Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 23 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 23 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

La única excusa para inventar una cosa inútil es admirarla intensamente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La única excusa para inventar una cosa inútil es admirarla intensamente

Mensaje  Invitado el Vie Ago 22, 2008 9:41 pm

La verdad, esta ironía wildeana me ha dejado pensando

¿Entonces no solemos apreciar nada que realmente valga en la vida?

De verdad no entendí esto Shocked

¡¡¡Alguien que me ayude... !!!

Gracias y pronto verán más post míos

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La única excusa para inventar una cosa inútil es admirarla intensamente

Mensaje  Don Sapo el Sáb Ago 23, 2008 9:08 pm

¡Hola Diana! ¡Qué alegría tu regreso!

Respecto a lo que planteás, me dejás descolocado, porque soy yo quien no entiende por qué asociás a lo que realmente vale en la vida, como que no lo apreciamos, con la frase “wildeana” (estilo Oscar Wilde) con la que encabezaste el mensaje.

Para mi son dos cuestiones diferentes, pero ambas muy ciertas en cuanto a generalidad.

Si analizamos a la frase título, podríamos cambiar las palabras y orden para expresar:

¿Para qué alguien puede querer inventar algo que es inútil? ¿No será porque necesita creerse genio y DAR EXCUSA a los demás para que lo aplaudan o admiren y le ayuden a creerlo?

¿No pasó (y aún pasa) con el escritor Borges, que quienes más lo admiran (a él o a sus obras) son quienes NO ENTIENDEN a sus escritos (creen interpretarlo en muchas cosas, pero suelen reconocer que hay detalles que están “fuera de su entendimiento” y, por eso, las atribuyen a la “genialidad” de quien se burlaba de sus lectores, destilando una erudita catarsis casi encriptada en la mezcla de lunfardo, lenguas muertas, extranjeras y academicismos, volcando sus negatividades o resentimientos entre divagues estériles). Si J. L. Borges hubiera sido tan “buen” escritor ¿Por qué lo hacía de tal modo que sólo quienes tuvieran erudición semejante a la propia del lunfardo, arcaísmos, modismos, palabras o frases de lenguas extranjeras (*) (sea latín, francés o inglés) y tecnicismos varios, pudieran entender por completo a lo que escribía ¡si lograban no marearse ni perder a la hilación del contexto o idea general! ¿Eso es de “buen escritor”? (Y que me perdonen quienes lo adoran, pero es mi punto de vista al respecto).

Obviamente, Borges fue un pícaro muy erudito que aprovechó la "veta de oro" de la admiración obligada por el orgullo de los “cultos” que prefieren emparejar a la erudición superior que pueda tener otro (como Borges), atribuyéndole “genialidad” antes que reconocer su cortedad para comprender la pícara estrategia del autor. Así fue como entró en la “trampa a la soberbia” un grupo de gente de la más alta alcurnia socio cultural… y la respectiva porción de rebaño fue detrás.

Para finalizar respecto a la frase wildeana, hay un posteo de Pepe que evidencia a varios “inventos” que bien podrían ser ejemplo de dicha frase. Se titula

¡No puedo creer que lo hayan inventado! (es link, clickea para verlo)



Abordo ahora a la pregunta que hacés como asociada de
¿Entonces no solemos apreciar nada que realmente valga en la vida?

"Todo” y “nada” son palabras demasiado extremas. Porque siempre hay excepciones y diversidad de grado de acercamiento a los extremos que fueren.

Hay cosas que realmente “valen” en la vida (como la vida misma), y sólo se la suele apreciar de modo subjetivo cuando hay peligro para la propia, pero no suele pensarse que TODA VIDA “vale”, hasta la de los animales que se faenan y comercian para alimento masivo. Pero a las “otras” formas de vida, incluso de prójimos, como “NO ME DUELE” (en el egoísmo de mis afectos) ¿Qué importa, si no por simple convención social de que “me puede pasar a mí o a quienes me importan” desde el egoísmo?

Los seres humanos nacemos con un egoísmo natural al cual los griegos bien ejemplificaron (y alegorizaron) como la parte animal que todos tenemos y que es INSEPARABLE de nosotros en vida, como la cabeza del minotauro, la parte de abajo y cuernos de los faunos o sátiros, y la parte humana del caballo de los centauros.

El problema es que vivimos tentados por nuestra parte animal a dejarnos dominar al punto de convertirnos en egoístas despiadados y atroces como minotauros. Problema que la mentalidad y costumbres sociales, reforzadas por una industrialización y tecnología que son pésimamente promocionadas a incentivar la comodidad y despotismo del ego de cada individuo… nos lleva a caer en lo que tan burdamente (a pesar de una idea excelente) se plasmó en la película “Idiocracia”: De preferir darnos gusto tras gusto y considerarnos “inteligentes” porque “sabemos” cómo “tomar decisiones” (cada vez más superficiales y subjetivas) cuando sólo nos estamos limitando cada vez más a elegir entre “lo que hay”. En otras palabras: A descerebrarnos por flaccidez que llega a ATROFIA del “conjunto muscular” que es el cerebro.

Así, aprendemos a considerar que aquello que realmente “vale”, es lo que sólo nos proporciona placer egoísta o ventajas obvias sobre otros desde lo cómodo o fácil. Porque ES INCÓMODO ejercitar tanto al cuerpo físico, como al cerebro ¡y aún más a las virtudes que se relacionan con la parte espiritual! que, desde el incentivo egoísta, nos empeñamos en negar (o buscar justificaciones) si no la tenemos “satisfecha” como al estómago.

