Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

» ¿Qué y cuánto sabes de amor? ¿Te animas a probar? (Cuestionario abreviado)
por Sawedal Miér Mayo 29, 2013 3:22 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

Estilos de narrativas y claves de tramas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Estilos de narrativas y claves de tramas

Mensaje  Sawedal el Miér Mar 05, 2008 5:07 am

El relato directo, en lenguaje llano, común, cotidiano. Que es donde atrapa el argumento por las incógnitas creadas, dando a entender que en los párrafos siguientes se saciará la duda, pero surge una nueva antes, o un nuevo obstáculo a resolver previamente a obtener la respuesta. Caso de las típicas novelas de suspenso, como de muchos escritores tradicionales norteamericanos e ingleses.

El relato como el anterior, pero es metáfora constante o parábola, caso de cuentos como “El principito”. Raros de hallar, porque pocos escritores son capaces de dominar las alegorías y metáforas al punto de sostener a toda una trama de modo coherente y armónico. Por eso otros menosprecian la calidad de esta clase de obras, denominándolas “infantiles”, que son rechazadas por casi toda editorial y, en apariencia, hasta por el público lector ávido de novedades.

El relato directo que ahonda en lo descriptivo de aquellas cosas que incitan a las emociones directas del lector por asociación. Por ejemplo las novelas de aventura, acción o románticas. La trama pasa a segundo plano, porque es la excusa para evocar emociones. Típico de lo comercial y la mayoría de los escritores sudamericanos.

El relato poético. Se diferencia del anterior por lo pulido de las expresiones y comparaciones que se realizan de modo puntual en circunstancias de sosiego, reflexivas o de intensidad emotiva en la cual, lo poético, intensifica o disminuye a propósito a las emociones del lector. Es el favorito de los jurados en concursos literarios.

El ingenioso recargado. Busca desconcertar con ocurrencias creativas de todo tipo y demostraciones de manejo del idioma, las parábolas y sorprender al lector habituado a leer mucho. Caso típico de los libros de Borges.

Dentro de los géneros descritos, hay varios subgéneros. La mayoría de las obras que pasan a ser consideradas clásicos durante décadas, son aquellas que han alternado parcialmente un poco de los diferentes géneros dosificados con prudencia dentro de la línea general predominante, según las escenas y el ánimo que se desea imponer al lector.


Claves en argumentos

El verdadero arte de escribir, pasa por varios logros simultáneos:

a) Atrapar la atención del lector por lo que se propone en las primeras líneas de texto, hasta el segundo punto y aparte. Si es durante el primero, mejor. Lo óptimo es no excederse de las 20 a 30 palabras para haber despertado curiosidad.

b) Lo cual normalmente se logra describiendo una situación que incite a la curiosidad de quien lee para saber en qué desembocará la escena, o porqué surgió la misma. Según la clase de lectores a los que se dirige, será la clase de argucias a utilizar y tipo de argumento y situaciones. (Infantil, adolescente, masculino, femenino, familiar, etc).

c) La clase de lenguaje y expresiones que se utilizarán son fundamentales para dar veracidad, credibilidad a lo que se está relatando. Los personajes tienen que ser coherentes en su personalidad y forma de ser, respecto de personas de la vida real, para que los lectores puedan ir identificándolos por asociación con otras personas que conocieron en algún momento de sus vidas (Que es lo que lleva a tanta gente a pensar que los autores se describen a sí mismos y/o escenas de sus vidas en lo que escriben).

d) Un buen argumento, sostiene la atención en mantener la curiosidad de lo que está por resolverse “ya” en los párrafos siguientes, pero que antes de resolverlo, aparece un nuevo interrogante igual o mayor que el que se resolverá, o un obstáculo/impedimento para lograrlo. Saber plantear nuevas y efectivas incógnitas a medida que se van resolviendo o agotando las anteriores, es todo un arte. Lo lógico es sorprender al lector con detalles que no podía suponer que surgirían como obstáculo.

