Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 14 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

¿To be or not to be? ¡That its the question!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  Don Sapo el Lun Mayo 26, 2008 3:40 pm

Cuando sabemos que en el idioma original, el inglés, el “to be”significa tanto “ser” como “estar” dicha frase puede ser interpretada, en su contexto, “estar o no estar” como “ser o no ser”.

En las traducciones al español, terminó predominando la interpretación más filosófica de “ser o no ser” ésa es la cuestión (o pregunta o planteo). Pero ser o no ser ¿qué?

O quizás estar o no estar ¿dónde? O ¿cómo?

Me gustaría saber cómo interpretas tú a esta frase.

Para quienes no hayan leído a esa obra de Shakespeare, les comento que el protagonista, al ir al cementerio por un funeral que no lo conmovía, quedándose luego paseando por el mismo, dio con una fosa que había sido preparada dejando a la vista los huesos de un entierro anterior en el mismo lugar. Como se enteró que era de Yorick, un bufón muy mordaz, ingenioso y ocurrente que él había conocido en vida; la toma entre sus manos y comienza una especie de diálogo con quien fuera Yorick.

Filosofa un poco respecto de cuán misteriosa o paradójica es la vida, en aspectos contradictorios de que se destaquen o lo pasen mejor quienes menos parecen merecerlo y la cumbre de dicho monólogo de reflexión es la popular frase.

Por esto, reitero: ¿Cómo interpretas tú a esta frase? ¿Qué significado le das?



La imagen es de la película Hamlet que el mismo L Olivier dirigió y actuó
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  Huésped el Lun Mayo 26, 2008 3:51 pm

Interpretación:

Existir...¿Merece la pena?

Huésped
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  Gwendoline Welden el Jue Ene 15, 2009 5:52 pm

Don sapito, o todos aquellos que se quieran sumar ¿Podéis intentar dar vuestra interpretación sobre esta frase? Es que necesito un poco de ayuda para filosofía...
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  kirie el Jue Ene 15, 2009 6:16 pm

Vida frente a muerte.
Verdadero frente a falso.
Realidad frente a ficción.

Analiza estos conceptos.
avatar
kirie
Estrella
Estrella


http://www.wwwartbrut.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  pepe2982 el Jue Ene 15, 2009 6:21 pm

Hay que colocarlo en el contexto en que Shakespeare, escribió la obra, de ahí encontré esta interpretación, la que yo pueda tener, no vale si no está atada a la obra en si y como lo quiso expresar el autor.

Ser o no Ser. La duda de Hamlet

Shakespeare, como mencioné antes, se basó en acontecimientos históricos, para escribir varias de sus obras; entre ellas figura la tragedia de Hamlet.
Es imprescindible evocar a las pasiones humanas, las cuales son llevadas al máximo grado de expresión por William Shakespeare.
Dichas pasiones dominaban a los personajes; son puestas por el autor como prototipos realistas de esas bajas condiciones humanas que se terminan manifestando desgracia, tragedia y sufrimiento.
El amor, la avaricia, la venganza, la ambición, la mentira, la inteligencia, la duda y la locura, son algunas de las pasiones que Shakespeare utilizaba para personificar a sus personajes; nosotros tomaremos al príncipe Hamlet quien encarna a la Duda.

Shakespeare ubicó a sus personajes en lugares, momentos históricos y circunstancias puntuales, con el propósito de demostrar lo más fielmente posible la naturaleza humana, a través de sus pasiones, sus virtudes, sufrimientos, sentimientos y debilidades; con éstos actos determinaba su existencia y su vulnerabilidad frente a su propio destino.
Hamlet, es el único hijo y heredero al trono de la Reina Gertrudis y del Rey Hamlet. Shakespeare nos presenta a un joven, consentido, casi adolescente, que debe enfrentar, luego de la repentina e inesperada muerte de su padre, el apresurado enlace de su madre con su tío.
En el comienzo el príncipe toma los acontecimientos con cierta ironía.
Hor: Vine, señor, a ver los funerales
De vuestro padre.
Ham: -No te burles, compañero.
Quieres decir las bodas de mi madre.
Hor: Verdad, señor, bien cerca estuvieron.
Ham: Ahorro, Horacio, ahorro. Los manjares
Que al funeral calientes se sirvieron
Fiambre en la boda fueron...

