millonarias! Por ejemplo, entre las “prerrogativas” que suelen exigir a gobiernos están:

1.- Ubicación privilegiada (terrenos cercanos a rutas en excelentes condiciones, preferentemente cercanas a puertos para exportar o, en su defecto (caso de explotación de yacimientos o recursos naturales) que el gobierno “invierta” del erario público en la construcción de los caminos e infraestructuras necesarias en óptimas condiciones “para beneficio de la población”, acordando con frecuencia que la empresa cofinanciará parcialmente (por su interés particular) a los mismos, pero con un porcentaje irrisorio o que incumplen con harta frecuencia; ya que es más económico sobornar a autoridades para que no reclamen ni permitan que prosperen juicios o les sentencien en contra, antes que pagar lo comprometido. (Casi siempre las cláusulas contractuales son harto ambiguas y capciosas adrede, para que no se les pueda reclamar lo que daban por obvio que harían y ni tenían intención de cumplir).

De este modo, además de comenzar con una competencia desleal hacia los locales, fomentan la corrupción de autoridades, explotación de trabajadores y desempleo en sus respectivos países de origen (si es que verdaderamente los tienen en la práctica quienes controlan al grueso del capital accionario. En esto, USA, U.K. y Francia son líderes en amparos legales del avasallamiento en otros países, como el grueso de las naciones “desarrolladas” que, por esta razón, es que se “desarrollaron” tanto: A costa de pauperizar recursos y poblaciones de otros países que quedan como “bananeros”).

2.- Lo mismo en lo que se refiere a toda clase de servicios y provisiones. A mayor monto de compra y consumo, mayores descuentos. Por lo tanto compran o pagan a precio de costo (y hasta inferior, subvencionado por el estado, o con períodos “de gracia” por la inversión que supuestamente dejará alta rentabilidad al país receptor), a toda clase de insumos básicos y servicios. Desde el eléctrico y combustible, hasta agua, gas y papel, sin omitir telefonía e internet además de impuestos. Por todo esto, la producción resulta de costos irrisorios si se la compara con la de cualquier otro país “desarrollado” y, el costo del traslado de la producción (hacia esos países “desarrollados”, donde se paga más por lo mismo); no influye casi nada para obtener ganancias mucho mayores.

3.- El “negocio” reside justamente en “fabricar barato para vender lo más caro posible” (donde mejor se lo pague) y, a los locales… menosprecio absoluto o casi, ya que se suele exigir que, en el mercado local, se paguen los precios de venta a nivel internacional o, en consecuencia, se excusan de abastecerlo como podrían (caso de lo que se acusó a Repsol en la YPF argentina y a muchas otras “expoliadas” por gobiernos latinoamericanos, al margen de cuán bien o mal se las haya llevado a cabo). Con el agravante de impedir o boicotear que cualquier otro pueda revender los productos a demás países aprovechando a la diferencia de precio. “Negocios son negocios”, es la frase común para justificar que la fidelidad primera es para con los “accionistas” que esperan el mayor rédito posible; al margen de inversiones éticas y lógicas, o compensaciones para con la comunidad local. (A veces realizan alguna que otra obra de bajo costo, o donaciones y contribuciones, pero como para salvar la imagen pública institucional y nada más. En su inmensa mayoría, las “donaciones” no son más que desviaciones legales de la parte permitida de lo que deberían pagar de todas formas como impuestos).

4.- Lo peor de todo es que no suelen importarles los daños colaterales que puedan estar generando con su forma de “hacer dinero” ¡mientras no le implique un alevoso riesgo de grandes indemnizaciones de las cuales no puedan zafar con tecnicismos y artimañas legales! Así, la ecología, recursos naturales y buena parte del conjunto humano y economía del país donde se instalan, logra un rédito de “progreso económico” momentáneo, que a la postre resulta más caro y nocivo que el camino lento de progresar por sí mismos sin la “ayuda” de grandes capitales buitres. Porque dichos “empresarios” no vacilan en absoluto para deshacerse de las fábricas (previo “vaciarlas” (llevarlas a condiciones de quiebra) o venderlas a otros como “oferta especial”) ni bien cambian un poco las condiciones o se les exige que cumplan verdaderamente con el compromiso hacia la comunidad que les permite generar tantas ganancias.

