Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 13 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 13 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Mentes brillantes: entre el genio y el autismo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mentes brillantes: entre el genio y el autismo

Mensaje  pepe2982 el Dom Ago 10, 2008 12:14 am

El llamado síndrome de Savant es una asombrosa condición que ha caracterizado a famosos personajes de la historia (o al menos eso se cree) y que involucra dos particularidades: El autismo, y la absoluta genialidad.
Actualmente existe un puñado (unas 100 personas en el mundo) que se sabe que tienen esta condición. Entre ellos está Kim Peek, el autista que inspiró la película Rain Man, y que sabía los primeros ocho tomos de una enciclopedia a los cuatro años y medio, aunque el médico había dicho que debido a su retraso mental, nunca iba a poder aprender.
Estas personas con savant suelen tener serios problemas para comunicarse, especialmente en el habla y su relación social, pero son genios destacados en las artes o las matemáticas, hasta un punto en donde sus capacidades se vuelven incomprensibles para nosotros.
Esta extraña y curiosa condición se da generalmente por alteraciones en la estructura del cerebro, donde una parte deja de
funcionar, pero se une con otra que permite desarrollar capacidades excelente. Por ejemplo, Kim Peek carece de la membrana que separa los hemisferios oriental y occidental, y hoy sabe la ubicación de todas las ciudades de Estados Unidos, con todas sus carreteras, códigos postales, calles internas, próceres, fechas de fundación, y claro... la guía telefónica.
Otro ejemplo es un genio matemático que "siente" los números. Una conección inusual entre dos sectores vecinos en el cerebro, produce que relacione las cifras con paisajes, formas, colores, y sensaciones. Esto le permite ser genial en las matemáticas.
Un chico de siete años toca jazz, un hombre que apenas puede hablar hace esculturas de una precisión que asusta, y un joven con serias discapacidades puede dibujar todo Roma después de haberla visto sobre un helicóptero sólo durante 45 minutos, y dibuja incluso la cantidad de ventanas correctas en cada edificio.

Se cree que Einstein, Mozart, y Vangh Gogh reunían estas condiciones únicas, dadas de nacimiento o por un accidente donde el cerebro es alterado.

Todo eso y más en este documental sobre los Savants. Entre la Genialidad y la Ausencia.










_________________



Invitado Si te gustó el post, necesito tu opinión
avatar
pepe2982
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Re: Mentes brillantes: entre el genio y el autismo

Mensaje  Don Sapo el Dom Ago 10, 2008 12:18 pm

¡Este tema da para MUUUCHO hablar!

Para comenzar, tanto la genialidad como el autismo no siempre van de la mano y ni los mismos especialistas se ponen de acuerdo en definir esos rótulos o las características mínimas y máximas que delimiten tales conceptos, (genio y autista o “tontos” también) porque aún NO ENTIENDEN qué es el autismo, como tampoco la genialidad. (Desde el aspecto oficial me refiero).

Cierta vez, hace unos diez años ya, me relacioné estrechamente por unos cuantos meses con una mujer joven cuyo segundo hijo (de tres, los otros normales en todo) tiene un autismo severo. Tanto, que a ojos de la mayoría parece un monito de mínima capacidad de razonamiento y pobrísima coordinación o motricidad fina. A través de ella y de ese hijo, aprendí bastante sobre las características de dicha enfermedad.

Por otra parte, a mi padre con frecuencia había gente que lo trataba de genio por sus conocimientos e ideas, lo cual me llevó a tratar de investigar hasta qué punto los genios son “normales” o “anormales” leyendo biografías y buscando material sobre tal cuestión.

Crecí con muchas presiones psicológicas y emocionales, debido a los rótulos y el pensamiento de “los demás”. Muchos consideraban que podía haber heredado potencial y quizás acentuadamente a características de mi padre, tanto de las positivas como de las negativas, lo cual me convertía en un “héroe” o “villano” latente y quizás superlativo.