Acto Primero; escena II, Pág. 273 y 275, verso 219 al 226.

Al encontrarse sin su padre, Hamlet corre a refugiarse en los brazos de su madre para calmar un poco tanto dolor; pero no solo acude a ella buscando el cobijo de su regazo; sino que acude para amarla y protegerla, para secarle las lágrimas y para que juntos logren salir del duelo de la pérdida irreparable de un padre y de un esposo.
Hamlet también quiere ocupar el lugar que le pertenece en el castillo, quiere heredar el trono de Dinamarca.
En lugar de todo eso, el pobre príncipe se encuentra con un panorama totalmente diferente del que imaginó.
En vez de encontrar a su madre de luto y con lágrimas en los ojos, la encontró sonriendo y preparando la boda con Claudio, el hermano del Rey muerto.
Poco a poco, lo que pensó que era verdadero, se le tornó dudoso y oscuro.
El espíritu del Rey muerto, se le apareció a Hamlet en el patio de armas del castillo, en este encuentro le reveló que había sido asesinado por su propio hermano, quien se quedó con el trono de Dinamarca y con la Reina Gertrudis, y a su vez, que ésta, le había sido infiel, con Claudio, mientras el rey aun vivía.
El desorientado príncipe buscó las explicaciones correspondientes, pero en lugar de recibirlas fue tratado con indiferencia.
La confusión dominó la manera de entender del joven, de esta manera comenzó la tragedia interna de Hamlet, el príncipe de Dinamarca, comenzó a sospechar, a dudar, a temer y a desconfiar, de su familia y de sus amigos, hasta de Ofelia, la joven que amaba; Hamlet comenzó a sentirse muy indefenso y muy solo.
Solo a Horacio, su mejor y único amigo, le confiaba todos sus planes y estrategias.
Ham: Pues como a extraño darle has acogida.
Más cosas hay, Horacio, en cielo y tierra
De las que sueña tu filosofía.
Pero venid. Como antes, de igual modo,
Jurad que por extraña que a vos fuera
Mi conducta- y contad que bien pudiera
Convenirme adoptar cierta manía
Como de extravagancia-, si así fuera,
Que no haréis nada, como dar el codo,
O mover la cabeza, o decir frase
De dos filos, "Ya, Ya", o " Si yo quisiera..."
O bien "Hay quien podría..." o "Si yo hablase..."
O cosa así que la gente dude
Que algo sabéis de mí. Jurad secreto.

Acto Primero, escena VI, Pág. 329, verso 193 al 209

Hamlet se aisló de todo y de todos, las demás personas se habían convencido que era imposible mantener una conversación coherente con el príncipe.
Le hizo creer a Ofelia que no la amaba y que nunca la había amado, dijo que jamás la había tenido en cuenta y hasta la mandó a una casa de...
Hamlet estaba convencido que la locura podía convertirse en un refugio para mitigar un poco el dolor que sentía.
Poco a poco, las sospechas comenzaban a aclararse. Apareció la realidad...la oscura e inmunda realidad, que invadía todo el reino de Elsinor.
Frente a toda esta locura, surgió la famosa duda de Hamlet:
To be or not to be: that is the question.