Aquí hay que tener en cuenta que es como un juego de detectives que intentan adelantarse de modo constante respecto de cómo el autor irá resolviendo situaciones. Si los lectores logran ir adivinando, inmediatamente considerarán pésima a la obra, por más buena idea que sea.

e) Mientras se juega con la expectativa de la trama en sí, hay que tener en cuenta que los lectores necesitan ciertas pausas en la tensión, interrumpir la lectura circunstancialmente, tanto porque no disponen de mucho tiempo para la lectura, porque tienen necesidades fisiológicas (desde ir al baño, como alimentarse o realizar una tarea doméstica, etc) como también para permitirles imaginar y empalmar a los detalles de lo que leyeron con lo que prefieren suponer que sucederá. Y es por esto que se alternan estilos con pinceladas de emociones suaves, románticas o cortes de una situación para retomar otra línea argumental (otro personaje) que había quedado como abandonado o suspendido.

Detalle clave: La atención necesita pausas cada cierto tiempo, no más allá de cada 20 ó 30 minutos de lectura corrida a velocidad del habla normal. Pausas que si no se hacen con un corte argumental directo, se las disimula con lectura liviana que lo obligue a distenderse y fantasear un poco por la situación misma que están leyendo. Sea que el personaje realiza detalles obviamente intrascendentes, pero agradables al lector, como un romance, descansar fantaseando, recordando, etc. Que es donde se recurre a lo poético e imaginativo.

f) Al irse develando las diferentes partes de la trama, como en un rompecabezas en el cual el autor entrega piezas y el lector las va ubicando en los lugares que aparentemente van, es que se llega hasta el final que debe sorprender, por más que obligadamente sea el “esperado” y “feliz”.

g) Muchos escritores mediocres, buscan hasta el final trágico para sorprender. Pero el final trágico o “infeliz” por ser el más común de la vida cotidiana, es lo que los lectores más detestan produciendo un resultado negativo en ellos. La clave pasa por el camino que desembocará en el final esperado. El tomar desvíos frecuentes de lo que se espera, para regresar al clásico trillado, pero sólo por momentos, para desconcertar al lector y volver a ir hacia otro atajo que, mediante curvas argumentales, regresará otra vez a ”lo clásico”. Si el último tramo de todos, está bien logrado hacer creer que NO desembocará en el resultado obvio, y tiene detalles ingeniosos y simpáticos, o tiernos, que aparecen a último momento para lograr el final obvio, el final habrá quedado perfecto.


Última edición por Sawedal el Vie Oct 01, 2010 10:28 pm, editado 1 vez
avatar
Sawedal
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Estilos de narrativas y claves de tramas

Mensaje  Mikyluz el Vie Oct 01, 2010 8:20 pm

Hola Sawedal
Veo que se publicó hace mucho este post, pero me parece una excelente síntesis y muy orientadora para una novata como yo.
Comencé a escribir hace muchos años, pero al final no terminan de convencerme o por algo "no me cierran" y vuelvo a retomarlas, quizá es porque escribo por tramos a falta de tiempo y no logro continuidad.
Me gustan los cuentos muy descriptivos e inocentones y ahora por primera vez, intento escribir una novela (hace un buen tiempo ya) y la tengo medio abandonada porque no me convence la estructura que armé, además derroché mucho palabrerío en vez de hacerla más simple. Tengo armada la trama en la cabeza y me parece muy interesante, pero al bajarla doy muchas vueltas y termino complicando o arruinando el capítulo...
Leí ultimamente "las viudas de los Jueves" y "Tuya". Las leí muy rápido, me gustó mucho más la segunda... Me hizo recordar a "Boquitas pintadas" y la releí de nuevo, no se porqué ya no me gustó tanto como antes, pero muy original en el relato (las cartas y notas periodísticas).
Cualquier otro dato que pueda agregar para novatos será muy bien recibido.
Muchas gracias!! estrella
avatar
Mikyluz
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Cómo estructurar e ir escribiendo a una novela

Mensaje  Sawedal el Vie Oct 01, 2010 10:21 pm

Gracias a vos, Mikyluz, que con tu participación colaborás a que tenga vida este sitio y se enriquezca con más temas o expandan en detalles los argumentos.

