Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Qué es una verdadera expansión de consciencia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Qué es una verdadera expansión de consciencia

Mensaje  Don Sapo el Sáb Nov 17, 2012 9:42 pm

Gracias a una discusión en este foro me di cuenta que mucho se habla y se sobreentiende que se sabe lo que es una expansión de consciencia, cuando muchos ni siquiera la han experimentado realmente y presuponen intelectualmente. Con el detalle de que muchas personas confunden ALTERACIÓN de la consciencia con EXPANSIÓN o ampliación.


Estamos demasiado acostumbrados a intelectualizar las cosas y, para peor, asumiendo que comprendemos ampliamente a casi todo lo expresado en lenguaje simple, de buenas a primeras, a veces con lecturas superficiales o sin dejar que la otra persona termine de exponer lo suyo ¡y así surgen los malentendidos y álgidas pérdidas de tiempo en aclaraciones de “lo que dije” o “quise decir” y “lo que has dicho” o “entendí que has querido decir”.

Pero ¿qué es una expansión de consciencia?

Técnicamente, el término lo especifica bastante: Es cuando somos “más conscientes”; es cuando percibimos claramente que “hay mucho más” de lo que habitualmente percibimos, concatenado a la realidad tanto en lo perceptible como lo imperceptible a los sentidos físicos. Cuando alcanzamos a percibir detalles o mecanismos que antes parecían inexistentes o imperceptibles, pero más que obvios después. Cuando logramos darnos cuenta y concatenar a muchas cosas que influyen o se concatenan pero, si las conocíamos, las menospreciábamos o habíamos olvidado.

El problema surge de las limitaciones que impone el idioma (peor aún cuando no se conoce a fondo todos sus términos y acepciones concretas) para poder describir con exactitud una auténtica y grande expansión de consciencia. Por esta razón, cada quien la describe a su manera, divergente de otras, dando lugar a que muchos crean haber tenido una cuando sólo percibieron otros aspectos diferentes de la realidad, inusuales, o experiencias fantásticas, de la realidad distorsionada, como cuando se está bajo el efecto de drogas alucinógenas.

La verdadera expansión de consciencia, cuando es grande o muy notoria, tiene las siguientes características:

• Sentir que se es parte intrínseca del Todo. Lo cual no implica perder individualidad, de “fundirse con” sino aumentar el sentido de pertenencia e identificación, como cuando uno se reencuentra con su familia y amistades más apreciadas; pero también hasta los objetos pasan a ser “reconocidos” cual si fueran “los más queridos de nuestra infancia”, pero que no nos resulta imprescindible tenerlos o poseerlos, porque sabemos que seguirán estando allí, cumpliendo con su función y sentido. Es una integración tan armónica con el conjunto, como agradable.

• Percibir y comprender más claramente, como de modo intuitivo, que todo tiene su razón de ser y estar como es y está. Lo cual nos llena con una sensación de plenitud y armonía que implican SABER que “todo está bien como está”, incluyéndonos como parte activa y complementaria de ese todo.

• Se siente auténtico amor hacia todo, precisamente porque el Todo es como el conjunto de seres y cosas más apreciadas de nuestras vidas. Hasta las piedras y vegetación pasan a ser “entorno apreciado” y “perfecto” para conformar la armonía del conjunto, cual si fuera un gigantesco hogar, o cuerpo del ser que más nos reconforta sentirnos en sus brazos y presencia.

• Se siente también una potencia personal mágica muy fuerte, capaz de lograr casi cualquier cosa únicamente con desearlo. Porque se percibe que, en tal estado de comunicación y comprensión armónica, el Todo intentará satisfacer lo que podamos desear, de modo similar a como nuestra parte consciente desea mantener cómodo a todo el cuerpo o, como mínimo, acabar o minimizar cualquier cosa que pueda incomodar o romper la armonía y bienestar físico. (Obviamente que tiene sus limitaciones, porque todo se sujeta a reglas específicas y no alterarán el orden correcto por caprichos nuestros).

• En tal estado es impensable el egoísmo o deseos nocivos, como el de algún daño en venganza o correctivo. Ya que se tiene la certeza de que todo se desenvuelve por el camino correcto, que tiene sus ciclos y momentos de maduración ¿cómo desear algún daño o cuestión egoísta que pueda desequilibrar al conjunto? ¿No sería una forma de desconfiar de la capacidad del conjunto para que necesite de nuestro pedido egoísta para funcionar? La sensación es de pequeñez en el conjunto, a la vez que importante y muy apreciado, como niño pequeño en una familia amorosa. Tenemos muchas posibilidades de interactuar con lo demás por nuestra cuenta, pero constantemente cuidados por la familia y entorno. Una madre permite que su bebé en brazos toque todo lo que alcanza, pero evita que le meta un dedo en el ojo, al igual que se pueda lastimar con algún pendiente u objeto cercano, o haga derramar el líquido de una taza y similares. (El Universo es mucho más cuidadoso y eficiente en evitar descuidos ocasionales en los que una madre puede incurrir, por más abnegada que sea).