Acto Tercero, escena I, Pág. 406, verso 62

¿Actúo o me inhibo?; ¿Cumplo con el deber de la venganza, asesinando a mi tío, quién a su vez asesinó a mi padre?, ¿Continúo aparentando mi locura, o revelo lo que el fantasma me confió?.
Ser es actuar con conciencia y con convicción, a pesar de las consecuencias.
Theodor Spencer afirma que "...por encima de los animales está el hombre que, además de tener un alma vegetativa y sensible, la tiene también racional. Luego y por encima de él, viven los ángeles (...) el hombre es el eslabón fundamental entre ambas. Está en el grado más alto de los animales y en el más bajo de los seres intelectuales"
Hamlet tenía un gran incentivo para tomar venganza, por eso mismo resalta su indecisión. El arma fundamental de Shakespeare para resaltar el carácter dubitativo de Hamlet era hacerlo contrastar con el de Claudio; quién actuaba rápidamente y con firmeza, en cambio, el príncipe, demoraba la acción y esperó a estar moribundo para vengar la muerte de su padre (luego analizaré ésta actitud).
Ambos personajes se contraponen a lo largo de toda la obra por distintas razones; Claudio quería saber si la locura de Hamlet era real, o si la fingía, y si verdaderamente estaba loco, averiguar la causa; y Hamlet, debía confirmar lo que el fantasma le reveló, si su tío mató o no al Rey.
Hamlet se enfureció y soltó agravios hacia Claudio que demuestran que el odio que siente hacia él, va más allá del odio que debería sentir por haber asesinado a su padre y por haberse casado, casi luego del funeral, con su madre. Hay un odio más íntimo, que demuestra lo que sufría el príncipe por dentro, hay un dejo de ambición y de envidia hacia el nuevo rey, porque se quedó con dos "cosas" que le pertenecían: con el trono y con el amor de su madre.
Ham: Un bellaco, asesino, vil esclavo
Que no vale un veinteavo
De un décimo de vuestro primer dueño,
Un bufón de palacio, un don Pequeño,
Salteador del Poder y del Estado,
Que de un estante roba la diadema
Y se la hecha al bolsillo...

Acto Tres, escena IV, Pág. 479, verso 124 al 128

Hamlet es un personaje totalmente egocéntrico, en ningún momento se cuestiona nada de lo que ha sucedido, absolutamente nada que no lo afecte directamente.
Duda si vengar o no a su padre, hasta el momento en que descubre que Claudio ha actuado en su contra y que lo ha herido de muerte.
Ni siquiera logra vengar a su padre, sino que él mismo venga su propia muerte.

Conclusión
El príncipe Hamlet se escudó tras su aparente locura, en un principio, para conseguir la respuesta a la duda que le sembró el supuesto espíritu de su padre muerto.
Una vez descubierto que el Rey Claudio, en conspiración con Gertrudis, su madre, había asesinado a su padre con un potente veneno, no actuó.
Hamlet es un personaje totalmente tibio nunca termina de decidirse por nada; no se decide a vengar, de una vez por todas a su padre; no se decide a dejar todo por su amada Ofelia, ¿O es que no la amaba realmente?.
Nunca siente remordimientos por las muertes que causó, en ningún momento recordó que mandó a matar a Rosencrantz y a Guildenstern sin ningún motivo.
Y tampoco recuerda y mucho menos se arrepiente de haber asesinado al pobre Polonio, ni siquiera, y suponiendo que amaba a Ofelia, por ser el padre de ésta. Y que en gran parte, la muerte del viejo, tuvo que ver con la locura, seguida de la muerte de la joven doncella.
En realidad a Hamlet lo único que le provoca algún tipo de sentimiento y lo que lo hace actuar es lo que lo afecta directamente.
Ni siquiera sufrió por la muerte de su madre, y dudo que el asesinato de su padre lo haya tocado tanto como nos lo hace suponer al comienzo de la obra.
Realmente podemos apreciar que Hamlet tiene sentimientos cuando fue herido de muerte con la espada envenenada de Laertes.
Al darse cuenta que su vida había llegado a su irrevocable fin, Hamlet se preocupó por darle instrucciones a Horacio para que su historia sea recordada, en este último monólogo de Hamlet vemos claramente que era un personaje terriblemente egocéntrico, que solo pensaba en él y en sus conveniencias;
Ham: ...Horacio, muerto soy. Tu vives. Cuenta
La verdad sobre mí y sobre mis hechos
A los no satisfechos.
Hor: No tal. Más que danés soy romano.
Aún queda aquí veneno.
Ham: -Si eres hombre
Dame la copa...¡Suelta! ¡Voto a ...! ¡En mano!
OH buen Horacio, ¡Qué afrentado nombre
Vivirá tras de mí, si así las cosas
Quedan desconocidas!
Si jamás me quisiste en lo profundo
Del corazón, sigue un momento ausente
De la felicidad, deja que aliente
Tu pecho con dolor en este mundo,
Para contar mi historia.