5.- El verdadero daño que ocasionan estas “empresas” (entre comillas porque no emprenden nada con riesgos reales de pérdidas significativas, salvo raras excepciones); es la forma en que socavan y destruyen a la competencia local, distorsionando por completo al sistema económico. Pues magnifican las ventajas que implican para el país que rapiñan, omitiendo y hasta negando y menospreciando a las negativas ¡y esto cuando las mejoras no son puras apariencias! Por ejemplo, muy común, está el caso de vaciar recursos naturales (minería, bosques), tan sólo por dar trabajo a un sector de población y “pagando impuestos al gobierno”. Hasta se crean poblados donde, agotados los recursos, la empresa se irá y ¿de qué se sustentarán entonces las familias que se radicaron con tantos esfuerzos en condiciones inhóspitas y hasta paupérrimas? Pero eso ya no es asunto ni responsabilidad de los “empresarios” (ni mucho menos de los accionistas), sino del gobierno al que le quede el “clavo” de la desesperante situación de recursos agotados y población desempleada que sólo se especializó en “ser óptimos empleados para la empresa”. Gobierno que tendrá que devolver en SUBSIDIOS y ayudas de toda clase a mucho más del monto que le significó y aportó la instalación de dicha empresa mientras duró. O que tendrá que realizar las inversiones de mantenimiento de equipos y renovación tecnológica que vivía postergando la “gran empresa”, hasta que “vendió” el grueso de su capital a inversores ingenuos o que no se harán cargo de los compromisos contraídos por la anterior.

6.- Cuando las empresas “multinacionales” ignoran al compromiso ético y solidario que deberían tener con el sector social en el que están insertas y priorizan a las ganancias para los accionistas… ningún gobierno debería ampararlas; porque perjudican planetariamente más de lo que benefician. ¿Mejor ejemplo de las consecuencias que genera Apple en China, contratando a “terceras” que produzcan para la misma? Que casi todas incurren en la misma actitud de “tercerizar” mano de obra y producción para EVADIR RESPONSABILIDADES ECONÓMICAS y SOCIALES (y muchas impositivas) que, además, son por completo ingratas en generar empleo en los países de origen o donde hayan radicado sus sedes centrales o casas matrices.

¿Cuánto le costaría a Apple fabricar íntegramente a sus productos en USA? (no sólo armarlos para simular que es fabricación local). Pregunta que es válida para toda “empresa multinacional”. La trampa del razonamiento de que es la mejor forma de que el grueso de la población planetaria pueda acceder a tecnologías “abaratadas”, reside en que NIEGAN EMPLEO (y gran parte de los impuestos) al país en el que surgieron (como Apple a los de USA) para abusar a los de otros países donde los salarios, impuestos y demás costos son mucho más bajos.

¿Qué pasaría si en todos los países del planeta se acordara que ninguna empresa pueda pagar salarios más bajos a empleados de otros países por igual trabajo? (que el sueldo básico de un empleado administrativo de USA, Europa, México, Bolivia o China, debiera ser retribuido igual por la misma empresa, sin importar dónde esté radicado y trabaje? Tal cual como cuando se envía a altos ejecutivos (o tropas de ejército) a otros países. Sobre todo ¿si a los costos de insumos básicos también los tuvieran que pagar “a valor internacional” como exigen a los clientes locales?

Pasado un gran desequilibrio de unos pocos meses, en todo el planeta se transparentarían los verdaderos costos productivos y de venta/consumo; quedando bien claras las verdaderas posibilidades y calidad de administración de cada país. En otras palabras: Se acabaría casi definitivamente con las grandes picardías especuladoras de gigantescos “accionistas” que abusan y hasta destruyen las economías locales. (Aclaro: puse “casi definitivamente” porque siempre cabe la posibilidad de CORRUPCIÓN de gobiernos, pero la misma sería mucho más difícil ante costos planetarios similares. La población rápidamente notaría y denunciaría las anomalías).

Es decir: Si a las empresas se les obligara a pagar remuneraciones (y demás costos comunes) “a condiciones del mercado local de su país desarrollado”, se acabarían los capitales “golondrinas” que desestabilizan economías regionales y, cada gobierno de país, se encontraría en la imperiosa necesidad de lograr competencia local sensata, casi siempre iniciada con recursos del estado, al margen de si serán empresas puramente estatales o con simple coparticipación y su porcentaje de acciones.