Te comento que a mí tampoco me resulta fácil escribir. Hasta eso de los 20 años de edad o poco más, llegué a tener como 10 novelas inconclusas, con más de 70 hojas escritas de puño y letra cada una. A esa edad, en la que me centré en ser “impecable” en estilo, forma, sintaxis, etc. es que me comenzó a costar horrores mantener el ritmo y nivel en los relatos. Por cuidar al estilo y convenciones, perdía la concentración y gracia; o las ideas.

Pasé mucho tiempo escribiendo poco o nada y dejándolo casi siempre inconcluso o falto de pulido, porque para peor perdí todos mis manuscritos y obras durante el matrimonio; lo cual me descorazonó terriblemente sobre el sentido que tenía escribir, si podía “perderlo todo” en cualquier momento, sorpresivamente.

Si bien tenía mucha práctica en redacción de noticias, de cuando ejercía el periodismo (que llegué a ser jefe de redacción de un pequeño diario) no lograba conciliar ideas de tanto que me confundían los diferentes estilos.

Por eso sólo me limitaba a escritos breves, sean cuentos, fábulas, monólogos y obras de teatro breve.

Las obras de teatro fueron las que me ayudaron a darme cuenta de en qué fallaba: Me faltaba tener una estructura base inicial; el esqueleto de qué contendría el relato en general, al estilo de las escenas teatrales u óperas.

Fíjate que toda historia clásica, bien contada (salvo excepciones); suele estructurarse así:

1.- Introducción. Poner al lector espectador en el contexto de lo que se relata.

2.- Ambientación y planteo. Hay un objetivo a lograr o superar, que luego puede ir complicándose con más detalles o surgir nuevos que se ignoraba que estaban concatenados.

3.- Desarrollo. El relato “puro” de cómo van aconteciendo las cosas, generalmente relatadas desde lo que sabe o conoce uno de los personajes en particular. Que aquí es donde muchos escritores mal utilizan la trampa de “sorprender” con detalles que el personaje sí, sabía, pero parecía ignorarlos; o recursos disponibles pero ignorados por el lector.

4.- Final. A veces separado y acortado con un epílogo, que es resumen de lo posterior a donde se decidió concluir, pero para no dejar con intrigas sobre cosas secundarias que quedan pendientes.

A veces, se altera este orden clásico, comenzando por introducir con detalles del desarrollo para retomar por “recuerdos” que permitan la verdadera introducción, continuando con la ambientación entremezclada con el desarrollo. (Que puede confundir o resultar poco claro al lector o espectador si no se es suficientemente hábil en dar los datos realmente necesarios, pero no tantos como para que no queden recursos con los cuales sorprender después en detalles que no eran importantes en su momento, pero resultaron claves más tarde, así sean conocimientos o habilidades del personaje omitidas antes.

Por esto: Lo que te sugiero es que, similar a construir un cuerpo, que se comienza por los huesos, revistiéndolos de músculos y sistema sanguíneo y nervioso, luego los órganos, para finalizar por la piel. Haz similar con lo que escribas largo.

a) Escribir primero una síntesis o resumen de “qué quieres que pase” a lo largo de toda la historia.

b) Al tenerlo claro, pasa al segundo paso del “cómo” se darán las situaciones o concatenarán algunas o muchas de las circunstancias, para que no sean muy obvias.

c) Revises cual ajedrecista qué características deben tener los personajes en cuestión para resultar coherentes en lo que hacen y saben.

d) También si las circunstancias y ambientes resultan creíbles; ya que no cualquiera puede ir a la cochera y armar una bomba o tener todas las herramientas y elementos para construir un satélite; o libros en la biblioteca para saber cómo construir algo que necesita. (mucho menos si transcurre en un pasado en el que no había tales tecnologías).