• Cuando en momentos así asoma por la mente la idea de corregir perversiones de la humanidad, como las guerras, inmediatamente se la deja de lado, por comprender que forman parte del plan Divino, de sus ciclos, o del conjunto del Todo. Con lo cual me sobrevino un sentimiento de impotencia para aportar cosas importantes desde tal estado. Sin embargo, también de modo inmediato (fracciones de segundo, quizá milésimas) comprendí que mi función y razón de ser en esta vida no era la de hacer esa clase de “milagros” o “aportes” sino más humildes y mundanos, de persona a persona, o grupos no tan grandes como la humanidad entera o una nación.

• En mis expansiones de consciencia no percibí directamente a entidades sagradas como referentes religiosos (sean ángeles, Jesús, Buda, Mahoma o el mismo Dios) como suelen describir la mayoría. Porque el conjunto del Todo era como un organismo magnífico y perfecto del cual yo, en comparación, sólo era (nada menos) que una célula; o como mucho un pequeño órgano con funciones muy específicas. Estaba acompañado por varias entidades, en su mayoría naturales del lugar, elementales o “animalitos”, a los que sentía como hermanitos pequeños. En ese momento no importaba si había una entidad superior e individualizarla. Me bastaba con haber percibido y reconocido la pureza y sublime irradiación espiritual, para sentirla cual si fuera pariente tan sabio como amoroso, a pesar de que sólo “intuía” allí, telepáticamente, una energía sublime. (No le percibía como con los sentidos físicos; salvo, quizá, como sensación en la piel (más bien alborozo y regocijo del alma, por alguna presencia elevada, de alta jerarquía espiritual).

Hay diferentes graduaciones o niveles de expansión de la consciencia. (No tuve una única, sino varias, en diferentes ámbitos y circunstancias).

A mayor nivel o grado, menos se percibe a sensaciones desagradables del propio cuerpo físico y posibles incomodidades como dolores por esfuerzos musculares, cansancio, así sea de postura corporal, golpes, hambre o sed, etc. Se magnifica mucho la lucidez de modo sereno y preciso. Se tienen certezas muy claras aún sobre cosas que en principio es imposible poder saberlas o haberlas aprendido. Se potencian los sentidos, pero se amortiguan las incomodidades. Cuanto más fuerte es, parece un éxtasis místico, de estar en comunión con todo, menos importan las cuestiones mundanas y personales, a excepción de continuar “disfrutando” y aprovechar de algún modo a ese estado y sensación.

Si se produce en una circunstancia extrema (como situación de emergencia o muy álgida, las más comunes en mí) se tiene una claridad conceptual apabullante respecto a qué es lo que se debe hacer y cómo, sin lugar a dudas. Se tiene la certeza de qué es lo correcto y cómo; se lo hace como por acto reflejo; como si la parte consciente no fuera más que observadora supervisora de lo que realiza el cuerpo. O como si se dejara actuar a la parte inconsciente, sin dejar de prestar atención a todo.

Me ha pasado de que me preguntaran ¿cómo sabías que debías hacer eso y no una alternativa más común o lógica? Me resulta imposible explicarlo. Sólo que, en ese momento “tenía la certeza de qué hacer y cómo”, nada más. Yo mismo me asombro de muchas reacciones insólitas que he tenido en ocasiones. Como una vez, siendo niño de unos cinco años, cuando alguien me apuntaba con un arma de fuego, tomándome de rehén, aseverar a los demás que no se preocuparan, porque el arma no tenía balas. Detalle que descolocó a todos los presentes, sobre todo a los ladrones (¿cómo pude atreverme a afirmar algo así?) El hecho es que los dos ladrones, uno solo armado, aprovecharon la duda y pánico de los demás, para continuar con el robo y no demostraron si yo me había equivocado, más que intercambiando miradas que yo sí, noté claramente. O cierta vez, hará ya diez años, en altas horas de una noche oscura y en calle solitaria, al atacarme desconocidos por detrás, de modo instintivo reaccioné como si supiera yudo o algo parecido, haciendo volar a uno por sobre mí (el más grandote) y caer de espaldas como un metro por delante. Girando inmediatamente, cual felino, para enfrentar al otro que estaba llegando a la carrera y quedó desconcertado al verme encararlo dispuesto a pelea, con su compañero atontado en el suelo y sin lograr coordinar ni entender qué le acababa de pasar. Para luego instarles a razonar y que desistieran de asaltar transeúntes en esa zona de trabajadores ganapanes. No sé si habrán dejado de robar, pero en esa zona no se les vio más. La única violencia de esa noche allí fue el “vuelo” y caída del más grande de los dos.