¿Acaso una empresa de aerolíneas paga a sus pilotos (y personal de a bordo) la remuneración proporcional acorde a la de cada país al que vuelan o frecuentan? Si fuera así, ningún piloto de país desarrollado querría realizar vuelos a México u otros lugares donde las remuneraciones son muy bajas en relación a los demás. Por el contrario: Casi todas las aerolíneas del mundo contratarían pilotos mexicanos, bolivianos y hasta afganos o chinos, para pagarles “acorde” a lo de esos países ¿Algún gobierno de la OTAN paga a sus tropas salarios iguales a los que perciben los soldados afganos? ¡Si están radicados allí y con costos afganos!

¿Por qué demasiados gobiernos PERMITEN estos desfasajes absurdos? ¡Y los sindicalistas se callan las bocas o “presionan” tímidamente, como en voz baja, para no ofender si los escuchan! Sobre todo los de la OIT (Organización Internacional de Trabajadores).

Sencillamente porque dan por obvio que mejora las condiciones para radicación de capitales que producirán en el país lo que luego se exportará, con lo cual se obtendrá mayor ingreso de dinero que, supuestamente, implica progreso económico y desarrollo.

Esta es la principal razón de la diferencia de valor de cada moneda, que implica DISFRAZAR a la pauperización de los costos locales y explotación abusiva (a menor precio que el verdadero internacional) tanto de recursos locales como de la mano de obra y servicios.

Buena evidencia de todo lo que expuse en el presente, es la drástica forma en la que ahora se exige a los gobiernos del euro “recortar” la economía (pauperizarla al estilo de países “subdesarrollados”); para disminuir la diferencia de poder adquisitivo y beneficios estatales respecto a los demás países con poblaciones oprimidas y pauperizadas.

Lo que NO PARECEN COMPRENDER es que esto también arrastra al euro, dólar y demás monedas “fuertes” del planeta, ya que hasta China está comprendiendo que, su poderío económico, basado en la pauperización de su población, es cada vez más débil por dos razones:

a) Los trabajadores ya “no dan más” ante tantos abusos y precariedades (suicidios, violencias varias y disidencias políticas que generan dificultad para gobernar y garantizar estabilidad. Cosas que también pasan en Grecia e Italia, entre otros muchos).

b) La población en general presiona cada vez más (y terriblemente) para tener una CALIDAD DE VIDA acorde a su trabajo en relación al promedio general planetario. Que es lo mismo que están exigiendo casi todas las poblaciones del planeta: Más igualdad en calidad y condiciones de vida.

Estas cuestiones son las que están promoviendo gigantescas migraciones entre países en todo el planeta, desde los más pauperizados hacia los menos; como también las olas de protestas de gente “indignada” con sus gobernantes y sectores de poder. Forman parte de la revolución de consciencias que está avanzando muy vertiginosamente, si la consideramos en cuanto a tiempos históricos. Se acabó la época de las tiranías del poderío económico disfrazadas de democracias. Abusaron demasiado de la población y planeta en sí que, con toda justicia y razón, ya no las quieren más exigiendo equidad social y distributiva. Ya asoma nítida una auténtica meritocracia (*), basada en ética sensata. Sólo falta que termine de ponerse en pie y encarrile a las cosas, a pesar de los denodados esfuerzos de los inmorales e insaciables vampiros económicos con sus aprendices y admiradores.


Con todo esto no afirmo que los precios y costos en el planeta deban ser iguales, “internacionales” en todo y para todos; porque siempre habrá excepciones lógicas y necesarias. Pero dichas excepciones deben ser eso: Excepciones muy puntuales y harto justificadas, en lugar de desesperado servilismo hacia quienes prometen mucho pero se llevan demasiado dando proporcionalmente muy poco.

El planeta ya está globalizado en gran medida, sólo falta que se globalicen también los costos y precios generales, en lugar de amañárselos con argumentos que nadie sensato y objetivamente lúcido aprueba. Entonces sí, las crisis serán únicamente locales por errores de gobiernos específicos y fácilmente superables.

---------------------------

(*) Meritocracia: Gobierno de los que socialmente son más meritorios para las funciones a desempeñar. En otras palabras: A mayor mérito personal, mayor reconocimiento y elevación social a cargos o funciones más altas en las áreas de su dominio o competencia. Término que no sé si realmente se le ocurrió a mi padre, pero sí que él fue el mayor difusor del mismo y su concepto desde principios de la década de los ´70.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.