e) A todo eso ve separándolo por “escenas” o pedazos de tramas, que no tienen por qué ser capítulos propiamente dichos. (Anotadas como sinopsis de qué en cada escena).

f) Luego sí, proponte avanzar con una escena completa por vez (o terminarla si la has tenido que dejar inconclusa). Porque cada escena es como un cuento corto, dentro de una idea general que ya tienes clara.

g) Si te cuesta mucho retomar una escena inconclusa REVISA releyendo desde varias hojas atrás, o desde el principio, para REVIVIR en tus propias emociones al relato mismo.

h) Recuerda que las mejores historias, suelen ser las que quisiéramos vivenciar nosotros mismos, asi sea que nos la cuenten o veamos.

i) Siempre ten presente que el lector o espectador se identifica con el personaje principal o su acompañante constante. Por lo cual es importantísimo que “se entere” de las cosas al mismo tiempo que el personaje en cuestión; ni antes ni después.

De este modo, tomándolo como “pasatiempo” e ir escribiendo de a una escena, ya no importa tanto la extensión de cada una. Importa que te concentres plenamente en “vivir” a esa situación específica. Cuando te quieras acordar, después de aproximadamente un año (a veces antes, pero no menos de seis meses y puede requerirte hasta más de dos años, según frecuencia y tiempo dedicado); podrás tener una novela completa y atrapante.

Al menos, es lo que a mí me ha dado resultado, aunque cada escritor suele tener su propia metodología. Eso sí: Nunca logré una novela “bien” en menos de un año.

Como último consejo de este mensaje: PRACTICA aún sin ganas, para mantener la costumbre o hábito de escribir. No importa si después de varias escenas, decides rehacer a alguna o varias de las anteriores. La práctica constante ayuda MUCHO a que el inconsciente esté “disciplinado” y mejor predispuesto a escribir en los momentos o circunstancias en que le has habituado a hacerlo. Tanto el ánimo como las palabras y descripciones, “salen” más fácilmente.



La otra forma de escribir, es simplemente fantasear qué es lo que TE irá ocurriendo como personaje de la historia e ir "inventando" los sucesos a medida que escribes y según ánimo (también de a escenas o situaciones). El gran problema de este estilo o método, es que nunca se sabe en qué desembocará realmente, pudiendo perderte en ramificaciones de las cuales, luego, no sabes cómo regresar de modo creíble. A veces lo he hecho a eso y siempre termino con finales completamente diferentes a los que tenia intención inicial. Porque inesperadamente me resulta necesario incorporar a nuevos personajes y quedan fuera de la trama otros. No necesariamente porque mueran, pero sí porque les pasó algo "insólito" que dé sabor a la escena o porque necesitan de alguien cuyos conocimientos o elementos/equipo no estaban previstos en la historia.

_________________

Hola Invitado te doy la bienvenida y de paso te sugiero que te sumes a participar.
Si tienes dudas de cómo colocar mensajes o comentarios haz click aquí
avatar
Sawedal
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Estilos de narrativas y claves de tramas

Mensaje  Mikyluz el Sáb Oct 02, 2010 12:46 am

Me siento menos peor! acostado de risa
Es que no quise confesar que tengo varios escritos inconclusos!! Y aún conservo 2 ó 3 escritos a mano... Que los mezquino tanto.
Voy a replantear el que más me interesa y luego intentaré "pulirlo" a ver que pasa!
Los Tips están espectaculares y me entusiasmó el de la síntesis, porque así no me voy a perder mucho de mis lineamientos principales.
Al leer "los tips" me dí cuenta que en esta larga pausa en mi escritura (más de un año) había cambiado mi estilo, ya que la novela la tengo "aparentemente" armada mentalmente, pero cuando encuentro obstáculos, comienzo a fantasear y divago demasiado, entonces toma otro rumbo y eso es lo que no me convence. Ese método me gusta para cuentos cortos.

gracias Sawedal admirac
avatar
Mikyluz
Flama
Flama


Volver arriba Ir abajo

Re: Estilos de narrativas y claves de tramas

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.