A diferencia de las expansiones de consciencia grandes, que tienen más de experiencias místicas; en las más leves “surge”, se “percibe” instantáneamente a lo más correcto, a la solución o conducta específica, como si fuera algo harto sabido u obvio, aunque uno sea un completo ignorante del área o tema. Pero siempre son acertadas, a pesar de que no tienen porqué ser conocimientos que alguna vez se aprendieron y quedaron como olvidados en el inconsciente, ni actos reflejos o instintivos, aunque puedan parecerlos. Se da una “sabiduría innata” y específica, precisamente por captar muchos datos específicos, aún varios que resultaban imposibles de saber desde las propias circunstancias (captados por empatía telepática, o sensibilidad y lucidez amplificada) y reaccionar adecuadamente al conjunto de todos. Todo ello potenciado por una gran captación de energía espiritual que, según caso, también puede detonar un gran caudal de químicos corporales como la adrenalina, pero tan bien dosificados y distribuidos, que potencia bien a todas las capacidades físicas, emocionales e intelectuales por un momento que no suele durar más que unos segundos a un par de minutos. Muy difícil que más de 10 ó 15 minutos en casos raros que lo ameriten.

Razón por la cual no me extraña nada que, la sensación que producen algunas drogas, permita a muchos confundir la verdadera expansión de consciencia con esa anulación que producen de algunas percepciones, sobre todo de incomodidades. Más aún cuando facilitan la sensación de bienestar pleno y considerar que se perciben maravillas naturales e interactúan con ellas a voluntad y no son más que alucinaciones, delirios fantasiosos y hasta sugestiones telepáticas de entidades del plano inferior. La alteración de la consciencia y percepciones sensoriales, NO ES “expansión” de consciencia ni elevación.

¿Qué marca la diferencia, muy sutil e imperceptible para la mayoría de los que no han tenido nunca una verdadera expansión de consciencia? El AMOR (su calidad integral) y sentido de ARMÓNICA PERTENENCIA con el Todo de modo natural y espontáneo, sin necesidad de proponérselo o siquiera pensarlo, se lo siente cual un “despertar” a percibir una realidad que integra la totalidad de las cosas materiales, intelectuales y espirituales de modo armónico amoroso. Todas interactúan todo el tiempo entre sí, en un equilibrio armónico que pasma, apabulla y ¡sin perder lucidez, ni percepción de la realidad en todos sus planos en absoluto! Por el contrario: nuestro ser está verdaderamente potenciado en todos sus aspectos y sentidos. Es como si en lo cotidiano viviéramos en penumbras, percibiendo mínimo a las formas y casi nada de colores y, de pronto, aumentara la intensidad de la luz, de tal modo, que comenzamos a percibir todos los detalles de todas las cosas y sus correctos colores y tonalidades; pudiendo ver y percibir con todos los sentidos aún mucho más lejos con asombrosa claridad y precisión. Como si también se descongestionara la nariz y pudiéramos definir cuántas cosas diferentes se perciben en el aroma de cada ráfaga de aire que aspiramos, poder oír nítidamente a cada sonido que parecía inaudible y tapado por otros, localizándolo con perfección.

Mientras que, bajo efectos de alucinógenos, las cosas se deforman y entremezclan. Se percibe distorsionado, no se alcanza verdadera plenitud integral, sino la sensación física y, con suerte, se la “siente” intelectual y hasta espiritual, pero no se la puede evidenciar en SABIDURÍA obtenida, mucho menos en adecuada, armónica comprensión de la esencia de las cosas en su conjunto o individualidades específicas. Es como un soñar que rara vez condice por completo con la realidad, de modo sensato o bien coherente.

Cuando se tiene una expansión de consciencia, se alcanzan picos de comprensión de las cosas a las que es muy difícil alcanzar por vías normales y menos con tal rapidez que parece instantánea. Muchas ideas innovadoras han surgido por “inspiración” alcanzada tras una leve expansión de consciencia, apenas reconocible como tal. Digo leve, porque apenas alcanzan a asomarse a un aspecto particular al que dedicaban mucha energía. Al momento de “captarla” lo habitual es preguntarse ¿cómo no pude darme cuenta antes? Si ¡era tan obvio!

