Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Verdadera meditación: En qué consiste (I)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Verdadera meditación: En qué consiste (I)

Mensaje  Don Sapo el Mar Ago 12, 2008 6:09 pm

Desde la década de los ´60 en que apareció el movimiento hippie y, con el mismo, un interés especial por lo oriental, el tema de la meditación pasó a ser manipulado e interpretado de muy diversas maneras añadiéndole incluso la palabra “trascendental”.

Surgieron muchísimos “gurúes” (maestros) que aún siendo nativos de la India (u “orientales”), sólo habían leído un par de libros antes de enseñar o, lo más común, que no supieran explicar en lo más mínimo a la mentalidad occidental en qué consiste la meditación, dado que esa frase tan común de “mantener a la mente en blanco” es una verdadera estupidez como forma de expresión, por cómo suele interpretarse y que NADIE acostumbra corregir o especificar a qué INTENTAN referirse al decir “en blanco”.

¡Ni hablemos de estafadores oportunistas como “Sai Baba” que no era otra cosa que un “baboso”! (libidinoso dado a los placeres físicos de toda clase, incluida la sexualidad con niños y jovencitos). O de un Osho que era un pícaro resentido, también oportunista.

Sabían, sí y bastante sobre el tema. Pero lo manipulaban tanto a sus conveniencias que en infinidad de casos la paja está tan mezclada con el trigo que mucha gente se “indigesta mal” con sus enseñanzas o lectura de lo que dijeron o escribieron, quedando convencidas de que hacen bien lo que no les da resultado real y efectivo.

De este modo, desde mi infancia y a lo largo de toda mi vida, me he cansado de ver a personas que se jactaban de las “bondades” del yoga y la meditación (aún la trascendental) cuando no hacían otra cosa que sentarse entre velas y sahumerios a tratar de quedarse quietas y “no pensar” aburriéndose como ostras, lo cual está MUY LEJOS de ser verdadera meditación.

Para entrar de lleno en el tema, primero debemos tener en claro qué significa “meditar”.

Meditar proviene de “estar en medio” o “intermediar” imparcialmente. Es decir, de tratar de no tomar partido, no identificarse con lo que venga a la mente y “dejarlo pasar” como se dejan pasar a los pájaros que cruzan volando o a las hojas que en otoño caen de los árboles.

Por un momento imaginemos la siguiente situación:

Tenemos que esperar a alguien en una plaza o parque. El día es hermoso y no tenemos otra coas que hacer, salvo esperar a una persona que ni siquiera estamos seguros de que aparezca pero, por las dudas y a falta de otra actividad “importante”, preferimos tomarnos un descanso para el alma y esperar en una posición realmente cómoda para todo el cuerpo.

En tal circunstancia ¿en qué suele pensarse y con qué ánimo o actitud?

La mayoría responde “en que podría estar aprovechando al tiempo de otra manera más interesante o práctica”. Poniendo de ejemplo a tareas que viven postergando por diversas razones (que no les agradan o que no les alcanza el tiempo por no ser tan urgentes) o que podrían estar haciendo cosas que realmente les agradaría poder hacer pero viven postergándolas también por “falta de tiempo”.

Pero si se dejan de lado a todas esas cuestiones y preocupaciones (como las laborales o personas queridas) y logramos tener a la mente sólo en el “aquí y ahora” ¿En qué cosas se centrará nuestra atención?

Sencillamente en lo que se percibe del entorno durante los primeros minutos. Ya sea el aroma del aire, los sonidos, colores, temperatura, seres u objetos que se mueven y “PASAN” sin que les prestemos mayor importancia, pero quizás prestando atención específica a una situación particular, como la forma en que juegan dos perros o lo que hace una persona.

Cuando llegamos a este punto de OBSERVAR desapasionada e IMPARCIALMENTE lo que percibimos en el “aquí y ahora”, es cuando estamos comenzando un proceso de verdadera meditación. Sobre todo, si la mente no intenta anticiparse a lo que pueda suceder ni “piensa” sobre intención de aquello que observa.

La verdadera meditación es simplemente OBSERVAR (como en este ejemplo) pero a lo que surge desde lo más profundo de nuestro ser. Por eso es que se sugiere siempre meditar en lugares y forma tal que, desde el entorno, no nos lleguen estímulos que “distraigan” a la mente y pensamientos con asociaciones o detonen preguntas distractivas.

