Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Instrucciones a mis hijos (por: Magdalena Sánchez Blesa)
por Gwendoline Welden Dom Ene 14, 2018 5:11 pm

» Comentarios sobre libro "Conócete a ti mismo" de Sawedal
por videlalu Lun Sep 05, 2016 9:41 am

» ¿Qué podemos hacer ante el terrorismo y sus consecuencias?
por Gwendoline Welden Lun Nov 16, 2015 2:23 pm

» Buen viaje, Don Sapo
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:57 pm

» Pregunta abierta. (Sólo para despiertos)
por Kawabatake_Sanyuro Miér Sep 23, 2015 12:41 pm

» ¿Es tu primer visita a este sitio? Información útil para ti
por Gwendoline Welden Lun Jul 13, 2015 4:18 am

» Eutanasia Cacotanasia Ortotanasia y Distanasia
por Don Sapo Dom Mayo 03, 2015 10:45 pm

» El caballero verde -versión abreviada-
por Sawedal Vie Feb 27, 2015 3:12 pm

» ¿Has leído el libro "El Principito" de Saint Exupery?
por Don Sapo Sáb Oct 25, 2014 2:47 pm

» Breve monólogo reflexivo sobre el idioma de la ingle
por Sawedal Miér Oct 22, 2014 6:57 pm

» Película Man from earth (2007)
por Lighthunter Miér Mar 19, 2014 12:19 pm

» Dos sílabas (adivinanza)
por littlelulupis Dom Mar 09, 2014 2:25 am

» Pelicula La bicicleta verde Wadjda (2012)
por Don Sapo Vie Ene 31, 2014 6:41 pm

» La necesidad instintiva de los jóvenes de llamar la atención y destacar
por Don Sapo Miér Ene 29, 2014 3:18 pm

» Película "Final Cut: Hölgyeim és uraim" (2012)
por Don Sapo Sáb Ene 25, 2014 5:10 pm

» Sobre el uso de peyote o sustancias para elevación o práctica espiritual
por Don Sapo Jue Ene 16, 2014 2:23 pm

» 2013 el año más revolucionario y escandaloso de las últimas décadas
por Lighthunter Jue Ene 02, 2014 6:56 pm

» No temas equivocarte sino a ser imprudente y no aprender de tus errores
por Don Sapo Lun Dic 02, 2013 3:09 pm

» ¿Qué haría el rey Arturo como normas de caballería para la época actual?
por Don Sapo Jue Nov 28, 2013 3:16 pm

» ¿Cómo verificar la calidad de un microondas?
por lilylara Miér Jul 10, 2013 4:38 am

» Desde el desaliento
por Lighthunter Vie Jul 05, 2013 7:05 pm

» Lo que implica el caso de marginar a Evo Morales por Snowden
por Don Sapo Jue Jul 04, 2013 5:12 pm

» La transformación de las ideologías políticas
por jasmine12 Miér Jul 03, 2013 6:41 am

» ¿Qué es una verdad? .. ¿Acaso mi necesidad de construir en paralelo?
por Luis Rojas Vie Mayo 31, 2013 5:16 am

» Palabras para analizar y reflexionar en sus significados y connotaciones
por Yomemiconmigo Miér Mayo 29, 2013 8:07 pm

Para mensajes breves
VISITANTES
Hora Actual
RelojesWeb para Pisos!
Recomiéndanos con tus amistades
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Seguidores
Agregar a Favoritos
Agregar a favoritos
¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 429 el Miér Ago 17, 2011 12:30 am.

El portero del prostíbulo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El portero del prostíbulo

Mensaje  Gwendoline Welden el Vie Mar 07, 2008 4:04 pm

Esta historia la conozco gracias al escritor Jorge Bucay. No se si el relato será suyo, pero es una de mis fábulas favorita. Demuestra que somos lo que somos gracias a nuestras capacidades y si hubieramos llegado a disponer de otras cualidades en el pasado, nuestras vidas (tanto laboral como socialmente) hubieran sido muy diferentes.


EL PORTERO DEL PROSTIBULO

No había en el pueblo un oficio peor conceptuado y peor pago que el de portero del prostíbulo.
Pero ¿qué otra cosa podría hacer aquel hombre?

De hecho, nunca había aprendido a leer ni a escribir, no tenía ningunaotra actividad ni oficio. En realidad, era su puesto porque sus padres había sido portero de ese prostíbulo y también antes, el padre de su padre. Durante décadas, el prostíbulo se pasaba de padres a hijos y la portería se pasaba de padres a hijos. Un día, el viejo propietario murió y se hizo cargo del prostíbulo un joven con inquietudes, creativo y emprendedor. El joven decidió modernizar el negocio.