Para peor la confusión que me producían las relativamente frecuentes experiencias paranormales (variadas) que en mi entorno “científica” y “religiosamente” se negaban y hasta denostaban… me obligó a tratar de entender por qué yo era un ser “diferente” y, sobre todo EN QUÉ ¿cómo explicarlo para que me aceptaran como soy y, sobre todo COMPRENDIERAN que no soy un “bicho raro” o anomalía genética o de la naturaleza?

Aún hoy, después de tantos años intentando hallar respuestas concretas e irrefutables, a pesar de haber hallado “muchas”; similar a Sócrates, tengo más dudas que certezas.

Entre las últimas (certezas), no puedo dudar de lo sabia que es la naturaleza, que siempre busca (y suele lograr) retomar el equilibrio compensando a las mutilaciones y carencias al máximo posible.

Me extraña que en el video aquí posteado en varias partes, parezcan ignorar lo que leí hace más de dos o tres años en una revista de divulgación científica (creo que era una “Muy Interesante”) en la cual se explicaba cómo los diferentes sectores del cerebro, cuando ocurre una mutilación irreversible (como el corte parcial de las comunicaciones entre hemisferios, o mutilación de sectores de capacidades específicas como el habla, la audición o la vista, el mismo intentaba recomponer y compensar rápidamente a la disfunción, al extremo de que en pocos días se habían incrementado en cantidad proporcional, o exagerada, en otras zonas cerebrales a la cantidad de conexiones “perdidas” entre hemisferios, implicando una recuperación parcial de la capacidad perdida (no siempre completa) pero INCREMENTÁNDOSE OTRAS respectivas a las zonas donde se habían producido las nuevas conexiones, asombrando lo superlativo de las nuevas características.

Fenómeno que no sólo se producía con las “conexiones hemisféricas del cerebro” sino también con la actividad neuronal que indicaba un “tránsito” y “actividad” superior a la promedio en dichas zonas.

Lo que a mi más me asombra es la discapacidad del pensamiento científico para comprender a los procesos más lógicos y simples de la naturaleza en general (u omitir que los “saben” y es así). Por ejemplo, el “detalle” de que siempre busca restaurar o compensar lo desequilibrado o mutilado, como perfectamente SABÍA y lo explicó demasiado sintéticamente Hipócrates HACE MILENIOS.

A lo largo de los pedazos de este video, noté también que abrían temas dejándolos inconclusos sin retomarlos después, pero reiterándose en aspectos como el “asombroso genio” alemán que puede realizar cálculos matemáticos con más decimales que potentísimas calculadoras.

Paralelamente, las diferencias de actividad cerebral entre el ¿“Rainman”? (el que dio origen a la película con que Dustin Hoffman ganó un Oscar que le dedicó) y un cerebro “común”, son mostradas demasiado rápido (y breve) y SIN AHONDAR ni mostrar DETALLES OBVIOS que sí, mostraban en fotografías en el artículo que leí hace unos años.

Por lo que he logrado aprender hasta ahora sobre el tema, podría atreverme a afirmar que, mi caso, es casi padecer una “anomalía” (no muy evidente o notoria, más bien leve) casi opuesta a la de los casos que allí exponen (en el video posteado), dado que desde niño mi capacidad motriz y de percepción del entorno era muy sobresaliente, al igual que los 5 sentidos físicos aguzados a un extremo que asombraba (y hasta molestaba) con más frecuencia de la que hubiera querido. Pero, paralelamente, siempre fui desastroso con lo abstracto, especialmente matemáticas y memorización de cosas libres de carga emocional o vivencial. El retener datos “insustanciales” para mis emociones o intereses fuertes, me resultan una verdadera proeza; caso de fechas y hasta rostros que no me conmovieran ¡Ni hablemos de nombres o denominaciones técnicas específicas!