En este punto, la INCOHERENCIA histórica de las religiones que han sido demasiado permisivas en algunas cuestiones, como intransigentes en otras, las ha llevado a ser incompletas e insatisfactorias por lo cual cayeron en el descrédito (por ineficaces e incongruentes en muchos aspectos).

Si sumamos a la infinidad de postulados filosóficos que surgieron después de Platón, proponiendo marañas basadas en artilugios semánticos (malabarismos conceptuales por limitaciones del idioma y posibilidades de interpretación de frases); resulta lógico que también la filosofía haya caído en el descrédito de ser considerada “sólo una ejercitación de manejos conceptuales absurdos e inconducentes”. Esto, porque a cada concepto válido, no faltó quién (a lo largo de estos milenios) le hallara una contra argumentación que PARECE válida y, por esto, “todo queda en palabrerío estéril”.

¿Qué nos queda entonces, sino refugiarnos en la mentalidad científica? Que, lamentablemente, por su parte ha caído en una doble desgracia: La de haberse inclinado por la mentalidad “Positivista” de sólo reconocer lo que se puede demostrar fehacientemente reproduciéndolo en laboratorios (lo cual es un más que evidente absurdo, el NEGAR LA EXISTENCIA de lo que no es demostrable por sus propios métodos. Pero surgió como mentalidad “enojada”, por oposición extrema a las postulaciones absolutistas e intransigentes de las religiones, especialmente de la católica o ”vaticana”).

Como también la postura científica “oficial” cayó en la trampa de dar prioridad a los postulados tecnológicos que tantos adelantos le proporcionaron, a cambio de implicar de modo solapado el reflexionar y analizar cada vez menos y peor, porque la mentalidad “tecnológica” implica economizar esfuerzos y recursos al máximo, para lograr mayor rendimiento/beneficio. La trampa está en que el “ahorro” pasó a ser cada vez más desmedido llegando a estúpido, por recortar cosas imprescindibles como los presupuestos, personal, etc. Hasta el extremo que hoy, la calidad de la enseñanza ha sido reducida a simple imposición de cosas tradicionales y muchas básicas, pero OMITIENDO a lo más importante de todo que es la educación del discernimiento reflexivo, como también de lo que alguna vez fueron las cosas más básicas en las que se apoyaba cualquier comunidad, que son los valores humanos, la ética en general, que comienza por el respeto que invita a la comprensión de aquello que no se entiende o es diferente.

Así, se da por supuesto que los padres saben cómo educar a sus hijos (falacia más que obvia, salvo raras excepciones); que quienes se postulan a cargos políticos tienen las condiciones para desempeñarse adecuadamente en tales funciones (otra paradoja humana: a quién se vota y por qué). Como también que “si las cosas son como son por algo será” incurriendo en el gravísimo error de considerar que “los que más saben” (o más entienden) de las profesiones implicadas para resolver “lo que esté mal” si “dejan” que “todo siga así” será porque estará bien o “no es tan grave”.

¿Todo por qué? Porque nuestra parte animal nos induce desde antes que tengamos conciencia biológica de nuestra individualidad y socialmente a que: Pensar es demasiado esfuerzo que no nos conducirá a soluciones, porque para eso están los especialistas y toda la estructura social que SUPUESTAMENTE es “perfecta”.

¿O no vivimos en “democracia”?



Bueno, al menos, es mi punto de vista y ¿quién sabe? A lo mejor el equivocado sea yo.

(Perdón si me extendí demasiado).


(*) Nota: Un BUEN escritor debe saber manejar al propio idioma de tal modo que NO NECESITE caer en la utilización de expresiones en idiomas diferentes SIN ACLARAR al menos su significado o dejarlo claramente explícito en el contexto. Este detalle, por sí solo, evidencia el propósito de "encriptar" lo que escribía MARGINANDO a toda persona que no estuviera a "su altura" en ERUDICIÓN.
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La única excusa para inventar una cosa inútil es admirarla intensamente

Mensaje  Invitado el Dom Ago 24, 2008 1:03 pm

Los seres humanos nacemos con un egoísmo natural al cual los griegos bien ejemplificaron (y alegorizaron) como la parte animal
que todos tenemos y que es INSEPARABLE de nosotros en vida, como la
cabeza del minotauro, la parte de abajo y cuernos de los faunos o
sátiros, y la parte humana del caballo de los centauros.


El
problema es que vivimos tentados por nuestra parte animal a dejarnos
dominar al punto de convertirnos en egoístas despiadados y atroces como
minotauros. Problema que la mentalidad y costumbres sociales,
reforzadas por una industrialización y tecnología que son pésimamente
promocionadas a incentivar la comodidad y despotismo del ego de cada
individuo… nos lleva a caer en lo que tan burdamente (a pesar de una
idea excelente) se plasmó en la película “Idiocracia”: De preferir
darnos gusto tras gusto y considerarnos “inteligentes” porque “sabemos”
cómo “tomar decisiones” (cada vez más superficiales y subjetivas)
cuando sólo nos estamos limitando cada vez más a elegir entre “lo que
hay”. En otras palabras: A descerebrarnos por flaccidez que llega a
ATROFIA del “conjunto muscular” que es el cerebro.

Eso es precisamente, el eje central de Dorian Gray. La frase que coloqué corresponde al prefacio de tan polémico libro.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La única excusa para inventar una cosa inútil es admirarla intensamente

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.