Modificó las habitaciones y después citó al personal para darle nuevas instrucciones. Al portero, le dijo: A partir de hoy usted, además de estar en la puerta, me va a preparar una planilla semanal. Allí anotará usted la cantidad de parejas que entran día por día. A una de cada cinco, le preguntará cómo fueron atendidas y qué corregirían del lugar. Y una vez por semana, me presentará esa planilla con los comentarios que usted crea convenientes. El hombre tembló, nunca le había faltado disposición al trabajo pero...

-Me encantaría satisfacerlo, señor - balbuceó - pero yo... yo no sé leer ni escribir.

-¡Ah! ¡Cuánto lo siento!- Dijo el propietario - Pero como usted comprenderá, yo no puedo pagar a otra persona para que haga esto y tampoco puedo esperar hasta que usted aprenda a escribir, por lo tanto...-

-Pero señor, usted no me puede despedir, yo trabajé en esto toda mi vida, también mi padre y mi abuelo...- No lo dejó terminar:

-Mire, yo comprendo, pero no puedo hacer nada por usted. Lógicamente le vamos a dar una indemnización, esto es, una cantidad de dinero para que tenga hasta que encuentre otra cosa. Así que, lo siento. Que tenga suerte- Y sin más, se dio vuelta y se fue.

El hombre sintió que el mundo se derrumbaba. Nunca había pensado que podría llegar a encontrarse en esa situación. Llegó a sí casa, por primera vez desocupado. ¿Qué hacer? Recordó que a veces en el prostíbulo, cuando se rompía una cama o se arruinaba una pata de un ropero, él, con un martillo y clavos se las ingeniaba para hacer un arreglo sencillo y provisorio. Pensó que esta podría ser una ocupación transitoria hasta que alguien le ofreciera un empleo. Buscó por toda la casa las herramientas que necesitaba, sólo tenía unos clavos oxidados y una tenaza mellada. Tenía que comprar una caja de herramientas completa. Para eso usaría una parte del dinero recibido. En la esquina de su casa se enteró de que en su pueblo no había una ferretería, y que debía viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano a realizar la compra. ¿Qué más da? Pensó, y emprendió la marcha.
A su regreso, traía una hermosa y completa caja de herramientas. No había terminado de quitarse las botas cuando llamaron a la puerta de su casa. Era su vecino.

-Vengo a preguntarle si no tiene un martillo para prestarme- Mire, sí, lo acabo de comprar pero lo necesito para trabajar... como me quedé sin empleo- Contestó el hombre

-Bueno, pero yo se lo devolvería mañana bien temprano- Insistió el vecino.

-Está bien-

A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino tocó la puerta.

-Mire, yo todavía necesito el martillo. ¿Por qué no me lo vende?-

-Pero amigo, yo lo necesito para trabajar y además, la ferretería está a dos días de mula-

-Hagamos un trato - dijo el vecino- Yo le pagaré a usted los dos días de ida y los dos de vuelta, más el
precio del martillo, total usted está sin trabajar. ¿Qué le parece?-
Realmente, esto le daba un trabajo por cuatro días. Aceptó. Volvió a montar su mula. Al regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su casa. Hola, vecino.

-¿Usted fue el que le vendió un martillo a nuestro amigo?- Preguntó-

-Si, yo fuí-

-Pues verá, yo necesito unas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus cuatros días de viaje, y una pequeña ganancia por cada herramienta. Usted sabe, no todos podemos disponer de cuatro días para nuestras compras-

El exportero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel. Le pagó y se fue.

"No todos disponemos de cuatro días para compras", recordaba. Si esto era cierto, mucha gente podría necesitar que él viajara a traer herramientas. En el siguiente viaje decidió que arriesgaría un poco del dinero de la indemnización, trayendo más herramientas que las que había vendido. De paso, podría ahorrar algún tiempo de viajes. La voz empezó a correrse por el barrio y muchos quisieron evitarse el viaje. Una vez por semana, el ahora corredor de herramientas viajaba y compraba lo que necesitaban sus clientes.

Pronto entendió que si pudiera encontrar un lugar donde almacenar las herramientas, podría ahorrar más viajes y ganar más dinero. Alquiló un galpón. Luego le hizo una entrada más cómoda y algunas semanas después con una vidriera, el galpón se transformó en la primer ferretería del pueblo. Todos estaban contentos y compraban en su negocio. Ya no viajaba, de la ferretería del pueblo vecino le enviaban sus pedidos. Él era un buen cliente. Con el tiempo, todos los compradores de pueblos pequeños más lejanos preferían comprar en su ferretería y ganar dos días de marcha.