De este modo la enseñanza formal, que se dirige más a la memorización de datos casi sin practicarlos ni asociarlos emocionalmente o con vivencias, se me hacía cada vez más un martirio insostenible y, por eso, abandoné lo formal a poco de iniciar la secundaria y los intentos posteriores de retomarla fracasaron en menos de tres meses de “paciencia extrema” para “memorizar” cosas que no me conmovían, emocionaban ni podía asociar con vivencias personales.

Pero simultáneamente, practicaba destrezas físicas logrando resultados atléticos acrobáticos que muy pocas personas alcanzan. No sólo como trapecista o equilibrista, también en cuestiones de precisión como manejo de látigo (imitando a lo que veía ocasionalmente en la serie televisiva de “El zorro”) o disparar “sin pensar” (por acto reflejo) a objetos en movimiento. Detalle por el cual, cuando vi la primera película de la serie “Trinity” (Terence Hill acompañado casi siempre por Bud Spencer) me sentí plenamente identificado con las habilidades y mayoría de las características de dicho personaje.

Asumo y sé que mi caso NO es “aislado” o “único”, porque he conocido a varias personas “muy inteligentes” o “hábiles físicamente para ciertas cosas” pero con la misma problemática o queja respecto a la educación formal de que les dificultaba horrores poder retener conocimientos abstractos, coincidiendo sobre todo con las matemáticas y, en segundo lugar (porque no se tiene muchas oportunidades de corroborarlo) con la capacidad de leer o escribir partituras, o retener melodías con precisión.

¡OJO! Que la “falla” en la capacidad de retención de detalles asociados a matemáticas o abstracciones, de modo consciente, NO implica no tener oído ni talento para la música, pero son los que la practican “de oído” y casi siempre sólo recuerdan nítidamente a partes breves como estribillos o viven “retocando” ligeramente a partes de la melodía, como si hicieran variaciones (de las posibles, no incoherentes o inarmónicas) de las cadenas de notas previstas o escritas (detalle que resulta por demás frustrante para quienes padecemos de esto, obligándonos a practicar una melodía hasta cien veces más de lo normal para poder retenerla definitivamente tal como es. Porque logra ser impuesta en la memoria “por frustración persistente” que, a la larga, es contraproducente; salvo estímulos gratos muy específicos y como excepciones).

En conclusión: No tengo dudas que cada cerebro tiene sus particularidades específicas en mayor o menor grado pero que, socialmente, sólo se rigen por el estándar promedio con el grosero error de considerar “tonto”; “loco”; “genio” o mezcla de ambas a quienes tienen más evidentes o “descompensadas” algunas funciones resaltando en otras que, lamentablemente, NO SIEMPRE se “descubren” o APROVECHAN de modo específico, por menospreciar a las limitaciones implícitas por otra parte.

Por algo se dice “de genio y de loco, todos tenemos un poco”. Pero que nos rotulen más por uno que otro término, depende de cuánta dificultad tengamos para ocultar, que no se noten o no molesten, las “falencias” o limitaciones que traen aparejadas lo “sobresaliente”.

¿Mejor ejemplo que el detalle de los invidentes que logran desarrollar una capacidad (generalmente la auditiva) muy por sobre el promedio de los demás? Pero ¿quiénes les dan trabajo donde se requiere capacidad auditiva a los “limitados” invidentes?

O ¿quiénes dan trabajo que requiera excepcional capacidad de percepción visual a los sordos?

No niego que haya EXCEPCIONES que, hoy, no pasan de ser eso: excepciones y muy raras.

Hasta el mismísimo caso de Stephen Hawking (el discapacitado motriz que es un “genio” científico) es una clara evidencia más de todo lo que aquí expongo.

Tendría bastantes más cosas para aportar al respecto de cómo la naturaleza “compensa siempre” a lo que parece sobredimensionado o, por el contrario “mutilado” o carente; pero como ya comenzó la cuarta página en Word, más vale que lo deje aquí.
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.