Pero ojo, a no engañarse: Que en una expansión de consciencia (siempre son muy breves, aunque puedan darnos la sensación de horas y hasta días, salvo excepciones muy raras y puntuales), es como si de pronto nos quitaran una escafandra que nos impedía percibir los detalles del entorno y, por deslumbramiento parcial, no alcanzamos a percibir más que algo en todos sus detalles correctos, o al grueso de las formas y colores, pero sin retener muchos detalles exactos. Razón por la cual es fácil afirmar “percibí todo bien claramente, pero no retengo detalles”. Lógico, si es como un deslumbramiento repentino, con demasiada información y detalles apabullantes, y el tiempo no alcanza a prestar atención a todo cuanto se percibe, especialmente cuando ya comenzamos a percibir más nítidamente a las cosas puntuales. Nos deslumbra el conjunto, la composición básica de las cosas y sus formas a grandes rasgos y el modo en que interactúan o se interrelacionan. Para cuando centramos la atención en algo más de lo específico que nos ocupaba la mente, ya se nos está pasando la expansión.

Toda expansión de consciencia es ayudada por entidades espirituales, o incorpóreas, de jerarquía o nivel superior a nosotros, aunque no nos percatemos de ese detalle y parezca que lo hemos logrado por nosotros mismos, o por efectos de enfermedad (fiebres muy altas, intoxicación) o combinación de algunas drogas ingeridas (así sean como alimentación, medicamentos u otra). Es como si nuestro ser tuviera puertitas o teclas que sólo pueden ser accionadas desde el lado espiritual o metafísico, en circunstancias en las que estamos muy sensibilizados o predispuestos. Sobre todo cuando nos desapegamos de las cuestiones cotidianas y mundanales, que logramos dejar de lado, más bien inactivo, al ego de su interferencia en nuestra parte consciente de pensamientos y emociones.

La gran falacia de muchos es considerar que aquellas cosas que predisponen a sensibilizarse, son las que expanden la consciencia. La gran evidencia de tal error es la cantidad de fracasos en intentos voluntarios y lo raro que algunos realmente las logren intoxicándose o debilitando al máximo las energías corporales.

Hay tres “llaves” o factores que se concatenan siempre:

• Predisposición psíquica o espiritual, de desapego y altruismo.

• Debilidad corporal o agotamiento energético, sea por pronunciado cansancio, intoxicación o situación de agotamiento psicofísico (stress) que no es necesario que sea muy notorio. Basta con cansancio algo más pronunciado de lo común o el típico de una jornada esforzada.

• Ayuda de entidades “etéreas” nobles, que consideran que es válido que tengamos tal experiencia.

Si falta una de ellas, DUDO MUCHO que alguien tenga una expansión de consciencia real. Pero el que acontezcan las dos primeras, no garantiza a la tercera, como presumen muchos chamanes. (Salvo que tengan “ayuda” de entidades del plano inferior, que los desdoblan y sugestionan telepáticamente, en lugar de expandirles la consciencia realmente).

En lo que colaboran y pueden lograr las entidades del nivel inferior, es a desdoblamientos del cuerpo, para manipularnos emocional y psicológicamente. Desdoblados somos más vulnerables o permeables a su influencia telepática. Influencia en las que nos hacen creer y sentir que vivenciamos realmente a lo que no son otra cosa que teatralizaciones, similares a proyecciones holográficas. Algo similar a los “durmientes” de la película Matrix. Que es la razón por la cual muchos chamanes se jactan de cuán poderosos son desdoblados o por la “obediencia” (veleidosa) de sus “mascotas” o “animales de poder” (algunas de estas entidades son realmente muy poderosas, pero caprichosas y no pueden transgredir normas universales, por lo cual su poderío es muy relativo o ambiguo, dependiendo de factores y circunstancias). Tales chamanes son manipulados por entidades del plano inferior (que su pertenencia al plano inferior no las hace más débiles o tontas que nosotros ¿o no es popular la astucia de los demonios?) que les hacen creer que están a sus órdenes, pero obtienen migajas a cambio de demasiada energía y pervertir (desviar) sus vidas en cuestiones egoístas. ¡Yo mismo he llegado a tener dos poderosas mascotas en mi adolescencia! A las cuales terminé solicitándoles que buscaran otra persona a la cual acompañar, tras comprender que era mayor el perjuicio que el beneficio que me brindaban. (Formó parte de mi aprendizaje el haberlas tenido por un tiempo, como la forma de alejarlas de mi vida sin mayores consecuencias). Los animales salvajes, por más potentes y astutos que sean, más vale que se mantengan alejados de nosotros. Bien expresa el dicho: “Cría cuervos y te sacarán los ojos” que, en este caso, más bien sería: No alimentes con tu energía a vampiros energéticos, porque terminarán agotándote y no serás más que una vaquita lechera cuya producción de leche no alcanza a satisfacerles y, sus exigencias, terminarán arruinándote la vida y llevándote a una muerte tan segura como prematura.