Se trata de colocarse en espectador de la pantalla de cine que suele proyectar la mente en la parte interna de la frente. ¿Nunca se te ocurrió pensar a la frente como el dorso de una pantalla de cine? Pues bien, la frente, por el lado del cerebro, ES eso aunque nos parezca que teniendo los ojos cerrados veamos a la proyección “por delante” de nosotros y hasta a varios metros.

Claro que, en el caso de meditar, no debemos “elegir” qué clase de película queremos ver. Por el contrario, debemos dejar que pasen los anuncios comerciales previos (Siempre nos surgen primero cosas mundanas distractivas) y pacientemente sin perder la cómoda relajación general, ni tampoco el “desinterés” por lo que se cruce, especialmente sin emocionarnos mal o bien; para que luego sí, comiencen a aparecer “cosas” cada vez más profundas o insistentes desde nuestro inconsciente.

Apartándome un poco del hilo temático principal, quiero hacer notar que los niños MEDITAN naturalmente con mucha facilidad, dado que fácilmente se abstraen en actividades que les importan poco o nada, para permitir que en sus mentes aparezcan los pensamientos más “insólitos” (para los adultos) como las típicas preguntas complejas de los “por qué” que, obviamente, por la escasa información que poseen y manejan, suelen “interrumpir” sus meditaciones reales para formular el interrogante al adulto más cercano que consideran puede darles una respuesta.

Puse este ejemplo, para evidenciar que no es imprescindible estar en posición de loto, rodeado de sahumerios o velas, n siquiera totalmente quietos. Porque hasta se puede meditar realizando tareas monótonas (más bien maquinales) que no tengan apuro ni mayor importancia terminarlas dentro de un plazo de tiempo corto. Pero tampoco realizando esfuerzos físicos agotadores como serruchar un grueso tronco, porque el consumo de energía física requiere que nos concentremos parcialmente en “ahorrar energía” u otros detalles. Pero se pueden perfectamente tareas como las que hacía el “mahatma” (alma grande) Ghandi, que hilaba con frecuencia o tareas similares (tejer pero sin necesidad de contar puntadas; dibujar “por ensuciar el papel” como cuando se espera al teléfono que pasen la llamada largo rato, etc).

Muchas personas logran (sin darse cuenta, o no del todo) a verdaderas meditaciones “trascendentales” mientras son pasajeras en un largo viaje y, aburridas por la monotonía del paisaje y falta de diálogo, dejan pasar al paisaje ante sus ojos mientras la mente “proyecta ideas” sobre cosas que no suelen tener relación real con lo que “se ve” (o vio), Salvo, a veces, como recordatorio, por alguna asociación muy personal, de otras cosas que le importan al propio inconsciente.

Así, mientras alguien ve sólo campo (dedicado en parcelas a cultivos en diferentes etapas y alternado con ganado; o una continuidad de edificios que alternan viviendas, comercios e industrias, algún detalle les “recuerda” otras cosas que les invitan a MEDITAR sobre el tema específico desapegadamente, libres de emociones que condicionen la objetividad o imparcialidad sobre lo que puedan terminar deduciendo o pregunta que la concluirá por no saber cómo responderla con certeza.

Pues bien aquí hemos llegado a un punto clave de para qué se medita.

La verdadera meditación es la de que el propio espíritu pueda “dialogar” con el inconsciente o ego de modo natural y relajado, a fin de “ponerse de acuerdo” en qué actitudes tomar ante diferentes circunstancias, situaciones o cómo interpretarlas en adelante, porque el inconsciente tiene DUDAS (o necesidad de respuestas) que el espíritu debería saber responderle o, por lo menos, orientar sabiamente cómo obtenerlas y tenerlas presentes para que no desemboquen en conductas erróneas en situaciones futuras similares o pérdidas de tiempo o enfermedades psíquicas o físicas. Además de poder, también, comprender a muchos detalles del por qué estamos aquí y ahora, en estos cuerpos físicos y qué deberíamos hacer en adelante en muchos aspectos de nuestras propias vidas.

LA PREGUNTA (o detalles que no logra comprender para llegar a una conclusión) es la TAREA que solicita el espíritu, desde el inconsciente, como “importante” por tratar de averiguar, dado que el ego (inconsciente propio) necesita la o las respuestas CORRECTAS en lugar de las excusas o justificaciones sociales que, muchas veces, son totalmente erróneas y contraproducentes. El ego necesita CERTEZAS. De ser posible, por haberlas corroborado en carne propia o haberlas percibido en otros pero de modo indudable para él.