Acto Quinto, escena II, Págs. 621 y 623, versos 369 al 382.

Otra muestra del egoísmo y deseos de trascender en la historia, de Hamlet, se puede observar cuando Horacio amenaza con tomar el vino envenenado, y éste lo frena diciendo que debe vivir para contar las hazañas, como si fuera un héroe.
En los comienzos de la tragedia el mismo Hamlet se comparó con un héroe de la antigüedad griega:
My father’s brother, but no more like my father
Than I to Hercules. (…)
Acto Primero, escena II, Pág. 270, verso 152-153
La real cuestión del príncipe, era la de SER.

No era, ni la duda de vengar a su padre cometiendo otra muerte, ni le importaba demasiado que su madre haya traicionado al Rey, acostándose con su hermano, ni siquiera que su "supuesta" amada haya enloquecido y luego muerto, en gran parte por su culpa, tampoco que su tío le haya quitado la posibilidad de convertirse en Rey a tan temprana edad, y muchísimo menos le importó matar, por equivocación a un pobre hombre (Polonio), y a dos de sus amigos.
Como dice Salvador de Madariaga " Hamlet era incapaz de ser, ésta es la verdadera tragedia del príncipe..." la de NO Poder, o no Saber Ser.

Bibliografía
Salvador de Madariaga, El Hamlet de Shakespeare, Buenos Aires, Argentina, Editorial Hermes, Agosto de 1955
www.legends.dm.net/shakespeare/hamlet.html
Emil Wolf, Shakespeare, el problema de su personalidad y su obra, Mendoza, Argentina, Año del Libertador General San Martín, 1950
Theodor Spencer, Shakespeare y la naturaleza del hombre, Buenos Aires Losada, 1954
Sapiens Enciclopedia Ilustrada de la Lengua Castellana, Buenos Aires, Argentina, Editorial Sopena Argentina, 1949.
Biblioteca de Consulta Microsoft® Encarta® 2003. © 1993-2002 Microsoft Corporation.
Enciclopedia temática Océano Color, Barcelona, España, Editorial Océano, tomo I, 1994.

gracias gracias gracias

_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  Don Sapo el Jue Ene 15, 2009 6:37 pm

Srita Gwendolincita:

¿Qué tal si DAMOS EL EJEMPLO de participación y comienzas por EXPRESAR LA TUYA?

enojo2 ¿O prefieres que los demás creamos que, para tí, Centáurea es un lugar en el que se facilitan los resultados de tareas escolares formales? (porque las tareas que tratamos de resolver aquí, de modo conjunto, son las que cotidianamente nos presenta la "escuela de la vida"), Además, ya existen sitios específicos para eso, como el "rincón del vago" entre otros, a los que no nos interesa hacerles competencia.

Se todos modos, a modo de darte una puntita de ovillo, te recuerdo que "cuando la pregunta está bien hecha, solo hallarás la respuesta" (cuestión de saber cómo plantearse las cosas y el orden de las mismas) y, en el mensaje inicial ¿no puse un par de preguntas específicas ORIENTADORAS de por dónde comenzar?
Pero ser o no ser ¿qué?
O quizás estar o no estar ¿dónde? O ¿cómo?



Añadido porque noté que tanto Kirie como Pepe se me adelantaron (¡qué rápidos!)

Si con las "ayudas" de ellos no logras comprender o te enriedas más ¡merecido lo tendrás por perezosa mental!