En conclusión: Los seres humanos estamos tan acostumbrados a las características de la sociedad en grandes ciudades, que incurrimos en el error de dar por obvio que, más allá del plano material, basta con ser también pícaro o astuto para trampear las reglas y zafar de responsabilidades. Para las entidades del “más allá” somos como niñitos malcriados e incapaces de notar cómo, entidades imperceptibles, pueden manipular las circunstancias frustrando nuestros intentos de transgresiones a reglas universales, cual si fueran hechos fortuitos, o detalles de impericia personal, como cuando se desvía una pelota directa al arco por una suave pero efectiva ráfaga de viento inesperada, o no haberla golpeado con suficiente precisión.

Respecto a expansiones de consciencia, la mejor forma de obtenerlas, es aumentar sostenidamente al propio nivel de vibración energética, por hacerla realmente más amorosa y empática con el resto (volvernos más comprensivos y altruistas). Tratando de conectar y diferenciar claramente a la brújula interior (el propio espíritu) de lo que son las intuiciones o sugestiones egóticas que también surgen desde el inconsciente. Cuando se logra esto último, de percibir claramente a la “brújula espiritual”, el resto es solo cuestión de tiempo para que se produzcan los momentos en los que se necesitan expansiones y nos ayuden a obtenerlas cada vez con más facilidad o frecuencia (según las necesitemos realmente). El sentimiento de auténtica devoción religiosa (creer en una entidad Creadora, Regente del Todo, con todos los atributos que se reconocen a Dios, de sabiduría, justicia, omnipotencia y amorosa magnanimidad, y de quien formamos parte intrínseca como todo lo demás) colabora mucho a lograrlas. Sobre todo cuando la sostenemos nítidamente en lo cotidiano. Porque ese sentimiento y convicción, cuando es auténtico, amplía y eleva a nuestra vibración y consciencia. Al margen de prácticas de cultos religiosos convencionales, o mágicos chamánicos. Lo afirmo desde la experiencia personal.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Qué es una verdadera expansión de consciencia

Mensaje  Don Sapo el Vie Dic 07, 2012 6:36 pm

Después de haber publicado el presente, vino a mi mente la idea de que aún le faltaba algo. Que había quedado incompleto.

Al rato me llegó la respuesta en imágenes. Una idea simple y sencilla, pero muy eficaz. Intenté poder plasmarla de ese modo: en imágenes, pero mi deficiente manejo y paciencia para hacer videos o serie de fotos específicas para publicar, han logrado hacerme desistir de tal intento.

Hoy al ver que este tema está quedando como uno más, decidí "completarlo" describiendo las imágenes surgidas en mi mente.

Imaginemos que estamos dentro de una especie de valija o pequeño cuarto a oscuras, con una muy pequeña hendija o mirilla por la cual pasa aire para respirar y algo de luz.

La consciencia es como ese pequeño orificio por el cual pasan ocasionales destellos de sabiduría o sensatez.

La misma es muy difícil de ensanchar con los dedos. Necesitamos que algun factor externo colabore circunstancialmente a aumentar la presión que ejercemos en la misma, para que se ensanche o expanda, de modo similar a cuando queremos ensanchar un tajo realizado con cuchilla en un envase plástico como el de gaseosas.

El tajo en dicho envase suele pasar desapercibido a simple vista o parecer irrisorio.

Pero si presionamos con la fuerza de la voluntad honesta por aprender, por lograr más paso de luz, puede bastar una ayudita extra del otro lado para que se abra más. Como si nuestros dedos presionaran un lateral del tajo y, en un bamboleo accidental, el otro lado de la hendedura se apoyó sobre algo que nos facilitó abrir más el orificio y que pasen nuestros dedos.

Los dedos quedan como trabados en dicha hendija. Al retirarlos, el plástico tiende a retomar la forma original. Pero si metimos bien a los dedos, empeñados en abrirla más, la abertura habrá quedado más evidente o algo más ensanchada.

Cuantas más veces hemos metido los dedos en el tajo y esforzado en separar los laterales, más abierto va quedando.