Y con esto, debería quedar claro que la meditación es dejar de lado a las preocupaciones y pensamientos cotidianos, para permitir que surjan aquellas a las que casi nunca les dedicamos tiempo o ni siquiera nos damos cuenta de cuán importantes son (para nuestro interior, inconsciente y ego) el tenerlas claras o hallarles respuestas.

Muchas veces, el espíritu logra facilitar las respuestas como “intuiciones acertadas” de deducciones y asociaciones que “fueron surgiendo”; pero no siempre y, en tal caso, sabremos a qué deberemos tratar de responder o averiguar para que nuestro interior pueda “estar bien” y no tener más detalles de presiones o angustias que lo enferman.
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Meditación verdadera (parte II)

Mensaje  Don Sapo el Mar Ago 12, 2008 6:10 pm

Repasemos lo anterior:

1.- Meditar es analizar desprejuiciadamente y libres de toda emoción a lo que surja espontáneamente desde nuestro inconsciente.

2.- Se puede hacerlo con ojos abiertos o cerrados.

3.- Hay que tratar de evitar al máximo posible las distracciones de lo que es ajeno a nuestro ser, como también de los pensamientos y preocupaciones cotidianas.

4.- No es imprescindible estar totalmente quietos. Sí, en posiciones cómodas y relajadas. Pudiéndose realizar tareas monótonas que no requieran atención ni esfuerzos.

5.- NO son necesarios (hay quienes sienten que les hace bien o ayuda, pero es muy personal) el inundar el ambiente con perfumes agradables (como sahumerios) y encender velas o vestir ropas específicas. El ambiente sólo debe evitar distracciones y resultar cómodo, al igual que la vestimenta que no debiera ser ajustada al cuerpo y mucho menos dificultar la circulación sanguínea en las posiciones que podamos tener. Lo demás es accesorio relativo según cada quién.

6.- La clave está en lograr la abstracción y ensimismamiento “libre” como el pensamiento de los niños cuando están haciendo algo en soledad y bastante aburridos. O como cuando se es pasajero en un viaje largo y monótono, que se permite a la mente “divagar” con libertad y sólo algunas cosas de las que surgen después de un largo rato “aburridos” atraen nuestro interés para analizarlo tratando de llegar a conclusiones o proponernos hallar respuestas más concretas, preferentemente INDUDABLES por haberlas corroborado por nosotros mismos o similar.



Detalles que no mencioné pero son válidos de explicar:

7.- La observación serena de la flama de una vela, como también de un “mandala” (los dibujos) u objetos similares, AYUDA a “aburrirse viendo algo” (con los ojos abiertos) pero sin distraer a la mente de aquello que va surgiendo o depurando. Sobre todo si son simétricos y bien proporcionados.

8.- La mente siempre comienza por depurar la “basura” de ideas y pensamientos que “le molesta” tenerlos “guardados” sin plasmarlos de algún modo. Que es la primera etapa de quienes no tienen larga práctica y ejercitación en meditar a diario. Recién al cabo de un rato, es donde comienzan a aparecer otra clase de pensamientos y asociaciones “sin querer” a pesar de lo relajados y aburridos.

9.- No se debería limitar a la meditación a medidas de tiempo específico ni mucho menos horarios. Es de vital importancia CONCEDERNOS el que resulte necesario para “agotar” a uno de los temas que surjan desde lo más profundo del inconsciente, al menos una vez al día, así sea mientras estemos sentados en el inodoro y por más de media hora, pero no leyendo una revista, libro o masturbándose.

10.- Por todas las razones anteriores es DESACONSEJABLE hacerlo de modo grupal, dado que cuesta “sincronizarse” con los demás y siempre hay una parte de la atención alerta a si ocurre algo en el ambiente (cualquier sonido que pueda indicar “novedad”) o “si ya acabó el tiempo previsto” que, para peor, puede acontecer que INTERRUMPA en el preciso momento en el cual estamos arribando a conclusiones o que se exceda demasiado en relación a lo que “soportamos” por falta de hábito.