De mi parte, no esperes más ayuda si no noto en tu comentario/parecer que realmente te has esforzado por ANALIZAR la situación y a qué podrá haber querido referirse Shakespeare por boca de Hamlet en dicho contexto.
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  Gwendoline Welden el Vie Ene 16, 2009 11:07 am

Gracias Kirie y Pepe por vuestras respuestas.

Y Don Sapo, no se trataba de que realizasen mi tarea, ni siquiera es un trabajo obligatorio, solo opcional, en el que teniamos que expresar que significa esta frase para nosotros o que explicación le encontramos (pero nuestra opinión, sin necesidad de conocer el escrito de Shakespeare, ni saber con que sentido lo dijo Hamlet). Yo tengo mi propia resolución y quería saber si alguien tenía una idea diferente...

Lo que saco de esto, en versión resumida pues puedo extenderme muchísimo más es que:

El ser no solo se reduce a la presencia actual, si no que también es lo que aún no es (Pero que ya lo habita como potencia y como proyecto). En este sentido, y teniendo en cuenta los constantes cambios que experimentan las cosas y nosotros mismos podemos decir que las cosas están atravesadas por una falta de ser. Esdecir, lo que es en un momento, dentro de un tiempo puede no ser, y lo que no es ahora, puede ser en el futuro. Por lo tanto, ni nosotros mismos ni las cosas con las cuales tratamos tienen la forma de una presencia plena, de ahí la pregunta ser o no ser.

De todas formas, gracias.
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  Pagano el Vie Ene 16, 2009 1:16 pm

Muchas veces he pensado que la pregunta del “ser o no ser”, “estar o no estar”, y cualquier variante que se plantee tiene a lo menos dos acepciones.

Por un lado
plantea una dicotomía griega absolutista, donde no cabe otra posibilidad que las planteadas.

No obstante, la pregunta es sólo una, y ante toda pregunta cerrada, en donde debes decidir por las opciones planteadas, las posibilidades de respuesta son a lo menos cuatro:

1) ser;
2) no ser,
3) no respondo,
4) no quiero ninguna de las dos opciones

Desde esta perspectiva la respuesta de Gwendoline es válida, ya que opta por una de las respuestas anteriores.

Por otro lado, la disposición de la pregunta a obligar subrepticiamente a optar por una de las dos posibilidades, y deja de lado la opción “5”, que es la “posibilidad” de ser o de estar, o no ser o no estar, en un tiempo que puede estar fuera de las posibilidades de la pregunta, y de ser o no una de las respuestas solicitadas, es decir, no responder la pregunta (opción 03) porque simplemente no tengo respuesta actual en el presente a tamaña pregunta.

Si aterrizamos la pregunta y le ponemos apellido a escala humana, y esto sólo a modo de ejemplo, ser o no ser un desgraciado, las respuestas se entienden:

1) ser un desgraciado;
2) no ser un desgraciado,
3) no respondo,
4) no quiero ninguna de las dos opciones.

Dejando de lado obviamente la intención de quien me hace la
pregunta o si la pregunta me surge desde mi libre albedrío; dejando de lado as
condiciones en que se hace la pregunta.

Personalmente creo que la pregunta es demasiado radical, dejando de lado completamente el desarrollo de cada cual, dejando de lado la posibilidad de “ser” otra cosa, y dejando de lado la necesidad de “estar siendo” en el aquí y en el ahora, más la posibilidad de desarrollo, de poder ser o de no poder ser. La pregunta es cerrada, ya que si optas por ser, te encierra en esa opción quitándote absolutamente la opción del cambio en razón del tiempo. Si optas por ser un desgraciado, no puedes luego optar por no serlo.

Finalmente, la pregunta es restrictiva, ya que encasilla en un concepto, y todos debiéramos saber que la vida se mueve en múltiples carriles y que cuando se endurecen las posiciones por ser algo, se crean enfermedades mentales, por decirlo de alguna manera, ya que es de acuerdo a condiciones y no a decisiones. Ir en contra de esto es ir en contra de la naturaleza de cada cual, ya que si decido ser un desgraciado, debo serlo en todos los ámbitos de mi vida, lo que es una absurdidez supina.