Con las expansiones de consciencia sucede similar. Algo queda ensanchada después de cada experiencia de "expansión". No basta con una única para obtener "LA" sabiduría o comprensión de las cosas. Se obtiene un deslumbramiento que apabulla, como al que estuvo largo tiempo a oscuras y de pronto logra ver el sol por una hendija y, tras acostumbrar los ojos, percibe "bastante más" que cualquier otro de cómo es el exterior, la realidad amplia.

Algunas personas que tienen tales experiencias, quedaron tan deslumbradas o extasiadas con su expansión, que se vuelve contraproducente. Pues es como si se dedicaran a enseñar como totalidad de la realidad exterior a lo que lograron percibir desde la hendija o, por una cuestión de autoestima y hasta orgullo entremezclado con ambición, no reconocen cuánto es lo que ignoran en proporción a lo que sí, lograron percibir. Así es como muchos pretenden enseñar a otros cómo expandir la consciencia, qué es lo que se logra, DEDUCIENDO y hasta fantaseando la descripción y procedimientos del cómo lograrlas, o cómo es la realidad amplia. Por esa razón es que abundan tantos libros y cursos en el tema, como también las diferencias religiosas.

El proceso de ampliar la propia consciencia (percepción interior de sabiduría de la realidad amplia o más completa en todos sus aspectos) es muy lento y gradual. Las únicas excepciones a esta regla, son espíritus muy evolucionados que han encarnado en este plano con el propósito de ayudar a la humanidad a encarrilar bastantes aspectos de comprensión de las cosas, al estilo de los grandes referentes religiosos, como Moisés; Buda; Jesús; Mahoma y Quetzalcóatl entre otras poquísimas personas en la historia de la humanidad. Personas que, por su altísimo nivel espiritual, pudieron lograr más rápidamente ampliar la consciencia a grados superlativos respecto de los demás. Pero eso no les convertía en seres totalmente perfectos, sino excelentes referentes del grueso de las conductas morales y de vida en general PARA LA ÉPOCA Y SOCIEDAD EN LA QUE VIVIERON.

¿Por qué me atrevo a decir que no eran perfectos? Porque NO LOGRARON PREVER de modo eficaz que, con el paso de los siglos, sus enseñanzas serían desvirtuadas al extremo de llegar a guerras religiosas como aún hay en la actualidad entre judíos, cristianos y musulmanes; o que puedan llegar a la brutalidad de continuar imponiendo normas brutales como forma de prevención de pecados (mutilación de genitales femeninos en el islam) o educar dogmáticamente a los fieles cual si fueran animalitos de rebaño en rituales que no son indispensables para todos tal como los imponen (caso de la confesión católica, o la comunión cristiana, que es puro símbolo, rezar en dirección a la Meca en determinado momentos del día y posiciones; el "pacto con Dios" de la circuncisión, entre otras muchas).

O sea: Los grandes referentes de las religiones lograron comprensión superlativa de las cosas en general, pero no tanta como para prever y evitar en lo que desembocaron las religiones que surgieron desde sus sabias enseñanzas.

Ahora, en los tiempos actuales, que podemos interiorizarnos con bastante fidelidad de las enseñanzas de tales líderes y hay infinidad de eventos históricos registrados a lo largo y ancho del planeta, con muchísimos seres con espíritus bastante evolucionados, podemos llegar a discernimiento más amplio y conclusiones más acertadas: Todos los referentes religiosos más importantes pregonaron los mismos principios básicos para regir la vida, pero con matices diferenciados por adaptarlos a las costumbres y mentalidad de la gente de su propio entorno. Es decir: Respeto a todo por comprender que Todo, es parte de la Amorosa Entidad Suprema y Creadora, o como prefiera denominársele. Que por esta razón es tonto juzgar y hasta castigar al prójimo, cuando son como hermanos, por más erróneas actitudes que tengan. Lo único correcto es tratar de evitar que puedan hacer daños a nosotros, terceros y hasta a sí mismos o detalles de la Creación. Pero siempre desde una actitud amorosa fraternal que intenta dialogar y corregir, ayudarle a comprender y ser mejor; en lugar de sentenciar e impartir justicia dogmática literal.

Es hora de acabar con los dogmas que llevan a fanatismos poco sensatos y de cerrar la mente en subjetividades extremas de resentimientos, negatividad pesimista, o su contraparte del positivismo absurdo cual si fuéramos dioses de nuestras vidas y entornos. Porque con la cantidad de informaciones accesibles e historia de la humanidad, no podemos alegar ignorancia o incapacidad para darnos cuenta de las consecuencias posibles de nuestras actitudes y pensamientos. Debemos ayudar a los demás a expandir sus consciencias y ser más maduros, más conscientes de las posibles consecuencias de sus actos; especialmente desde el ejemplo personal de amoroso respeto y comprensión de la realidad amplia. No hacerlo y permanecer pasivos y hasta indiferentes, nos hace pecar de NEGLIGENCIA en nuestro deber más básico de ser ejemplos de conducta y obligaciones fraternales hacia todo ser vivo.