Observar que los monjes, cuando meditan grupalmente, pueden comenzar a reunirse en determinado horario o momento del día, pero se van sumando silenciosamente y, cuando cada uno finaliza, también silenciosamente se alejan permitiendo que los demás “regresen por sí solos” cuando lo consideren conveniente. Todo esto siempre bajo la atenta mirada de al menos un supervisor que llegó primero, sólo está atento a observar si alguien necesita ayuda o prevenir que nada distraiga a los que meditan, hasta que haya terminado el último. Generalmente, tal supervisor es un maestro y también suele tener dos o más asistentes (según cantidad total del grupo) dispuestos a hacer lo necesario para que él no deba dejar de observar velando por el bienestar del grupo.
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Meditación verdadera (III, final)

Mensaje  Don Sapo el Mar Ago 12, 2008 6:12 pm

¿De qué sirve meditar?

La meditación como dije anteriormente, permite liberar las “basuras” que molestan al inconsciente y que, de no poder expresarlas, terminan alterando la salud de algún modo, sea psicológica o físicamente (detalles y proceso que los explica bastante claro el libro “La enfermedad como camino).

Otra cosa que se logra, es comprender procesos naturales tanto propios, sociales como de la naturaleza o la vida en general (filosóficas y religiosas incluidas). Que puede interpretarse como “acercarse a Dios” por comprenderlo mejor desde lo más profundo del propio ser (el espíritu mismo).

También permite un diálogo interior entre el “yo” (ego) y el propio espíritu, a fin de no estar interiormente “dividido” respecto a actitudes, conductas, sobre todo en lo que respecta a la propia vida y decisiones sobre el recorrido a seguir o en qué enfocarnos dando prioridades verdaderas más que las impuestas psicológica o emocionalmente desde lo social o familiar.

Estas cosas mencionadas, permiten un “sentirse bien” generalizado y, especialmente, en paz con uno mismo respecto a lo que se piensa, siente y, sobre todo: Lo que se hace en la vida, a pesar de las posibles carencias y limitaciones que se puedan tener.

Al no tener la agobiante carga de “residuos” tanto mentales como emocionales en el inconsciente, esa “liberación” nos permite una mayor agilidad y rendimiento generalizado en todo, al igual que mejor salud.

Claro que también se corre el riesgo de descubrir/concluir que se está desperdiciando la vida en cosas que no son aquellas a las que verdaderamente nos impele el espíritu (nuestra parte más profunda del ser, que se confunde fácilmente con el ego en el inconsciente) y nos puede producir la muy dura encrucijada de tener que optar por:

1. Continuar como estamos, por “no perderlo o arruinarlo a todo” (los esfuerzos de años) además de la cantidad de compromisos asumidos sin habernos dado cuenta de cuánto nos perjudicaban y limitaban. Con la terrible carga de frustración que se va acumulando más y más a lo largo de los años y resulta insoportable, dado que ya las argumentaciones de auto engaño justificantes no logramos que las crea nuestro propio interior y, por eso, comienzan a aparecer “achaques” en la salud de lo más variados.

2. O tener que re enfocar nuestras vidas corrigiendo lo erróneo para darle importancia a las cosas que verdaderamente importan a nuestro interior, aún si implicara tener que comenzar prácticamente desde cero con una “condena” y censura constante de muchas personas de nuestro entorno cercano que nos “quieren” pero su egoísmo no les permite comprendernos y, mucho menos, ACOMPAÑARNOS en el re direccionamiento de nuestras vidas o intereses profundos, como la verdadera vocación interior, más allá de “ganancias materiales”.



Por los aspectos mencionados es que una inmensa mayoría de personas menosprecian a la meditación o la ejercitan pésimamente afirmando que “les resulta maravillosa” cuando se hace notorio a los terceros de que sólo es una mentira con la que intentan engañarse y que las ayudemos a tal propósito desde creerles e imitarlas.

Antiguamente, cuando no existían tantos adelantos tecnológicos ni motivos de distracción tan absorbentes. Cuando las grandes ciudades no eran tan grandes ni la forma de vida tan agitada y estresante, las personas tenían TANTO TIEMPO para poder “aburrirse” con tareas monótonas, que MEDITABAN NATURALMENTE y, por eso, lograban TENER CLARO qué querían para sus vidas y cómo conducirse en general, porque también se tenía claro que los valores humanos que comienzan por la conducta ética y honesta, son la base de una vida sana y armonía social.