Desde todo lo anterior, Gwendoline tiene razón en su respuesta, ya que se crea hasta la posibilidad de no saber la respuesta, por lo que “no respondo” (opción 3).

Hasta el momento sólo he visto la pregunta. No he dado mi respuesta, sino sólo ojeado la estructura lógica de la pregunta.

Y el tema me interesa.

Seguiré al rato…. Y hasta quizá corrija lo que acabo de escribir, por lo que ojalá no lo hayas leído.
avatar
Pagano
Fogón
Fogón


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  Don Sapo el Vie Ene 16, 2009 2:09 pm

En lo que a mí respecta, habíéndome hecho una idea de la mentalidad (más bien conducta psciológica) de Shakespeare tras leer al grueso de sus obras (reflexionándolas en muchos tramos incluso como persona del ámbito teatral que he sido, ya que fui actor, director y escritor), llegué a la siguiente conclusión:

El Guille (Shakespeare) era un muy hábil y perspicaz escritor. Sabía moverse en "terrenos pantanosos" jugando con las posibles acepciones de los conceptos en los contextos en que los ponía. El máximo ejemplo de esto es precisamente esta frase en cuestión, del ser/estar, o no ser/estar.

Si no fue más explícito (que podía serlo mucho, si se lo proponía) fue precisamente para permitir que cada quien lo tomara como más le gustara, porque así no sólo crearía polémica (dar que hablar siempre implicó éxito o fama) sino también dar a PENSAR (más bien a entender) que sabe más de lo que expresa o que hay que buscar lo que él mismo no se molestó mucho en buscar o no quiso comprometerse.

Es un dilema siempre presente en los seres humanos la conducta o actitud a tener como forma de vida en diferentes aspectos. ¿Por qué imponer una respuesta específica, cuando se le puede dar la razón indirecta a todos y a cada uno?

Guille tan sólo prefirió limitarse a que cualquiera pueda sentirse identificado con los momentos de confusión trascendente de la vida y ¡qué bien que lo logró!

A propósito no fue explícito, porque sería disentir con muchos que piensan diferente. Él acostumbraba censurar como "pueblo" a la aristocracia, pero siendo muy consciente que era la aristocracia la que financiaba su vida y obras, pero el pueblo (clase media) quien le daba fama real y posteridad; por lo cual no podía incurrir en morder a la mano que le da de comer (salvo de modo sutil a quienes no eran sus protectores directos, porque hasta podían contratar asesinos o camorreros para "quitarlo de en medio" por "molesto ofensivo").

El planteo permite que el egoísta afirme incluso que aludió a "ser lo que uno AMBICIONA", destacado poderoso por más crueldades y faltas de ética o escrúpulos que impliquen, como también lo que manda el espíritu (Dios) de lo más puro y noble con los sacrificios o esfuerzos y renuncias que ello implique. (Con todas las posibilidades intermedias entre ambos extremos).

En conclusión: Buscó la identificación generalizada con el personaje mediante reflexiones filosóficas profundas, pero planteadas ambiguas adrede, que permitan justamente que todos se sientan identificados dando su propia interpretación. Bastante común en muchos pasajes de sus diferentes obras. Que es lo que le permitió el "escándalo perdonable" (éxito por cuánto se discutia sobre la interpretación pero no sobre la expresión) en los argumentos de casi todas sus obras respecto a las actitudes y expresiones de los personajes. Siempre puso temas álgidos que implicaban cuestiones controvertidas, mostrándolas sin llegar a realizar críticas directas "arriesgadas de verdad" en contra de algún aristócrata, ni siquiera de uno fallecido, para evitar que algún descendiente del mismo se molestara por haber "ensuciado la memoria" del personaje histórico y contratara asesinos (muy común en aquella época).
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿To be or not to be? ¡That its the question!

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.