Porque hay una continuidad más allá de esta vida biológica corporal, donde deberemos rendir cuenta de nuestros actos y conductas. Si incurrimos en alguna clase de pecado o falta, que no sea pensando en que podremos alegar ignorancia o deslindar responsabilidad o culpa en el más allá, al margen de lo que puedan decir los demás, tengan la autoridad que tengan. Puesto que, como afirman todas las religiones humanas: Dios es omnipotente y todopoderoso. No se pierde ningún detalle ni de nuestros pensamientos y sentimientos. Y sólo Él será quien juzgue y determine hasta qué punto fue aceptable o reprochable cada acción, pensamiento y sentimiento que hemos tenido, como también los méritos y logros de nuestra vida y cuánto pesa cada cosa en el balance final.

Asumamos que somos responsables de todo lo que podemos influir o modificar en nuestras vidas y entorno; sean actos, pensamientos y emociones, como también por consecuencias de negligencia y hasta desidia. Si pretendemos lavarnos las manos, como Poncio Pilatos ante la crucifixión de Jesús, que sea evidente que hemos intentado razonar e interceder con la mayor sensatez posible en aquello que está más allá de nuestra exclusiva voluntad y posibilidades sociales. Siempre desde una actitud de amoroso respeto, lo más comprensiva y sensata posible. La Entidad Suprema SABE hasta qué punto realmente podíamos prever las cosas, colaborar en evitarlas o no poder darnos cuenta de errores, grandes o pequeños, en los que todos, quien más quien menos, incurrimos casi cotidianamente y por qué acontecen en nuestras vidas. Como también quiénes y cómo pudieron influir de algún modo para que tengamos conductas erróneas y se les reconocerá su parte de responsabilidad en culpas y méritos.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Verdadera Expansión de la Consciencia.

Mensaje  Carlos el Mar Dic 11, 2012 4:06 pm

Como siempre don sapo agradezco a la vida haber llegado a este sitio por su invaluable ayuda para mí ser interno que sabiduría nos ha desvelado aquí con este tema de expansión de la Consciencia.

Lo que aquí describes alguna vez en una meditación lo he experimentado, me sentía parte del todo, me expandía hasta perder mi personalidad; al regresar una gran alegría invadía mi cuerpo físico y todo lo veía mas positivo, era como una gran euforia como si estuviera borracho y se volvieran más lucidos mis sentidos veía a todos con mas amor y respeto; recuerdo que después de ese momento me sentía animado a lograr lo que me propusiera y decidido a cambiar mi conducta errónea (Homosexualismo- promiscuidad) porque había comprendido que este sentimiento era parte de una terquedad, ego o algo fallido en mi subconsciente de la infancia o las malas experiencias habidas como en mi condición de heterosexual-pero esto duro muy poco.

Por eso cuando escribes que la expansión de la consciencia “Es cuando somos “más conscientes”; es cuando percibimos claramente que “hay mucho más” de lo que habitualmente percibimos, concatenado a la realidad tanto en lo perceptible como lo imperceptible a los sentidos físicos.

Me cayó el veinte como se dice por acá, y he comprendido lo erróneo de mi conducta; me hacia tonto o pensaba que mi condición de Homosexualidad era parte de mi destino , pero en el fondo buscaba y buscaba y siempre me dejaba un enorme vacío que no se llenaba con nada; aún después de derrochar mi energía sexual con compañeros de mi mismo sexo y que por el momento me llenaban, era como una adicción a droga o enervante y me mantenían extasiado en ese momento para después quedarme en ese estado de conmiseración y de ese algo que me faltaba siempre.

Estoy ahora en el proceso de cambio de consciencia, ya deseo en verdad con todo el corazón o alma cambiar mis conductas erróneas, por o que con lo que aquí describes en el foro y asistiendo a un grupo de auto ayuda estoy orientándome para reconocer lo que esta bien para lograr ese propósito interno de cambio y reconocer de lo que esta bien y es apropiado para mi alma; descubrir mi misión, papel y conducta, relaciones en este paso por aquí en la tierra y estar mas pleno y feliz.