Hemos ganado en tecnologías y comodidades ¿a qué precio? Al de la calidad de vida que la pasamos desperdiciando en perseguir el “oropel” y espejitos de colores de las mencionadas (tecnología y comodidades).

Tanto, que ya ni siquiera alcanza el tiempo ni el dinero para educar y satisfacer adecuadamente a las necesidades de los niños que se crían carentes de infinidad de cosas, especialmente de SENSATEZ y CONTENCIÓN AMOROSA real, tanto en lo emocional como lo psicológico.

En definitiva, meditar de verdad, como es debido, requiere de tiempo diario, pero evita andar dilapidando dinero en realizar infinidad de cursillos que parecen milagrosos y no dan resultado real y efectivo más que a mínima cantidad de personas; o en lecturas de libros que confunden y desaniman, como también de estar yendo de especialistas en especialistas de salud, gastando más de lo que podemos en dinero y perdiendo muchísimo tiempo en traslados, esperas, consultas, etc, que podríamos haberlo dedicado a meditar ¡Y hasta nos habría sobrado holgadamente para dedicar más y mejor calidad de tiempo a nuestros seres amados!. (Lo cual crea un mejor y más sano ambiente familiar, de entendimiento y ayuda recíproca, que ahorra más al tiempo y salud, permitiendo también la certeza de estar “haciendo lo correcto” y sentirse PLENOS).

La cadena de “efecto dominó” por no tomarse tiempo para meditar correcta y adecuadamente, es una de las mayores tragedias y problemáticas de la sociedad moderna “occidentalizada” que, más bien, ha sido entrenada en “no pensar” (sólo elegir, decidir entre) que, a la vez que nos vuelve cada vez más estúpidos, es lo que provoca toda clase de malestares y problemáticas, dado que ni siquiera sabemos discernir lo que es el ego y a qué nos induce cada vez con más fuerza y erróneamente.

Meditar no es solo “pensar con profundidad” o ahondando un tema. Porque IMPLICA objetividad apacible libre de prejuicios y emociones, casi como “desinteresada” o “ya que no tengo otra cosa que hacer”, pero en comunicación legítima con lo más profundo de nuestro ser, que es el propio espíritu.

Es mediante esta clase o forma de meditación que los “grandes pensadores” o personas “ilustres” de la humanidad lograron ser y llegar a lo que tantos admiramos. Pasa por una diferencia en la cantidad de tiempo dedicada a meditación con la CALIDAD de la misma en cuanto a mantenerse serenamente objetivos. Que, a eso, lo da la práctica, la ejercitación constante.
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Diferencias entre meditación y reflexión

Mensaje  Don Sapo el Miér Ago 13, 2008 3:42 pm

Por la descripción que hice en el posteo sobre la meditación, es posible que haya quienes crean que “es lo mismo” que reflexionar y NO, no es lo mismo.

La palabra reflexión por sí misma nos da a entender en qué consiste: re-flexionar, buscar la posibilidad de hacer más flexible a la idea o forma que estamos “observando” como tema de reflexión.

Si las ideas o conceptos fueran como muñecos de trapo, al reflexionar, lo que haríamos es buscar las diferentes posiciones que puede adoptar dicho muñeco, pero para que quede a nuestro gusto o necesidades. Por ejemplo que parezca “cómodamente sentado”.

Mientras que en la meditación, se lo observa y analiza libremente, como el niño que explora a dicha muñeca tratando de descubrir a todas las posibilidades de posturas y movimientos que puede hacer dicho objeto (como demás características), sin tener como propósito lograr que “parezca lo que quiero” o “se vea como quiero” (o pretendo). Sólo lo hace de “aburrido” o interesado en conocerlo más en detalle y, como dije, tan objetiva como desprejuiciadamente. Por lo cual también debe estar libre de cualquier emoción que no sea la de conocer, o enterarse, o aprender, sobre aquello en lo que medita.

En definitiva, la reflexión analiza con un propósito específico y de interés personal. La meditación observa más y sólo analiza para conocer mejor intentando desentrañar hasta lo que no se note a simple vista.

Reflexiona, quien busca la vuelta de cómo explicar algo a otro, o que entienda y haga algo determinado.

Medita quien no tiene otro interés que el aprendizaje o conocimiento más profundo.