Un día se le ocurrió que su amigo, el tornero, podría fabricar para él las cabezas de los martillos. Y luego, ¿por qué no? Las tenazas... y las pinzas... y los cinceles. Y luego fueron los clavos y los tornillos..... Para no hacer muy largo el cuento, sucedió que en diez años aquel hombre se transformó con honestidad y trabajo en un millonario fabricante de herramientas. El empresario más poderoso de la región. Tan poderosoera, que un año para la fecha de comienzo de las clases, decidió donar a su pueblo una escuela. Allí se enseñaría además de lectoescritura, las artes y loas oficios más prácticos de la época. El intendente y el alcalde organizaron una gran fiesta de inauguración de la escuela y una importante cena de agasajo para su fundador. A los postres, el alcalde le entregó las llaves de la ciudad y el intendente lo abrazó y le dijo:

-Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos nos conceda el honor de poner su firma en la primer hoja del libro de actas de la nueva escuela-

-El honor sería para mí - dijo el hombre -. Creo que nada me gustaría más que firmar allí, pero yo no sé leer ni escribir. Yo soy analfabeto.

-¿Usted? - dijo el intendente, que no alcanzaba a creerlo - ¿Usted no sabe leer ni escribir? ¿Usted construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir? Estoy asombrado. Me pregunto, ¿qué hubiera hecho si hubiera sabido leer y escribir?

-Yo se lo puedo contestar - respondió el hombre con calma -. Si yo hubiera sabido leer y escribir... sería portero del prostíbulo!
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El portero del prostíbulo

Mensaje  Don Sapo el Sáb Mar 08, 2008 4:08 am

¡Qué lindo cuento! ¡Y cómo me dejó pensando... en otras cuestiones!

Sé que has aportado al presente consierándolo muy positivo para hacernos reflexionar sobre cuestiones de la vida que, con frecuencia, son asombrosas. Esta historia evidentemente inventada, en principio es una buena forma de explicarlo. Al menos, en APARIENCIA.

Pero como la gente acostumbra a olvidar que las excepciones son eso: EXCEPCIONES y no la regla, es que deseo hacer algunas salvedades EN OTRAS CUESTIONES que surgen de la lectura de cuentos de este estilo y que normalmente suelen pasar desapercibidas de modo consciente, pero de las cuales NUESTRO INCONSCIENTE TOMA NOTA.

Fíjate ¡qué cosa! Que yo podría interpretarlo como ¿por qué habré sido buen estudiante? Que hoy no puedo conseguir un ingreso estable ni acorde a mi cultura.

Pero, hilando más fino, me puse a hacer memoria de si habrá existido alguna persona realmente ignorante como el mencionado portero que haya podido, no sólo hacer dinero, sino también grandes empresas.

Y NO. No las hubo, no las hay... ¡ni creo que las haya en el futuro! Sí, hubo "artistas" (actores y/o cantantes) que siendo ignorantes y rutinarios, por su carisma, lograron hacer fortunas con RUTINAS carismáticas. Pero, para empresas, es necesario ser EMPRENDEDOR, poder manejar varios temas paralelamente sin enredarse y, las carcterísticas descritas en el portero... no son las de un verdadero "emprendedor" con criterio suficiente para lograr una gran empresa.

Fíjate que la primera gran contradicción es: ¿Cómo es posible que en un pueblo tan pequeño que no tiene escuela y se deba hacer un trayecto de dos días a lomo de mula, haya tanta actividad económica que le permitan construirse una ferretería y, encima, después le vengan a comprar poductos de otras poblaciones?.
Cuando se decidió a fabricar herramientas de modo industrial, a la materia prima (muy pesada, porque es acero) ¿la traían caravanas de mulas que transitaban dos días? ¿de dónde conseguía tanta gente para guiar mulas? (hay que tener en cuenta que, si se empacan ¡SON "TERCAS como mulas"!)
Y a la mercadería producida que él (más bien su fábrica) debía DISTRIBUIR por las demás localidades ¿también lo hacían "a lomo de mula" y PODÍA TENER PRECIOS COMPETITIVOS?

Uhmmm... Esto pasa con demasiada frecuencia cuando intelectuales con mucha lectura y charlas variadas, se meten a enseñar... hasta de lo que no saben.

Y así, entonces no me cabe otra opción que reconocer que este cuento tiene más de una interpretación y, al menos una, muy negativa. ¿Sabes cuál? Que los que no se preocuparon nunca por mejorar, llevando vidas rutinariamente estúpidas, tienen tantas o mejores posibilidades que las otras. Entonces surge la pregunta (planteo que surge desde el inconsciente propio) ¿De qué sirve preocuparse por aprender y estudiar, si los que saben leer y escribir fueron INCAPACES de detectar negocios obvios y tienen menos posibilidades que un absoluto ignorante?.

Y las cosas no funcionan así. Si bien la educación no es garantía de progreso, al menos es la BASE para poder continuar progresando y PODER DARSE CUENTA de cosas que los ignorantes, por más inteligentes que sean, no podrán hacerlo sin pagar el altísimo precio de ser estafados por los pícaros que siempre abundaron en la historia.