Aquí en el grupo he descubierto y me han dicho que el estado interno no debiera estar influenciado por la negatividad de la propia naturaleza, sentimientos o peculiaridades personales.
Que las motivaciones egocéntricas que los sentimientos y hábitos negativos son manchas en el espejo de nuestra vida. Que tenemos que limpiarnos y esto significa explorar y cambio de consciencia ua que esto mancha la actividad de nuestro propio ser interno.
Por eso Don sapo en lo personal quisiera pedirle que además de lo que aquí describe con bastante amplitud y certeza me ayudara que más puedo hacer para estar en armonía con este cambio.

Sé que ya no hay tiempo, como en alguna ocasión leí aquí mismo en centaurea que el tren ya ha partido. Pero sé que en estos días en mas fuerte la irradiación del sol y están dadas las condiciones para aprovechar este momento para ser mejores personas y adquirir ese nivel de consciencia que describes y ser mas amorosos con nosotros y nuestro entorno y así tal vez poder trascender. Agradezco de corazón tu valiosa ayuda.

Carlos
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Qué es una verdadera expansión de consciencia

Mensaje  Roman10 el Jue Dic 13, 2012 10:33 am

Carlos querido, te leo y pienso que lo que describes de tu situación no es tan terrible para que te sientas así de mal. Estás engordando a tus problemas sintiendote culpable y sugstionandote con algunas informaciones. Lo primero que quiero decirte es que no es tarde para nada, no hay barcos que hayan zarpado. Hoy en dia se replica mucha información sobre erupciones solares, fechas portal, cambio interno, y me parece saludable, yo tambien me informo al respecto y lo tengo en cuenta, pero en lo que más confío es en mi mismo, en mis experiencias y aprendizajes, esa es la base, debés dejar de ser una víctima y hacerte cargo de tu vida y tus decisiones. La homosexualidad no me parece que sea un problema, te sentirías igual de vacío y miserable si fueras sexualmente promiscuo con mujeres. En ese caso el problema sería la "promiscuidad" y lo pongo entre comillas porque tambien habría que ver a que le llamamos así. No creo que la raíz de lo que te lleva a esas acciones sean manchas en el espejo del alma o no se cuantas cosas más que suenan a que en ese grupo de auto ayuda no te están ayudando. Vos mismo lo decís sin darte cuenta, lo haces porque en ese momento te sentis extasiado y lleno. Te sentis miserable sólo después y eso es porque en efecto estás derrochando tu energía sexual. Creo que deberías ayunar un poco de sexo por un tiempo y acumular esa energía mientras te reconcilias contigo mismo porque lo peor que estás haciendo es victimizarte y no auto estimarte.
"Aquí en el grupo he descubierto y me han dicho que el estado interno no debiera..."
Has descubierto o te han dicho? En mi opinión es lo segundo. Deberias escucharte sólo a ti mismo por un tiempo tambien, tenés que perder el miedo a estar solo, es muy doloroso verse solitario ante la vida y afrontarla de esa manera, pero eso tambien requiere fortaleza y valentía y tambien puede hacerte sentir muy bien. Luego está la mente, que te va a jugar mil trampas pero no te tienen que desanimar las imágenes y pensamientos que obviamente sobrevolarán. Deberías de alguna manera observarla actuar sin identificarte con ella y un día luego de un pensamiento negativo te reirás porque sabrás que esa solo es la vieja mente que no cambiará porque es conservadora y perezosa y te acompaña noche y día porque así son las cosas. Tu energía y tu confianza son tuyas y solo dependen de tu voluntad y decisión. Quiérete a ti mismo en soledad y luego comparte ese amor con quien lo valga.
Debes pasar lo que se te dice por el tamiz de tu propia experiencia y no comprar las ideas tán rápido, porque realmente no hay apuro, esa urgencia juega en tu contra. Esta es solo una opinión y es difícil expresar estas cosas por escrito, tampoco te puedo dar un método, ése es tu papel y tu misión.

Roman10
Entusiasta
Entusiasta


Volver arriba Ir abajo

Verdadera Expansión de la Consciencia.

Mensaje  Carlos el Jue Dic 13, 2012 12:44 pm

Buen dia Roman muchas gracias por tus comentarios alli plasmados fijate que no lo habia visto con esa optica en cuanto a lo de victimización o el miedo a estar solo, pero tu opinion me allana mas el camino para poder discernir y meditar lo que me dices: me llamó mucho las tres premisas que planteas : Hacerme cargo de mi vida, el ayuno sexual y el quererme a mi mismo. lo tomare en cuenta y buscare dentro de mi como superarme gracias de corazón, porque tu opinon o mensaje me hace abrirme mas como se ve mi situación desde afuera y que a veces uno no lo percibe.

Carlos
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Qué es una verdadera expansión de consciencia

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.