Por esto es que se supone que hay que dejar la mente tan libre de ideas, pensamientos y emociones “como un papel en blanco”. Vaciarla de las cosas psicológicas y emocionales que puedan interferir con el propósito principal de “observar” más profunda, objetiva y apaciblemente a lo que nos hayamos propuesto o, en caso de principiantes, lo que surja “solo” como a pedido del propio inconsciente. Que a esto último se lo automatiza de tal modo, que llega un momento en el que se lo hace de modo natural y espontáneo, el prestar a atención primero a lo que surge desde el propio inconsciente.

Por esto es que pareciera que los que están realmente prácticos, sólo meditan en temas específicos, ya que a los de su interior les prestan atención en el momento en el que surgen por mantener una actitud constantemente abierta y predispuesta a que el propio interior se manifieste. Así y todo, si este tema fuera complejo, busca la primer oportunidad posible de apartarse a meditarlo en particular y ahondar el tiempo necesarios, así sea a lo largo de diversos momentos dedicados a al meditación, a fin de allanar el propio camino para cuando medite sobre otras cuestiones, sin que resurja otra vez el que no logró concluir de comprender a fondo armonizándolo entre lo que expresa el espíritu y lo que manifiesta el ego.
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera meditación: En qué consiste (I)

Mensaje  Gwendoline Welden el Miér Ago 13, 2008 4:45 pm

Wow! que buenísima información!! Genial la alegoría del muñeco de trapo. Guardaré esto en un documento word para leerlo cada vez que lo necesite.
Aplauso Aplauso Aplauso
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera meditación: En qué consiste (I)

Mensaje  littlelulupis el Jue Nov 10, 2011 6:42 pm

Aplauso sapito

Temas como este es por lo que me encanta este foro, todos los días aprendo algo nuevo y sumamene útil!

gracias gracias gracias gracias gracias gracias sapito y a todos.

abrazo beso1
avatar
littlelulupis
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera meditación: En qué consiste (I)

Mensaje  -Cat13- el Jue Nov 17, 2011 11:18 pm

Excelente tema! Muy educativo, con lo mucho que me gusta la meditación... aunque ya había notado que no es precisamente sentarse y oler sahumerios (o inciensos, como se les diga) lo cual suele ser más perturbador que otra cosa, dependiendo de cada persona. Darse tiempo para pensar en simplemente nada nos ayuda a reflotar nuestros deseos y preguntas al exterior y analizarlas con desinterés nos hace darnos cuenta de cosas increíbles. Tal y como dijiste, antes el mundo no era tan apresurado y tal vez por ello creo que las personas no se arrepentían tanto ni se deprimían por haber optado por una mala opción, sino que tomaban todo con más calma. Hoy en día el mundo nos lleva rápido y no hay tiempo para detenerse, lo cual detesto porque quiero saber a donde voy, no simplemente ir. Parece como si la sociedad nos presionase para vivir la vida cada vez más agitadamente, y dudo MUCHO que eso sea particularmente positivo (aunque dormirse en los laureles tampoco lo es). Cada vez más corren filosofías falsas (a lo que aumenta la cantidad de humanos) y se respiran esos aires de cambio... odio que te apuren para vivir la vida, se siente como si te empujasen con un palo en la espalda, diciendo "La vida es corta, haz muchas locuras".
¿Qué, acaso no puedo divertirme pensando con calma?
En lo personal, me gusta "gastar" el tiempo acostada en la cama escuchando música, o tejiendo (particularmente tejer es relajante, en crochet, cuando me doy cuenta ya hice una funda para celular... ) o simplemente cuando viajo a Montevideo (capital de Uruguay) que queda a una hora y media de donde vivo, miro por la ventana y observo el bonito paisaje, realmente vuelo con mis pensamientos, se me han ocurrido millones de cosas en esos viajes ... por eso aprecio viajar, tener una excusa para moverme sin tener que pensar tanto.

En fin, me explayé Muy Feliz
avatar
-Cat13-
Entusiasta
Entusiasta


http://misdesvariosliterarios.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera meditación: En qué consiste (I)

Mensaje  Don Sapo el Vie Nov 18, 2011 5:00 pm

Y bienvenido tu explayarte, Cat13. Porque más quisieran varios adultos poder reflexionar tan sensata y coherentemente como vos acá.

_________________
-*-*-*-*-*-*-*-
Tú ¿estás haciendo algo por cambiar positivamente a la sociedad,
para que no haya tanta injusticia y desequilibrio social?
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdadera meditación: En qué consiste (I)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.