En conclusión: Jorge Bucay es muy hábil con la palabra, e ingenioso, pero sus enseñanzas con frecuencia incurren en ejemplos tan subjetivos que, a simple vista (más bien al oírlos, que se retiene y analiza menos), pueden parecer muy apropiados, pero suelen tener falencias argumentales serias, que permiten interpretarlos de modo erróneo o contraproducente. Tal es el caso de la pregunta que surge desde el inconsciente respecto a ¿De qué sirve estudiar?.

Como dije: Un intelectual que, de la vida propiamente dicha, tiene mucha TEORÍA RECOPILADA de fuentes tan diversas que no sabe con exactitud cuáles ni cuántas son correctas de aquello que enseña. (Mal muy común en esta época, no sólo de este "docente" en particular (no sé si tiene siquiera algún título profesional).

Lo más preocupante de esto, no es que haya autores poco serios o irreponsables respecto de verificar antes a lo que enseñan o escriben, si no de la gente que NO ANALIZA NI CORROBORA cuán acertada o equivocada pueda estar una enseñanza de la clase que sea.

Gracias a esta mala costumbre, casi característica humana, es que algunas religiones manipulan a sus fieles y hasta declaran guerras porque son "la única verdad" o la "verdad indiscutible". (Y no sólo algunas religiones, también políticos, científicos, etc. ¡La lista es larga!).

Gracias por darme pie a estas reflexiones escritas.
avatar
Don Sapo
Admin
Admin


http://centaurea.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: El portero del prostíbulo

Mensaje  Gwendoline Welden el Sáb Mar 08, 2008 9:51 am

¡¡Hola quinta pata al gato!! ¿Qué tal? :Smile:

Puede que tus interpretaciones sean ciertas, pero yo nunca entendí esta historia de ese modo (es lo que tienen las fábulas, que cada cual las comprende de diferente forma). Para mí esta historia es un PRESENTE DE ESPERANZA para todas aquellas personas que tienen limitaciones en su vida, ya sea: Analfabetismo, discapacidad o cualquier tipo de carencia física o psíquica que no han podido (no por no querer, si no por no poder) desarrollar en su vida.

El protagonista de la historía había heredado el oficio de sus antepasados, nunca nadie le enseñó a leer ni escribir y posiblemente sus padres tampoco sabrían. Seguramente no pudo ir a la escuela porque tuvo que ayudar a sustentar a su familia desde pequeño. ¿No ocurre esto todavía en las sociedades de hoy en día?
Las limitaciones que tenía aquel hombre y el trabajo que había heredado también puede interpretarse como una enfermedad que pasa de padres a hijos. "Pierde su oficio a causa de sus limitaciones y su torpeza".

Cuando le ocurre esto se le cae el mundo encima ¿Qué hará ahora? ¿Qué otro trabajo podría encontrar si ni siquiera servía para ser portero de un prostíbulo?...
¿Recuerdas cómo consigue salir adelante? "Siéndole útil a los demás" Ayudando a las personas que lo necesitan (En la historia, esta ayuda parece pequeña, por que ¿quién no le ha hecho alguna vez un favor a un vecino? pero para mí, el significado es más profundo)

El hombre consigue triunfar y salir adelante con las limitaciones que le ha ofrecido la vida. Logró valerse por si mismo, aún sin ni siquiera saber leer ni escribir, que es algo tan básico hoy día como por ejemplo disponer de brazos y piernas. Esta fábula otorga esperanzas a todas aquellas personas, que ,como este hombre, PADECE importantes barreras o impedimentos. Hace ver que "TODO ES POSIBLE" y que si no hubieramos llegado a ser como somos nunca seríamos como ahora somos (jejej, espero que entiendas la frase)
También tiene otros tantos mensajes: "Cuando una puerta se cierra, otra se abre" "No te quejes de como eres ni de lo que no tienes"... etc

Por cierto, existen personas que sin haber podido acceder a una educación siendo niños por limitaciones económicas, guerras u otros asuntos han logrado crear grandes empresas y convertirse en millonarios o incluso multimillonarios. No recuerdo ahora los nombres, pero he escuchado varias noticias al respecto. Estas personas son las que donan el dinero a gente que se encuentra en las mismas circustancias (si encuentro el link te lo envío)


También me gustaría compartir este video, espero que te guste/os guste y lo comentes/comenteis: http://es.youtube.com/watch?v=0RiTJzcTFQE
(Me encanta la canción Muy Feliz)


*Para más información: http://www.ompvenezuela.com/nick.htm
avatar
Gwendoline Welden
Moderador
Moderador


http://voleodeideas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El portero del prostíbulo

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.